La imagén de las Islas del Pacífico a través de la indústria turística: Micronesia

1.- La imágen de las Islas del Pacífico a través de la indústria turística: Melanesia

2.- La imágen de las Islas del Pacífico a través de la industria turística: Polinesia

Samoa de Evotia Tamua

Samoa es uno de los libros de fotografía que forman parte de la serie Pacific  Pride  (Samoa, Tonga, Islas Cook & Fiji) de la editorial Pasifika Press de Aotearoa Nueva Zelanda. A través de las fotografías de Evotia Tamua y los textos de Graeme Lay &  Malama Meleisea nos acercamos a la historia y  a la cultura que definen a estas hermosas  islas polinesias así como también a aquellos aspectos económicos, políticos y sociales que la definen como un estado moderno dentro de la comunidad de naciones. Otros libros de Evotia Tamua sobre las Islas del Pacífico & Aotearoa Nueva Zelanda  son Pacific Auckland y Polynesian Festival.

Evotia Tamua  nacida en Aotearoa Nueva Zelanda, es una reconocida fotógrafo freelance  de origen samoano, su familia procede de la aldea de Salelesi en ‘Upolu, y  viene desarrollando su labor profesional en aquel país de las antípodas y las Islas del Pacífico a través de retratos documentales y fotografía comercial. Sus fotografías han sido editadas en numerosas publicaciones y mostradas en diversas exposiciones reflejando en la mayoría de ocasiones, los aspectos sociales de las comunidades polinesias y samoanas en sus islas de origen y/o en los suburbios de Auckland  (Aotearoa Nueva Zelanda).

El neocelándes Graeme Lay es editor y autor de numerosos libros tanto para el lector adulto como juvenil, en esta última categoría destaca la trilogía de Tuaine Takamoa: Living One-Foot Island (1998), Return  to One-Foot Islands (2002) & The Pearl of One Foot Island (2004) novelas que transcurren en las Islas Cook y cuya protagonista es Tuaine Takamoa. Entre otros libros destacamos Motu Tapu (1990)  Passages: Journeys in Polynesia (1993),Pacific New Zealand (1996), Pacific Feast & Festivals (2002).

Malama Meleisa es historiador samoano que ha publicado varias obras sobre las tradiciones e historia de Samoa entre las que podemos destacar Lagaga: A Short History of Western Samoa publicado por la Universidad del Pacífico Sur (Suva, Fiji, 1987). Otras publicaciones de Evotia Tamua: Polynesian Festival & Pacific Auckland

Intensa actividad volcánica del Gharat en la isla de Gaua en Vanuatu, obliga a la evacuación parcial de su población

La intensa actividad volcánica del Gharat en la isla de Gaua  , en el archipiélago de Banks (Vanuatu), no deja de inquietar tanto  a sus habitantes como a las autoridades civiles y científicos. Estos últimos han decidido poner en marcha un plan de evacuación parcial que afectará a las áreas que se encuentran más próximas al cráter, tres aldeas que reúnen un centenar de habitantes que están viendo como sus cultivos y recursos acuíferos están siendo afectados por las emisiones de gas,  ácido y escoria volcánica. Las emisiones de ácido mantienen prioritaria  la evacuación de los niños y los más ancianos en razón de los problemas respiratorios que en estos puedan provocar. De acuerdo con las informaciones facilitadas por la radio nacional de Vanuatu, hasta Gaua se han desplazado  representantes de la Cruz Roja local y las Fuerzas Móviles de Vanuatu (VMF)  con el objetivo de monitorizar la evacuación  a otras regiones más seguras de la isla y con la aceptación anticipada de los jefes tradicionales de dichas áreas aún no afectadas por la intensa actividad volcánica del Monte Gharat.

Desde finales de octubre el nivel de alerta a pasado de un nivel uno a un nivel diez, sobre una escala de cinco. Desde el mes de septiembre los volcanólogos de Vanuatu y de Kanaky Nueva Caledonia, desde el IRD del Institut Française de Recherches pur le Dévelopment, han seguido de cerca la evolución de la actividad del volcán de Gaua, que en estos momentos se encuentra en una situación de recrudecimiento, intensificándose considerablemente las emisiones de gas. Entre los científicos, el temor más grande reside en una posible desestabilización de la estructura misma del volcán, agravada por la considerable actividad sísmica que esta sufriendo en los últimos meses  el Pacífico Sur, y la entrada en contacto del agua del lago  y la cámara magnética situada justo debajo. Al producirse este contacto con los millones de metros cúbicos de agua del lago podría producir una explosión de proporciones considerables. Las investigaciones científicas dan una media de dos explosiones diárias que desprenden fuertes emisiones de gas sulfúrico.

El Monte Garet,  nombre con el que también es conocido por los habitantes de estas islas melanesias, alcanza una altura de 797 metros, y forma parte del área emergida de la misma isla, materializándose en el lago Letas que sumerge una antigua caldera volcánica. El volcán de Gaua mostró una cierta actividad en la década de los sesenta, llegándose a producir la evacuación de su población en 1973. En Vanuatu se encuentra algunos de los volcánes más activos del planeta, en la isla de Tanna al sur del archipiélago se alza el Monte Yasur y en la isla de Ambrym los impresionantes conos volcánicos de  Marum y el Benbow. Este hermoso archipiélago de la Melanesia esta constituido mayoritariamente sobre antiguos  volcánes situados a lo largo de la falla tectónica de las Nuevas Hébridas, formando parte del llamado Cinturón de Fuego del Pacífico. El Manaro, en la isla de Ambae coronado como el Gharat por un lago llamado Vui, hizo ya algunos años temer las consecuencias catastróficas derivadas de un contacto del magma con el agua del lago y provocó la evacuación de aquellas personas que residían en el norte. La última erupción del volcán de esta isla que se encuentra al  noroeste de Vanuatu, en noviembre de 2005,  creó una nueva isla  de 525 metros de diámetro  y una cincuentena de  metros en el centro del lago Vui.

La importancia de la tradición oral y la recopilación de toponímia como medio para conocer y mantener la historia de Rapa Nui: Sergio Rapu habla para el proyecto Te Re’o Tupuna

Sergio Rapu Haoa, hijo de una de las familias más antiguas y respetadas de Rapa Nui, arqueólogo de prestigio internacional, formado en la Universidad de Hawai’i, fue a partir de 1984 el primer gobernador de origen rapanui en la Isla de Pascua. Sergio Rapu quién ha dedicado su vida entera a desvelar los aspectos más descocidos de la historia de Rapa Nui, desde una investigación séria y rigurosa, llevó a cabo la restauración del Ahu Nau Nau entre 1978 y 1980, sobre el cual se levantaron cinco moai, cuatro de ellos con pukao y dos quebrados. Fue en este lugar donde se halló un ojo de coral blanco con pupila de escoria roja y que actualmente se encuentra en el Museo Sebastián Englert en Hangaroa. Antes del descubrimiento se creía que las cuencas de las estatuas habían estado siempre vacías. Durante muchos años, los arqueólogos habían ido encontrando pequeños fragmentos de coral trabajado, pero eran demasiado pequeños o estaban demasiado rotos para identificarlos. Con el descubrimiento de esta pieza, se pudo saber que las estatuas habían tenido ojos encastados. dado que el poder del moai no se activaba hasta que se esculpían las cuencas y, probablemente, se encastaban ojos de esta clase, en ellos se contenía un mana y un poder enormes. Por ello, con toda probabilidad, fueron destruidos como “afrenta final”, cuando se derribaron las estatuas de las plataformas ceremoniales o ahu.

Claudio Cristino habla para el proyecto Te Re’o Tupuna: Cada rincón, cada piedra tiene un nombre en Rapa Nui

Claudio Cristino es arqueólogo chileno de reconocimiento internacional, experto  en cultura polinesia y de Rapa Nui. Es profesor de arqueología, prehistoria y etnografía de Oceania en la Facultad de Ciencias de Chile.  Investigaciones arqueológicas, etnológicas y antropológicas en Isla de Pascua & Tahiti y sus Islas han ocupado gran parte de su vida. Para aquellos interesados en la extraordinaria labor científica de Cristino y la historia y cultura de Rapa Nui, os recomedamos el libro: 1000 años de Rapa Nui: Arqueología del Asentamiento (Editorial Universitaria) escrito en colaboración con  Patricia Vargas y Roberto Izaurieta.

Este libro presenta un valioso corpus de información obtenido y sistematizado en tres décadas de exploración arqueológica de Rapa Nui, que nos brinda una nueva y significativa visión de su pasado. Mas bien técnico, nos muestra sin embargo en forma sencilla algunos complejos problemas acerca del origen, la antigüedad y evolución de esta cultura prehistórica y es una contribución que guiará al lector en un fascinante viaje al pasado a través de los ojos de tres de los más connotados especialistas en el tema.

Paralelamente los autores nos regalan con sugestivas imágenes de la historia de Rapa Nui y su gente, del quehacer arqueológico y de los entretelones de su investigación. Su gran conocimiento de Polinesia, que los ha llevado a las más remotas islas de la región, en las cuales han vivido y trabajado por muchos años, se refleja también en las interesantes comparaciones que nos permiten percibir que Rapa Nui es parte de un extraordinario mundo oceánico para muchos casi desconocido.

Deliberadamente el discurso se aleja de los grandes temas que han hecho famosa a la isla –de los gigantescos moai, los grandes monumentos en ruina y las bizarras teorías que han motivado– y nos ofrece una imagen que permite entender mejor los modos de vida de aquella sociedad.

¿Quiénes eran estos hombres y mujeres? ¿De donde vinieron? ¿Que ocurrió allí durante un milenio? Son algunas de las interrogantes que los autores intentan responder. Modelos en boga que enfatizan la idea de un desastre ecológico para explicar el colapso de la sociedad preeuropea son discutidos, pero el énfasis está puesto en la data dura que puede contribuir a resolver las más controversiales cuestiones involucradas en estas ideas. Ella abre innumerables nuevas avenidas a una renovada investigación científica.

Estas páginas nos remontan 1000 años en el tiempo pero no pretenden resolver ninguno de los mal llamados misterios de Rapa Nui. Muestran simplemente que la ardua reconstrucción arqueológica del pasado, aún cuándo limitada, es mucho más significativa y estimulante que las más populares especulaciones acerca de esta extraordinaria cultura polinesia. Editorial Universitaria

Alberto Hotus Chávez habla del antiguo Cementerio de Isla de Pascua para el proyecto Te Re’o Tupuna

“Soy el último anciano que guarda la memoria de la Isla de Pascua”

Alberto Hotus

Alberto Hotus fue el primer alcalde democrático de Isla de Pascua y preside el Consejo de Ancianos de Rapa Nui (Te Mau Hatu O Rapa Nui) Es concejal de la Ilustre Municipalidad de Isla de Pascua, miembro de la CONADI y director del coro de la iglesia. Alberto Hotus nació en la Isla en 1929 , hijo de Matias Segundo Hotus Ika y Melania Chavez Manuheuroroa. Es descenciente de la tribu de los koro orongo . Está casado con Margarita Salinas Cárdenas con la cual tiene cual tiene cuatro hijos: Julio. Pablo, Jorge y Margot. Julio Hotus Salinas  es el encargado de la Oficina de Cultura de la Ilustre Municipalidad de Isla de Pascua y de la gestión administrativa Te Re’o Tupuna.  El consejo de Ancianos se inspiró en la institución  que en 1888 lideró Atamu Tekena, ariki que accediera a ceder Isla de Pascua a Chile, formándose en 1979 y desde entonces centrando todos sus esfuerzos  al bienestar y el mantenimiento, conservación y desarrollo de la identidad y herencia cultural del pueblo de Rapa Nui  a través de la proposición y acción de políticas adecuadas , la lengua y la tradición.

Atamu Tekena firmó con el capitán Policarpio Toro un acuerdo de voluntades que desafortunadamente ha venido siendo ignorado en su mayor parte. Las gentes de Rapa Nui cedieron la soberanía pero no la propiedad de la tierra, por decreto ley y en 1933 la tenencia fue arrebatada por Chile convirtiendo a los pascuenses en extranjeros en su propia patria ancestral.

Los padres de Hotus trabajaron la tierra de sol a sol sin apenas ganar nada ni ser alimentados por la compañia explotadora, a los 14 años y ya huérfano de padre, fallece su madre Melania. Así la vida del joven Alberto en sus primeros años no escapa a las duras condiciones de vida  que en aquellos años  el destino guardaba para la comunidad de Isla de Pascua. Ciertamente aquella fue una época de dificultades y carencias de la que difícilmente los pascuenses podían escapar. A los habitantes les estaba prohibido salir de la isla sin embargo Hotus se convirtió en polizón embarcándose en uno de los buques mercantes que llegaban hasta orillas de aquella tierra polinesia para cargar en sus bodegas los productos generados por el  sudor y el esfuerzo de los pascuenses. Incitado por la curiosidad de todo aquello que le contaba el suboficial de la Armada de Chile sobre el continente cuando Hotus trabajaba para este, y  en complicidad con el  mismo hijo del militar, consiguió llegar hasta Valparaiso junto a cinco compatriotas. Una vez en Chile y pasado el tiempo, logró ser fue aceptado en la Escuela de Enfermeros del Hospital Naval de Valparaiso.  El intendente Humberto Molinay y el gerente de la Compañía Chilena de Tabacos,  viajando en el mismo barco mediante el cual escaparon  Hotus y sus compañeros, prometieron hacerse cargo de los polinesios, facilitando así  el camino ante aquel nuevo reto en tierra extraña. Finalizados sus estudios, en 1952 regresaría a la Isla para hacerse cargo de la leprosería junto a Rafael Haoa: “… de niño me interesó la salud, yo pensaba que era vital erradicar la lepra. Por ello me acercaba al leprosario a dar la comida a los enfermos. Aprendí a hacer curaciones, pero también conocí la historia antigua de la isla …”

Proyecto Te Re’o Tupuna (Rapa Nui)

En el marco del seminario Patrimonio Insular de la Quinta Región (Chile),  convocado por DUOC-UC, Julio Hotus Salinas, encargado de la Oficina de Cultura de la Ilustre Municipalidad de Isla de Pascua y de la gestión administrativa Te Re’o Tupuna ,  expuso el proyecto ganador del Fondart 2009:

“La importancia de este proyecto es plasmar este conocimiento, que personalmente vengo escuchando hace varias décadas, en un lugar donde otra gente pueda adquirirlo, para preservar el uso del idioma rapanui que está directamente ligado al tema de los toponímicos, ya que estos tienen un poco de leyenda, un poco de historia y de vivencias”

La tarea se apoya con tecnología digital, en una maqueta electrónica geo-referenciada y vistas satelitales, sobre un soporte Web. El objetivo es hacer converger a una sola base de datos, los diversos y principales puntos de la tradición e identidad rapanui asociados a su medio geográfico, quedando toda la información a disposición de la comunidad isleña, Chile y el mundo.

En Tangata O Te Moana Nui celebramos el  Proyecto Te Re’o Tupuna (La Voz de los Ancestros) y expresamos nuestras más sinceras felicitaciones a nuestro ta’ina Julio Hotus Salinas  y con especial cariño a su padre  el  Sr. D. Alberto Hotus Chávez, Presidente del Consejo de Ancianos de Rapa Nui,  a un mismo tiempo  a todas aquellas personas que apoyan esta extraordinaria  iniciativa que pone a resguardo para las generaciones presentes y  futuras el valiosísimo patrimonio humano y cultural de Rapa Nui:  Sra. Dª Luz Paoa Zasso Paoa, alcaldesa de la I Municipalidad de  Isla de Pascua;  al Sr. D. Sergio Rapu Haoa, Al Sr. D. Claudio Cristino Ferrando, Sra. Dª Tania Basterrica Brockman, Sr. D. Daniel Basterrica Brockman , Sr. D.  Enrique Pakomio Machuca, Sra. Dª  Bernardita Skinner Huerta, Sr. D. Marcos Moncada Astudillo y  Sr. José Miguel Ramírez Aliaga.  Del mismo modo al Pueblo de Rapa Nui en particular a los jóvenes, receptores de esta extraordinaria iniciativa por parte de sus mayores.

Es deseo del  Proyecto Te Re’o Tupuna, “rescatar la voz de los ancestros“, reflejada en los nombres que los rapanui dieron, tradicionalmente a los diversos emplazamientos de la Isla, como reflejo de su cosmovisión, a atraves de una página web TE RE’O TUPUNA  que disponga de un adecuado sistema que permita dar a conocer y difundir los diversos topçonimos originales de Rapa Nui, preservarlos y divulgarlos.

Con la llegada de los occidentales se empiezan a imponer en la Isla  otras cosmovisiones, otras lenguas y, en definitiva, otras formas de expresar el mundo. Los extranjeros denominaban a las cosas y lugares en su propio idioma y según su particular forma de entenderlos. Esto tuvo un impacto, provocando que dejaran de usarse los nombres originales de algunos lugares, o bien, fuesen distorsionados.

Hasta 1935 y en el caso específico de los moai, no había registro conocido acerca de la cantidad exacta, razón por la cual la Armada de Chile encomendó a don Pedro Atán Pakomio, alcalde de la Isla y connotado líder rapanui, levantar un catastro que arrojó la existencia de 688. Referirse a los moai es crucial porque refleja el homenaje a los próceres importantes de su historia desde la perspectiva de cada clan y además porque muchas veces el topónimo original rapanui, era dado por ellos. Muchas veces, los moai dan nombre al área donde se ubican.

Como en todas las culturas ancestrales, la tradición oral empleaba diversos métodos mnemotécnicos, y en Isla de Pascua alcanzaron niveles excelsos. El mejor ejemplo del genio rapanui para el desarrollo de estos métodos, con el fin de trasmitir su historia y tradiciones lo constituyeron los kohou rongorongo, pequeñas tablas en las que se expresaba la escritura originaria rapanui, cuya lectura hoy se encuentra sin traducción

Conocidos son también los diversos tipos de canto, según la tradición que se quería preservar, tema que fue recopilado magistralmente por el RP Sebastián Englert en su texto La tierra de Hotu Matua. Similar trabajo fue desarrollado por el doctor Ramón Campbell en lo que respecta a musicología y por Luis Avaka Paoa, cariñosamente llamado Papá Kiko en cuanto a tradiciones en general.

 Pero quien percibió el aspecto de la identidad cultural asociada al medio geográfico fue el oficial de ejército y relegado político (uno de los fundadores de la República Socialista), Carlos Charlín Ojeda a través de su recopilación de toponímicos, publicados más tarde en su obra “Geo-etimología de la Isla de Pascua” donde registra 529 puntos.

 Mediante este proyecto haremos converger a una sola base de datos, los diversos y principales puntos de la tradición e identidad rapanui asociados a su medio geográfico, quedando toda la información a disposición de la comunidad isleña, Chile y el mundo, para que así, este aspecto crucial del Patrimonio de la Humanidad sea rescatado y pueda permanecer en el tiempo. Maururu!