La mayor reserva marina del planeta será creada en aguas de las Islas Cook

Las Islas Cook  en el Pacífico Sur, han anunciado la creación de la mayor reserva marina del planeta, una inmensa extensión de océano equivalente al doble de la superficie terrestre de Francia. Henry Puna  Primer Ministro de este archipiélago polinesio, anunció en la noche del pasado martes y  con motivo de la apertura del Foro de las Islas del Pacífico (PIF)  que  con sus 1.065 millones de kilómetros cuadrados esta será la reserva marina más grande que un país  haya creado  hasta la fecha;  con el objetivo de  garantizar la conservación y la gestión de los océanos. La conservación del Océano Pacífico  de su fauna y flora, es la contribución  de las Islas Cook `no tan sólo al bienestar de nuestro pueblo, sino al de  toda la Humanidad´ – declaró  Puna.

El área protegida creada por las Islas Cook representa la mitad de las aguas territoriales del  archipiélago ricas en arrecifes coralinos y hábitat de miles de especies de peces y plantas marinas. El objetivo es promocionar el desarrollo sostenible proporcionando el equilibrio adecuado  entre el crecimiento económico (turismo, pesca y perforación en aguas profundas) y la preservación de la biodiversidad de los océanos. La reserva marina de las Islas Cook  incluirá un área sensible en la  que se prohibirá  todo tipo de  actividades pesqueras, del mismo modo   se crearán  áreas especiales dentro de las cuales se permitirá la actividad turística y  de pesca, siempre supervisadas  facilitando de esta manera la recuperación de las poblaciones de peces como el atún, ya diezmado por la explotación.

Henry Puna ha pedido a otras naciones insulares del Océano Pacífico, imitar a su país para ampliar  las aguas de la reserva  y proporcionar de esta manera una amplia zona de protección en el Pacífico Sur. Kiribati y Tokelau ya han establecido santuarios marinos que mantienen los mismos objetivos conservacionistas; al mismo tiempo  Nueva Caledonia en Melanesia, anuncio esta misma semana la creación  en los próximos dos o tres años, de un parque marino  que abarcará 1,4 millones de kilómetros cuadrados.

Tahiti Ora presenta la Leyenda de Marukoa en Francia

En el Heiva i Tahiti de hace dos años, el festival de danza más importantes y uno de los más antiguos celebrados en Tahiti y sus Islas, Tahiti Ora se hizo ganadora de seis galardones, entre ellos  los de mejor vestuario, orquesta y baile. Dirigida por Robinson Tumata, Tahiti Ora se presentará en Francia los meses de Enero y Febrero del próximo año, poniendo en escena La Leyenda de Marukoa; un viaje de descubrimiento hacia  la danza y la historia polinesias a través de las leyendas, tradiciones y realidades contemporáneas de estas islas del Pacífico Sur. El ritmo trepidante de los tambores, las coreografías espectaculares, el colorido del vestuario y los adornos corporales dan sentido real al significado de Ora  que en lengua tahitiana se traduce como `vida´  encontrando a  cada paso, en cada movimiento, en cada voz y en cada tono de percusión  el protagonismo indiscutible que se le otorga a la danza en Tahiti; como conductora de la identidad nacional, exaltación del ser ma’ohi y la misma  pasión por la vida. La leyenda de Marukoa  cuenta la historia de un pueblo de orgullosos guerreros que se desenvolvían con extremada habilidad tanto en el océano como en tierra firme; de bellísimas mujeres de largos cabellos ondulados de entre las cuales sólo una podía aplacar la ira de los dioses siendo sacrificada en razón de sus hermosos y verdes ojos.

Te Ara ki te Pito o te Whenua … Un largo viaje a Rapa Nui

Las canoas de la   expedición marítima Waka Tapu o Canoa Sagrada largaron  amarras el pasado viernes desde  el puerto de Waitemata en Auckland (Aotearoa Nueva Zelanda )y  con destino Rapa Nui; un viaje a través del Océano Pacífico de 19.000  kilómetros  guiándose tal como lo hicieron sus antepasados en siglos pasados,  por las estrellas, la luna, las corrientes marítimas y las aves. La tripulación está compuesta por diecisiete personas, entre ellas cinco mujeres,  con edades comprendidas  entre 18 y 62 años unos descendientes de distintas  iwi  o tribus  de  Aotearoa Nueva Zelanda y los otros  originarios de  las Islas del Pacífico. Las waka horua o canoas de doble casco māori esperan alcanzar Isla de Pascua en octubre de este año, haciendo escala en Raivavae y Mangareva en el archipiélago de las Australes. Las embarcaciones no disponen de cabina u otras comodidades aunque a bordo y para cumplir con los requisitos de seguridad marítima que exige Nueva Zelanda, están equipadas con equipos específicos de emergencia como balsas salvavidas y  radiobalizas. Las escalas previstas en las Australes, Tahiti y Rarotonga permitirán aprovisionarse de agua y  alimentos aunque la pesca a lo largo del viaje proveerá despensa.

Las tripulaciones estarán una semana en Rapa Nui y tras el paso de la estación de ciclones regresarán a Aotearoa Nueva Zelanda pasando por Tahiti y Rarotonga en las Islas Cook. Lidera esta singladura marítima Hekenukumai Puihipi, quién este año cumple 80 años. Navegante y constructor de canoas originario de Te Ika o Maui (Isla Norte de Nueva Zelanda), construyó  la waka Ngahiraka Mai Tawhiti  y   hace ya veinte años la Te Aurere  que lleva ya recorridos 55.000 kilómetros a lo lago y ancho del Pacífico y  en cuyo primer viaje surcó las aguas que separan Aotearoa Nueva Zelanda de Ngatangiia en Rarotonga, desde donde  partieron  las expediciones  que colonizaron Nueva Zelanda.

El motivo del viaje no es otro que seguir los pasos de aquellos navegantes polinesios que surcaron las aguas del Pacífico, el océano más grande del planeta, antes de la llegada de los europeos y revitalizar las técnicas de navegación tradicionales del pasado como instrumento de identidad cultural y motor de la conservación,  perpetuación y desarrollo de las culturas oceánicas en el siglo presente. Es sin lugar a dudas una travesía de gran significación emocional que simboliza los estrechos lazos culturales e históricos que unen a los  pueblos de las Islas del Pacífico. Los historiadores occidentales han tendido siempre a creer que los Tangata Whenua y   otros pueblos polinesios, descubrieron Aotearoa Nueva Zelanda de forma  puramente accidental sin embargo,  las singladuras oceánicas estuvieron bien planteadas y  planeadas dando lugar a las expediciones marítmas más extraodinarias que la historia haya dado  y que permitieron a los polinesios colonizar y asentarse en tierras tan distantes entre sí como Hawai’i, Nueva Zelanda y la Isla de Pascua.

En estos últimos años grandes canoas de doble casco  navegan a lo largo y ancho del Océano Pacífico siguiendo la estela que abrió la  Hokule’a o Estrella de Arturo  en los años setenta, catamarán  hawaiiano  que sigue abriéndose camino entre las olas manteniendo la herencia recibida del pasado y proyectando la cultura hawaiiana hacia el futuro. Cuando la Ngahiraka Mai Tawhiti  y   la  Te Aurere se lanzan al océano rumbo a Rapa Nui, en el vértice suroriental del triangulo polinesio; la Faafaite (Tahiti), Gaulofa (Samoa), Marumaru Atua (Islas Cook), Te Matau a Maui (Aotearoa Nueva Zelanda), Uto Ni Yalo (Fiji) y la Haunui e Hine Moana (Kiribati, Vanuatu, Tonga y Papua Nueva Guinea)   regresan ya a casa , tras su paso por el archipiélago de las Islas Salomón, tras haber realizado un recorrido de 15.000 kilómetros visitando los principales archipiélagos del Pacífico Norte y Sur, incluyendo la Costa Este de los Estados Unidos. * Te Ara ki te Pito o te Whenua,  del māori original de Aotearoa Nueva Zelanda.

Otros Articulos de Interés:   Te Mana o Te Moana : Uto Ni Yalo, navegación tradicional en las Islas del Pacifico

Laisenia Qarase ex primer ministro de Fiji condenado a un año de prisión por corrupción

El ex primer ministro fijiano Laisenia Qarase, derrocado el 5 de diciembre de 2006 por un golpe de estado liderado por Josaia Voreque Bainimarama fue sentenciado este viernes por el Tribunal Supremo en Suva, capital de las Islas Fiji, a doce meses de prisión. Bajo fuerte presencia policial y en presencia de un importante número de seguidores y familiares del ex mandatario el juez del Tribunal Supremo, Pryantha Fernando declaró culpable a Qarase de nueve delitos de corrupción, incluidos seis de abuso de poder, cometidos cuando era director de la empresa estatal Fijian Holdings y a su vez asesor financiero del Gran Consejo de Jefes (Bose Levu Vakaturaga) , antes de que fuera nombrado primer ministro. Según el veredicto, el político fijiano se sirvió entonces del cargo para favorecer varios negocios de su familia. Las acusaciones contra Laisenia Qarase fueron presentadas por el actual primer ministro Bainimarama, quien después del golpe de estado creó una comisión independiente contra la corrupción para investigar la gestión del anterior gobierno.