Fiji Airways enlazará por primera vez la capital fijiana con Australia y las islas Samoa

A partir del mes de mayo de 2014 y dos veces por semanas, Fiji Airways volará desde Sidney (Australia) a Suva, capital de las islas Fiji. El  B737-700 de la compañía nacional fijiana (antes Air Pacific) operará los lunes y  viernes. Del mismo modo Fiji Airways inaugurará el primer vuelo entre Suva, al este de la isla de Viti Levu y la capital de las Samoa, Apia.  Este vuelo será operado por Pacific Sun   filial de Fiji Airways,  que realiza  los  vuelos domésticos en el archipiélago melanesio y que en breve será rebautizada como  Fiji Link.  Las conexiones aéreas entre  Suva y  Apia  se producirán los lunes y viernes por la noche y los martes y sábados por la mañana desde Samoa a Fiji; por lo que permitirá a los pasajeros con destino Samoa , conectar el mismo día con los vuelos de Fiji Airways  con destino  Auckland (Nueva Zelanda), Sydney , Brisbane (Australia) o Nuku’alofa (Tonga).

Hace 600 años los polinesios de Mangareva, en el archipiélago de las Gambier, utilizaban números binarios

El matemático , filósofo y estadista alemán  Gottfried Leibniz (1646-1716) no fue el primero en inventar el sistema binario que ahora utilizan nuestros ordenadores y teléfonos. Los polinesios  de Mangareva, una pequeña isla volcánica situada  en el archipiélago de las Gambier (Tahiti y sus Islas) , se le adelantaron en varios siglos. Los polinesios de aquella isla,  no tenían la menor intención de inventar la computación digital, pero se dieron cuenta de que el sistema decimal que habían heredado de sus antepasados  resultaba demasiado dificultoso  para hacer los cálculos en el mercado, y le superpusieron un sistema binario que facilita mucho las operaciones aritméticas más comunes.

Andrea Bender y Sieghard Beller, del Departamento de Ciencia Psicosocial de la Universidad de Bergen, en Noruega, muestran ahora cómo los habitantes de Mangareva no solo inventaron el sistema para contar pescados, frutas, cocos, pulpos y otros bienes de diferente valor en sus transacciones comerciales, sino también cómo esto les condujo a una aritmética binaria que habría merecido la aprobación de Leibniz por su sencillez y naturalidad. Los autores creen que su trabajo revela que el cerebro humano está innatamente capacitado para las matemáticas avanzadas. Bender y Beller  han analizado  el lenguaje polinesio  de Mangareva en el contexto de su modo tradicional de vida tradicional  y las características de sus bienes más preciados de consumo y sus transacciones comerciales, ofrendas, fiestas entre otros aspectos s. Esta forma de vida está en acelerado proceso de extinción, y con ella el sistema aritmético y la propia lengua de los  polinesios habitantes de este remoto enclave  insular  en el que   solo quedan ahora unas seiscientas personas que hablan la lengua local.

© Tangata O Te Moana

Una evidencia del uso de las potencias de 2 —es decir, del sistema binario— en el comercio tradicional de Mangareva son los valores , llamados  taugas y  asociados a los bienes más valorados en la isla: tortugas (1 tauga), pescado (2), cocos (4) y pulpo (8). Otro producto valioso es el fruto del árbol del pan o Artocarpus altilis; estos frutos de  segunda fila valían lo que un coco (4), pero los mejores igualaban al pulpo (8). Recuerden que 1, 2, 4, 8, … son las potencias de 2.

Otro ángulo por el que asoman esas mismas potencias, aunque más indirecto —y combinado con el sistema decimal al que  estos polinesios   nunca renunciaron del todo— son las palabras (numerales) de uso más común en el rango de las decenas: takau (10), paua (20), tataua (40) y varu (80). Vuelven a aparecer las potencias de dos (1, 2, 4, 8), aunque esta vez multiplicadas por 10, para cubrir otro abanico de tamaños. Las demás decenas no son palabras nuevas, sino combinaciones gramaticales de las anteriores.La ventaja de este sistema es que facilita mucho las operaciones aritméticas fundamentales. Mientras que en el sistema decimal sumar de cabeza (sin contar) requiere memorizar más de 50 cancioncillas (como 4+7=11), en el sistema de Mangareva basta con saber que varu es el doble de tataua, que a su vez es el doble de paua, que a su vez es el doble de takau. Lo demás emerge de un modo muy natural y fácil de utilizar.

Nuevos hallazgos en Isla de Pascua niegan el `suicidio ambiental´y el colapso demográfico

Según algunos estudiosos, el pueblo polinesio de  Rapa Nui, cometió  un  `suicidio ambiental´ deforestando su isla , circunstancia  que les  llevó a un colapso demográfico.  Sin embargo y  ahora,  algunos  investigadores  , entre ellos Mara Mulrooney, consideran  errónea esta conclusión. Durante seis años, la antropóloga llevó a cabo durante seis años un estudio sobre el teórico colapso de Isla de Pascua.  Los resultados de su tesis doctoral: Continuity or Collapse? Diachronic Settlement and Land Use in Hanga Ho‘onu, Rapa Nui (Easter Island)´ son  detallados en un articulo publicado en la edición del mes de diciembre de 2013  del  Journal of Archaeological Science. Esta nueva evidencia echa por tierra las teorias previas de que los polinesios de Rapa Nui `se autodestruyeron´ antes de la primera visita europea  a la isla en 1722.  El hecho de que los polinesios de la isla cometieran `un suicidio ambiental´ como  declara en  Colapso (2005)  Jared Diamond,  está en entre dicho.

13138957_1277204742308081_3090476315807890474_n

Mara Mulrooney  ha estudiado  300 fechas de radiocarbono de Isla de Pascua, además de  15 nuevas  procedentes de excavaciones en el área septentrional de Isla de Pascua;  encontrando que los polinesios de aquella isla remota, seguían utilizando  las tierras del interior para cultivar patata dulce  y taro  hasta la llegada de los europeos. Anteriormente se creía que estas áreas habían sido abandonadas cuando se produjo el colapso de la sociedad de Rapa Nui. `La nueva visión que emerge de estas investigaciones es una visión de sostenibilidad y de continuidad en lugar de un colapso, lo que da  una nueva luz a lo que realmente podemos aprender de Rapa Nui´.  Sobre la base de estos nuevos hallazgos-  subraya Mulrooney  – se  puede demostrar como el ingenio humano puede resultar en un éxito en vez de fracaso. El investigador cree que  no  sería hasta  después del contacto europeo  y la introducción de nuevas enfermedades, que la sociedad polinesia de Rapa Nui sufriría  un colapso demográfico. Todos estos  resultados, junto con los últimos  proporcionados  por  Thegn Ladefoged,  (Universidad de Auckland), Christopher Stevenson(Virginia Commonwealth University)  y Sonia Haoa , arqueóloga  de Rapa Nui y quiénes  que han estado analizando antiguos huertos  de la isla , sugieren que la sociedad  de Isla de Pascua logró  transformar  su hogar en un entorno más productivo y sostenible.

Los habitántes de Niue muestran su preocupación ante la posible creación por parte de Australia, de un centro de detención de demandantes de asilo

Los habitantes de Niue, el estado autónomo más pequeño del mundo,  están preocupados y asustados de que los solicitantes de asilo  que Australia  desvía  a las Islas del  Pacífico a cambio de  creación de empleo y beneficios económicos – tan necesitados por las naciones insulares- , pudieran también  ser enviados a  su isla enclavada  en Polinesia. Temor expresado ante la perspectiva de que pudieran  quedarse allí para siempre en el caso de que Australia  u otro país no  los aceptase.  No respaldan la idea de su gobierno  y consideran que  su hogar  carece de  toda  capacidad para hacer frente a  tal  proposición presentada  a las autoridades australianas. En estos momentos se están llevando a cabo estudios de viabilidad para determinar si  el pequeño estado polinesio  es capaz de  hacer  frente  y aplicar en su territorio la política de tramitación de solicitudes de asilo fuera de Australia.

Los  habitantes de  Niue no desean, ha señalado el parlamentario Terry Coe, que su isla sufra   los problemas sociales y culturales que están teniendo lugar en los centros de detención de Manus (Papúa Nueva Guinea) y Nauru (Micronesia)  y  que actualmente albergan unas 1700 personas que  han huido de conocidas zonas de conflicto, como Afganistán, Darfur, Pakistán, Somalia y Siria  o de la discriminación extrema  como podría ser su condición sexual.  Habiendo llegado ilegalmente a territorio australiano,  vía marítima, son enviados directamente a los campos de Nauru y Manus, donde recientemente Amnistía Internacional ha declarado en un informe que las condiciones son espantosas  y donde muy pocos han podido iniciar su solicitud del estatuto de refugiado.

Niue (2)

A pesar de los recientes informes que denuncian el trato inhumano y la violación de los derechos humanos en los campos de detención australianos en las Islas del Pacífico  el primer ministro de Niue, Toke Talagi, que declara no ser consciente de su existencia,   ofrece  su ayuda al gobierno australiano para procesar  las solicitudes de asilo;  argumentando que quiere ser un buen vecino y un miembro responsable de Foro de las Islas del Pacífico.

Desde 1974  Niue, depende de Nueva Zelanda para su defensa y relaciones internacionales, además de recibir asistencia administrativa y ayuda  económica. Localizada a 2400 kilómetros al noroeste de Nueva Zelanda es  la isla coralina elevada más grande del planeta. Tan solo 259 kilómetros cuadrados resumen su superficie terrestre, tres veces más grande que Rarotonga a 1038 kilómetros en dirección este, en el archipiélago d las Cook. El interior insular cubierto de espesos bosques tropicales, formando parte del antiguo arrecife de coral, ofrece un esplendor geológico y natural extraordinario y que en el pasado evidencio una destacada fuente de recursos alimenticios y materia prima para sus antiguos pobladores polinesios.

+Info  1.- Pacific Solution, deportando a los solicitantes de asilo en Australia a remotas islas del Pacífico 2.- Australia  firma acuerdo con Nauru para recluir en la isla micronesia a demandantes de asilo 3.-  Informe desvela las condiciones inhumanas  a las que son sometidos los demandantes de asilo que Australia mantiene en Papúa Nueva Guinea

 

Informe desvela las condiciones inhumanas a las que son sometidos los demandantes de asilo que Australia mantiene en Papúa Nueva Guinea

Amnistía Internacional en Australia y Nueva Zelanda han dado a conocer un informe basado en una visita al Centro Regional de Tramitación de la Isla de Manus  (Manus Regional Processing Centre), en Papúa Nueva Guinea, el pasado mes de noviembre y que revela las condiciones inhumanas que presenta el centro de detención de refugiados.  El gobierno australiano mantiene en estos momentos a más de 1000 solicitantes de asilo. Australia: This is breaking people: Human rights violations at Australia’s asylum seeker processing centre on Manus Island, Papua New Guinea es el título del informe, basado en una reciente visita de investigación realizada del 11 al 16 de noviembre a Manus. En este se detallan   las espantosas condiciones del centro de detención, donde sólo 55 de los más de 1000 solicitantes de asilo han podido iniciar su solicitud del estatuto de refugiado. Las  instalaciones en Manus son  muy reducidas y el  calor  es sofocante, mientras se les niega agua suficiente y atención médica.

A los demandantes de asilo homosexuales, según desvela el informe de Amnistía Internacional,  se les ha dicho por parte de  Renate Croker,  funcionario  australiano del más alto rango en  centro de detención de la  isla de Manus, que serán denunciados automáticamente  ante  la policía de Papúa Nueva Guinea en el caso de que mantengan relaciones con otros hombres durante su detención extraterritorial.  Tales hecho  plantean  serias preocupaciones sobre el trato a  los solicitantes de asilo homosexuales  por parte de Australia. La homosexualidad es ilegal en Papúa Nueva Guinea, aunque en su código penal no contempla la notifiación obligatoria de la condición sexual de sus ciudadanos. Alex,  un demandante de asilo, comentó a Amnistia Internacional: `No tenemos apoyo emocional. Me gustaría tener  novio, para poder hablar del futuro, para compartir mis sentimientos… pero estoy muy asustado. Alex dijo también que  algunos hombres gay han sido intimidados por el personal del centro  y los detenidos, habiendo regresado  a su país de origen un número de hombres homosexuales.

`La mayoría de  los demandantes  huyeron de  situaciones terribles y arriesgaron su vida para llegar a Australia. La política australiana es cruelmente irónica. Australia reconoce la peligrosa situación de países como Siria y Myanmar. Sabe que estas personas han arriesgado su vida para huir, pero luego las recluye en condiciones carcelarias y les niega su derecho a pedir asilo´,  denuncia  Claire Mallinson, directora nacional de Amnistía Internacional Australia. `Este sistema de duras condiciones y trato humillante es un intento deliberado de presionar a las personas para que regresen a las desesperadas situaciones de las que han huido. Australia es directamente responsable de esta combinación deplorable e ilegal de detención arbitraria y condiciones inhumanas´.

Muchos de los solicitantes de asilo recluidos en la isla de Manus han huido de conocidas zonas de conflicto, como Afganistán, Darfur, Pakistán, Somalia y Siria. Otros han huido de situaciones de discriminación extrema y apátrida, como los rohingyas de Myanmar y los bidun de la región del Golfo Pérsico, y no tienen a donde regresar. Algunos afirmaron que habían pensado en suicidarse debido a las duras y humillantes condiciones.

Un iraquí de 43 años dijo: `He vivido en zonas de guerra, con bombas y explosiones. Nunca he experimentado lo que estoy experimentando aquí con esta incertidumbre. Habría sido mejor morir en el mar

Amnistía Internacional también escuchó testimonios de trato humillante desde el momento en que los hombres son trasladados al centro. A los detenidos se les suele llamar con el número de identificación de su barco, y muchos citan casos de insultos y malos tratos a manos del personal, como patadas, puñetazos y empujones. `Este es el proceso para quebrar mentalmente a una persona. Estas condiciones contribuyen a diversos problemas de salud mental, como depresión, ansiedad, falta de sueño y trauma, especialmente en los hombres que proceden de zonas de guerra´, afirmó un profesional médico.

El trato inhumano está presionando a los refugiados en potencia a optar por regresar a su país de origen. Esto representa un grave incumplimiento de las obligaciones contraídas por Australia en virtud del derecho internacional, pues expone a las personas al riesgo de regresar a lugares donde probablemente serán perseguidas o torturadas.

El Centro Regional de Tramitación de la Isla de Manus es en esencia un centro gestionado por Australia en territorio de Papúa Nueva Guinea. Las autoridades australianas están estrechamente implicadas en todos los aspectos de la detención, traslado y reclusión de los solicitantes de asilo. También contratan a los guardas de seguridad, a los proveedores de servicios y a los profesionales médicos, y en general gestiona el funcionamiento cotidiano del centro.

La política de tramitación fuera del territorio supone negar a las personas el derecho a solicitar asilo a su llegada a Australia. Sin embargo, el gobierno de Papúa Nueva Guinea no ha adoptado ni una sola decisión sobre refugio desde que comenzó a aplicarse esta política a finales de 2012. Apenas se hacen trámites en el centro de la isla de Manus, cuando los hacen. La lentitud de la tramitación parece pensada deliberadamente para disuadir a posibles refugiados y presionar a los detenidos para que regresen a los países de donde han huido. `Dada la exorbitante cantidad de dinero que ya se ha invertido en este centro de tramitación, es totalmente inaceptable que sólo se hayan empezado a estudiar en serio los casos de algunos detenidos´,   ha declarado  Claire Mallinson.

Los recintos son sumamente reducidos, no hay intimidad ni proporcionan sombra o refugio del opresivo calor, la humedad y las fuertes lluvias del trópico. Los detenidos pasan varias horas al día haciendo cola al sol para recibir la comida.  Se les niega el agua potable. La mezcla de calor sofocante, sudor y humedad deja un enorme hedor permanente en los recintos.El centro no puede proporcionar tratamiento adecuado a los hombres que padecen enfermedades y discapacidades graves, como asma, diabetes, epilepsia, gastroenteritis y enanismo.

A los solicitantes de asilo no se les da información sobre los trámites ni sobre la duración de su reclusión, y pese a sus reiteradas peticiones no tienen acceso a un abogado. La incertidumbre y la espera están dañando gravemente su salud mental.

Mientras  y a pesar de que  política vigente de tramitación de asilo  fuera del territorio australiano  es un fracaso espectacular en todos los aspectos, el gobierno de  Niue  ha hecho una oferta a Australia para acoger  a refugiados mientras que sus solicitudes de asilo son consideradas y  tramitadas.  Toke Talagi primer ministro de esta diminuta isla de Polinesia, ha comentado  que  está pensando en acoger a mujeres y niños en situación de vulnerabilidad  aunque  primero tiene que determinar si es factible, matizó. Sin embargo  el parlamentario  Stan Kalauni, no ha tardado en responder que el país no tiene la capacidad de albergar a los demandantes de asilo a Australia y que los habitantes polinesios de la isla no los quieren. `Ha perdido por completo los papeles … la gente ya ha empezado a  hablar del  asunto  y   está mostrándose en contra´.

Para leer el informe completo : Australia: This is breaking people: Human rights violations at Australia’s asylum seeker processing centre on Manus Island, Papua New Guinea

+Info  1.- Pacific Solution, deportando a los solicitantes de asilo en Australia a remotas islas del Pacífico 2.- Australia  firma acuerdo con Nauru para recluir en la isla micronesia a demandantes de asilo

Fiji dispuesto a acoger a los habitantes de Kiribati en caso de inundación

El Comodoro Frank Bainimarama,  primer ministro de las Islas  Fiji,  ha declarado que su gobierno se está planteando la forma de responder a la posible inundación de países como la República de Kiribati como consecuencia del cambio climático. En la Pacific Islands Conference on Conservation and Protected Areas en Suva Bainimarama  planteó la cuestión de si los I Kiribati podrían llegar a ser ciudadanos con nacionalidad doble, es decir de Kiribati y Fiji. El primer ministro fijiano  señaló que está dispuesto  a sumir parte de las  futuras consecuencias derivadas del calentamiento global que se ciernen sobre los estados insulares del Océano Pacífico. Si el incremento del océano sigue aumentando, derivado de la inacción del resto de los países – señaló- los habitantes de Kiribati tendrán que desplazarse a Fiji. Según sus palabras, este sería un escenario sin precedentes; un país soberano y miembro de las Naciones Unidas, dejaría simplemente de existir físicamente. Fiji no daría la espalda a sus vecinos en tiempos de necesidad.  Hace dos semanas, en Londres, Bainimarama  lanzó un mensaje a las naciones industrializadas para que adopten medidas para establecer los objetivos necesarios apropiados en las emisiones de carbono  y reducir el aumento de la temperatura global. + Info Islas del Pacífico y el Cambio Climático