Pacific of Warwick International Hotels construirá hotel en las Islas Samoa

La cadena hotelera Pacific of Warwick International Hotels iniciará la construcción de un hotel en Vavau en las isla samoana de ‘Upolu, interrumpida por el tsunami que devastó estas islas polinesias el pasado año, próximo a una de las playas más hermosas de Samoa y en un enclave natural privilegiado. A finales del presente año se iniciaran las obras, estimando su finalización e inauguración en el 2013. El Warwick Samoa Resort pasará a formar parte de los treinta y ocho hoteles y resorts que la empresa hotelera tiene en Europa, América, Asia, África y el Pacifico Sur (Fiji & Vanuatu). Por otra parte el Little Polynesian Resort de Rarotonga, en las Islas Cook ha sido galardonado con el Travel Awards 2009 como el mejor hotel de este archipiélago polinesio. Por su seguridad, operativa, gestión financiera y  atención al cliente, Air New Zealand ha sido premiada  con el Airline of the Year por los Air Transport World Magazine Awards  además de por  su compromiso con el medio ambiente, siendo la primera compañía aérea en hacer uso de biofuel en sus vuelos. Air New Zealand ha anunciado que reanudará sus vuelos entre Los Angeles y Rarotonga, imprescindibles para el adecuado desarrollo del turismo en las Islas Cook, y en julio de 2010 se inaugurará una conexión directa entre Sidney y Rarotonga. Al mismo tiempo. Air New Zealand anuncia que ofrecerá camas a pasajeros de clase económica en vuelos de largo recorrido. El consejero delegado de la compañia aérea nacional  de Nueva Zealnada , Rob Fyfe, explicó que tres asientos serán convertidos en un espacio más ancho y con posibilidad de recostarse,  estándo  dirigido a familias o parejas, mediante una innovadora idea en la fabricación de asientos de avión.El “Skycouch” costará el equivalente a dos pasajes y medio en la clase económica y, al ‘convertirse’ en cama pueden, dormir confortablemente hasta dos adultos. Air New Zealand afirmó que la iniciativa es la primera mejora real en confort para pasajeros de la clase económica en más de veinte años.


Las severas condiciones climáticas no dan tregua a las Islas Salomón

 

Tangata O Te Moana Nui

Tras diversos terremotos y un tsunami sufridos a principios del mes de enero,  las remotas y olvidas islas melanesias de Salomón vuelven a sufrir las severas inclemencias del tiempo. El jueves pasado tras días de lluvias intensas e incesantes, el archipiélago de las Salomón y Papúa Nueva Guinea sufrieron graves inundaciones. En Guadalcanal, donde se encuentra Honiara,  la capital de estas Islas del Pacífico Sur,  numerosas carreteras y puentes que comunican con el centro administrativo de la nación, particularmente las de la región oeste, han sido cerradas a la circulación por causa del desbordamiento de los ríos y arroyos. El Centro Nacional de Gestión de Catástrofes Naturales, sobrepasado por los seísmos y el tsunami que causaron estragos en la Provincia de Gizo al noroeste de Guadalcanal,  tiene que enfrentarse al mismo tiempo  con los corrimientos de tierra que han provocado las tormentas en el sur y oeste insular, poniendo en riesgo a muchas aldeas. En la isla de Malaita se han visto afectadas las infraestructuras así como los cultivos que anegados por las aguas hacen temer una crisis alimentaria a corto plazo. La policía local y las fuerzas regionales del RAMSI (misión militar-policial destinada a la estabilización política y social de las islas y presente en el archipiélago desde 2003, tras la guerra civil), están siendo los encargados de evaluar la situación  sobre el terreno y prestar apoyo a la población civil.

Las continuas depresiones tropicales en  esta región del Pacífico Sur, amenazan con convertirse en ciclones potencialmente devastadores. En Papúa Nueva  las consecuencias derivadas de estas tormentas han superado las consecuencias catastróficas de las Salomón.  En el centro norte del país una serie de corrimientos de tierra han afectado a unas cuarenta aldeas en el área de Jimi-Banz. Tramos enteros de la carretera  que atraviesan esta región se han venido hundiendo desde el pasado mes de diciembre, las fuertes lluvias han provocado al mismo tiempo corrimientos de tierra y desplome de los suelos en Nueva Bretaña, donde hasta el momento han desaparecido dos personas. Las rutas son impracticables manteniendo esta provincia insular   prácticamente incomunicada del resto del país, y de las distintas  comunidades que habitan las islas  además de  paralizar  toda su  actividad por completo.Las autoridades sanitarias y servicios de urgencia  de Papúa Nueva Guinea se han movilizado con rapidez, en razón de la última epidemia incontrolada de cólera que se desató el año pasado y que parece ahora propagarse por las provincias del Sepik oriental, Madang y Morobe. Dos mil personas están enfermas y unas cuarenta han fallecido de cólera en el último mes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) en voz de su representante el Doctor Eigil Sorensen  anunció esta semana la importancia que representa una movilización urgente , de envergadura y a largo plazo para combatir una enfermedad que ya parece haber desbordado los controles sanitarios. Es recomendable que aquellos  que planeen  viajar  a estas regiones de Papúa Nueva Guinea  recaben información sobre la situación sanitaria y acudan a sus centros sanitarios para que les sea suministrada la profilaxis contra el cólera. Hay que recordar que el agua y los alimentos son los principales agentes de la propagación de esta enfemedad.

Las prevenciones sanitarias entre la población local son mínimas por lo que resulta imprescindible por parte el gobierno la sensibilización, prevención  y  promoción de métodos de higiene elementales, especialmente en el consumo de agua. En estos momentos organizaciones no gubernamentales así como organizaciones técnicas inter gubernamentales como el el Secretariado General de la Comunidad del Pacífico (SGCP) con sede en Nouméa, Nueva Caledonia y su Departamento de Sanidad Pública, han distribuido recientemente más de dos mil equipos de análisis de agua para predecir el adecuado tratamiento del agua y su debida cloración. El financiamiento del material ha sido provisto por Australia y Nueva Zelanda a través de sus respectivas agencias de ayuda internacional al desarrollo, AusAid y NZAid.

E Ala E por Israel Kamakawiwo’ole

We, the voices behind the face,
of the Hawaiian Nation,
the Hawaiian Race
Rise for justice the day has come
for all our people to stand as one

e ala e
‘ea, ‘ea, ‘ea,’ea
e alae,
‘ea, ‘ea, ‘ea

E huli I ka hoani I ka pakini alamihi
Gone are the days of the alamihi ways
E kiko I ka piko o ka mana o ka  poane

The power of the people is the piko
‘o ka piko ke aloha o ka ‘aina o ka ‘aina

We the warrios born to live
on what the land and sea can give

Defend our birthright to be free
Give our children liberty

E Ala E
Israel Kamakawiwo’ole

Bobby Holcomb

Bobby Holcomb nació en 1947 en O’ahu (Hawai’i) de padre mestizo afroamericano  y nativo americano originario de Georgia y  de madre  de descendencia hawaiiana y portuguesa. Tras viajar por América, Europa y Asía llego a Tahiti en 1979 con tan sólo un ukulele como equipaje. Después de una breve  estancia en la isla , viajo a Huahine haciendo de la aldea de Maeva su hogar. Ya no volvería a dejar tierras polinesias. Murió de cáncer el 15 de febrero de 1991,  a los 44 años, tras media vida dedicada a defender y ensalzar la cultura  ma’ohi.

Su forma de ser y su fácil adaptación a la cultura insular pronto le convirtieron en toda una celebridad en esta hermosa y tranquila isla del archipiélago de Sotavento. Al contrario que en su Hawai’i natal, en Huahine se encontró con un pueblo que  mayoritariamente todavía mantenía viva su cultura y entre ellos recuperó su identidad polinesia. Siempre sonriente, dulce, generoso, de trato amable y con un gran sentido de la amistad y hospitalidad  paseaba de aquí allá, adoptando atuendo del polinesio del medio rural, con un colorido pareu anudado a la cintura, un bolso trenzado en pandano bajo el brazo  y un sobrero de cocotero adornado de flores perfumadas. La filosofía rasta jamaicana no inspiró sus ensortijados cabellos  rubios y largos,   sus dreadlocks  llegaron a formar parte de su personal apariencia, tras el encuentro espiritual con los hombres santos de la India.

bobby_clip_image002_0002

La vida de Bobby fue una auténtica  historia de amor por un pueblo y una cultura, aprendió el reo ma’ohi o lengua tahitiana y empezó a cantar; a través de su música proclamó un mensaje de regreso a los orígenes que  inspiró y  despertó el orgullo de identidad  ma’ohi entre la juventud. Animo a los jóvenes a tatuarse, recuperando este arte ancestral y a respetar la naturaleza que en sus años de residencia en el país sufría el golpe de  pruebas nucleares llevadas a cabo por Francia.

Su casa siempre permaneció abierta a todos y junto a Dorothée Levy, tahitiana americana y guardiana de su espíritu y herencia cultural, inició en la década de los setenta una campaña para la conservación de los numerosos marae o antiguos templos abiertos al viento que salpican la geografía insular de Huahine, especialmente en Maeva, y que la convierten en uno de los centros arqueológicos mas importantes de Polinesia. Muchas veces al atardecer o a la salida del sol ungía las piedras de los marae con aceite de monoï y depositaba flores en sus altares como ofrenda, ceremonia que hoy lleva a cabo Dorothée. La mayoría de las canciones que grabó Holcomb fueron registradas en cassette y nunca firmo contrato alguno con discográficas. Su herencia musical en forma de CD es posible encontrarla en internet a través de dos únicos discos publicados en este formato. Orio, fue una de sus canciones más populares.  Bobby no sólo fue un cantante más, popular y querido, fusionando  melodías tahitianas con el reggae, es ya una leyenda y ha pasado a formar parte de la música contemporánea polinesia.  Fue al mismo tiempo un apasionado de la danza tradicional tahitiana y un artista sensible, exquisito y detallista que a través de sus obras, muy buscadas hoy por los coleccionistas de arte, reflejo  el fascinante universo ma’ohi a través de su historias, mitos y leyendas.

Ho’okahi Lahui Hawai’i, Una Nación: 1810 ~2010

El domingo pasado se comemoró el bicentenario del Reino de Hawaii en el Palacio de ‘Iloani en Honolulu fecha que junto al sábado celebró el Ho’okahi Lahui Hawai’i – One Nation, llamada a la unidad de los nativos hawaiianos y otros ciudadanos del archipiélago de Hawai’i que apoyan la causa de un estado soberano kanaka maoli; para no olvidar la historia y definir el futuro de este pueblo polinesio marginado política, social y económicamente en su propia tierra. Con el apoyo del Lawful Hawaiian Government (Gobierno Legítimo Hawaiiano) su Primer Ministro Henry Noa aprovecho los actos para declarar que los discursos deben dar ya paso a la acción teniendo en cuanta la inminente aprobación del Proyecto de Ley Akaka (Akaka Bill) que reduciría aun más si cabe las aspiraciones del autogobierno hawaiiano. En el presente 2010 se cumplen 200 años desde que Hawai’i se convirtió en nación cuando Kamehameha el Grande reunificó las islas del archipiélago en 1810. En 1840 las islas tenían una Constitución y en 1848 el derecho a poseer tierras no era ya un privilegio exclusivo de la aristocracia hawaiiana. La dinastía de los Kamehameha reinó en las islas hasta 1893. Los colonizadores extranjeros se habían hecho ya con grandes extensiones de tierras para destinarlas al cultivo de la caña de azúcar y la piña importando mano de obra extranjera japonesa, coreana, china y portuguesa para trabajar los campos. Cuando la Reina Lili’uokalani subió al trono en 1891 se exigió a los extranjeros devolver las tierras arrebatadas a sus dueños legítimos hawaiianos, fue entonces cuando los colonizadores para proteger sus intereses suprimieron el 17 de enero de 1893 la monarquía y establecieron la República de Hawaii, la cual sería anexionada a los Estados Unidos en 1898 y reconocida plenamente como estado de la Unión sesenta y un años más tarde. El destronamiento de la monarquía hawaiiana fue un acto ilegal por parte de los Estados Unidos, los comerciantes y los ricos propietarios dueños de las plantaciones de caña de azúcar.

El Pacific Paradise abre sus puertas en Port Vila, Vanuatu

Un nuevo motel abrió sus puertas en Port Vila, capital de Vanuatu, el  Pacific Paradise, situado  en Tebakor a pocos minutos del Aeropuerto Internacional de Baurfield,   ofrece 15 habitaciones en alojamiento  doble o individual y un dormitorio con capacidad para cuatro personas. Ocho de las habitaciones disponen de aire acondicionado,  televisión y frigorífico (se pueden adquirir alimentos y bebídas en el vecíno Tebakor Shopping Centre)  Su servicio de recepción es de 24 horas y dispone de internet para sus clientes. Sus propietarios y directores Patrick Cheung & Genna Pacamo abren su alojamiento tanto para estancias cortas como prolongadas. Más información en  pacificparadisemotel@vanuatu.com.vu  o en el teléfono  678+28.989

Los terremotos siguen azotando a las Islas del Pacífico

© Tangata O Te Moana  Nui

Un fuerte seísmo de magnitud 6 en la escala abierta de Richter se produjo el viernes a las 00:03 horas locales (14:03 horas del jueves/GMT) entre Guam y el archipiélago de Palau, en  la Micronesia.Según información del Instituto Geofísico  Americano, en Denver (Colorado), el temblor se produjo a una profundidad de 32 kilómetros bajo la superficie marina y a 360 kilómetros al suroeste de Hagatña, capital de Guam, no habiéndose producido víctimas ni levantado alerta de tsunami alguna por parte del Pacific Tsunami Warning Centre (PTWC) de Honolulu, Hawaii. Mientras tanto otro  terremoto submarino de magnitud 5,3 se produjo el viernes a 7 kilómetros de profundidad entre la isla melanesia de Espirítu Santo, al norte de Vanuatu y las islas de Santa Cruz , al norte del archipiélago de las Solomón.  La semana pasada un terremoto de magnitud 7,2 en la escala abierta de Richter, seguido por dos réplicas de 6,1 grados sacudió a las Islas Salomón causando corrimientos de tierra y un tsunami  que provocó olas de hasta tres metros. Situadas en la Provincia de New Georgia , el fenómeno natural devastó  las islas de Rendova y Tetepare.