Miles de desplazados, decenas de muertos y desolación en Fiji tras el paso del ciclón Winston

Al menos 44 personas han perdido la vida en  Fiji  y  14.000 se encuentran en 274 centros de evacuación habilitados por el gobierno tras el paso del ciclón Winston.  Personal sanitario y socorristas han advertido  sobre la posible propagación del virus  zika y dengue, de este último  ya se han registrado 131 casos, ya que las inundaciones dejadas por las intensas precipitaciones, han ayudado a la proliferación de los mosquitos, amenazando a miles de familias que  han quedado sin hogar.

El ciclón tropical Winston  de categoría 5 con vientos de 230 kilómetros por hora y con picos de hasta los 325 kilómetros por hora,  que tocó tierra la noche del sábado pasado arrasando islas y aldeas enteras   en último momento  cambió de dirección, evitando  así que la  capital, Suva, sufriera daños graves.

El ciclón dejó también  89 heridos y un desaparecido. `Aunque lo peor de la tormenta ha pasado, Winston ha dejado un terrible rastro de destrucción tras su paso´, dijo el primer ministro del país, Frank Bainimarama.  `La necesidad es grande y urgente (…) el proceso de reconstrucción llevará tiempo. Quizás mucho tiempo. Casi ninguna parte del país se ha librado del ciclón´.  Bainimarama también  agradeció a los países que han enviado ayuda a Fiji, como Australia y Nueva Zelanda, que han  desplegado cuadrillas de socorristas, helicópteros, medicamentos y material sanitario.Una de las islas más afectadas ha sido la de Koro, en el archipiélago de Lomaiviti,  donde pueblos enteros han sido destruidos al paso del ciclón. La Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU  ha desplegado allí  una embarcación para tareas de salvamento y evaluación. Los daños en Koro  son `catastróficos´ y hay más de ocho mil  aldeanos afectados.

El ministro de Finanzas, Aiyaz Sayed Jaiyum, ha indicado este mismo jueves que las autoridades calculan que los daños materiales causados por el paso del ciclón ascienden a mil millones de dólares (unos 906 millones de euros). En sus declaraciones ha manifestado que no se trata de un balance oficial, sino de una estimación derivada de los daños observados en todo el  archipiélago  tras el paso de Winston.

El sector agrícola ha sido el mayor damnificado, en concreto la producción azucarera, que ha sufrido daños en el 80 por ciento de las plantaciones que se encuentran en su mayoría al oeste de Viti Levu y en la isla de Vanua Levu. El turismo, es  otra de las principales fuentes de ingreso  del archipiélago  aunque los hoteles parecen  ha evitado graves daños. En Koro reside una significativa  comunidad extranjera, pero hasta este momento no se han informado de daños en sus viviendas.

En Fiji el ciclón Winston deja sin hogar y alimentos a cientos de habitantes

12715780_974698705959250_4850003256422855135_n

Al menos 21  personas han perdido la vida en Fiji y cuatro  permanecen desaparecidas  tras  el paso del ciclón Winston, mientras se evalúan las pérdidas económicas y está previsto que se levante esta  tarde  el toque de queda en el país.

Las agencias humanitarias de Naciones Unidas estiman que más de 800 casas han sido destruidas. Winston, que llegó el sábado a la nación  melanesia con vientos de 230 kilómetros por hora y ráfagas de 325 kilómetros por hora, ha causado una cuantiosa destrucción.  En la isla de Taveuni, al norte  del archipiélago, esta es masiva; un l 90% de las  viviendas  que se encuentran al sur  han sido destruidas ha informado Vishal Kumar, residente en el asentamiento de Qarawalu  y funcionario sanitario en el Vuna Distric Helath Centre.  En  esta localidad  tan solo han quedado en pie 11 de las  73 casas con las que contaba. Kumar ha declarado a los medios de  `que muchos residentes lo  han perdido completamente todo, han levantado  cobijos temporales y están alojados con familias´ . No existe comunicación con  la isla,  siendo imposible conectar con las divisiones central y norte del archipiélago. Todas las  plantaciones y huertos  están completamente destruidos, aunque el ganado está a salvo. La  gente sobrevive con cualquier cosa que tiene a mano. No existe ni suministro de agua ni  suministro eléctrico.  Cerca de 4000 personas se encuentran sin hogar.

En Savusavu, centro administrativo de la isla de Vanua Levu, muchas viviendas han sido destruidas y las carreteras permanecen  intransitables debido a la caía de postes de electricidad. El muelle se ha visto  seriamente afectado por la tormenta.   En la isla de Koro,  la más afectada del archipiélago de Lomaiviti, la mayoría de las aldeas han sido arrasadas por la fuerza del viento. Dos equipos de ayuda han sido enviados a la isla, compuestos por personal delas Fuerzas Armadas de Fiji, el Tercer Batallón del Régimen de Infateria y personal de la National Disaster Management Office (Oficina Nacional de Respuesta a los Desastres) , confirmó Bainimarama al Fiji Times.  La ayuda humanitaria se concentrará en la distribución de alimentos y refugios temporales. Una de las víctimas mortales producidas por el ciclón fue un anciano residente en la isla.

Rakiraki, población al norte de Viti Levu, ha  sido duramente golpeada por Winston,  sus habitantes permanecen incomunicados sin suministro eléctrico ni gasolina. Cientos de viviendas han sido reducidas a escombros  y sus residentes no sabiendo que hacer o donde recurrir para obtener asistencia.  La escena a lo largo de la costa de Rakiraki es de devastación y desesperanza. Más de 50 familias que residen en Dugapatu precisan ayuda médica  urgente tras haber sido  seriamente heridos durante el ciclón en manos, piernas y caderas. En Tavua y Ba , donde sus habitantes vivieron una noche de sábado aterradora, la mayoría de las viviendas perdió sus tejados y las más pequeñas simplemente  fueron barridas con fuerza  del viento. Las plantaciones de caña de azúcar , del mismo modo, se han visto muy afectadas por la tormenta. En Lautoka,  segunda ciudad de Fiji,  los residentes de   Balram Singh Road necesitan urgentemente alimentos. Las carreteras principales entre Nadi y Lautoka hacia el norte y a lo largo de la costa norte de Viti Levu permanecen cerradas al tráfico.

Frank Voreqe Bainimarama,  primer ministro de la República de las Islas Fiji, pidió a la población en un mensaje televisado permanecer `unida´ para ` afrontar este desastre´. `Si ves a tu vecino en peligro, ayuda (…) Es un momento para el dolor, pero también un tiempo para la acción´, señaló el mandatario fijiano.

Las autoridades, quienes trabajan en proporcionar cobijo, agua y servicios sanitarios a los damnificados, todavía recaban datos de víctimas y daños. Cientos de personas se encuentran sin servicio de agua potable en las áreas de Suva, población donde habitan unos 74.500 personas, y Nasinu, una área urbana al noreste de la capital con unos 50.200 residentes.

La Fiji Water Authority  informó a estos afectados de que `el restablecimiento del servicio de agua tardará por lo menos una semana´, al tiempo que señaló que hay numerosas poblaciones del país de las que todavía no saben nada de los estragos causados por el ciclón.

Australia  ha anunciado  un fondo de 5 millones de dólares australianos (3.2 millones de euros) en ayuda de emergencia, incluidos alimentos y suministros médicos. La ministra australiana de Exteriores, Julie Bishop, también ofreció aviones y helicópteros para inspeccionar la destrucción de zonas remotas y ayudar en el acceso a estas áreas.

 El Gobierno de Fiji declaró el toque de queda y el estado de desastre natural en todo el país antes de que  el ciclón  Winston tocase tierra  en  el archipiélago por el este. El servicio de transporte público reinició este lunes sus operaciones, mientras universidades y centros de educación primaria y secundaria continúan cerrados.  La Oficina Nacional de Respuesta a los Desastres confirmó ayer que el toque de queda se levantará hoy, una vez el ciclón se haya alejado de las islas.

El ciclón tropical Winston arrasa aldeas enteras en Fiji

De categoría cinco, el ciclón tropical Winston, que tocó tierra  el sábado cerca de las  siete de la tarde, golpeó con vientos de hasta 285 kilómetros por hora, dejando una estela de  desolación en las Islas Fiji;   destruyendo y dañando   cientos de viviendas, infraestructuras  y arrasando  huertos y plantaciones .  Este, ha sido hasta la fecha  el ciclón más potente  en la historia de ese archipiélago del Pacífico Sur y registrado en el Hemisferio Sur.

El sistema eléctrico  se ha visto dañado causa de los árboles derribados por la fuerza del viento,  impidiendo  en algunas zonas el tráfico. El 80% de la población de Fiji  carece de servicio eléctrico, aunque un tercio dispone de alguna forma de generador.  Viti Levu está sin luz y las bombas de agua no funcionan.  ` La proporción de la destrucción es absolutamente masiva y es muy pronto aún para decir cuántos hogares han sido destruidos por la tormenta´,  ha declarado  Susan Slattery, de la Cruz Roja australiana desde Suva.   Miles de personas se encuentran sin servicio de agua potable en  la capital  donde   habitan unas 74.500 personas   y en  Nasinu,   área urbana al noreste de  Suva con unos 50.200  mil residentes.  La Fiji Water Authority  ha informado a los  afectados de que el restablecimiento del servicio de agua tardará por lo menos una semana, al tiempo que  ha señalado  que hay numerosas localidades de las que todavía no se tienen noticias.

Las precipitaciones continúan en el archipiélago, aunque el ciclón se aleja por el oeste, las principales carreteras del país siguen cortadas y muchas localidades permanecen incomunicadas. Las lluvias intensas han inundado los accesos a Lautoka y parte de la población de Sigatoka al sur de Viti Levu.  Las carreteras en Lovu, Drasa, Buabua, Vitogo, Vunato, Tomuka, Waiyavi y Tavakubu se encuentran bajo las aguas. Los rios Nawaka y Nadi se han desbordado, inundando por completo la población de Nadi, próxima al  aeropuerto internacional.

Según el diario local The Fiji Times, el primer ministro de la República de Fiji, Frank Bainimarama,  ha  dicho  que su gobierno trabaja sin descanso para restablecer los servicios básicos, reparar los daños y rehabilitar las carreteras. Las autoridades también trabajan en proporcionar  refugio, agua y servicios sanitarios a los damnificados, que tienen a su disposición 758 centros de acogida.

Bainimarama declaró el estado de desastre natural, que estará vigente  por un mes, como parte de las medidas para enfrentar la  adversidad  a la que se enfrenta esta nación melanesia   de alrededor de 900.000 habitántes . El 87 % de la población de Fiji reside en las islas de Viti Levu y Vanua Levu.  Este domingo se   anunció  que el toque declarado antes de que Winston  tocase tierra,   será levantado durante el lunes, lo que permitirá el reinició del transporte público;  hasta las  cinco y media de la tarde del lunes, solo estará permitida la circulación de los servicios esenciales. Los vuelos tanto de entrada como de salida a Fiji se mantienen cancelados. El aeropuerto de Nausori, próximo a Suva,  reabrió  el domingo,  aunque tan solo para acoger servicios de urgencia. La   Fiji National University (FNU) permanecerá cerrada el lunes y el martes, y los centros de educación primaria y secundaria toda la semana , para que se pueda hacer una evaluación de los daños y limpiar las aulas.

Murray McCully ,  ministro de Asuntos Exteriores de Aotearoa  Nueva Zelanda,  anunció hoy en su país el envío de un avión con primeros auxilios y un fondo de 170 mil dólares neozelandeses para que organizaciones como Unicef o Rotary Interncional  puedan asistir a los damnificados;  Australia también ha ofrecido asistencia, incluido un avión de vigilancia para evaluar la situación en las zonas incomunicadas más remotas. China se ha comprometido también  en la ayuda a Fiji.

Se han confirmado diez muertes en la división occidental en Viti Levu, 7 victimas en Ra, 1 en Nadi y otra en Lautoka y siete pescadores de Yasawa se encuentran perdidos en el mar. En  la isla de Ovalau en el archipiélago de Lomaiviti se han producido dos víctimas mortales  y una en la isla de Koro, donde algunas aldeas han sido completamente arrasadas por  los vientos destructivos.

Fiji se enfrenta al que puede ser el ciclón más devastador de su historia

Las autoridades de Fiji  han impuesto el toque de queda desde hoy por la presencia del ciclón Winston con vientos sostenidos de 230 kilómetros por hora y ráfagas de 325 kilómetros por hora. Setecientos cincuenta y ocho  de centros de evacuación se han activado ante la llegada de este potente ciclón de categoria 5 cuya violencia  ya está haciendo sentir sus efectos en en el archipiélago de Lau . Se espera que la tormenta atraviese las dos mayores islas de Fiji, Viti Levu y Vanua Levu,  durante la noche. A la cancelación de los vuelos locales e internacionales, las autoridades han sumado medidas adicionales, como  aconsejar a los ciudadanos a asegurar sus casas y no aventurarse a salir de estas. El primer ministro, Vorege Bainimarana, aseguró que los centros de evacuación están listos para recibir a quienes necesiten un lugar para protegerse.

La prensa local, como el diario The Fiji Times, ya anunciado los destrozos que está dejando el ciclón en las primeras islas  que han recibido su paso. Se habla de voladuras de techos, cortes de electricidad y destrucción masiva, al tiempo que en las principales ciudades y poblaciones de este aechipiélago melanesio   de poco menos de 900.000  personas los supermercados quedaron desabastecidos ante el temor de la población y comenzó a regir un toque de queda para el transporte público, incluidos buses y taxis. `El ciclón Winston ya ha causado extensos daños en la isla de Vanua Balavu, adonde llegó con la fuerza para arrancar las cabezas de los resistentes cocoteros´, según comentó  Anna Cowley, de la organización no gubernamental CARE Australia, en un comunicado.

Winston ya  pasó esta semana por el archipiélago de Vava’u, al norte de las islas Tonga, lo hizo en dos ocasiones, en la última  alcanzando categoría 4 y   destruyendo a su paso diez viviendas y dañando otras doscientas.

El ciclón se encuentra a 175 kilómetros al nornoroeste de Suva, capital de las islas Fiji, desplazándose a 25 kilómetros por hora en dirección a las áreas más pobladas del país.  Los habitantes se están preparando para lo peor:  `Como nación, nos enfrentamos  a una prueba de las más duras, Debemos permanecer unidos como pueblo y velar por los demás. Tenemos que estar alertas y preparados´ , ha  dicho Frank Bainimarama, primer ministro de las islas Fiji.

Existe la posibilidad de que en Suva se produzcan intensas ráfagas de viento. El centro del ciclón se encuentra en estos momentos a 50 kilómetros  al sur de la población de Savuasavu en la isla de Vanua Levu.  Muchos árboles han sido abatidos por la tormenta y se teme que esta se agrave y se produzcan inundaciones que podrían provocar  víctimas mortales: `El potencial de devastación es alto y existe un riesgo real de que la gente podría morir´ ha  señalado  Neville Koop del Na Draki Weather Service en la capital fijiana. La destrucción de viviendas y propiedades  podría ser muy considerable en el  que podría ser el ciclón más poderoso registrado  en la historia de Fiji.

La  alerta nacional  por el ciclón Winston  se ha emitido para las islas de Vanuabalavu, Yacata, Mago, Cica, Tuvuca, Nayau, Koro, Gau, Vanuavatu, Taveuni, Qamea, Laucala, Ovalau, Wakaya y el sur   Vanua Levu.  La alerta de tormenta severa para las islas de Lakeba, Oneata, Moce, Komo, Namuka, Ogea, Moala;  el resto de  Vanua Levu  e islas próximas, Viti Levu,  el archipiélago de Yasawa y de las  Mamanuca . Los meteorólogos prevén que Winston, que se dirige hacia el oeste, atraviese Fiji  durante el fin de semana y que el impacto más fuerte se produzca durante las primeras horas de este  domingo.

 

Mujeres y niños en Vanuatu más vulnerables a la violencia de genero y la malnutrición tras el paso del ciclón Pam

Según la Unicef, la catástrofe tras el paso del ciclón  Pam podría afectar a 60. 000 niños , particularmente vulnerables en  una de las naciones más  pobres del Pacífico Sur y  donde el índice de malnutrición es  ya alto. Para el director de  Save the Children, Tom Skirrow, las condiciones son peores que en Filipinas en noviembre de 2013, cuando el supertifón Haiyan arrasó el archipiélago asiático  dejando a su paso 7,350 muertos y desaparecidos.

Charlotte Gillan, una enfermera australiana que vive en la localidad de Pango,  en las cercanias de  Port Vila, capital de  Vanuatu y enclavada en la isla de Efate, muestra su temor ante las posibles epidemias. `Con toda esta lluvia y los detritos que abundan, tendremos malaria y dengue, la contaminación del agua va a provocar diarreas y vómitos. La gente depende de su huerta para comer pero todo eso ha desaparecido´,  ha declarado a la agencia Australian Associated Press.

El Reino Unido ha prometido una ayuda de dos millones de libras (2,8 millones de euros), la Unión Europea un millón de euros, Nueva Zelanda $370 mil dólares y Australia $3,8 millones de dólares (3,6 millones de euros). El Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo estar dispuesto a ayudar urgentemente al archipiélago melanesio  y a `reconstruir la economía en los próximos meses´.

Miéntras  llega la ayuda humanitaria a Vanuatu, el Fondo de Población de las Naciones Unidas (FPNU) anunció ayer  que  iniciará  una campaña para prevenir las agresiones sexuales.  La organización ha alertado de que la violencia sexual podría agravarse en los centros de evacuación y los hogares de acogida, que alojan a 3,300 personas tras el paso del ciclón, según la red de ONG Equipo Humanitario en Vanuatu.

 La FPNU destinará 300,000 euros o $320,000 dólares para el envío de botiquines de `salud reproductiva de emergencia´, que incluyen material de respuesta médica contra agresiones sexuales, asistencia clínica durante el parto y posibles abortos.

 `Nos aseguramos de que nuestra contribución alcanza a las personas adecuadas y por lo tanto beneficiará a las mujeres y familias de Vanuatu´, indicó el director regional de FPNU, Laurent Zessler. La violencia de género afecta en Vanuatu a un 60 por ciento de las mujeres con pareja y a un 48 por ciento de las mujeres solteras, según un estudio de la ONU de 2012.

Los habitantes de algunos atolones de Tuvalu y Kiribati seriamente afectados por el ciclón Pam

La población entera de uno de los atolones de Tuvalu ha sido evacuada debido a las inundaciones provocadas por el ciclón tropical Pam a su paso por el Pacífico Sur el pasado fin de semana.  Más de 400 personas desplazadas de la isla de Nanumaga y 85 familias del atolón de Nukulaelae. Los suministros de agua están contaminados en  el atolón de Nui después que este  fuese cubierto enteramente por el oleaje tanto desde  el frente del océano como desde la laguna.  Este es el lugar que se encuentra en peor situación en Tuvalu, seguido por los atolones de Vaitupu y Nukufetau. Todas las islas anegadas por el agua de océano, los tres atolones del norte son los más afectados, así como aquellos situados en el área central de este archipiélago polinesio. Por otra parte, la Cruz Roja en la República de Kiribati , en Micronesia, esta centrando sus esfuerzos en ayudar a  los habitantes de la isla de Tamana, que tras el paso del ciclón Pam se han quedado en su mayoría sin hogar. Al menos 65 viviendas destruidas y otras 107 dañadas; la población insular es de 857 habitantes. La ayuda todavía no ha llegado, existiendo  la necesidad imperante de agua y alimentos.

Tras el paso del destructivo ciclón Pam en Vanuatu , el misionero español a salvo en la isla de Tana

El misionero español Antonio López García-Nieto se encuentra a salvo en Vanuatu después de que el ciclón Pam azotara el pasado fin de semana esta nación del Pacífico Sur. `Los hermanos de Tanna se encuentran bien, solo han sufrido daños materiales´, aseguró en una breve conversación telefónica un representante de la oficina regional en Oceanía de la Hermandad del Sagrado Corazón al ser preguntado por la situación del misionero español. El padre Antonio López Gracia- Nieto  trabaja desde 2001 junto a otros hermanos corazonistas en la  remota isla de Tanna, al sur de Efate, isla donde se enclava la capital de Vanuatu, Port Vila y la que estuvo más cerca del centro del  ciclón PamPam. Esta poderosa tormenta tropical de categoría 5 ha causado al menos 11 muertos, ha desplazado a un 70% de la población y dejó al país con la mayoría de comunicaciones cortadas.  López Garcia-Nieto esta destinado en la Misión del Colegio Técnico de Lowanatom en TannaEn ese colegio técnico trabaja desde hace años el sacerdote católico, quien nació en Badajoz y llegó a Vanuatu en 2001, aunque ya desde los 18 años  ha trabajado  en otros lugares del Pacífico Sur. El Hermano  López García-Nieto llegó a  Kanaky Nueva Caledonia en 1977,  en 2001 inició su apostolado en la misión católica de Montmartre en Efate.  Durante dos años fue  allí profesor del colegio y del liceo enseñando francés y español. A partir de 2003 ejerce su apostolado en la misión católica de Lowanatom. Los hermanos tienen en Tanna un colegio de enseñanza general y técnica donde los alumnos, además de las asignaturas generales, estudian carpintería, cocina y costura. Con el apoyo y la colaboración de la Fundación Corazonistas de de España, desarrollan diversos proyectos: becas de estudio, equipamiento de los talleres, construcciones de módulos prefabricados.