Papúa Occidental, la historia de un olvido

Papúa Occidental, junto con las islas que hoy forman parte de Indonesia,  fue colonizada  por los Países Bajos en 1898. Cuando la República de Indonesia se convirtió en un estado independiente en 1949, Papúa Occidental se mantuvo bajo control holandés. A lo largo de la década de los años cincuenta,  el gobierno de Holanda comenzó a preparar a Papúa Occidental para alcanzar su propia independencia.

A finales de 1961 Papúa Occidental celebró un Congreso en el cual sus habitantes melanesios declararon la independencia e izaron su bandera nacional, la Morning Star o `Estrella de la Mañana´; aunque en cuestión de meses, aquel sueño se desvaneció, el ejército indonesio invadió Papúa Occidental y estalló el conflicto entre Holanda, Indonesia y la población melanesia original por el control del territorio. Intervino entonces los Estados Unidos que desarrollaron un acuerdo entre Indonesia y los Países Bajos, que en el año 1962 dio el control de Papúa Occidental a Naciones Unidas que un año más tarde transferiría  el control a Indonesia. Los papúes nunca fueron consultados. Sin embargo, el acuerdo les prometía el derecho de auto determinación , un derecho que está garantizado por la ONU a todos los pueblos del mundo.

En 1969 hubo una gran resistencia al régimen indonesio . El ejército , durante los siete años que llevaba ocupando el país, mató a miles de papúes  a pesar de todo,  fue en estas condiciones que se suponía que  el pueblo  pudieran  ejercer su derecho a la autodeterminación. Se convino en que la ONU debería  supervisar el plebiscito del pueblo de Papúa Occidental ,  planteándoles  dos opciones : seguir siendo parte de Indonesia o  convertirse en una nación independiente. Esta votación se  llamaría  Act of Free Choice o  Ley de Libre Elección  . Pero  era  una farsa. En lugar de supervisar unas elecciones libres y justas , las Naciones Unidas  no intervinieron mientras Indonesia  manipulo el voto . Declarando que los papúes eran demasiado `primitivos´ para enfrentarse a la democracia, Indonesia eligió a dedo  a 1026 `representantes´ papúes de entre una población de un millón. A continuación, tanto a estos como a sus familias,  los sobornó y  les amenazó de muerte  si votaban lo contrario a lo indicado. Tan fuerte fue la intimidación que a pesar de la amplia oposición a la dominación indonesia, las  1026 personas votaron a favor de seguir siendo parte de Indonesia. Los papúes llaman ahora a la Ley de Libre Elección, la Ley de No Elección

A pesar de las protestas de los papúes,  un informe crítico de un funcionario de Naciones Unidas y la condena de la votación en los medios de comunicación internacionales, la ONU  autorizó  vergonzosamente el resultado y Papúa occidental se ha mantenido bajo el control de Indonesia desde entonces.  Recientemente han  tenido lugar una serie de informes detallados que critican duramente las acciones de Indonesia, Naciones Unidas y sus estados miembros durante  aquellos momentos. Uno de  los objetivos de la llamada Free West Papua Campaign o Campaña por la Libertad de Papúa Occidental, es persuadir a Naciones Unidas para que revise su papel en aquel evento y permitir que los papúes participen en un verdadero acto de autodeterminación. Obligando a  un millón de personas a vivir bajo la  brutal ocupación  militar que  le siguió  y que representa  uno de los capítulos más vergonzosos de la historia de la ONU.

Desde los primeros días de la ocupación de indonesia , el pueblo  y la tierra de Papúa Occidental han estado bajo ataque implacable.  En un intento por controlar los papúes, y para reclamar la tierra para dar paso a la extracción de recursos, el ejército indonesio ha  asesinado,  violado y torturado sistemáticamente a los melanesios,  alcanzando unos índices  que podrían constituir un genocidio. Uno de os peores ejemplos es el desplazamiento y asesinato de miles de personas para dar paso  a la gigantesca mina británico americana de Freeport, la mayor mina de oro del mundo, lo que ha reducido una montaña sagrada a un cráter además de envenenar el sistema fluvial de la región.

Benny Wenda, líder papú, después de que las fuerzas de seguridad indonesias   abrieran fuego contra los mineros en huelga,  escribió en octubre de 2011  `… esta es la mina que beneficia a todo el mundo, a excepción de los propios habitantes de Papúa Occidental, que se ven obligados a trabajar allí   en condiciones de esclavitud …´

`… Se podría pensar que acogiendo la mina de oro más grande del mundo y enormes depósitos de gas natural, Papúa Occidental sería tierra de riquezas. Sin embrago, seguimos siendo la región más pobre y menos desarrollada de Indonesia´.

En un nuevo intento de erradicar la cultura de Papúa Occidental, en torno a un millón de indonesios  de los barrios de chabolas superpoblados  a lo largo y ancho de  Indonesia,  se han trasladado a  campamentos de ‘transmigración’  abiertos  en los bosques. La explotación de Papúa Occidental  bajo la continua ocupación militar indonesia, representa un  grave asalto  a gran escala de su medioambiente y  biodiversidad, todo ello llevado a cabo para beneficio de Indonesia, sus fuerzas militares y sus empresas con buenos contactos.

La resistencia a la ocupación indonesia comenzó a partir de los primeros días después de la invasión. Un grupo guerrillero armado denominado  Organisasi  Papua Merdeka (Movimiento Papúa Libre) se formó en 1970 , para resistir la colonización de Papúa Occidental.  El OPM  llevó a cabo una serie de ataques guerrilleros contra el ejército indonesio y las empresas multinacionales que se había apropiado de tierra  y recursos melanesios, incluyendo un intento de cerrar la mina de oro  y cobre de Freeport  que culminó en éxito. Principalmente armados con arcos y flechas, el reducido e irregular Movimiento Papúa Libre, luchó durante décadas  una guerra prácticamente desconocida contra   militares indonesios  bien armados y apoyados por Occidente.

Tras la caída del dictador,  el general Suharto, en 1998, brevemente se abrió  un espacio político en Papúa Occidental. La bandera Morning Star ondeo una vez más  y en el año 2000 tuvo lugar un gran congreso público con la participación de cientos de delegados llegados de todas las tribus a lo largo y ancho de Papúa Occidental. Se  rechazó el resultado de la Ley de Libre Elección que tuvo lugar en  1969 y reafirmó  a Papúa Occidental como una nación independiente; concediéndole al mismo tiempo poder al  recientemente formado  Papua Presidium Council (PDP) con la intención de  obtener el reconocimiento mundial por la independencia de Papúa Occidental. Las  esperanzas pronto se  desvanecieron. Ante el temor de la secesión, el ejército entró en huego , y cientos de personas fueron asesinadas y detenidas por  ondear   en público la bandera Estrella de la Mañana y participar en manifestaciones independentistas. En noviembre de 2001, el carismático presidente de la DPD, Theys  Eluay, fue asesinado por soldados indonesios.

Las aspiraciones independentistas continuaron  demostrándose  sobre el terreno  y públicamente. Al mismo tiempo, la policía  y los militares indonesios, respondiendo con violencia e intimidación. Fue considerada  como un fracaso por parte de los melanesios Indonesia entonces intentará acallar las aspiraciones de los melanesios aprobando leyes relacionadas con la autonomía especial de Papúa Occidental. La  nueva legislación, que  debía delegar cierto poder a los papúes, fue considerada  como un fracaso por parte de estos.

En los últimos años una nueva organización de la independencia, el KNPB (Comité Nacional de Papúa Occidental) se ha convertido en prominente. Liderandolas, Bajo  manifestaciones independentistas han tenido lugar  en todos los rincones de  Papúa Occidental , uniendo más que nunca y en una sola voz a los papúes.  Como resultado, muchos de sus  miembros han sido detenidos, torturados y asesinados. En 2012, Mako Tabuni, presidente del KNPB, fue asesinado a manos de la policía indonesia, mientras que muchos otros de sus integrantes  se enfrentan a penas de prisión de hasta 15 años, tan sólo por izar la bandera nacional papú. Hoy, la tragedia de Papúa Occidental continúa, llegando nuevos informes de aldeas incendiadas, detenidos, torturados y fusilados; y la hermosa naturaleza , devastada por la tala de árboles, la minería y los intereses agrícolas y  biocombustibles.

Los objetivos de ataque  dirigidos por personal  militar continúan. En uno de  varios ataques recientes , Blasius Sumaghai , el hijo del fallecido Abraham Sumaghai , quién  era  líder de la comunidad Awyu , fue golpeado por los oficiales de la Armada el 26 de enero de 2014. Tras el asalto inicial fue llevado a un puesto de la marina de guerra , donde ` lo golpearon en todo el cuerpo utilizando las culatas de sus fusiles y mangueras´ y  sufrió graves  lesiones . El 11 de febrero un tribunal de distrito cndenó a Oktavianus Warnares a tres años de prisión por izar la bandera  Morning Star.  Otras cuatro personas fueron  también condenadas por  el mismo `delito´ aunque por un período de tiempo más breve. Los jueces, en su consideración, declararon que sus actividades habían ‘ amenazado la existencia misma del Estado unitario de Indonesia´.  Los cinco fueron arrestados después de que la policía y los militares indonesios abrieran fuego  contra una multitud de personas reunidas para la ceremonia de izamiento de la bandera nacional en el 50 aniversario de la anexión por parte de Indonesia de Papúa Occidental.

`Cualquier persona que apoyó  a la población de Timor Leste (Timor Oriental)  en su lucha por la independencia debería  apoyara  Papúa Occidental ´ , ha dicho   el  activista y comediante Mark Thomas. A pesar de todo hay  buenas noticias con respecto a Papúa Occidental . La cuestión se está  trasladando a la agenda internacional a través de  grupos de campaña, los líderes en el exilio y personas interesadas  a lo largo y ancho del mundo,  que alertan a sus líderes políticos  de  la injusticia que está sucediendo en Papúa Occidental.

A pesar de la prohibición de periodistas extranjeros en Papúa Occidental (International Parliamentarians for West Papua / IPWP), los medios de comunicación están empezando a cubrir la historia y han expuesto   vídeos filtrados de papúes  siendo torturados.  Con la llegada de los Parlamentarios Internacionales para Papúa Occidental / IPWP (International Parliamentarians for West Papua / IPWP) y  Abogados Internacionales para Papúa Occidental / ILWP (International Lawyers for West Papua / ILWP) tanto políticos como abogados están comenzando a involucrarse en la causa.

Los Papúes occidentales  están al mismo tiempo estableciendo  vínculos internacionales a través de la Melanesian Spearhead Group (MSG) – algo que claramente alarma a  las autoridades indonesias. El 13 de enero de 2014, la policía indonesia arrestó a 47 activistas de Papúa Occidental que se reunieron en la oficina del Consejo Legislativo de Papúa (Papuan Legislative Council / DPRP)en Jayapura, centro administrativo de Papúa Occidental, para dar la bienvenida y apoyar a los representantes melanesios del MSG entre los que se incluían los ministros de asuntos exteriores de Papúa Nueva Guinea, Islas Salomón, Fiji y Kanaky Nueva Caledonia,  misión diplomática cuyo objetivo era evaluar  la situación en Papúa Occidental,  antes de tomar la decisión de permitir a Papúa Occidental pasar a ser mimbro del Melansesian Speahed Group.

El 4 de marzo del 2014 el  Primer Ministro de Vanuatu, Moana Carcassés, dio el  apoyo contundente  en el momento que hizo un llamamiento de acción internacional sobre Papúa Occidental en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Hunidas en Ginebra:

`… Desde  la controvertida Ley de  Libre Elección en 1969 , el pueblo melanesio de Papúa Occidental han sido objeto en curso  de  la violación  de derechos humanos cometidas por las fuerzas de seguridad indonesias . El mundo ha sido testigo de la larga lista de torturas, asesinatos, explotación , violaciones, asaltos militares , detenciones arbitrarias y de la división de la sociedad civil  a través de operaciones de inteligencia.  La Comisión Nacional de Derechos Humanos de Indonesia (KOMNAS  HAM ) llegó a la conclusión de que estos actos constituyen crímenes de lesa humanidad bajo la legislación de Indonesia N º 26/ 2000 ( KOMNAS HAM 2001,2004 ) . En este clima de miedo y represión de la disidencia política, y la negligencia flagrante por parte de  la comunidad internacional, incluida la ONU y de los poderosos países desarrollados , desde 1969 nosencontramos con esta raza olvidada que todavía se atreve a soñar con la igualdad y la justicia. Sin embargo, las naciones democráticas han guardado silencio …´

En conclusión, Moana Katokai Kalosil pidió al Consejo de Derechos Humanos,   establecer un mandato formal de la ONU en Papúa Occidental. `El mandato debe incluir la investigación de la presunta violación de los derechos humanos en Papúa Occidental y proporcionar recomendaciones sobre una solución política pacífica en Papúa Occidental

Las cosas se mueven, finalmente, en la dirección correcta – pero tienen que moverse más rápidamente si se quiere evitar  más derramamiento de sangre ,  y  el llamamiento por la libertad  del pueblo de Papúa Occidental  sea escuchado finalmente..

Este artículo  está basado  en la historia de Papúa Occidental y contiene más noticias recientes publicadas en el sitio web de Free West Papua Campaign

Acción: Firma la petición  Free West Papúa en  Avaaz Donación a Free West Papua Campaign

Enlaces de Interés:  Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Vanuatu hace un llamamiento a la acción internacional sobre Papúa Occidental

Acusan a Indonesia de interferir en la esfera politica fijiana

El partido de la oposición en las islas Fiji, United Front for a Democratic Fiji, ha acusado a Indonesia de interferir en la  esfera política fijiana.  EL UFDF  hizo público el pasado mes de febrero  su apoyo  al pueblo de Papúa Occidental en su derecho a la autodeterminación y la descolonización .

 Esta semana se encuentra en el archipiélago fijiano , una delegación indonesia  y según indica el gobierno   liderado por Frank Bainimarama, esta participará en una serie de conferencias para  dar a conocer  el grado de   autonomía y desarrollo de Papúa Occidental, ocupada militarmente  por este país asiático . El tabloide indonesio Jubi, informa que Mick Beddoes, del UFDF,  considera las  recientes declaraciones del embajador indonesio en la capital de las Fiji muestran un claro apoyo a Bainmarama en su campaña de reelecciónen los comicios que tendrán lugar  en septiembre de 2014.  Del mismo modo señala que este apoyo y  la reciente aportación financiera al Melanesia Sperahed Group  no tiene otro motivo que  evitar el ingreso de Papúa Occidental en esta organización regional melanesia. La embajada ha  negado las acusaciones. La visita  a Fiji, fue planeada después de que Vanuatu anunciase que celebraría  un  simposio internacional sobre Papúa Occidental como alternativa a la misión de MSG  que  Fiji lideró recientemente a Jayapura  el pasado  mes de enero, ya que según Port Vila, esta no alcanzó los objetivos originales fijados. El Gobierno de Vanuatu se retiró de la misión debido a que a  la delegación  no le sería permitida reunión alguna con representantes de la sociedad civil o líderes de la iglesia  en  Papúa Barat. Los líderes del MSG estuvieron rodeados de fuertes medidas de seguridad impidiendo contacto alguno con la población; Rimbink Pato delegado  y ministro de Asuntos Exteriores de Papúa Nueva Guinea, recluido en un hotel de lujo  durante un día y en tránsito a Bali,  afirmó no haber visto ninguna evidencia de abusos de los derechos humanos.

Las conferencias que la delegación indonesia está  llevando a cabo  en las islas Fiji, tendrán lugar en  el Japan-Pacific ICT Centre de la Universidad del Pacífico Sur y  en el  Unistudio Raiwai de   la Universidad Nacional de Fiji en Suva  y en  el campus de Saweni  de   Universidad de Fiji en Lautoka. Estas charlas propagandísticas están fijadas  entre los días 4 y 7 de marzo de 2014 ,   con la intención de  atraer a la ciudadanía hacia  la posición indonesia que pretende mostrar que su presencia en Papúa Occidental supone un desarrollo para sus habitantes melanesios originales.  La  organización  Free West Papua Campaign ha llamado a los fijianos a solidarizarse con sus hermanos melanesios, manifestar su descontento ante la ocupación indonesia de Papúa Occidental  y acudir a las conferencias  planteando y preguntando  al gobierno de aquel país asiático y  los presentes,  porque razones más de 500.000 inocentes han  perdido su vida y  han sido torturados o violados desde la ocupación militar en el año  1963. De momento, la misma Universidad del Pacífico ha mostrado el apoyo a la causa papú  retuiteando   los tweets de Free West Papua Campaig a través de su pagina oficial en Twitter https://twitter.com/FreeWestPapua, incluso retuiteando el enlace para bajar el flyer para acudir a las conferencias y de esta manera presionar al gobierno de Indonesia.

El dengue resurge en las islas del Pacífico Sur

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmó este pasado  jueves que  en su serotipo 3,  el dengue ha resurgido recientemente en varios países y territorios del Pacífico Sur  después de casi 20 años sin aparecer;  señaló que el número de casos podría aumentar en los próximos meses en muchos lugares de la  región, como  Kiribati, Fiji y Tahiti y sus Islas.  En el archipiélago fijiano,  entre octubre del pasado año y  enero del presente,  un total de 904 casos han dado positivo  en el serotipo 3  aunque no se han producido casos severos o fallecimientos. La División Central  de Fiji es la que presenta el número  más elevado de casos de dengue, 766, la División Occidental con 101 y la División Norte con 37 casos.

© Tangata O Te Moana Nui

La organización subrayó que los ministerios de Sanidad de las zonas afectadas están concienciando activamente a las poblaciones sobre la forma de prevenir el dengue y están actualizando los conocimientos del personal médico para reconocer y tratar los síntomas de esta enfermedad infecciosa. La OMS explicó que hay cuatro serotipos o cepas del virus que causa el dengue y que la protección contra una de ellas no sirve para las otras tres, con lo que no es raro que resurjan serotipos de esta enfermedad en el Pacífico Sur  después de entre 15 y 20 años sin  estar presente, “probablemente debido que la proporción de la población susceptible ha aumentado por encima de un cierto umbral”.

El dengue es una enfermedad transmitida por vectores (entre animales vertebrados pequeños e insectos al ser humano, y viceversa) debido a la picadura de un mosquito infectado de la familia de Aedes, aunque no se contagia directamente de una persona a otra. Esta enfermedad provoca síntomas similares a la gripe que duran entre dos y siete días, incluyendo fiebre alta ( aprox. 40 grados), dolores de cabeza, náuseas, vómitos, inflamación de las glándulas, articulaciones, huesos o músculos, y sarpullidos. La OMS apunta  que no existe una vacuna o un medicamento específico para tratar el dengue, pero cualquier persona con síntomas de esta enfermedad debe buscar atención médica. Las tasas de mortalidad son inferiores al 1% con la detención temprana y un adecuado cuidado médico. Los brotes de dengue suelen ser de larga duración, por lo que la Organización Mundial de la salud recalcó que será necesario aumentar la vigilancia, el control de vectores y la atención clínica en los próximos meses en las islas y archipiélagos del Pacífico Sur. 

Un informe revela uno de los episodios más violentos de la ocupación militar indonesia en Papúa Occidental

Un investigación  llevada a cabo por la AHRC da   conocer  uno de los episodios más violentos de la historia de Papúa Occidental el cual  afirma que los helicópteros proporcionados  a Indonesia por el gobierno australiano,  fueron utilizados en la década de los setenta  en operaciones militares indonesias. De acuerdo con el informe elaborado por la Asian Human Rights Commission (AHRC) con sede en Hong Kong, dos helicópteros Iroquois suministrados por Australia, estaban entre los aviones utilizados por el comando regional militar en Papúa Occidental y en aquellas   operaciones efectuadas en las tierras altas centrales  de esta  parte de  la isla de Nueva Guinea , matando a miles de civiles en 1977 y 1978.

El informe de  la  AHRC, The Neglected Genocide: Human Rights abuses against Papuans in the Central Highlands, 1977–1978, detalla asesinatos en masa producidos por los bombardeos  y ametrallamientos aéreos, ambos haciendo uso de napalm y bombas de dispersión  en los alrededores del Valle de Baliem donde el apoyo al Organisasi Papua Merdeka (Movimiento Papúa Libre)  era más intenso y  enclave donde  habían aumentado las tensiones en el período previo a las elecciones nacionales de 1977. En uno de los incidentes descritos en la investigación los  aldeanos melanesios, mientras esperaban la llegada de aviones que les proporcionaría ayuda según prometida por Australia, fueron bombardeados con napalm desde OV-10 Bronco proporcionados por los Estados Unidos. El informe,  que ha sido elaborado durante tres años, recoge entrevistas  a  aquellos que sobrevivieron a  las operaciones militares llevadas a cabo en 15 comunidades de Papúa Occidental y hace  uso de los relatos  proporcionados por  los testigos,  junto a la información  proporcionada por  los registros históricos,  para compilar una lista de los nombres de los 4146  personas asesinadas identificadas.

Además de los bombardeos aéreos y tiroteos indiscriminados, el informe describe una serie de atrocidades  infligidos a los  melanesios y llevados a cabo  por soldados indonesios, en las operaciones militares  que tuvieron lugar en las  tierras altas centrales de Papua Barat. Los habitantes de las aldeas, según relata el informe,  fueron agredidos y  cortados con navajas, obligados a comer los excrementos de los soldados, arrojados a `pozos, ahogados, enterrados, quemados  e incluso  hervidos vivos

Los investigadores recopilaron información de  mujeres que  fueron violadas,  mujeres a las que se le cortaron los pechos y que se  les sacaron sus órganos internos. A  los hombres  asesinados  se les cortó  previamente  el  pene y se  les obligo a metérselos en la boca. Se relata del mismo modo la introducción de varillas de hierro al rojo vivo introducidas en le recto de los hombres hasta que morían. Según varios relatos, se disparó a bebés y niños pequeños que fueron salvajemente decapitados y quemados vivos.

 El Gobierno de Indonesia nunca  ha reconocido  que  tuviesen lugar asesinatos masivos y atrocidades  tales como las descritas en el informe, negando haber usado napalm o bombas de racimo en Papúa Occidental. El director de política y programas del   Asian Human Rights Centre, Basil Fernando, ha dicho que miles de personas en Papua Barat  recuerdan los hechos descritos en el informe y que la información sobre estos  no había sido difícil de  obtener. Añadiendo,  que `lo más sorprendente es que durante todos estos años  a penas haya  habido ninguna investigación sobre este gran número de asesinatos y que las cuestiones políticas básicas siguen sin resolverse. ´-   El  `patrón de violencia masiva´ aplicado,  subraya la AHRC, constituye delito de genocidio.  Los autores del informe señalan que su investigación es `consistente con las estimaciones´  una cifra de muertos que se calcula entre 5000 o cientos de miles más. La AHRC  ha pedido una disculpa, resarcimiento legal y un proceso de diálogo por parte del gobierno de Indonesia, como un `paso necesario´ para hacer justicia y lograr la reconciliación.

Preocupación en Papúa Occidental por los planes del gobierno de Indonesia

Líderes  de Papúa Occidental  han expresado su preocupación por los planes del gobierno de Indonesia, que ocupa militarmente el país melanesio, de enviar más de un millar de militares para construir 1500 kilómetros de nuevas carreteras y durante los dos próximos años. El gobierno indonesio n  afirma que los disturbios en la región se debe a una falta de “desarrollo”, mientras que los habitantes de Papua Barat  culpan de us problemas a la  continua violación de sus derechos políticos y humanos. La llegada de los militares no traerá ni el desarrollo ni la paz. Rev Socratez Yoman,  líder local comentó  recientemente a  Survival Internacional : “Las gentes de Papúa Occidental no necesitan grandes carreteras,  sino una vida mejor en su propia tierra, sin intimidación, terror, violaciones y asesinatos. Markus Haluk alerta que las carreteras abrirán los bosques a la explotación maderera ilegal  porbablemente y en  su gran mayoría, en manos militares. La presencia de las fuerzas  de seguridad en Papúa Occidental viene siempre acompañada de la violación de los derechos humanos como asesinatos, arrestros arbitrários, violación y torturas.

PB

 El llamado “desarrollo” ya ha causado un daño enorme a  los melanesios de Papúa Occidental. A pesar de la presencia de la mayor mina de oro del mundo  el país, bajo el yugo colonial indonesio, sigue siendo la región más pobre de Indonesia y con una tasa de VHI/SIDA que  que se supone veinte veces más alta que en el resto del archipiélago asiático. Muchos de los casos asociados  con esta enfermedad, pueden  relacionarse con la industria del sexo que acompañó a la llegada de trabajadores emigrantes empleados en la industria pesquera, minera y de explotación forestal.  Muchos papúes creen  que los militares indonesios tienen un personal y  especial interés en intorducir el HIV/SIDA en papúa Occidental,  contemplándolo como un intento de limpieza étnica. En algunas zonas los militares han suministrado alcohol y prostitutas con la intención de sobornar a los líderes tribales  con el fin de acceder  a sus tierras y recursos. La enfermedad esta devastando a algunas tribus, las tasas son especialmente elevadas en las áreas  donde el llamado ‘desarrollo`ta ha tendio lugar, como en aquella proxima a la mina de Grasberg de propiedad británica norteamericana. Para más Información: Survival InternacionalFree West Papua Campaign

Enlaces de Interés:  Papúa Occidental

Las aspiraciones independentistas de Papua Barat y Kanaky Nueva Caledonia, en la agenda de los politicos melanesios

Victor Tutugoro, portavoz del  Front de Libération National Kanak et Socialiste (Frente de Liberación Nacional Kanaka y Socialista) ha sido elegido para ser el próximo presidente del Melanesia Spearhead Group, ocupando dicho puesto desde junio, durante un período de dos años, momento en el que Kanaky Nueva Caledonia acogerá la cumbre de los líderes del MSG. Esta coincide con una importante iniciativa para apoyar a las aspiraciones de libre determinación de los pueblos melanesios que  aún no independientes, particularmente Papúa Occidental, ocupada militarmente por Indonesia. Veinticinco años atrás,  la creación del  Grupo Melanesio Punta de Lanza obedeció a favorecer las aspiraciones independentistas de Kanaky Nueva Caledonia. El compromiso del MSG a la causa vuelve a encauzarse después de años paralizado; aprovechando el cambio de presidencia  que será liderada por Tutugoro y el  hecho de un posible referéndum sobre la independencia conforme  al Acuerdo de Noumèa firmado el 5 de mayo de 1998 y que concedió un estatus particular a Kanaky Nueva Caledonia,    y que sería celebrado en 2014.

El Presidente del territorio es  Harold Martin desde 2011 – fue presidente en 2007 – perteneciendo al partido  Avénir Ensemble de corte liberal y anti independentista. El número de partidos políticos es de nueve, seis de los cuales son partidarios de la independencia. La administración  del archipiélago melanesio  responde al Presidente de Francia. Kanaky Nueva Caledonia es dependencia francesa que posee el estatus de colectividad especial, a diferencia de Tahiti & sus Islas y Wallis et Futuna que son colectividades de Ultramar- Desde 1986 Kanaky Nueva Caledonia aparece en la lista de territorios no auto gobernados de Naciones Unidas;  en 1985 el FLNKS o Frente Socialista de Liberación Kanaka Socialista lideró las protestas reclamando la independencia produciéndose en aquellos turbulentos años el asesinato de su líder Jean Marie Tjibaou. Les Évènements  , cómo así se llamaron los trágicos sucesos acontecidos, culminaron en 1988 con la sangrienta toma de rehenes de origen francés y por parte de melanesios en el atolón n de Ouvéa. Como resultado Francia otorgó una mayor autonomía al territorio mediante la firma de los Acuerdos de Matignon  y Nouméa (1998).

Recientemente Sir Michael Somare, quién fue presidente de Papúa Nueva Guinea, advirtió al MSG que si no es capaz de garantizar las aspiraciones políticas de kanaka y papúes, se arriesga a dejar de existir; sin embargo el político melanesio  exigió a la Secretaria del Melanesia Spearhead Group de `actuar con cautela y paciencia ´ en lo que se refiere a la autodeterminación de Papua Barat.  La  West Papua National Coalition for Liberation recientemente presentó una solicitud oficial de ingreso  completo, esperando que la cumbre del MSG ofrezca una respuesta formal.

Moana Carcasses Kalosil, recientemente elegido presidente de Vanuatu, declaró que su gobierno presionará para que  la antigua Irian Jaya  se  integre como miembro del grupo melanesio. `A llegado el momento de reconocer que  alguien debe de hacer algo con respecto  a la lucha de Papúa Occidental ´, declaró Kalosil. `No podemos cerrar  los ojos y  negar, decir que no pasa nada, cuando existen muchas cuestiones relacionadas con los derechos humanos.  Deseamos que Papúa Occidental se un miembro de pleno derecho del MSG y presionaremos por ello´, subrayo el político ni Vanuatu.

 La  West Papua Coalition for Liberation ha venido presionando a los líderes políticos melanesios sobre su filiación, incluyendo una visita oficial a Fiji para mantener conversaciones con el Comodoro Voreqe Bainimarama, quién se mostró dispuesto a debatir el asunto, según indicó el ex primer ministro de Vanuatu Barak Sope y asesor de la Coalición. El Ministro de Asuntos Exteriores de las Islas Salomón, Clay Forau apoyará el ingreso de Papúa Occidental; apoyando al mismo tiempo y en estos momentos una resolución de las Naciones Unidas para la inscripción de Polinesia Francesa en la lista de países a descolonizar.

En el siglo XIX  los holandeses incluyeron a Papúa Occidental en su imperio colonial llegando a un acuerdo en 1848 con Alemania e Inglaterra para dividir la isla de Papúa Nueva Guinea en tres partes. Como consecuencia de los conflictos bélicos mundiales, las áreas de influencia alemana e inglesa pasaron a mandato australiano y el área occidental permaneció bajo el poder colonial de los Países Bajos, la última colonia de este país europeo en las Indias Orientales. En 1962, Estados Unidos e Indonesia presionaron a los países Bajos a ceder Papúa Occidental a las Naciones Unidas y esta institución puso la región en manos indonesias en 1963, con la intención de que en 1969 se celebrara un referéndum en el que los Papúes pudieran elegir libremente  entre permanecer como parte de Indonesia o alcanzar la plena independencia.

El Act of Free Choice (Acto de Libre Elección) al que le siguieron seis años de brutal represión por parte del régimen de Suharto, fue un fraude en la que 1.025 Papúes fueron cuidadosamente seleccionados para “ejercer el voto” de entre una población de 800.000 personas. Amenazados de muerte si votaban en contra de la asimilación con Indonesia, el deseo de la independencia se vi trágicamente truncado y vergonzosamente ratificado por la Asamblea General de las Naciones Unidas. Papúa Occidental paso de un poder colonial a otro. Los vastos recursos naturales fueron la principal razón de la ocupación Indonesia, negando la libertad a los papúes por ser demasiado salvajes para tener y dirigir su propio país. Según documentos desclasificados en los Estados Unidos, Kissinger dio luz verde a la anexión de Papúa Occidental  aún  a sabiendas de que el 90% de la población deseaba la independencia.  Papúa Occidental pasó a llamarse Irian Jaya o Jaya Victoriosa. Abdurahman Wahid rebautizó a la isla como West Papúa como voluntad de conciliación sin embargo, el final de la dictadura recrudeció las aspiraciones independentistas tras la recuperación de la libertad del pueblo de Timor Oriental.

Por otro lado, un representante de ASSI  ( Aboriginal and South Sea Islanders) institución que representa a los descendientes de aquellos isleños que fueron reclutados en Melanesia para trabajar en las plantaciones australianas en Queensland  se encuentra esta semana en Port Vila, capital de Vanuatu, para ejercer presión ante gobierno y los jefes ni Vanuatu  para unirse  al  Melanesian Spearhead Group. Les Muckan. Candidato a senador australiano busca asistencia por parte del Primer Ministro de aquel archipiélago melanesio,  buscando al mismo tiempo la concesión de doble nacionalidad para aquellos melanesios  llevados hasta Australia como mano de obra, reconociendolos ciudadanos de Vanuatu. Muckan es un jefe de alto rango de la Provincia de Shefa, ostentando el titulo de  Maurongoana desde 2009  y siendo además de aborigen australiano,descendiente de gentes procedentes de la isla de Erromango al sur de Vanuatu y de Lifou en las Islas de la Lealtad, en Nueva Caledonia. Fotografías: Free West Papua Campaign 

 

Papúa Occidental, 50 años de ocupación ilegal por parte de Indonesia

AK Rockefeller PAPUA MERDEKA

En el siglo XIX  los holandeses incluyeron a Papúa Occidental en su imperio colonial llegando a un acuerdo en 1848 con Alemania e Inglaterra para dividir la isla de Papua Nueva Guinea en tres partes. Como consecuencia de los conflictos bélicos mundiales, las áreas de influencia alemana e inglesa pasaron a mandato australiano y el área occidental permaneció bajo el poder colonial de los Países Bajos, la última colonia de este país europeo en las Indias Orientales. En 1962, Estados Unidos e Indonesia presionaron a los países Bajos a ceder Papúa Occidental a las Naciones Unidas y esta institución puso la región en manos indonesias en 1963, con la intención de que en 1969 se celebrara un referéndum en el que los Papúes pudieran elegir libremente  entre permanecer como parte de Indonesia o alcanzar la plena independencia. El Act of Free Choice (Acto de Libre Elección) al que le siguieron seis años de brutal represión por parte del régimen de Suharto, fue un fraude en la que 1.025 Papúes fueron cuidadosamente seleccionados para “ejercer el voto” de entre una población de 800.000 personas. Amenazados de muerte si votaban en contra de la asimilación con Indonesia, el deseo de la independencia se vi trágicamente truncado y vergonzosamente ratificado por la Asamblea General de las Naciones Unidas. Papúa Occidental paso de un poder colonial a otro. Los vastos recursos naturales fueron la principal razón de la ocupación Indonesia, negando la libertad a los papúes por ser demasiado salvajes para tener y dirigir su propio país. Según documentos desclasificados en los Estados Unidos, Kissinger dió luz verde a la anexión de Papúa Occidental  aún  a sabiendas de que el 90% de la población deseaba la independencia.  Papúa Occidental pasó a llamarse Irian Jaya o Jaya Victoriosa. Abdurahman Wahid rebautizó a la isla como West Papua como voluntad de conciliación sin embargo, el final de la dictadura recrudeció las aspiraciones independentistas tras la recuperación de la libertad del pueblo de Timor Oriental.