Las olas, fuente económicamente viable de energía renovable para las Islas del Pacífico

7cf268630032fb540d880809c3321e90

Las olas son omnipresentes en los más de 20 estados insulares esparcidos por 165 millones de kilómetros cuadrados en el Océano Pacífico. Pero recién este año, tras un estudio pionero realizado por oceanógrafos, se empezó a considerarlas como una fuente económicamente viable de energía renovable en la región.

El informe sobre el análisis de costos de la energía de las olas, publicado por la Comunidad del Pacífico (SPC) – la principal organización científica y técnica de la región – es importante porque por primera vez analiza los costos de la compra, instalación, operación y mantenimiento de dispositivos de este tipo de energía en la zona.

El estudio concluye que `los costos de generación de energía a partir de las olas están a la par con otras energías renovables, como la eólica y la solar´. Rafiuddin Ahmed, del Grupo de Energía Renovable de la Universidad del Pacífico Sur (USP), con sede en Suva (Fiji), coincide en que el océano es una alternativa energética importante dado que `el costo de la generación de electricidad en los países insulares del Pacífico es actualmente muy alto, teniendo en cuenta que la mayoría son dependientes de los combustibles fósiles importados´.

En las Islas Cook y Tonga, por ejemplo, el petróleo importado representa aproximadamente 90 por ciento y 75 por ciento del suministro nacional de energía, respectivamente, mientras que las importaciones de combustibles fósiles equivalen a 10 por ciento del producto interno bruto de la región. Sin embargo, hoy solo 20 por ciento de los más de 10 millones de personas de la zona tiene acceso a la electricidad. La falta de acceso a los servicios básicos es una constante en la mayoría de los 14 países del Foro de Islas del Pacífico, que no alcanzaron el Objetivo de Desarrollo del Milenio 1, que pretendía erradicar la pobreza para el año 2015.

Según los expertos, la fiabilidad de la energía extraída del océano – la mareomotriz, generada por las mareas, y la undimotriz, exclusivamente por el oleaje – hace que sea una buena opción para el desarrollo sostenible.`La energía de las olas está disponible 90 por ciento del tiempo en un sitio dado en comparación con las energías solar y eólica, que están disponibles entre 20 y 30 por ciento del tiempo. El flujo de energía de las olas es hasta cinco veces superior en comparación con el viento que generan las olas, lo que hace que la energía de estas sea más persistente que la eólica´, aseguró Ahmed.  Las olas se forman cuando el viento, a medida que atraviesa el océano, transfiere energía al agua. Sin embargo, las condiciones del mar varían a lo largo del Pacífico y los sitios óptimos para obtener la energía de las olas, según el informe, se encuentran al sur de los 20 grados de latitud sur. Específicamente, Tahiti Nui (Polinesia Francesa) , Tonga, Islas Cook y Kanaky  Nueva Caledonia se benefician de la exposición a las olas del océano austral.

El estudio de la SPC analizó los costos que implica el uso de un convertidor Pelami de la energía de las olas, que normalmente se instala entre dos y 10 kilómetros de la costa y puede satisfacer la demanda anual de electricidad de unas 500 viviendas. El costo de la generación de este tipo de energía se calcula entre 209 y 467 dólares por megavatio hora (MWh) en la isla de Eua, Tonga, y entre 282 y 629 dólares por MWh en el sur de Rarotonga, Islas Cook. En comparación, el costo de generación de la energía solar y diésel puede alcanzar hasta 700 dólares por MWh y 500 dólares por MWh en ambos lugares, respectivamente.

Dada la gran cantidad de isleños que viven a lo largo de las costas y la necesidad de generación de energía independiente en las comunidades rurales, donde el déficit energético es mayor, `la energía de las olas es sin duda uno de los candidatos fuertes para el abastecimiento de las islas remotas´, expresó Ahmed.

En  Kanaky Nueva Caledonia y Fiji solamente 45,5 por ciento de la población rural está electrificada, proporción que cae a 17,8 por ciento en Vanuatu y 12,6 por ciento en Islas Salomón. Sin embargo, el profesor adjunto Anirudh Singh, de la Facultad de Ingeniería y Física de la USP, que también participa del Proyecto Red de Transferencia de Conocimiento y Tecnología sobre Energía Renovable en las Pequeñas Islas en Desarrollo (DIREKT), recomienda tener cautela sobre las conclusiones del informe. `La densidad de la energía disponible en las olas es en general bastante baja en el Pacífico en comparación, por ejemplo, con los países del hemisferio norte y, en segundo lugar…, la tecnología aún no ha sido debidamente probada en el mercado´, opinó Singh.

Este tipo de energía será adecuada para las comunidades costeras rurales `una vez que la tecnología del dispositivo único de energía de las olas se haya perfeccionado, pero eso llevará algún tiempo´, advirtió.

El trabajo sobre la tecnología de la energía marina se inició en la década de 1970, pero la mayoría de los dispositivos aún no lograron su aplicación comercial, aunque los prototipos se están probando en todo el mundo. El Pelamis, que puede producir energía eléctrica conectada a la red, es uno de los dos dispositivos que están listos para su comercialización, según el informe.

El equipo de investigación de la energía del océano de la University of the South Pacific  también está desarrollando conceptos nuevos, lo que incluye una columna rectangular de agua oscilante (OWC), que canaliza el flujo bidireccional de las olas hacia las paletas de la turbina de viento Savonius. `Un dispositivo OWC se puede construir localmente con materiales de la zona, con excepción de la turbina. Sus costos de operación y mantenimiento también son bajos y tiene una vida muy larga. Sin duda podrá competir con otras fuentes de energía renovables en lugares de buen potencial´, afirmó Ahmed.

Habrá que superar numerosos obstáculos antes de que el potencial energético del océano se transforme en realidad, incluida la falta de experiencia técnica local en las energías renovables y conseguir la inversión del sector privado para la comercialización de la tecnología. La generación de confianza de los inversores, según el Banco Mundial, también exige claridad por parte de los gobiernos de la región sobre las opciones de inversión, los planes de incentivos y los marcos políticas, legales y reglamentarios asociados. Fuente original: IPS

Kiribati, Tuvalu y las Islas Salomón afectadas también por la fuerza destructiva del ciclón Pam

El gobierno de  la República de Kiribati ha señalado de  que está recibiendo informes sobre los graves daños sufridos en tres de los atolones situados al sur de este país micronesio a causa de los fuertes vientos y marejadas provocadas por el ciclón tropical Pam y que arrasó Vanuatu el fin de semana pasado.  Rimon Rimon portavoz del gobierno I Kiribati ha informado que la evaluación de los daños está  en marcha;  la semana pasada el  The Dai Nippon Causeway  puente que conecta Betio y Bairiki, dos de los núcleos urbanos más poblados del atolón de Tarawa y por donde transita la mayoría de las mercancías y combustible se ha visto afectado por la violencia del oleaje  impidiendo  su capacidad de servicio y tráfico limitado  controlado por la policía local. Las severas condiciones climáticas no han permitido hasta la fecha su reconstrucción. Los diques de contención del océano y las viviendas en poblados se han visto seriamente dañadas. En los atolones mencionados, aldeas enteras se han visto obligadas a desplazarse a lugares más seguros afectando, de este modo, la vida de sus habitantes y su medio de vida basada en la pesca y la agricultura de subsistencia. Según ha señalado el líder micronesio, `llevará bastante tiempo para que puedan regresar a la normalidad´. La semana que viene, con la llegada de la primavera,  se espera que una nueva marea  afecta a las islas.

Por otro lado Tuvalu, nación de Polinesia compuesta  también por atolones de coral que apenas si se eleven unos metros sobre el nivel del océano,  esperar recibir  este martes  ayuda por parte de la Cruz Roja después de sufrir el embate  de enormes olas y lluvias torrenciales que han arrasado cultivos y provocado la destrucción de viviendas. Casi la mitad de la población de Tuvalu 9876 habitantes,  se ha visto  desplazada por la inundaciones.  Enele Sopoaga, primer ministro del país,  ha indicado que la mayoría de  los habitantes  del archipiélago se han visto afectados, al menos habiéndose visto completamente anegado por completo uno de los atolones. La máxima preocupación para las autoridades se centra en las condiciones sanitarias  y la falta de alimentos,  agua y medicinas. Aurelia Balpe,  directora regional de la Cruz Roja Internacional en el Pacífico , ha declarado que desde Fiji han sido enviados equipos higiénicos, mantas, utensilios de cocina y contenedores de agua.

 El Ministro de Relaciones Exteriores de Nueva Zelanda, Murray McCully   ha indicado  que los  reconocimientos aéreos  llevados  a cabo por aviones de las Fuerzas Armadas de Nueva Zelanda el pasado fin de semana ,  han podido comprobar que la situación en Tuvalu no ha sido tan desastrosa como en Vanuatu. Los atolones  se han sido  afectados por la fuerza del ciclón Pam  aunque las viviendas no se han visto tan afectadas como aquellas del país melanesio. McCully ha dicho que el gobierno de Tuvalu parece capaz de gestionar la situación y con ello centrar todos los esfuerzos  en prestar ayuda a Vanuatu sin embargo, umerosas asociaciones humanitarias , como Plan International Australia, han alertado a la comunidad internacional que no se olviden de los desastres ocasionados en otras Islas del Pacífico por el paso del ciclón Pam, como son Kiribati, Tuvalu y las Islas Salomón. Las islas de Anuta y Tikopia, en las Islas Salomón en Melanesia, se han visto severamente afectadas por las violentas inclemencias climáticas derivadas de Pam, uno de los ciclones más destructivos ocurridos en el Pacífico Sur y que con ráfagas de viento de más de 340 kilómetros hora arrasó el archipiélago de Vanuatu el pasado sábado.

Elecciones generales en las Islas Salomón, se inicia el recuento de votos

154814_463817271675_1024015_n

Las autoridades electorales de las Islas Salomón comenzaron hoy a contar los votos tras las elecciones generales realizadas la víspera y que fueron las primeras celebradas tras la retirada del contingente de Fuerzas de Paz liderado por Australia en 2013. El jefe de la Oficina Electoral de las Salomón, Polycarp Haununu, informó este jueves que sus funcionarios han retirado todas las urnas electorales de los 867 colegios electorales distribuidos en todo el territorio de este país insular del Pacífico Sur. Haununu agregó que los comicios se celebraron `con normalidad en todo el  archipiélago  y sin mayores incidentes que reportar´, según  Solomon Times.

El proceso para contar los votos demorará tres días tras estos comicios pacíficos, felicitados por Estados Unidos y Australia.Unos 447 candidatos, independientes y miembros de los 12 partidos políticos registrados, aspiran a los 50 asientos del Parlamento en liza.Según las últimas encuestas, se prevé que el actual primer ministro, Gordon Darcy Lilo, permanezca en el poder. Entre 1998 y 2003, más de 200 personas murieron y miles más fueron desplazadas a causa de las disputas étnicas entre grupos armados rivales que aterrorizaron a la población  de esta nación melanesia, la tercera  más poblada del Pacífico Sur después de Papúa Nueva Guinea y  Fiji →Un informe revela las verdaderas causas del cruento conflicto civil que tuvo lugar hace una década en el archipiélago de las Salomón.

Australia lideró la Misión de Asistencia Regional para las Islas Salomón (RAMSI), iniciada en 2003, para pacificar a esta nación mediante un operativo militar que duró diez años y que fue el de mayor duración realizado en el Pacífico Sur tras la Segunda Guerra Mundial.Las Islas Salomón, país oceánico  conformado unas  1.000 islas, cuenta con una población cercana a los 600.000 habitantes, la mayor parte de origen melanesio, aunque también hay poblaciones de origen  polinesio, micronesio y chino. La economía, sustentada en el sector minero y la explotación maderera, tiene una previsión de crecimiento de -1,5 por ciento para este año, debido al impacto de las recientes inundaciones, según indicó  el Banco de Desarrollo Asiático. → Honiara, capital de las Islas Salomón, devastada por graves inundaciones. 

Arte y Cultura de Melanesia, objetos de una colección, por Juan Carlos Rey

`Arte y Cultura de Melanesia, objetos de una colección´, acaba de ser publicado por  Doce Calles , editorial especializada en obras de arte. Su autor es Juan Carlos Rey,  quién fuera embajador de la Unión Europea en Papúa Nueva Guinea y las Islas Salomón. El libro, en una edición trilingüe (español, francés e inglés),  y presenta una muestra de 87 fotografías inéditas con la descripción y la catalogación de otros tantos objetos pertenecientes a la colección del autor y procedentes de Vanuatu, Papúa Nueva Guinea y las Islas Salomón.

Juan Carlos Rey  residió  en  Melanesia por más de cuatro años, hecho que le permitió  viajar extensamente por las Islas del Pacífico,  allí no  no pudo  escapar a la atracción provocada por la rica expresión artística y la diversidad cultural de esta vasta región oceánica  , donde visitó enclaves  remotos en los que pudo consolidar su colección de objetos de distinta naturaleza, concediéndole de esta manera un carácter inédito a esta cuidada publicación, con   espléndidas fotografías,  que introduce al lector en diferentes aspectos de las desconocidas y  fascinantes culturas desarrolladas en aquellos archipiélagos  del Pacífico Sur. Con la finalidad de ofrecer una más amplia documentación de carácter etnológico y comparativo el libro  incluye  al  mismo tiempo,   fotografías de época  tomadas en Melanesia a finales del siglo XIX y principios del XX, por las que se ponen de manifiesto que ciertos objetos ya empleados entonces siguen siendo de actualidad.

Por último el  diplomático español, en la introducción de la obra , deja patente que las primeras descripciones sobre costumbres y artefactos del Pacifico, más tarde conocido como arte oceánico, fueron hechas por navegantes españoles que durante los siglos XVI y XVII surcaron la casi totalidad del Océano Pacifico, es decir unos doscientos años antes de la llegada de las grandes expediciones de la época de la Ilustración, de las que, entre las más conocidas, se citan los viajes de los franceses Bouganville, La Pérouse, el británico Cook o el español  Alejandro Malaspina.

Portada de `Arte y Cultura de Melanesia´. Máscara de Iniciación procedente del río Sepik bajo (Papúa Nueva Guinea) elaborada  en madera, con conchas marinas, madreperla, pigmentos y fibras vegetales, datada finales del siglo XX.

`Arte y Cultura de Melanesia, objetos de una colección´. Throught the presentation and description, in three languages (Spanish,French and English), of 87 tribal art objects originating from Papua New Guinea, the Solomon Islands and Vanuatu, this catalog offers abroad overview of the rich artistic expression and cultural diversity of Melanesia, one of the least know regions of the South Pacific. The photographs and unpublished references will introduce the reader to the various aspects of the Melanesian culture, a fascinating yet unknow culture. Juan Carlos Rey holds a master degree in Marine Biology. He worked as oceanographer then as  European Union Ambassador to Papua New Guinea and the Solomon Islands . He combined his professional activities with his passion for the arts and culture of the South Pacific. His expereince and the four years he spent living in Melanesia offered him a unique opportunity to study the primitive cultures and tribal arts of this remote region. Author of travel literature, he is also of the Spanish Association for Pacific Studies and the Pacific Arts Association. + Info: docecalles@docecalles.com

`Arte y Cultura de Melanesia, objetos de una colección´. Par le biais de la présentation et la description, en trois langues (espagnol, franÇais et anglais), de 87 objets des arts tribaux provenat de la Papouasie-Nouvelle-Guinée,des îles Salomon et du Vanuatu, ce catalogue offre un large énchantillon de la richesse et dela diversité artistique et culturelle de la Mélanésie, l’une des régions les  mois connues du Pacifique Sud. Les photographies et les références inédites vont introduire le lecteur aux différents aspects de la culture mélanésienne, si fascinante que méconnue.  Juan Carlos Rey diplômé en biologie marine, a travaillé comme océanographe et puis comme Embassedeur de la Délégation de l’Union européenne en  Papouasie-Nouvelle-Guinée, et aux  Îles Salomon.  Il a combiné ses activités  professionnelles avec sa pasion pour les arts et la culture du Pacifique Sud. Son expérience et les quatre annnées passées en Mélanésie lui ont offert une opportunité unique pour se familiariser avec les cultures primitives et les arts tribaux de cette région lointaine. Auteur des récits de voyage, il est aussi membre de l’ Association Espagnole de Etudes du Pacifique et de l’Association des arts du Pacifique. + Info: docecalles@docecalles.com

El Parlamento federal de Queensland reconoce y pide disculpas por la trata de esclavos en el siglo XIX

Naisali

Aquellos descendientes de los isleños de los archipiélagos del Pacífico Sur, que fueron llevados a Australia en el siglo XIX para trabajar en la industria del azúcar y el algodón fueron reconocidos esta semana por el Parlamento Federal del estado australiano de Queensland. Aproximadamente 60.000 South Sea Islander´, fueron obligados a abandonar  sus islas natales  durante el llamado  período de   blackbirding o `tráfico de mirlos negros´. Melanesios de Vanuatu, Nueva Caledonia, Papúa Nueva Guinea y las islas Salomón.  a  partir de mediados del siglo XIX,  fueron expuestos  a la práctica de la trata de esclavos, destinándolos a trabajar en las plantaciones de caña de azúcar y algodón  en Queensland (Australia) y las islas  Fiji. Australia púes pide disculpas ante el tratamiento sufrido por aquellas personas esclavizadas  y  celebra, a un mismo tiempo, la contribución de  sus descendientes  a la sociedad australiana actual.

Las Terribles Salomón por Jack London

“… No puede negarse que el grupo de las islas Salomón es de mucho cuidado. Pero por otra parte, peor se está en otros sitios del globo. Ahora, al novato que no tenga el don de comprender los hombres y la vida en bruto, las Salomón le parecerán terribles…”

“… Cierto que la disentería y la fiebre están perpetuamente en el aire, que abundan repugnantes enfermedades cutáneas, que la atmósfera está saturada de un veneno que se infiltra por los poros, infecta la más pequeña herida, causando úlceras malignas, y que muchos hombres fuertes como castillos escapan de morir allá para volver a su patria hechos una ruina. Cierto que los indígenas de las Salomón son una pandilla de salvajes, con un voraz apetito por la carne humana y por coleccionar cabezas…”

 “… Todo lo dicho es cierto, y sin embargo hay blancos que han vivido más de veinte años en las Salomón y siente añoranza al marcharse para siempre ….”

Las Terribles Salomón
Jack London

Papúa Nueva Guinea celebra el Festival de Artes Melanesias

130131021

La capital de Papúa Nueva Guinea, Port Moresby,  ha empezado a recibir esta semana a las primeras delegaciones  que participaran en  la quinta edición del  Melanesian Festival of Arts  que se inaugurará este fin de semana. Desde su creación celebra  cada cuatro años la diversidad y riqueza de las culturas  melanesias,   habiendo tenido lugar  hasta la fecha en Honiara (Islas Salomón, 1998), Port Vila (Vanuatu (2002), Fiji  (2006) y Nouméa (Nueva Caledonia, 2010).El festival se celebra bajo el   auspicio del Melanesian Sperhead Group,  organización interregional que  incluye a las Islas Salomón, Vanuatu, Fiji y Papúa Nueva Guinea;  además de la organización política independentista Front de libération nationale kanak et socialiste (FLNKS) de Kanaky Nueva Caledonia sobre la cual recae la actual presidencia.  Nueva Caledonia ha enviado la delegación más numerosa, con 237 artistas que representan a las tres provincias de esta Colectividad Francesa  de Ultramar.

Esta es la primera vez que  Papúa Nueva Guinea acoge este evento regional, a partir del  28 hasta  11 de julio de 2014,  bajo el lema  Celebrating Cultural Diversity (`Celebremos la diversidad cultural´) destacando entre otras actividades talleres y demostraciones de escultura, pintura, artesanía, gastronomía, cantos y danzas tradicionales. El festival girara entorno a la capital papú en un recinto próximo al  Museo Nacional, donde se han levantado  construcciones tradicionales de los diferentes países participantes. Mt Hagen , en las Tierras Altas del Oeste;  Momase,   en el Sepik Oriental; Milne Bay y  Kokopo , en Nueva Bretaña del Este,  formaran al mismo tiempo parte del circuito del festival.  Papúa Nueva Guinea ha invitado a tres países considerados `observadores´ en el MSG :  Timor Leste, Papua Barat e Indonesia,  llama la atención esta  última invitación ya que Indonesia ocupa ilegal y militarmente Papúa Occidental, vulnerando los derechos humanos  y no teniendo  nada que ver con la tradición cultural de las Islas del Pacífico. Curioso es también que el FLNKS no haya vetado  su presencia en el festival.