El Pacific Islands Festival de Alemania celebra su décima edición en Gotha

La German Pacific Society y la Aloha Pacific Society de Alemania organizan una vez mas el Pacific Islands Festival celebrando la décima edición del festival en la ciudad de Gotha. Aquí se reunirán grupos de danzas de la Polinesia, Melanesia y Micronesia, contando también en esta ocasión, con la participación de las islas Maluku. Entre el 5 y el 7 de agosto de 2011, el festival ofrece la oportunidad de conocer las culturas insulares de Oceanía a través de la tradición de cantos y danzas ademas de otros aspectos culturales reflejados en el arte, la artesanía y el tatuaje etc. Gentes de Polinesia, Melanesia y Micronesia residentes en Alemania y Europa participan en el X Pacific Island Festival, dando a conocer sus tradiciones, usos y costumbres en talleres, exhibiciones y en un mercado al aire libre que se celebrara el domingo y  donde se llevaran a cabo la ceremonia del kava, tatuajes e incluso un partido de rugby entre fijianos y tonganos. Durante el festival y en el llamado Pacific Evening Show actuaran los grupos Varua Ori y Toteva Rapa Nui. Podéis disponer de mas información en www.aloha-sudsee.org

Científicos japoneses descubren una reserva importante de tierras raras en el fondo del Océano Pacífico

Tangata O Te Moana Nui

Un equipo de científicos japoneses de la Universidad de Tokyo, liderado por Yasuhiro Kato, ha encontrado grandes depósitos de minerales como el lutecio, terbio, disprosio y gadolinio, entre otros , en el fondo del Océano Pacífico. Minerales raros tienen un gran valor industrial y militar, cruciales para el desarrollo de alta tecnología. Según publica la revista británica Nature Geoscience, en su versión digital, el hallazgo a tenido lugar en aguas internacionales del Océano Pacifico al este y oeste de Hawai’i y al este de Tahiti. Estos metales, denominados “tierras raras” aparecieron en el barro del océano extraído desde profundidades de 3500 y 6000 metros en setenta y ocho ubicaciones diferentes. Los depósitos tienen una fuerte concentración de metales escasos en tierra firme. Solo un kilómetro cuadrado seria capaz de proporcionar una quinta parte del actual consumo anual global dijo el científico japones. Se estima que existen entre 80 y 100 mil millones de toneladas de material. Las “tierras raras” se destinan a elaborar una amplia gama de electrónica de alta tecnología, haciendo uso de estos metales para fabricar televisores de pantalla plana y LED, cables de fibra óptica, móviles, coches híbridos o misiles.

Las organizaciones ecologistas no han tardado en advertir del riesgo que suponen las actividades de minería, muy agresivas y contaminantes. Julio Barea, doctor en geología y experto en contaminación de Greenpeace explica que “Solo una ínfima parte se comercia;iza, después de un tratamiento con ácidos y sustancias muy toxicas.

Las áreas donde han sido descubiertos los minerales se encuentran casi en su totalidad en aguas internacionales, hecho que no garantiza la seguridad en la comunidad de las Islas del Pacifico y el resto del planeta en caso de severa contaminación. La minería de metales preciosos en el océano podría generar graves daños a los ecosistemas marinos. Para poder llevar a cabo la extracción de estos minerales es necesario sin embargo, obtener permiso de la Autoridad Internacional de los Fondos Marinos que depende de Naciones Unidas.

Tras el intenso terremoto en las islas Kermadec, Nueva Zelanda cancela la alerta de tsunami

Las autoridadesde Nueva Zelanda  han cancelado la alerta de tsunami dada tras el seísmo de 7,6 grados de magnitud en la escala abierta de Richter que  sacudio este miércoles las isla Kermadec, enclavadas a  800 kilómetros al este de Auckland. eEl Servicio de  Protección Civil , en mensaje divulgado por las televisiones y emisoras de radio del  país, indicó “que no se espera una amenaza por maremoto en tierra firme“.  A pesar de ello, las autoridades nacionales pidieron a la población residente en zonas costeras que se mantenga alejada del litoral, enclaves donde  se estima que las olas llegarán debilitadas y con una altura máxima de metro y medio. Sin embargo David Coetzee, portavoz del  Servicio de Protección Civil, anuncio   a traves de Radio Nueva Zelanda que resulta improbable que cause daños en tierra. Al mismo tiempo señalado que el mayor riesgo una vez que llegue a Nueva Zelanda será para los barcos de los muelles de la costa oeste del país, a cuyas tripulaciones recomendó adoptar medidas de seguridad.

El seísmo se produjo a 48 kilómetros de profundidad y a unos 12 kilómetros de la isla de Raoul, en las Kermadec. El Centro de Alertas del Pacífico, por su parte, extendió el aviso de  maremoto a Tonga y las islas Kermadec.

Bula Vinaka Ignacio …!!!

El auténtico deportista es aquel para el que el deporte no es un medio para ganar dinero ni fama sino su vida, sin más, y mejorar en él es profundizar en la vida. Por eso Ignacio Martín Goenaga, internacional español de Rugby a XV (el clásico) y VII (la modalidad olímpica) y profesional en el Parma italiano, se marchó al otro lado del mundo para conocer el paraíso del rugby: Fiji, donde el balón oval es parte de la vida.

Las islas Fiji son un caso único: con menos de un millón de habitantes plantan cara a los gigantes Australia, Nueva Zelanda o Inglaterra. ¿Por qué? Porque en ningún lugar se juega tanto y tan alegremente. Ignacio y Fiji comparten amor al rugby y fe religiosa. “Me fui -cuenta- a buscar una vida en el que la velocidad no me hiciese dejar de lado lo que para mí es esencial: volver a Dios y perfeccionarme en el VII. Era el momento porque los dones que Dios me ha dado menguarán con la edad y la oportunidad que tengo ahora con la selección española es única“.

Durante un torneo en Roma, Ignacio contactó con el equipo fijiano del Uprising Beach Resort, pertenece a un hotel, y se fue sin más… ” A vivir. Porque a Fiji se va a vivir, no a sobrevivir. La naturaleza le cuida a uno. No hay grandes comodidades, pero al menos en el campo no falta de nada. La vida allí tiene otra velocidad. Son personas muy religiosas y el tiempo se dedica a lo importante, poniendo en ello su espíritu y su vida“.

Para Ignacio, el rugby se adapta perfectamente a la cultura fijiana porque “allí lo importante es la adecuación de la conducta a cada momento social“. Casi todo está regido por normas a las que el individuo debe responder.

Para vivir, Ignacio intercambió “trabajo en el resort por comida y alojamiento. Mi visado era de turista y no podía trabajar. Esto mantenía para mi el carácter voluntario de estos trabajos, que eran siempre peticiones y nunca exigencias. El teléfono lo regalé al llegar. Aunque mi formación es de arquitecto, he reparado ordenadores, instalé el sonido del bar, recuperé los paseos a caballo, lavé platos y serví e hice de DJ en una boda. ¿Aburrirme? Nunca“.

Eso, en los ratos libres que le dejaba el rugby, porque Ignacio jugaba y, sobre todo, entrenaba. El Uprising Resort Beach  es el club mas pequeño de Fiji, con sólo 20 jugadores. Lo fundó el propietario del hotel, René Mouch. “Cerca del resort hay un asentamiento de chabolas y la delincuencia era elevada. René quiso dar a los jóvenes del lugar una oportunidad de adquirir compromiso y compañerismo“. Y desde que existe el equipo, la delincuencia casi ha desaparecido.

En Fiji, los entrenamientos son durísimos. “Practicamos unas dos horas diarias. Se juega una tocata de un par de horas y quien quiera se puede unir. Unas veces hay ocho jugando y otras, caurenta. Cuando hay torneo doblamos el ritmo: mañana y tarde. Corremos cuatro kilómetros por la playa y luego combinamos con natación: alrededor de unas boyas, 200 ó 400 metros en semicírculo, dependiendo de la marea, para volver al inicio y empezar de nuevo. O salimos en barca a dos kilómetros de la orilla para nadar de vuelta y correr por las dunas, a 40 grados, un par de horas…”

Y esto se nota. “En Fiji el nivel de los torneos es de otro planeta. Samoa ganó las Series Mundiales y mientras estuve en Fiji vino a tres competiciones, sin pasar de cuartos. En otro estuvieron Francia, el campeón de Nueva Zelanda, Samoa y Estados Unidos. En cuartos sólo quedaba un equipo no fidjiano y no pasó de allí“.

En el Marist Seven, el torneo más prestigioso “participan unos 80 equipos. Nosotros fuimos décimos. Lo espectacular es que cualquiera puede ganar. La propia selección de Fiyi no siempre lo hace. Hay demasiado talento y calidad como para que un equipo sea mejor que otro“.

Y como hemos visto en caso del Uprising, muchos equipos realmente son agrupaciones familiares o de amigos y proceden de pequeños pueblos, y ahorran para pagar los entre 150 y 500 dólares que cuesta la inscripción para un torneo, en un país en el que el salario medio es de dos dólares por hora. El vencedor se lleva entre 10.000 y 35.000.

Los equipos no sólo los forman los jugadores. “Familias y amigos se desplazan con ellos, en el mismo autobús. En los partidos, el jolgorio es continuo. El juego es duro y muy físico. No se placa a las piernas, prefieren un agarre a la camiseta para acercarte y derribarte. Esto enloquece al público, que repite las acciones. En torno al campo se comparte comida y bebida“.

Ignacio ya está con la selección española, con la que ha resultado clave tanto en el segundo puesto en Lyon como en el tercero en Moscú, y la vista puesta en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Para ello, y para crecer personalmente, emprendió esta aventura.

 La patada a seguir de Ignacio Martín rumbo a Fiji. Fuente: Marca/ El blog de Fernando Carreño en Marca.com

Articulos Relacionados: Callejeros Viajeros Islas Fiji

Samoa estrena su primera película

The Orator (Ole Tulafale) es la primera película rodada en Samoa con guion y dirección a cargo del joven samoano Tauti Tusi Tamasese nacido en la aldea de Vaimoso en donde se desarrolla la cinta. Su titulo, Ole Tulafale, hace referencia a los tulafale o maestros de ceremonias, especialistas en el conocimiento del lenguaje,y cuya misión es pronunciar los discursos, actuando como portavoces de los matai o jefes tradicionales ante la aldea, los consejos locales y el parlamento. Localizada enteramente en la isla de ‘Upolu y haciendo uso del lenguaje samoano y con actores de origen polinesio la película, que se estrenara a finales de este año o, ha sido financiada por la New Zealand Film Commission y el Gobierno de Samoa y producida por Catherine Fitzgerald (Rain of the Children de Vicent Ward y Two Cars One Night del cineasta maori Taika Waititi) Ole Tulafale nos trae la historia de Saili personaje a través del cual descubrimos los valores tradicionales que expresa el fa’a samoa o el estilo de vida samoano junto a aquellos universales como el amor, el honor, el coraje, la adversidad, el matrimonio y la familia. Saili es un humilde campesino que sufre de acondroplásica o enanismo, esta casado con Vaaiga y tiene una hija adolescente. Su esposa ha sido expulsada de su aldea natal y la belleza de Litia esta llamando la atención de los jóvenes del pueblo. Ademas de los problemas familiares deberá enfrentarse al riesgo de perder su plantación al carecer de un titulo, negado por sus propios padres, que le garantice la tenencia de la tierra. Una bella historia de amor y superación de un hombre que desea hacer escuchar su voz para defender a su familia y su tierra.

Tauti Tusi Tamasese debuto como director y guionista con Va Tapuia o Espacios Sagrados cortometraje rodado en la aldea de Manunu en la bahía de Fagaloa en la isla de ‘Upolu. De 15 minutos de duración, en samoano y con subtitulos en ingles fue exhibido en 2010 en el New Zealand International Film Festival, en el Imaginative International Film Festival de Toronto y el Hawaii International Film Festival, presentando Tamasese la historia de Lui y Malia, a quienes el destino une compartiendo su dolor en el escenario de una aldea arrasada por la violencia de un ciclón. Lui es un hombre profundamente afectado por la muerte de su amada esposa, extendiendo su dolor sobre la tierra y una viuda que ha abandonado la tumba de su marido a merced de los elementos y que es castigada por su memoria. Malia deja pasar los días sentada sobre las ruinas de su casa, contemplando como el mar se va llevando poco a poco el lugar donde descansa su esposo. El encuentro casual entre el hombre y la mujer cambiara sus vidas. Si estais interesados podeis haceros con una copia en Filmshop en el 8 de  Ebor Street, Wellington 6141, Nueva Zelanda, Teléfono: + 64 4 8015840 / e mail  info@filmshop.co.nz

Articulos Relacionados:  Cine de las Islas del Pacifico