Ma’u Henua se hará cargo de proteger el Parque Nacional de Rapa Nui

Desde el lunes pasado, los turistas que ingresan al Parque Nacional Rapa Nui, en Isla de Pascua, ya no le pagan las entradas a los guardaparques de la Corporación Nacional Forestal (Conaf) para ingresar a esta reserva. El cobro lo realizan los miembros de la comunidad indígena Ma’u Henua que se hizo cargo de coadministrar, por un año, esta área protegida tras firmar un acuerdo con la Corporación en agosto.

Para nosotros esto es algo nuevo, algo histórico porque vamos a administrar nuestra herencia ancestral que son nuestros más de 25 mil vestigios arqueológicos que existen en la isla que todos estos años han estado en estado de abandono y deterioro continuo”, dice Camilo Rapu, presidente de Ma’u Henua.

Hetereki Huke es arquitecto y  ha desarrollado investigaciones patrimoniales en el parque que  ocupa cerca del 40% de la isla. Explica que el patrimonio arqueológico no solo se concentra allí sino que está presente en todo este territorio insular.

A su juicio, los factores que aceleran su deterioro son la exposición de las estructuras a la intemperie, el  paso de vacas y caballos,  la acción de los turistas y el crecimiento urbano. El Parque Rapa Nui recibe unos 65 mil turistas en promedio al año y se ubica entre los más visitados del país, según Aarón Cavieres, director de la Conaf.

Cavieres, quien firmó el convenio de coadministración en agosto con Ma’u Henua explica que este instrumento permite que la comunidad comparta la administración de uso público del parque, haciéndose cargo de las tareas vinculadas al acceso y manejo de la visitación de las áreas de uso público. Conaf, en tanto, se preocupará de la biodiversidad del lugar y el control de incendios, entre otras funciones.

El plan de acción inicial con la comunidad busca pasar de 5 sitios de visitación habilitados, como Rano Raraku o Tahai,  a 25 sitios con presencia de personal que atienda al visitante sin afectar la conservación del patrimonio arqueológico.“Existe consenso de todos los involucrados, en que el traspaso de competencias es un proceso que, para que sea exitoso, debe ser paulatino”, advierte Cavieres.

Rapu, en tanto,  advierte que aspiran a la administración total del parque el próximo año, antes que la Presidenta Michelle Bachelet deje su cargo. Por eso pidieron expresamente que se incluyera en el convenio de asociatividad parte del discurso que hizo la  mandataria el 30  abril pasado, en el que señala que seis meses antes que termine el gobierno hará una evaluación y el traspaso del parque.

El presidente de Ma’u Henua agrega  que en promedio son $1.200 millones los que ingresan al parque por concepto de entradas, las que cuestan $30 mil para extranjeros y $10 mil para nacionales.  “Todo se puede reinvertir en la mantención y conservación, porque Conaf destinaba antes los fondos a la parte operativa”, asegura Rapu, quien advierte que el precio podría subir a US$80 para extranjeros y US$20 para turistas nacionales, $52 mil y $13 mil respectivamente, a raíz de un acuerdo que están heredando de la Conaf con la Comisión de Desarrollo de Isla de Pascua (Codeipa).

La presidenta de la Codeipa, Anakena Manutomatoma, señala que desde julio están analizando este tema con la Corporación y la cámara de turismo. “Si hay un alza de las tarifas es para mejorar todo dentro del parque y entregar al turista un mejor servicio”, plantea. El manejo conjunto de áreas protegidas, como en este caso, se promueve a través de tratados internacionales y será parte de la discusión del futuro Servicio de Biodiversidad. Fuente original: La Tercera

Naghol: Saltando al vacío para fecundar la tierra (V)

En la  región sur oriental de la isla de Pentecostes todavía se conservan las antiguas tradiciones, lo que en el archipiélago melanesio de Vanuatu se llama la kastom o `costumbre´ y entre estas,  la más conocida es el llamado  naghol o n’gol,  salto ritual al vacío que llevan a  cabo los hombres en las aldeas. En Tangata O Te Moana Nui continuamos  nuestra serie de capítulos dedicados a esta ceremonia ancestral, ofreciendo datos prácticos para asistir a su celebración. Aquí podéis encontrar el primer articulo: Naghol: Saltando al vacío para fecundar la tierra (I)

DATOS PRÁCTICOS PARA  VIAJAR A LA ISLA DE PENTECOSTES (VANUATU)

CÓMO LLEGAR 

Transporte Aéreo

Air Vanuatu opera desde la terminal de vuelos domésticos del Aeropuerto Internacional de Bauerfield (VLI) en Efate y desde el Aeropuerto  Internacional de Santo Pekoa (SON / NVSS) en Espiritu Santo 5 veces a la semana. También  dispone de conexiones  aéreas al  aeropuerto de Sara (SSR), en el norte de Pentecostes. Es muy recomendable reservar y adquirir los vuelos con antelación, los billetes de pueden adquirir en las oficinas de Air Vanuatu en Vila o Lugainville o a través de la página que la compañía dispone a para sus clientes en internet. Hay que tener en cuenta que Air Vanuatu  suele cancelar los vuelos domésticos  sin previo aviso,  algo que puede alterar seriamente los planes de viaje; por lo que es siempre recomendable viajar con flexibilidad de tiempo. En estos casos a los pasajeros se les traslada a hoteles y se les provee de desayuno, comida y cena según circunstancias.

Transporte Marítimo

Existen diferentes buques  que cubren la ruta maritima entre Port Vila (Efate) y Espíritu Santo el L/C Brisk y  L/C Tina-1  mantienen servicios regulares  que hacen escala en en Pangi y Baravet. Desde  Loltong, Bwatnapni, Melsisi y  Ranwadi  se puede encontrar  transporte marítimo  para alcanzar el sur de Espiritu Santo, el precio de tan solo ida es aproximadamente  VT4000.  Desde a isla de Ambrym , Ranon y Olal, se puede  viajar en rústicas lanchas fuera borda hasta el sur de Pentecostes en un trayecto de unas dos horas; hay que tener en cuenta que las condiciones del mar pueden ser muy adversas y la mayoría de las embarcaciones no disponen de salvavidas y/o equipamientos de supervivencia en el mar. Se debe acordar el precio a pagar  directamente con el propietario de la embarcación. Para aquellos que viajen solos resulta excesivamente caro por lo que es preferible buscar posibles compañeros de viaje para compartir gastos,   si es que se tiene la suerte encontralos en estas islas  tan poco frecuentadas por turistas.

Transporte Terrestre

Existen carreteras que unen  el norte y el sur de la isla aunque el transporte privado en camionetas de caja abierta resulta bastante caro y los servicios no son regulares. Si la idea que tiene el viajero es practicar el senderismo  o recorrer la isla de norte a sur sin prisas y  teniendo como objetivo final presenciar la ceremonia del naghol,  se puede volar hasta Sara y desde allí alcanzar Lonorore,  alojándose en ruta en sencillos bungalows regentados por lugareños. En estos establecimientos es posible informarse sobre posibles  senderos, rutas y atractivos naturales en la región. La ruta a pie hasta el sur puede realizarse en unos cinco días. En Loltong se encuentra la Langgo Guesthouse (+678 38830) alcanzar la aldea desde el aeropuerto de Sara en vehículo resulta costoso por lo que una opción recomendable sería hacerlo vía marítima contactado con propietarios de embarcaciones locales.  En el pueblo de  Vanu,  Noda Guesthouse  (+ 678 7727394) ofrece alojamiento básico a los viajeros  con el atractivo de ofrecer un enclave de playa y arrecifes de coral para  la natación y el buceo con tubo.  Baravet Samuel’s Guesthouse    (+ 678 38320)   a   5 kilómetros de la pista de aterrizaje de  Lonorore, con un río caudaloso  en la vecindad y la posibilidad de emprender senderismo en las colinas cercanas. Más adelante detallamos alojamiento en Londot para aquellos viajeros que tan solo visiten la región sur de Pentecostes para asistir al naghol.

EXCURSIONES

En los meses de mayo y junio el naghol tiene lugar,  entre otras aldeas y  cada jueves, viernes y sábado en Londot, Lonore ,  Rangusuksu y Bunlap.  Air Taxi a bordo de BN Islander de 10 plazas y Cessna 207 de  7 plazas  ofrece vuelos a Pentecostes para asistir a la ceremonia en un viaje organizado de un día.  Se puede optar por dos opciones:   La primera tiene una duración de 8 horas aproximadamente, efectuando salidas a las  07:00 horas y regreso a las 15:30. Incluye transporte desde el alojamiento al aeropuerto y desde el aeropuerto al hotel siempre y cuando este  esté situado en el área de Port Vila. Comprende  un vuelo escénico a Pentecostes de dos horas de duración  sobrevolando, si las condiciones climáticas así lo permiten, los dos volcanes activos de la isla de Ambrym, el Benbow y el Marum;  así mismo se sobrevuela el no menos impresionante volcán activo de Lopevi. Se incluye el transporte desde el aeropuerto de Lonore al sitio ceremonial del naghol y el pago de costumbre (kastom)  para poder presenciarlo. Air Taxi opera únicamente los sábados, desde el primer sábado de abril hasta el último sábado de Junio. Es  muy recomendable reservar con antelación en razón de las plazas limitadas.  El precio es de unos  VT 46,000 + VT200 por tasas de aeropuerto.

La segunda opción  comprende la excursión  anteriormente detallada más una parada en la  bella isla de Epi  para  bucear con tubo en Lamen Bay  frecuentada  por tortugas marinas y de manatíes por su abundancia de posidonia. Hay que llevar consigo las gafas, tubo y patos de bucear. El precio es de  VT49.000. Contacto:  + 678 5544206 E mail: info2airtaxivanuatu.com

ALOJAMIENTO EN LONDOT 

Mari Bungalows  (+678 535514) en  la aldea de  Londot y  propiedad de   Luke Fargo, big man  o jefe de alto rango de Londot, persona afable y resolutiva implicada activamente en el turismo local. Dispone de bonitos  bungalows construidos a la manera tradicional y amueblados tan solo con una esterilla de pandano sobre el suelo y  camas simples provistas de mosquiteros. Aproximadamente unos  VT 4000 por  bungalows individuales o dobles con vistas al océano. Cruzando  la calle hay una preciosa y tranquila  playa para disfrutar del baño. Todas las comidas están incluidas y las preparan las hijas de Fargo; los baños y las duchas  son  compartidos y muy básicos. Bebe Bungalows ( +678 5929397)  en  Pangi con las comidas incluidas piden aproximadamente  VT 2500,  en estancia en uno de  sus dos bungalows básicos  y con camas individuales simples.

PROTOCOLO

En Vanuatu, cuando se visitan tribus, aldeas y comunidades locales se exige al viajero que cumpla las leyes de protocolo que marcan la costumbre o kastom.  Antes de acceder a una aldea es preferible pedir permiso antes de pasear libremente o tomar fotografías.  La mayoría de las tierras en las islas  son propiedad comunal así que  si se dejan  atrás las carreteras principales para internarse en caminos o senderos en la selva,  es recomendable pedir permiso. Los propietarios de la tierra pueden  exigir al viajero un pago de costumbre  para acceder a atractivos naturales enclavados en su terreno. Hay que respetar este hecho  pues simplemente son los dueños legítimos de la tierra y con derecho a reclamar un beneficio económico a quien quiera visitar cascadas, piscinas naturales u otros atractivos. Tampoco  hay que coger fruta que se encuentre en árboles situados al borde del camino pues según las leyes tradicionales  pertenecen a alguien en particular, lo mismo se aplica a los huertos y plantaciones.

Los trajes de baño, pantalones cortos y ropas ajustadas se consideran irrespetuosas por lo que el viajero debe procurar ir vestido de forma adecuada. A pesar de que los hombres vayan en pantalón corto, a pecho descubierto o un estuche tan solo cubriendo su pene no implica necesariamente que el viajero lo imite.  Es necesario respetar los tabu  locales como pudiera ser la prohibición de las mujeres a asistir a los nakamal para consumir kava (Piper methysticum), aunque en algunos lugares y en ciertas ocasiones   se les permite acceder sin problema alguno.

Los habitantes de Vanuatu se muestran encantados de ser fotografiados, muchas personas incluso piden con entusiasmo  se retratadas  sin embargo,  es muestra de respeto no fotografiar de forma indiscriminada en las aldeas, ceremonias y rituales tradicionales. Hay que pedir siempre permiso.

 

Un paraíso oceánico,  flora y fauna en las Islas Samoa

10994943_10153181582485815_2257715307974931679_n

La mayoría de las especies nativas de las islas Samoa, en Polinesia,   están estrechamente relacionadas con aquellas de Indonesia. Debido a la remota localización del archipiélago, enclavado en el corazón del Pacífico Sur,  la diversidad de las especies terrestres es muy limitada; aproximadamente 471 especies de helechos y plantas, 24 especies de pájaros y aves acuáticas, 20 especies de aves marinas, 3 mamíferos; todos ellos murciélagos, 4 especies de lagartijas, 2 especies de tortuga, y 1 especie de serpiente. En contraste las especies marinas son abundantes; 890 peces , más de 200 especies de coral, delfines y ballenas. El 32% de las plantas y flores son endémicas, incluyendo cinco de ellas que encuentran  su hábitat únicamente en Amerika Samoa.

Entre las aves marinas y acuáticas podemos destacar, entre otras, la manu sina (Gygis alba); el matu’u o Cormorán del Arrecife (Egretta sacra), el Pájaro Tropical de Cola Blanca o tava’e (Phaeton lepturus), la gogo (Sterna sumatrana), la   fragata o atafa (Fragata minor) y diferentes especies de petreles. Los patos o toloa (Anas superciliosa) habitan los humedales  o togo  de las lagunas de Pala en Nu’ululi y Leon  en la isla de Tutuila en  la Samoa oriental. En cuanto a las aves  terrestres hay que citar  entre su numerosa población, la manuma o Paloma de la Fruta Multicolor (Ptilinopus perousii) , el lulu o buho, la Paloma del Pacífico (lupe) o la pe’ape’a (Collocalia Spodiopygia).

En las Manu’a, remoto archipiélago de Amerika Samoa,  existen especies muy singulares de aves, las islas son un paraíso ornitológico donde se puede encontrar, entre otras especies, el segavao (Vini australis) un loro de corona azul que se alimenta del néctar del cocotero y del árbol de coral (gatae).

Uno de los lugares más fascinantes en Samoa  para observar la vida en el arrecife de coral  es la isla de Ofu en las Manu’a.  Enormes corales piedra, colmena (Goniastrea aspera), champiñón (Fungia fungites) se extienden en su amplia laguna de aguas cálidas y cristalinas, acogiendo a una fauna marina abundante, extraordinaria y multicolor.

El alogo o pez cirujano (Acanthurus lineatus) es el más abundante y quizás, por este motivo, el más consumido por los samoanos. Este es un pez territorial que habita en aquella parte del arrecife donde rompen las olas. El manini (Acantharus triostegus) y el pone (Ctenochaetus striatus)  viven en aguas poco profundas, pertenecen a la misma familia de los alogo, y se desplazan de un lugar a otro en grandes grupos para protegerse de los depredadores. Las faisua o almejas gigantes  (Tridacna maxima y Tridacna squamosa) se encuentran en las aguas poco profundas, junto a las estrellas de mar, conchas y caracolas. Otro habitante del arrecife es el palolo (Eunice viridis).

Los tiburones (malie) que habitan cercanos a la costa no son peligrosos. Las especies más abundantes son los Carcharhinus melanopterus y los Triaenodon obesus. Algunos tiburones martillo frecuentan las aguas de la bahía de Pago Pago en la Samoa Americana  donde dan luz a sus crías y se alimentan de los desperdicios producidos por las fábricas de enlatado de atún.

En cuanto a la flora, el baniano o aoa (Fiscus proxila), es el árbol más representativo de los bosques lluviosos samoanos.  Estos  crecen de arriba abajo, pues las aves depositan las semillas en las ramas de otros árboles y a medida que el ficus va desarrollándose extiende sus raíces hacia abajo envolviendo por completo al árbol original. Sin lugar a duda su belleza radica en su enormidad y gigantescas raíces aéreas. Los banianos dan refugio y alimento a multitud de aves. Otros árboles que se pueden encontrar en suelos samoanos  son el futu (Barringtonia Asiatica) el  gatae (Erythrina variegata), el atone (Myristica inutilis), au’auali, (Diospyros samoensis), ifi (Inocarpus fagifer), el árbol del perfume o moso’oi (Cananga  odorata), y el  olioli o helecho arborescente (Cyathea spp.)

El cocotero o ni’u (Cocos nucifera) es el árbol de la vida y el símbolo de las Islas del Pacífico. Posee multitud de usos, desde alimento y bebida hasta materiales de construcción, utensilios domésticos, adornos o producción de copra (albumen seco de coco que permite obtener aceite destinado a usos alimenticios y, sobretodo, industriales). El tronco se utiliza para las viviendas, las palmas para su techado; y como material para tejer esteras, cestas, sombreros… La cáscara es empleada para la confección de recipientes, botones y brazaletes. Las fibras y el cordaje para las redes de pesca y el llamado ofa o  técnica de sujeción de las vigas que soportan el techo de un fale o vivienda tradicional.

Hibiscos, bougaivilleas y  gardenias abundan por todas partes siendo la flor  más representativa y singular la del moso’oi (Cananga odorata) utilizada para confeccionar perfumados ‘ula o collares de flores. La pua (Plumeria acumiata) una especie de campanilla de color amarillo y  es la flor nacional del país. Como todos los polinesios, los samoanos se adornan con flores con la misma naturalidad como si respirasen. Los frutos del árbol del pandano son utilizados para confeccionar unos collares llamados ulafala  que son llevados únicamente por aquellos individuos que ostentan un título.   Sus perfumados frutos son utilizados, al mismo tiempo como ambientadores naturales.

Los manglares,  que los polinesios de Samoa llaman togo,  ocupan extensas áreas alrededor del delta de los ríos y su valor ecológico es altísimo, ya que protegen las costas del mar y el viento  y proveen refugio a infinidad de especies de peces. Sa’anapu y  Sataoa,  al sur de ‘Upolu, son áreas de manglar especialmente protegidas por iniciativa de las comunidades donde recae la tenencia de la tierra. Afortunadamente se están tomando iniciativas por parte de las aldeas, comunidades y distritos para minimizar el impacto medio ambiental y garantizar la protección de los recursos naturales.

Existen propuestas para la creación de parques o áreas marítimas protegidas asociadas a su fauna y elementos históricos y culturales. Si no existen parques nacionales  marítimos en las Samoa es simplemente porque las gentes no se involucran lo suficiente y la financiación institucional es totalmente insuficiente. Por otra parte los habitantes no poseen plena consciencia  y uno de los mayores problemas es el de los residuos, pues los samoanos todavía creen que como antes, todo es biodegradable.

Entre los parques, áreas y reservas naturales de interés en Samoa cabe destacar: O le Pupu Pu’e National Park   Al Parque Nacional de  O Le Pupu Pu’e se accede desde  Togitogiga Recreation Reserve, área recreativa situada fuera de los límites del  parque y a 28 kilómetros de Apia. Hasta aquí se llega conduciendo a través de la carretera que discurre por la costa sur de la isla de ‘Upolu. Fue creado en 1978 y  posee 2800 hectáreas que se extienden desde la orilla del mar  hasta alcanzar el el centro insular  -su nombre en  samoano, O Le Pupu Pu’e, describe perfectamente esta posición: `desde la costa a la cumbre de la montaña´ , en el extremo septentrional de esta área protegida que da refugio al  zorro volador (Pteropus tonganus), define sus  límites entre los montes  Le Pu’e (885 metros) y  Fito (1028 metros).

Existe dos especies de murciélagos frugívoros en las Samoa,   pe’a vao (Pteropus samoensis)  y el pe’a fanua  (Pteropus tonganus). De impresionante apariencia en vuelo cuando planeando en la oscuridad, sobre las copas de los árboles, extiende sus alas de metro y medio; estos animales se alimentan del néctar  de frutos y hojas de los árboles del bosque como el  ‘ulu  o árbol del fruto del pan (Artocarpus altis), el aoa  ( Ficus proxila & Ficus obliqua), mamalava (Planchonella samoensis),fetau (Callophyllum inophyllum), tava (Pometia pinnata), ifi (Inocarpus Fagifer), a’ amati’e (Elaeocarpus ulianus) y asi (Syzigium inophylloides).  Durante el día los pe’a fanua forman grandes colonias organizadas de acuerdo con su status reproductivo. Los pe’a  vao aparecen colgados boca abajo de los árboles en solitario o en parejas.

El parque ofrece la posibilidad de practicar el trekking  y descubrir el inexplorado y hermoso interior, dominado por el esplendor del bosque tropical lluvioso. Una costa accidentada y bordada en coladas de lava y hermosos bosquecillos de pandano perfila los límites de esta área natural protegida permitiendo, del mismo modo, una caminata muy agradable y acompañada por la vista despejada del mar. Para alcanzar  Pe’a pe’a ,  cueva que debe su nombre a un pajarito   similar al colibrí y que habita su interior (Collocalia spodiopygia) y situada en la misma región,   ¡es necesario caminar durante 3 horas desde Togitogiga Falls ,  bellas cascadas que se  precipitan en una amplia poza de aguas profundas

Palolo Deep Marine Reserve se convirtió en una reserva marina bajo el acta de Parques Nacionales y Reservas de 1974. El área está administrada por el Gobierno de Samoa a través de la Division of Environment & Conservation (DEC) del Department of Lands, Surveys & Environment. El llamado Palolo Deep es un enorme agujero – ` blue hole ´-  abierto en la superficie de una plataforma arrecifal de aguas poco profundas.  Acoge siete hábitat diferentes en las que cientos de especies de peces arrecife conviven con el pulpo azul, erizos y tricdanas. El lugar toma sus nombre del  gusano polychaete (Eunice Viridis) que habita las aguas poco profundas del sistema de arrecifes. El palolo es la parte comestible de un gusano polychaete que habita en las zonas  más profundas de los arrecifes  del Pacífico Sur Central (Samoa, Islas Cook, Tonga, Fiji, Vanuatu y Solomon). Tiene 45 centímetros de largo y en su emersión se desprende de la cola donde se albergan los huevos y / o el esperma, para luego regresar a sus refugios marinos.

Generalmente emerge de las aguas una o dos veces anualmente.  En las Islas Samoa lo hace cada año, siete mañanas después de noches de luna llena; en octubre en Savai’i y en noviembre en ‘Upolu. Durante cien años jamás lo ha dejado de hacer. Los mejores lugares para observar este curioso fenómeno natural es en las aldeas de Safotu y Falealupo ( Savai’i)   y Salamumu y Saleapaga (‘Upolu). La llegada del palolo es todo un acontecimiento social y  familias y aldeas enteras se desplazan hasta las playas y el mar para pescarlo. Desde medianoche hasta el amanecer, cuando el palolo literalmente se disuelve con la luz solar, jóvenes, viejos y niños llevando antorchas y linternas; cantando y bailando, van atrapando los millones de colas; marrón rojizas las de los machos y verdes las de las hembras.

‘Uafato Rainforest Reserve  La Reserva de Bosque Pluvial de ‘Uafato está situada en la costa noroeste de ‘Upolu e incluye las áreas costeras, zonas marinas adyacentes, el arrecife de coral y la población de ‘Uafato. Este es uno de los lugares más remotos y fascinantes de la isla donde la vida samoana transcurre a su propio ritmo. El primer asentamiento humano tuvo lugar  hace  unos 2500 3000 años. La aldea está dividida en 17 ‘aiga o familias extendidas  y las pequeñas plantaciones que garantizan su supervivencia se encuentran cercanas a esta. La única actividad económica es la producción artesanal de objetos tallados en madera.

Falealupo Rainforest Reserve El área de Falealupo, en el extremo occidental de Savai’i, posee una significación especial para los samoanos. Aquí donde se pone el sol se encuentra según la tradición, la entrada al mundo de los espíritus o aitu. En el universo polinesio el sol poniente simbolizó siempre la muerte y la tierra prometida, mientras que el sol naciente la vida y la esperanza; los múltiples y continuos viajes marítimos protagonizados por las gentes polinesias. La Reserva de Bosque Pluvial de Falealupo fue establecida en 1989 gracias a la iniciativa local e internacional que buscaba su conservación y protección, y un modelo de turismo sostenible en un área de alto valor cultural y ecológico. En la reserva existe una pasarela colgante (`Canopy Walkway´) entre un magaui (Garuda floribunda) y un enorme aoa o baniano (Ficus proxila ), desde el cual se divisa una panorámica de la pluviselva, las  cumbres de  Savai’i y  es punto de observación ornitológico.

Tafua Rainforest Reserve  Comprende una de las áreas de bosque lluvioso mejor conservadas de Samoa y, en consecuencia, el lugar donde se concentran mayor diversidad de especies naturales. La península, en la isla de Savai’i, es un paraíso de las aves y en el cráter de Tafua Savai’i se encuentra emplazado un santuario de murciélagos frugívoros. Su geología recrea túneles de lava fosilizada, sopladores naturales que lanzan agua de mar hasta alturas considerables; y una costa accidentada de origen volcánico, abruptos acantilados y  una preciosa playa de arenas negras, la de Ananoa.

Paka O Amerika Samoa  Paka O Amerika Samoa fue autorizado por el Congreso de los Estados Unidos de América en 1988 y oficialmente establecido como tal en el año 1997. Desde el año 1993, el contrato de arrendamiento tiene una validez de cincuenta años y es susceptible de renovación con consentimiento mutuo. Las tierras que componen el parque fueron arrendadas a las aldeas y al Gobierno de Amerika Samoa por un periodo de 50 años. El objetivo principal del proyecto no es otro que el de preservar las tradiciones, costumbres y creencias del fa’a Samoa aparte, obviamente, de los bosques lluviosos paleo tropicales y el arrecife de coral. Las zonas marinas abarcan casi el 15% de la línea costera, las zonas terrestres, más de 16% de los doscientos kilómetros cuadrados de superfice del territorio.

Las comunidades de quienes son propiedad las tierras, continúan haciendo uso de estas a nivel agrícola, pesquero y de recolección de plantas medicinales percibiendo, al mismo tiempo, pagas anuales de arriendo. Áreas definidas de las islas de Ta’u y Olosega, en el archipiélago de las Manu’a forman al mismo tiempo parte del Parque Nacional de la Samoa Americana.

En Ta’u, aparte de los restos arqueológicos que conforman el complejo funerario del último Tu’i Manu’a posee atractivos naturales de gran interés como puede ser el Judds Crater, un inmenso cráter volcánico al cual se accede desde la aldea de Ta’u tras una caminata de seis horas aproximadamente.

En el área de de la isla de Ofu, donde se extiende la sección del Paka O Amerika Samoa se encuentra uno de los arrecifes coralinos más impresionantes de todo el Pacífico Sur. Entre los gigantescos corales piedra  y otra especies de coelenterata, habitan cientos de peces y los encuentros con tortugas marinas son comunes. Las novecientas especies de peces y cerca de 200 de coral son representativos del área del Indo Pacífico.

En la tradición samoana siempre se ha creído que las tortugas salvan a los pescadores perdidos en la mar, llevándolos sanos y salvos a tierra firme. Es un animal sagrado, hecho que indica su propio nombre en samoano, I’ a sa o  `pescado sagrado´. Los samoanos siempre han cazado las tortugas para alimentarse, y empleado su caparazón para confeccionar brazaletes, peinetas, anzuelos de pesca. En las canciones samoanas y en el arte están presentes, y en algunos lugares como Faga’ itua y Leone en Tutuila se encuentran hermosos petroglifos que dibujan su figura. La tortuga verde marina  o laumei ena’ena (Chelonia mydas) y la  laumei uga  ( Eretmochelys imbricata) desovan en las playas de del atolón de Rose y  de la isla de Tutuila respectivamente. Una vez han nacido las crías, estas se alejan de Amerika Samoa y no regresan a su lugar de nacimiento veinte o veinticinco años más tarde, cuando son sexualmente maduras. Allí ponen sus huevos y vuelven a marcharse desde donde vinieron; así una y otra vez hasta su muerte.

En cuanto a la flora, el baniano o aoa (Fiscus proxila), es el árbol más representativo de los bosques lluviosos samoanos.  Estos  crecen de arriba abajo, pues las aves depositan las semillas en las ramas de otros árboles y a medida que el ficus va desarrollándose extiende sus raíces hacia abajo envolviendo por completo al árbol original. Sin lugar a duda su belleza radica en su enormidad y gigantescas raíces aéreas. Los banianos dan refugio y alimento a multitud de aves. Otros árboles que se pueden encontrar en suelos samoanos  son el futu (Barringtonia Asiatica) el  gatae (Erythrina variegata), el atone (Myristica inutilis), au’auali, (Diospyros samoensis), ifi (Inocarpus fagifer), el árbol del perfume o moso’oi (Cananga  odorata), y el  olioli o helecho arborescente (Cyathea spp.)

Fagatele Bay  National Marine Sanctuary  Es uno de los secretos mejor guardados de Tutuila, un pequeño paraíso oceánico refugio de doscientas  especies de coral y vida marina, y lugar de visita de ballenas jorobadas. En 1986 el Congreso de los Estados Unidos aprobó la creación del Fagatele Bay National Marine Sanctuary para garantizar la protección  de su entorno trabajando conjuntamente con agencias federales, territoriales y los propietarios tradicionales.Le Tausagi ( `Los Pájaros Cantores del Alba´ ) es un grupo de profesionales y voluntarios que promueven la conservación de la naturaleza a través de programas educativos en las escuelas, representaciones teatrales, y visitas para los más jóvenes a Fagatele.

La ballena jorobada o tafola (Megaptera novaeanglie) es el cetáceo más espectacular en aguas samoanas.  Esta ballena tiene las aletas pectorales largas y blancas, y la hermosa aleta caudal presenta bordes aserrados. Su cuerpo es más grueso que el de otros rorcuales, y tiene pequeñas protuberancias tanto arriba como abajo de la cabeza. De cada una de estas protuberancias crece un pelo.

Las jorobadas pueden alcanzar los dieciocho metros de largo. A menudo viajan en grupos pequeños. Generalmente salen a respirar unas seis veces o más seguidas, para luego lanzarse a las profundidades, donde permanecen por unos diez o quince minutos antes de aflorar de nuevo. La ballena jorobada deriva su nombre de la apariencia de su lomo y su irregular aleta dorsal cuando el animal se arquea para una sumersión profunda. Una de las vista más exquisitas y hermosas del mundo es la de una jorobada cuando la cola apunta al cielo, chorreando mar, marcando el inicio de un buceo profundo. Es un hecho fascinante que la distribución de los colores blanco y negro en la parte inferior de la cola de una jorobada es absolutamente única. No existen dos ballenas con las mismas marcas en los lóbulos. Son tan distintas como las huellas digitales de los humanos. Esto les ha permitido a los científicos y otros observadores fotografiar y catalogar miles de ballenas, seguir sus migraciones, documentar sus actividades, y notar la aparición de nuevos ballenatos de una manera regular y continua.

Otra maravillosa característica de esta especie tan singular es el canto submarino de los machos en ciertos lugares y épocas. Estos,  ejecutan complicados patrones de sonidos, con un registro de más de seis octavas y una duración de unos veinte minutos o más, y luego los repiten exactamente. Todas las ballenas de una determinada zona canta la misma canción en una determinada época. Al año siguiente la canción se repite con alguna variación. durante un periodo de más de doce años, los investigadores han grabado y analizado los cambios efectuados en la canción común cada año. Se cree que el hermoso canto de la ballena jorobada está relacionado con el cortejo y el apareamiento.

El Navua en Fiji, uno de los ríos más bellos y desconocidos del planeta

El río Navua está situado en las tierras altas de la  isla de Viti Levu en Fiji y tiene su origen en la ladera sureste del Monte Gordon (933 metros).  Recorre   65 kilómetros hasta llegar a  la comunidad agrícola de  Navua en  la costa sur,  a orillas del río y   enclavada a  39 kilómetros al oeste de Suva.   Aquí y  a finales del siglo XIX  se levantaba un ingenio azucarero  construido por  la Fiji Sugar Company Limited en 1884  y que más tarde sería  vendido  a la Columbia Refining Company en  1906 , cerrando finalmente  sus operaciones en 1923. El río Navua es  la única ví a que tienen los aldeanos del interior  para alcanzar  Navua ya que ninguna carretera llega hasta las aldeas.

La belleza de este rió desconocido reside en los  hermosismos y sorprendentes  paisajes  naturales  que recorre;  espectaculares  y  escarpadas montañas, gargantas y saltos de agua.  Relativamente aislados  del resto de   Viti Levu,   en el interior insular se encuentran  pueblecitos que  viven al margen del bullicio de las poblaciones costeras, brindado la oportunidad de encontrar un Fiji cultural y paisajisticamente más puro. Emprendiendo  un trekking o un rafting,  salen al paso   aldeas que  respiran al ritmo pausado de los usos y costumbres de  kai colo o gentes de la montaña;  los mismos que  frecuentan  los   mercados de Tavua  de  Sigatoka, Lautoka,  Ba  y Suva vendido los productos de la tierra que les proporcionan sus cuidados huertos y plantaciones El rió evidencia  una fuente de proteínas y un medio de transporte  necesitado  por los lugareños  vecinos del Navua.

Entre los meses de  mayo y octubre, durante la estación seca, en la cuenca  alta del río Navua    se encuentra más de cincuenta cascadas y saltos de agua; y más de cien en la temporada de lluvias entre los meses de noviembre y abril. Toda la tierra  es aquí y en los alrededores del Área de Conservacón Natural  de la Cuenca Alta del Navua propiedad de los nueve  matagali  – clan o unidad de propiedad de la tierra –  que residen en la aldea de Nabukelevu  u otros pueblos situados a lo largo de la orilla de la provincia de Serua.

En 2006, la cuenca alta de río Navua se  convirtió  oficialmente en un enclave Ramsar.  La Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional especialmente como Hábitat de Aves Acuáticas, conocida en forma abreviada como Convenio de Ramsar, fue firmada en la ciudad de Ramsar (Irán) el 18 de enero de 1971 y entró en vigor el 21 de diciembre de 1975. Su principal objetivo es `la conservación y el uso racional de los humedales mediante acciones locales, regionales y nacionales y gracias a la cooperación internacional, como contribución al logro de un desarrollo sostenible en todo el mundo´Las comunidades asociadas  al  Upper Navua Conservation Area (UNCA) o Área de Conservación de la Cuenca A lta del Navua, incluyendo los nueve mataqali o clanes  sobre los que recae la tenencia de la tierra, además de dos aldeas, reciben FJD$3 por toda persona que contrata un rafting con la empresa turísitca  Rivers Fiji, de un total de FJD$ 33 por remero potenciando el turismo sostenible en contraposición a la tala y a la minería.

En esta región del interior de  Viti Levu se encuentra uno de los reductos más extensos donde crece la palma de sagu, especie endémica amenazada además del  gobio, una de cuyas especies ha sido descrita recientemente por los científicos.  Este es también hábitat de la iguana bandeada  fijiana  (Brachylophus fasciatus) y de  distintas aves terrestres  como  el Pinzón Loro de Pico Amarillo (Erythrura kleinschmidti) , el   Papagayo enmascarado (Prosopeia personata ), el  Pájaro Azúcar Verde (Gymnomyza viridis ), el Alción Acollarado (Todiramphus chloris) y  el  Lori Solitario (Phigys solitarius) entre otas especies. Los  dogo o manglares, ocupan extensas áreas alrededor del delta  del Navua  siendo  su valor ecológico altísimo, ya que protegen las costas del mar y el viento, y proveen refugio y cria a infinidad de especies de peces que más tarde poblaran las aguas de la laguna de la isla de  Beqa.

 La albufera de Beqa es  un volcán extinto considerado como uno de los mejores lugares del planeta  para la práctica de submarinismo. Bajo las luminosas aguas de la laguna encuentran refugio cientos de especies de peces tropicales, atunes de aleta amarilla, anguilas azules y tiburones además de multitud de especies coralinas entre las que destacan hermosos y coloridos corales blandos que encontrándose en la mayoria de los arrecifes del archipiélago, han convertido a las  Fiji en la “capital del coral blando” del mundo. En la laguna se encuentra Shark Reef Marine Reserve  establecida para garantizar la  supervivencia de los escualos  y protección de su  entorno marino, aquí se pueden encontrar tiburones punta negra, blanca, plateada, gris, nodriza, tiburones limón, toro y ocasionalmente  tiburones tigres.

Atolón de Swains, una de las últimas joyas del Pacífico

El documental `Swains Island: One of the Last Jewels of the Planet´ dirigido y narrado por Jean Michel Costeau muestra la belleza y los aspectos ecológicos y culturales únicos que representa el atolón de Swains u Olosega   y que forma parte del  National Marine Sanctuary of American Samoa, en el corazón de la Polinesia más remota. El documental ha sido producido y filmado por el submarinista y cámara Jim Knowlton durante el año pasado.

La isla de Olosenga  se encuentra enclavada  a 350 kilómetros al nornoroeste de Tutuila  en  Amerika Samoa. Actualmente esta isla polinesia  es de propiedad privada. Olohega como la llaman los  habitantes  de Tokelau,  legítimos propietarios  de esta tierra perdida en el océano, pertenece a los  Jennings y su acceso está gestionado a través del permiso concedido por  esta familia  americana  y la Marine & Wildlife Resourcers Officer con oficinas en  Fagatogo (Pago Pago). Olosenga es  en realidad un atolón de coral de 2 kilómetros de largo y 1,7 de ancho donde el punto más elevado alcanza seis metros sobre el nivel del mar. Las aguas de su laguna son salobres y no existe ningún acceso natural ni artificial a su interior.

Isla de Quirós  fue también llamada durante cierto tiempo,  ante la creencia de que había sido descubierta para  los europeos por el portugués Pedro Fernández de Quirós, al servicio de la Corona Española  el 2 de marzo de 1606. Quirós podría haberle dado  el nombre de Isla de la Gente Hermosa. El  capitán norteamericano  L. Hudson de la Exploring Expedition y al mando del  USS Peacock  navegó hasta  la isla y tras comprobar que la posición dada por Fernandez de Quirós no era la correcta,  bautizo al anillo coralino como   Swains  en honor y acreditando al americano  W.C. Swains,  del ballenero George Champlan,  como su descubridor en 1840.

Aprovechando sus buenas relaciones con los  americanos  en 1856  Eli Hutchinson Jennings,  casado con la samoana  Malia,  adquirió la isla   haciéndose cargo de las plantaciones de cocoteros y de aquellos que las trabajaban , polinesios originarios de Tokelau reunidos en una comunidad auto suficiente  dedicada a la pesca y la agricultura de subsistencia. Debido a sus afinidades culturales y su cercanía con  el archipiélago de  Tokelau, a una distancia aproximada de 175 kilómetros, fue incluida en el grupo insular de la Unión. En 1925  Olohega  sería  anexionada por los EE.UU. y pasaría    a estar bajo la administración de la Samoa Americana, sin que por aquel  motivo  la familia Jennings perdiese sus derechos de propiedad sobre el atolón.

En la década de los  años cincuenta  los  dueños  tradicionales de la tierra serían expulsados dejando tan solo a unas cuantas personas; Taulaga reúne una cuarentena de aldeanos  mientras que  el pueblo de Etena , donde los Jennings construyeron su residencia en 1800, permanece abandonado. La   expulsión de la comunidad polinesia causó gran conmoción, tristeza y enorme vergüenza-  dicen los exiliados –  ahora ya ancianos y residentes en una lejana aunque unida comunidad enclavada en ‘Oahu, en el archipiélago de Hawai’i.  Hoy , desde la añoranza, siguen reclamando su tierra bella y fértil  manteniendo la esperanza en el regreso

Palau podría convertirse en el primer país en prohibir la actividad pesquera comercial

Tommy Remengesau, presidente de Palau, ha propuesto  la prohibición de la pesca comercial en aguas  de  su país con la intención de crear una de las reservas marinas más extensas del planeta  y que cubriría un área  con  una extensión aproximada a la  de Francia. El líder micronesio a declarado  que los buques  de pesca de bandera extranjera que surcan las aguas de su  país – compuesto por 300 islas que acogen una población aproximada de de 21.000 habitantes –  y procedentes mayoritariamente de Taiwan y Japón,  generan ingresos insignificantes y que prefiere concentrar la economía de  la nación en el turismo; al mismo tiempo subrayó el liderazgo de Palau en la conservación marina, trás haber creado el santuario de tiburones más extenso del planeta en 2009. La idea  es la creación de una área que garantice  una protección plena y convierta al archipiélago en el mayor santuario del mundo. `Palau no será simplemente un santuario de tiburones, será un santuario que protega toda la fauna marina en la Zona Económica exclusiva de Palau´. Este área comprende 630.000 kilómetros cuadrados en el Pacífico Norte, en el corazón de la Micronesia. El anuncio  de la prohibición de la pesca comercial coincidió con la llegada del principe  Alberto de Monaco  y su esposa  Charlene Wittstock,  que  en su primera visita oficial  expresó  su apoyo a la protección del medioambiente y la lucha contra el cambio climático.

The EEZ covers almost 630,000 square kilometres (240,000 square miles) of the northern Pacific, including world-renowned scuba diving and snorkelling sites.Read more at: http://phys.org/news/2013-03-pacific-palau-commercial-fishing.html#jCp

Una Zona Económica Exclusiva  es un área que se extiende hasta 2000 millas náuticas madidas a partir de la línea de base desde la que se mide el mar patrimonial, y en el cual los Estados tienen derechos soberanos para fines de exploración, conservación y administración de los recursos naturales del lecho y el subsuelo del mar y las aguas suprayacentes.  Palau autorizó en 2012  a ciento veintinueve buques extrajeros  para  que ejerciésen la pesca en sus aguas territoriales sin embargo muchas naciones del  Océano pacífico reciben tan sólo una fracción de los ingresos generados por la captura del atún. Remengesau  comentó que el Asian Development Bank estima que la industria atunera generl a nivel global  4,0 mil millones de dólares americanos  al año y  que tan sólo el nueve por ciento es  destinado a  los países  que conforman las Islas del  Pacífico donde la mayoría de los peces son capturados. `Los ingresos recibidos de licencias de pesca comercial y los impuestos derivados de esta,   es una gota en el océano comparado con los beneficios obtenidos por las grandes empresas pesqueras´, dijo en un comunicado.

Enlaces de Interés : 1.- Las Islas Cook crean un santuario para tiburones de 1.9 millones de kilómetros cuadrados 2.- Tokelau declara santuario ballenero a su Zona Económica Exclusiva que comprende 290.000 kilómetros cuadrados de océano  3.- La mayor reserva marina del planeta será creada en aguas de las Islas Cook 4.- Tiburones de las Islas Fiji

Palau’s president has proposed banning all commercial fishing in the Pacific nation’s waters to create one of the world’s largest marine reserves, covering an area roughly the size of France.Read more at: http://phys.org/news/2013-03-pacific-palau-commercial-fishing.html#jCp
Palau’s president has proposed banning all commercial fishing in the Pacific nation’s waters to create one of the world’s largest marine reserves, covering an area roughly the size of France.Read more at: http://phys.org/news/2013-03-pacific-palau-commercial-fishing.html#jCp

Submarinismo en un atolón perdido en el Mar de Coral

© Tangata O Te Moana Nui

Se encuentran en uno de los enclaves más remotos de Papúa Nueva Guinea. A 81 kilómetros al suroeste de la isla Normanby, en el archipiélago de D’Entrecasteux, y a 35 kilómetros al norte del arrecife Long Reef en el archipiélago de las Louisiade. Son las islas Conflict en pleno Mar de Coral y en la provincia de Milne Bay. En realidad forman parte de un atolón y suman veintidós islas de reducidas dimensiones que encierran una esplendida laguna de 30 metros de profundidad Su extensión es de 9 kilómetros de ancho por 21 kilómetros de largo y con una superficie terrestre de tan solo 3.75 kilómetros cuadrados.

El viajero afortunado que llega hasta aquí se sorprenderá ante unos paisajes tropicales intactos, dominados por esplendidas playas de blanquísimas arenas bañadas por aguas de luminosidad y transparencias inimaginables. Es uno de los mejores lugares para la práctica del submarinismo, frecuentado por rayas mata gigantes, tiburones de arrecife, tortugas marinas, delfines, ballenas jorobas y piloto. La provincia de la bahía de Milne se extiende sobre 250.000 kilómetros cuadrados salpicados por seiscientas islas y aproximadamente 10.000 kilómetros cuadrados de arrecifes. El área cuenta con una tercera parte de de las especies de peces del planeta y está considerada como un punto caliente ecológico que acoge la diversidad marina más alta del mundo. Es conocida entre los amantes del submarinismo por la diversidad de puntos de inmersión y sus arrecifes de coral que cuentan con el doble de diversidad marina que la Gran Barrera de Coral de Australia. En tierra firme, entre la vegetación desbordante encuentran refugio canguros y cus cus , y las aves del paraíso despliegan sus espectaculares plumajes que compiten con la belleza de las alas de las mariposas, de increíbles proporciones.

El nombre no resulta tan sugerente como el de otras islas y archipiélagos del Océano Pacifico que tanto han hecho sonar a generaciones de occidentales a la búsqueda del paraíso sin embargo las Islas Conflict resumen la esencia más pura de lo que uno espera encontrar en estas latitudes tropicales. A partir del año que viene y en la islita de Panasesa se inaugurara un hotel compuesto por seis preciosos bungalows construidos en madera y a la manera tradicional, disponen de baños completamente equipados, con capacidad para alojar a dos personas, el complejo acoge en su totalidad tan solo a 12 huéspedes. Todas las estancias cuentan con amplias terrazas y las comodidades necesarias, incluyendo aire acondicionado e Ipod dock entre otras. Este nuevo establecimiento contara con su propio chef residente haciendo uso de la abundante producción de alimentos frescos que ofrecen los suelos y los mares que rodean las islas, incluyendo langostas, mariscos y otras delicias del marinas. En estos momentos ofrecen una tarifa especial de 3.750 dólares por persona y entre los meses de diciembre de 2011 y junio de 2012, en estancia mínima de siete días. Normalmente el precio oscila entre los 4.500/ dólares por persona, incluyendo los traslados desde Port Moresby, capital de Papúa Nueva Guinea, todas las actividades llevadas a cabo en el hotel como expediciones en kayak, excursiones, buceo con tubo, pesca de altura: todas las comidas y bebidas alcohólicas básicas. Las reservas pueden efectuarse tanto para individuales como para grupos. Podéis contactar llamando al l: 61 (0) 406 831. 6.38.