Ser tahitiano

 10395806_667480969997104_3084241951135625344_n

Me llaman tahitiano, pero lo rechazo. No soy tahitiano. Esta denominación tiene una vocación esencialmente demagógica, turística, snob y despectiva. “Tahitiano” es el pareo de tela fabricado en Lyon o en Japón; es el tiki marquesano al que llaman tahitiano, lo mismo que el tapa de Tonga, Uvea o Samoa vendido en Papeete bajo la etiqueta tahitiana, y que todo extranjero se muestra orgulloso de exhibir en su apartamento, en algún lugar de Europa, en un barrio anónimo de Francia, Alemania o donde sea, para demostrar a aquel que se lo quiera creer de que ha estado en Tahiti. Tahiti es un producto exótico creado por el mundo occidental para el consumo de sus ciudadanos. Analizándolo bien , que es lo que ha sido Tahiti si no la Puta del Pacífico, el puerto donde los marineros enfermos, gusanos y vagabundos sifilíticos, la basura de la civilización occidental, llegó para depositar sus semillas de estupidez y vicio, confiados como se mostraron en proteger su nación bajo su bandera con la cual se presentaron. Ayer el Buen Salvaje hoy, y antes que nada Tahiti es un culo hermoso, y si eres casto, hablaras de la hermosa sonrisa de la vahine desdentada. El Producto Tahiti, la cual la oficina de turismo vende al mundo, ¿No es un lugar de prostitución donde las mujeres son fáciles y no cuestan nada? No costamos nada, no tenemos precio, casi ni existimos. Hemos dejado casi de ser desde que venímos siendo objeto de otros.

Turo Raapoto
Ser tahitiano

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s