Papúa Nueva Guinea celebra el Festival de Artes Melanesias

130131021

La capital de Papúa Nueva Guinea, Port Moresby,  ha empezado a recibir esta semana a las primeras delegaciones  que participaran en  la quinta edición del  Melanesian Festival of Arts  que se inaugurará este fin de semana. Desde su creación celebra  cada cuatro años la diversidad y riqueza de las culturas  melanesias,   habiendo tenido lugar  hasta la fecha en Honiara (Islas Salomón, 1998), Port Vila (Vanuatu (2002), Fiji  (2006) y Nouméa (Nueva Caledonia, 2010).El festival se celebra bajo el   auspicio del Melanesian Sperhead Group,  organización interregional que  incluye a las Islas Salomón, Vanuatu, Fiji y Papúa Nueva Guinea;  además de la organización política independentista Front de libération nationale kanak et socialiste (FLNKS) de Kanaky Nueva Caledonia sobre la cual recae la actual presidencia.  Nueva Caledonia ha enviado la delegación más numerosa, con 237 artistas que representan a las tres provincias de esta Colectividad Francesa  de Ultramar.

Esta es la primera vez que  Papúa Nueva Guinea acoge este evento regional, a partir del  28 hasta  11 de julio de 2014,  bajo el lema  Celebrating Cultural Diversity (`Celebremos la diversidad cultural´) destacando entre otras actividades talleres y demostraciones de escultura, pintura, artesanía, gastronomía, cantos y danzas tradicionales. El festival girara entorno a la capital papú en un recinto próximo al  Museo Nacional, donde se han levantado  construcciones tradicionales de los diferentes países participantes. Mt Hagen , en las Tierras Altas del Oeste;  Momase,   en el Sepik Oriental; Milne Bay y  Kokopo , en Nueva Bretaña del Este,  formaran al mismo tiempo parte del circuito del festival.  Papúa Nueva Guinea ha invitado a tres países considerados `observadores´ en el MSG :  Timor Leste, Papua Barat e Indonesia,  llama la atención esta  última invitación ya que Indonesia ocupa ilegal y militarmente Papúa Occidental, vulnerando los derechos humanos  y no teniendo  nada que ver con la tradición cultural de las Islas del Pacífico. Curioso es también que el FLNKS no haya vetado  su presencia en el festival.

Indonesia busca acallar la voz independentista en Papúa Occidental

El presidente de Indonesia, Susilo Bambang Yudhoyono, intervino esta semana  como invitado en el segundo Pacific Islands Development Forum (PIDF) o  Foro de Desarrollo de las Islas del Pacífico  llevado a cabo en las islas Fiji. Este reúne hasta el viernes a los líderes de doce países de la región del Pacífico.  El encuentro, que se centrará en el crecimiento económico sostenible y el cambio climático, rivaliza con el  South Pacific Forum (Foro de las Islas del Pacífico)  y, a diferencia de este último, excluye tanto a Australia como a Aotearoa  Nueva Zelanda.

`La visita del presidente Yudhoyono marca un histórico momento para Fiji y la región´, dijo Frank Voreque Bainimarama, primer ministro interino del archipiélago fijiano en declaraciones citadas  esta semana  por el  Fiji Sun . Pese a la exclusión de Australia en el foro, delegados  de este país  acudirán a la cita como observadores, al igual que representantes de Marruecos, Venezuela, Israel, Singapur, Kazajistán, Kuwait y Georgia.

Este foro fue creado por  Bainimarama, cuyo país fue suspendido del Foro de las Islas del Pacífico hace cinco años a raíz del golpe de Estado que le llevó al poder en 2006.  El   político melanesio ejerce el cargo de primer ministro, traspasó en mayo la jefatura de las Fuerzas Armadas, que ocupó desde 1999, para participar en las elecciones del próximo 17 de septiembre, las primeras en más de ocho años.

Naciones de las Islas del Pacífico y  e instituciones como la  Melanesian Spearhead Group (MSG),  organización intergubernamental constituida por estados melanesios apoyan la causa independentista de Papúa Occidental, ocupada  ilegal y militarmente por Indonesia por lo que la visita de Yudhoyono  a Fiji puede verse ensombrecida. La iglesia de Fiji mostró recientemente su apoyo a la causa papú y esta misma semana, lo ha hecho la  comunidad religiosa en  las islas Salomón.  Las maniobras políticas que lleva  a cabo Indonesia  para  acabar con  las aspiraciones independentistas en Papúa Occidental, se centran  en   extender su influencia en Fiji, país más importante de la región melanesia y con ella al resto de  naciones del Pacífico Sur.

 

Tribus aisladas de Papúa Occidental

En los últimos años y  viviendo en Papúa Occidental, se han identificado más de cuarenta pueblos indígenas aislados. Aunque muchas de estas tribus han tenido ya algún contacto con el exterior, hay otros que optan por permanecer en su  actual situación manteniéndose  apartados del contacto y las influencias extranjeras. Todos ellos habitan en áreas remotas enclavadas en los bosques tropicales húmedos.

Resulta casi imposible obtener información precisa sobre estos pueblos ya que las organizaciones de derechos humanos y los periodistas tienen prohibida la entrada a  Papúa Occidental por parte de las autoridades indonesias que ocupan militarmente el país. Las posibilidades de investigación son muy limitadas y dificultan la protección de estas tribus ante las amenazas que llegan más allá de sus  aislados territorios.

Por otra parte, hay que tener presente la  geografía aislada  y traicionera que impide un fácil acceso a  estos asentamientos; los caminos que conducen hasta estas áreas tribales son escasos y las vastas tierras altas de esta parte de Nueva Guinea tan sólo fueron cartografiadas a partir de la década de 1930. Mapas topográficos de territorio forestal aún permanecen ´en blanco´ evidenciando datos de relieve incompletos.

Fotografía: Free West Papua Campaign

Estos pueblos aislados están amenazados por las enfermedades provocadas por el turismo irresponsable, la represión militar indonesia, la invasión de los mineros y  por los dueños de  plantaciones, madereros y otros individuos que andan buscando explotar los recursos naturales de sus tierras. La lista de violación de los derechos humanos es notoria en Papúa Occidental: El racismo, profundamente arraigado, es endémico; los papúes son considerados sucios, atrasados y viviendo en la Edad de Piedra, aún lo son más aquellas tribus no contactadas. Desde la ocupación de Papúa Barat por parte de Indonesia en el año 1963, sus habitantes melanesios originarios, en especial en las zonas remotas, han muerto de forma rutinaria – aproximadamente 100.000 personas- , violados y torturados a manos de soldados racistas. Su supervivencia depende de mostrar y publicitar su existencia al mundo. + Info:  Survival International

Papúa Occidental, la historia de un olvido

Papúa Occidental, junto con las islas que hoy forman parte de Indonesia,  fue colonizada  por los Países Bajos en 1898. Cuando la República de Indonesia se convirtió en un estado independiente en 1949, Papúa Occidental se mantuvo bajo control holandés. A lo largo de la década de los años cincuenta,  el gobierno de Holanda comenzó a preparar a Papúa Occidental para alcanzar su propia independencia.

A finales de 1961 Papúa Occidental celebró un Congreso en el cual sus habitantes melanesios declararon la independencia e izaron su bandera nacional, la Morning Star o `Estrella de la Mañana´; aunque en cuestión de meses, aquel sueño se desvaneció, el ejército indonesio invadió Papúa Occidental y estalló el conflicto entre Holanda, Indonesia y la población melanesia original por el control del territorio. Intervino entonces los Estados Unidos que desarrollaron un acuerdo entre Indonesia y los Países Bajos, que en el año 1962 dio el control de Papúa Occidental a Naciones Unidas que un año más tarde transferiría  el control a Indonesia. Los papúes nunca fueron consultados. Sin embargo, el acuerdo les prometía el derecho de auto determinación , un derecho que está garantizado por la ONU a todos los pueblos del mundo.

En 1969 hubo una gran resistencia al régimen indonesio . El ejército , durante los siete años que llevaba ocupando el país, mató a miles de papúes  a pesar de todo,  fue en estas condiciones que se suponía que  el pueblo  pudieran  ejercer su derecho a la autodeterminación. Se convino en que la ONU debería  supervisar el plebiscito del pueblo de Papúa Occidental ,  planteándoles  dos opciones : seguir siendo parte de Indonesia o  convertirse en una nación independiente. Esta votación se  llamaría  Act of Free Choice o  Ley de Libre Elección  . Pero  era  una farsa. En lugar de supervisar unas elecciones libres y justas , las Naciones Unidas  no intervinieron mientras Indonesia  manipulo el voto . Declarando que los papúes eran demasiado `primitivos´ para enfrentarse a la democracia, Indonesia eligió a dedo  a 1026 `representantes´ papúes de entre una población de un millón. A continuación, tanto a estos como a sus familias,  los sobornó y  les amenazó de muerte  si votaban lo contrario a lo indicado. Tan fuerte fue la intimidación que a pesar de la amplia oposición a la dominación indonesia, las  1026 personas votaron a favor de seguir siendo parte de Indonesia. Los papúes llaman ahora a la Ley de Libre Elección, la Ley de No Elección

A pesar de las protestas de los papúes,  un informe crítico de un funcionario de Naciones Unidas y la condena de la votación en los medios de comunicación internacionales, la ONU  autorizó  vergonzosamente el resultado y Papúa occidental se ha mantenido bajo el control de Indonesia desde entonces.  Recientemente han  tenido lugar una serie de informes detallados que critican duramente las acciones de Indonesia, Naciones Unidas y sus estados miembros durante  aquellos momentos. Uno de  los objetivos de la llamada Free West Papua Campaign o Campaña por la Libertad de Papúa Occidental, es persuadir a Naciones Unidas para que revise su papel en aquel evento y permitir que los papúes participen en un verdadero acto de autodeterminación. Obligando a  un millón de personas a vivir bajo la  brutal ocupación  militar que  le siguió  y que representa  uno de los capítulos más vergonzosos de la historia de la ONU.

Desde los primeros días de la ocupación de indonesia , el pueblo  y la tierra de Papúa Occidental han estado bajo ataque implacable.  En un intento por controlar los papúes, y para reclamar la tierra para dar paso a la extracción de recursos, el ejército indonesio ha  asesinado,  violado y torturado sistemáticamente a los melanesios,  alcanzando unos índices  que podrían constituir un genocidio. Uno de os peores ejemplos es el desplazamiento y asesinato de miles de personas para dar paso  a la gigantesca mina británico americana de Freeport, la mayor mina de oro del mundo, lo que ha reducido una montaña sagrada a un cráter además de envenenar el sistema fluvial de la región.

Benny Wenda, líder papú, después de que las fuerzas de seguridad indonesias   abrieran fuego contra los mineros en huelga,  escribió en octubre de 2011  `… esta es la mina que beneficia a todo el mundo, a excepción de los propios habitantes de Papúa Occidental, que se ven obligados a trabajar allí   en condiciones de esclavitud …´

`… Se podría pensar que acogiendo la mina de oro más grande del mundo y enormes depósitos de gas natural, Papúa Occidental sería tierra de riquezas. Sin embrago, seguimos siendo la región más pobre y menos desarrollada de Indonesia´.

En un nuevo intento de erradicar la cultura de Papúa Occidental, en torno a un millón de indonesios  de los barrios de chabolas superpoblados  a lo largo y ancho de  Indonesia,  se han trasladado a  campamentos de ‘transmigración’  abiertos  en los bosques. La explotación de Papúa Occidental  bajo la continua ocupación militar indonesia, representa un  grave asalto  a gran escala de su medioambiente y  biodiversidad, todo ello llevado a cabo para beneficio de Indonesia, sus fuerzas militares y sus empresas con buenos contactos.

La resistencia a la ocupación indonesia comenzó a partir de los primeros días después de la invasión. Un grupo guerrillero armado denominado  Organisasi  Papua Merdeka (Movimiento Papúa Libre) se formó en 1970 , para resistir la colonización de Papúa Occidental.  El OPM  llevó a cabo una serie de ataques guerrilleros contra el ejército indonesio y las empresas multinacionales que se había apropiado de tierra  y recursos melanesios, incluyendo un intento de cerrar la mina de oro  y cobre de Freeport  que culminó en éxito. Principalmente armados con arcos y flechas, el reducido e irregular Movimiento Papúa Libre, luchó durante décadas  una guerra prácticamente desconocida contra   militares indonesios  bien armados y apoyados por Occidente.

Tras la caída del dictador,  el general Suharto, en 1998, brevemente se abrió  un espacio político en Papúa Occidental. La bandera Morning Star ondeo una vez más  y en el año 2000 tuvo lugar un gran congreso público con la participación de cientos de delegados llegados de todas las tribus a lo largo y ancho de Papúa Occidental. Se  rechazó el resultado de la Ley de Libre Elección que tuvo lugar en  1969 y reafirmó  a Papúa Occidental como una nación independiente; concediéndole al mismo tiempo poder al  recientemente formado  Papua Presidium Council (PDP) con la intención de  obtener el reconocimiento mundial por la independencia de Papúa Occidental. Las  esperanzas pronto se  desvanecieron. Ante el temor de la secesión, el ejército entró en huego , y cientos de personas fueron asesinadas y detenidas por  ondear   en público la bandera Estrella de la Mañana y participar en manifestaciones independentistas. En noviembre de 2001, el carismático presidente de la DPD, Theys  Eluay, fue asesinado por soldados indonesios.

Las aspiraciones independentistas continuaron  demostrándose  sobre el terreno  y públicamente. Al mismo tiempo, la policía  y los militares indonesios, respondiendo con violencia e intimidación. Fue considerada  como un fracaso por parte de los melanesios Indonesia entonces intentará acallar las aspiraciones de los melanesios aprobando leyes relacionadas con la autonomía especial de Papúa Occidental. La  nueva legislación, que  debía delegar cierto poder a los papúes, fue considerada  como un fracaso por parte de estos.

En los últimos años una nueva organización de la independencia, el KNPB (Comité Nacional de Papúa Occidental) se ha convertido en prominente. Liderandolas, Bajo  manifestaciones independentistas han tenido lugar  en todos los rincones de  Papúa Occidental , uniendo más que nunca y en una sola voz a los papúes.  Como resultado, muchos de sus  miembros han sido detenidos, torturados y asesinados. En 2012, Mako Tabuni, presidente del KNPB, fue asesinado a manos de la policía indonesia, mientras que muchos otros de sus integrantes  se enfrentan a penas de prisión de hasta 15 años, tan sólo por izar la bandera nacional papú. Hoy, la tragedia de Papúa Occidental continúa, llegando nuevos informes de aldeas incendiadas, detenidos, torturados y fusilados; y la hermosa naturaleza , devastada por la tala de árboles, la minería y los intereses agrícolas y  biocombustibles.

Los objetivos de ataque  dirigidos por personal  militar continúan. En uno de  varios ataques recientes , Blasius Sumaghai , el hijo del fallecido Abraham Sumaghai , quién  era  líder de la comunidad Awyu , fue golpeado por los oficiales de la Armada el 26 de enero de 2014. Tras el asalto inicial fue llevado a un puesto de la marina de guerra , donde ` lo golpearon en todo el cuerpo utilizando las culatas de sus fusiles y mangueras´ y  sufrió graves  lesiones . El 11 de febrero un tribunal de distrito cndenó a Oktavianus Warnares a tres años de prisión por izar la bandera  Morning Star.  Otras cuatro personas fueron  también condenadas por  el mismo `delito´ aunque por un período de tiempo más breve. Los jueces, en su consideración, declararon que sus actividades habían ‘ amenazado la existencia misma del Estado unitario de Indonesia´.  Los cinco fueron arrestados después de que la policía y los militares indonesios abrieran fuego  contra una multitud de personas reunidas para la ceremonia de izamiento de la bandera nacional en el 50 aniversario de la anexión por parte de Indonesia de Papúa Occidental.

`Cualquier persona que apoyó  a la población de Timor Leste (Timor Oriental)  en su lucha por la independencia debería  apoyara  Papúa Occidental ´ , ha dicho   el  activista y comediante Mark Thomas. A pesar de todo hay  buenas noticias con respecto a Papúa Occidental . La cuestión se está  trasladando a la agenda internacional a través de  grupos de campaña, los líderes en el exilio y personas interesadas  a lo largo y ancho del mundo,  que alertan a sus líderes políticos  de  la injusticia que está sucediendo en Papúa Occidental.

A pesar de la prohibición de periodistas extranjeros en Papúa Occidental (International Parliamentarians for West Papua / IPWP), los medios de comunicación están empezando a cubrir la historia y han expuesto   vídeos filtrados de papúes  siendo torturados.  Con la llegada de los Parlamentarios Internacionales para Papúa Occidental / IPWP (International Parliamentarians for West Papua / IPWP) y  Abogados Internacionales para Papúa Occidental / ILWP (International Lawyers for West Papua / ILWP) tanto políticos como abogados están comenzando a involucrarse en la causa.

Los Papúes occidentales  están al mismo tiempo estableciendo  vínculos internacionales a través de la Melanesian Spearhead Group (MSG) – algo que claramente alarma a  las autoridades indonesias. El 13 de enero de 2014, la policía indonesia arrestó a 47 activistas de Papúa Occidental que se reunieron en la oficina del Consejo Legislativo de Papúa (Papuan Legislative Council / DPRP)en Jayapura, centro administrativo de Papúa Occidental, para dar la bienvenida y apoyar a los representantes melanesios del MSG entre los que se incluían los ministros de asuntos exteriores de Papúa Nueva Guinea, Islas Salomón, Fiji y Kanaky Nueva Caledonia,  misión diplomática cuyo objetivo era evaluar  la situación en Papúa Occidental,  antes de tomar la decisión de permitir a Papúa Occidental pasar a ser mimbro del Melansesian Speahed Group.

El 4 de marzo del 2014 el  Primer Ministro de Vanuatu, Moana Carcassés, dio el  apoyo contundente  en el momento que hizo un llamamiento de acción internacional sobre Papúa Occidental en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Hunidas en Ginebra:

`… Desde  la controvertida Ley de  Libre Elección en 1969 , el pueblo melanesio de Papúa Occidental han sido objeto en curso  de  la violación  de derechos humanos cometidas por las fuerzas de seguridad indonesias . El mundo ha sido testigo de la larga lista de torturas, asesinatos, explotación , violaciones, asaltos militares , detenciones arbitrarias y de la división de la sociedad civil  a través de operaciones de inteligencia.  La Comisión Nacional de Derechos Humanos de Indonesia (KOMNAS  HAM ) llegó a la conclusión de que estos actos constituyen crímenes de lesa humanidad bajo la legislación de Indonesia N º 26/ 2000 ( KOMNAS HAM 2001,2004 ) . En este clima de miedo y represión de la disidencia política, y la negligencia flagrante por parte de  la comunidad internacional, incluida la ONU y de los poderosos países desarrollados , desde 1969 nosencontramos con esta raza olvidada que todavía se atreve a soñar con la igualdad y la justicia. Sin embargo, las naciones democráticas han guardado silencio …´

En conclusión, Moana Katokai Kalosil pidió al Consejo de Derechos Humanos,   establecer un mandato formal de la ONU en Papúa Occidental. `El mandato debe incluir la investigación de la presunta violación de los derechos humanos en Papúa Occidental y proporcionar recomendaciones sobre una solución política pacífica en Papúa Occidental

Las cosas se mueven, finalmente, en la dirección correcta – pero tienen que moverse más rápidamente si se quiere evitar  más derramamiento de sangre ,  y  el llamamiento por la libertad  del pueblo de Papúa Occidental  sea escuchado finalmente..

Este artículo  está basado  en la historia de Papúa Occidental y contiene más noticias recientes publicadas en el sitio web de Free West Papua Campaign

Acción: Firma la petición  Free West Papúa en  Avaaz Donación a Free West Papua Campaign

Enlaces de Interés:  Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Vanuatu hace un llamamiento a la acción internacional sobre Papúa Occidental

Apoyo a la libertad de Papúa Occidental de las mujeres Māori y de las Islas del Pacífico en Aotearoa Nueva Zelanda

 

© Photo by Sangeeta Singh jpg

Fotografía  de  Sangeeta Singh © Oceania Interrupted, 2014

Nuestra libertad como  Mujeres  Māori y  de las Islas del  Pacífico en Aotearoa Nueva Zelanda está indisolublemente ligada a la de nuestros hermanos y hermanas del Pacífico de  Papúa Occidental.

Nuestras bocas  cubiertas   con la bandera  Morning Star como símbolo del silencio forzado en  Papúa Occidental.

Nuestras manos están atadas para simbolizar la falta de libertades que sufre el pueblo  de Papúa Occidental.

Nuestras voces y movimientos limitados,  para simbolizar la falta de libertad de expresión de  opinión política, la falta de acceso a recursos justos y equitativos, la falta de acceso a medios de comunicación libres e independientes.

Nuestros cuerpos  vestidos  de   negro para celebrar la forma femenina y para  expresar   el  negro como símbolo de luto.

Representación pública de Oceania Interrupted   en apoyo a la Libertad de Papúa Occidental en el  Pasifika Festival  de Auckland (Aotearoa Nueva Zelanda) el pasado  sábado  8 de Marzo de  2014 —  en Western Springs Lakeside Park. 

Intérpretes: Marama Davidson, Ruiha Epiha, Talafungani Finau, Leilani Kake, Moe Laga-Fa’aofo, Genevieve Pini, Amiria Puia-Taylor, Leilani Salesa, Luisa Tora, Mele Uhamaka, Asenaca Uluiviti, Leilani Unasa, Julie Wharewera-Mika, Elyssia Wilson-Heti

OCEANIA INTERRUPTED : Empowering Collective Action , es un colectivo con sede en Auckland (Aotearoa Nueva Zelanda) de  mujeres Māori y de las Islas del  Pacífico  comprometidas  con  llevar a cabo  intervenciones públicas para crear conciencia sobre cuestiones que afectan a las Islas del Pacífico, tanto  en Aotearoa Nueva Zelanda como en toda la región de Pacífico. 

Photo by Sangeeta Singh © Oceania Interrupted, 2014

Fotografía  de  Sangeeta Singh © Oceania Interrupted, 2014

Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Vanuatu hace un llamamiento a la acción internacional sobre Papúa Occidental

Moana  Carcasses , primer ministro  de la República de Vanuatu (Melanesia), siguiendo la misma línea de  su discurso en la ONU el pasado mes de septiembre, hace este pasado 4 de marzo de 2014 en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas,   un llamamiento a la acción  internacional  sobre la situación en Papúa Occidental:

LA REPÚBLICA DE VANUATU

Declaración de

EL HONORABLE  MOANA KATOKAI KALOSIL PRIMER MINISTRO DE LA REPÚBLICA DE VANUATU

ANTE LA SESIÓN DE ALTO NIVEL  DE LA QUINTA SESIÓN  DEL CONSEJO DE DERECHOS HUMANOS

Ginebra, Suiza  – 4 de Marzo de 2014

Su Excelencia Presidente  del Consejo  de Derechos Humanos, Su Excelencia Secretario  General de las Naciones Unidas , SR. Bani Ki Moon Excelencias, Distinguidos Delegados, Señoras y Señores.

La República de Vanuatu está  muy satisfecha  en  participar en la reunión de hoy . He venido aquí para unirme a los líderes del mundo para discutir y plantear sus inquietudes sobre los diferentes problemas de derechos humanos que afectan a millones de ciudadanos inocentes en todo el mundo, desde las naciones insulares a los países en todos los continentes .

Señor Presidente ,  hoy aquí  el objetivo de mi intervención  será sobre  dos importantes,  aunque muy críticos problemas para toda la población de mi país . En primer lugar me quiero centrar en los derechos de nuestros pueblos indígenas para  practicar sus rituales culturales y espirituales en dos de nuestras islas, en la provincia de Tafea , al sur de Vanuatu. Y en segundo lugar , quiero situar  en primer plano en nuestro debate  algunas de las cuestiones relativas a violación de los derechos humanos en Papúa Occidental que han sido muy inquietantes  para la comunidad de democracias  del mundo entero.

Señor Presidente , la lucha de mi país para lograr su  independencia política en 1980 estuvo marcada con  incidencias de  protesta social y la aparición de algunos movimientos políticos dentro de nuestro país. Los melanesios  estábamos gobernados por Gran Bretaña y Francia en nuestra propia patria. Antes de 1980 ,  no teníamos estado en nuestro propio país y no éramos  ni franceses ni ciudadanos británicos ; y por  casi  cuatro  décadas  estuvimos  expuestos a la dominación extranjera . Así que tuvimos que luchar para construir nuestra identidad como pueblo libre y para vivir con dignidad.  La independencia era nuestro objetivo. Y esto era lo que motivo a nuestros líderes para lograr nada menos que la independencia política.

No luchamos por la independencia porque estuviéramos  económica y financieramente preparados. No luchamos por la independencia porque nuestros patrones  coloniales estaban matando a nuestra gente. No. Nosotros luchamos por nuestra independencia política, porque es nuestro derecho dado por Dios de ser libres. La libertad era nuestro derecho inalienable . Es  un derecho humano. Y Vanuatu fue  proclamada  independiente el 30 de julio de 1980. Treinta y tres años después de nuestra independencia, estoy encantado de decir que Francia ha comenzado a demostrar su  disposición para  que nuestro pueblo indígena pueda visitar dos de nuestras  islas más sagradas, Umaepnume (Mathew) y Leka (Hunter) al sur de nuestro país,  para  satisfacer sus obligaciones culturales y espirituales.  A pesar del bloqueo previamente impuesto por la autoridad francesa sobre nuestros miembros tribales para desplazarse   a las islas sagradas de Umaepnune  y  Leka para cumplir con sus obligaciones culturales y espirituales, los rituales y ceremonias han continuado manteniéndose en otras islas de la provincia de Tafea.

Señor Presidente , ahora  quiero centrar mi atención en los retos crónicos relacionados con los  derechos humanos que han  afectado al pueblo indígena  melanesio de Papúa Occidental desde 1969. Y lo hago con gran respeto y humildad. Mi país está aquí, en esta reunión,  para amplificar   las preocupaciones  por los derechos humanos en Papúa Occidental . Estamos de hecho  muy preocupados de como la comunidad internacional ha desatendido a las voces del pueblo papú, cuyos derechos humanos han sido severamente reprimidos desde 1969.

Señor Presidente , usted preside  el órgano más noble de las Naciones Unidas,  el Consejo de Derechos Humanos . Pero , ¿Qué hacemos cuando los derechos del  pueblo melanesio de Papúa Occidental tiene que enfrentarse a  las intervenciones  y la presencia militar? Desde  la controvertida Ley de  Libre Elección en 1969 , el pueblo melanesio de Papúa Occidental han sido objeto en curso  de  la violación  de derechos humanos cometidas por las fuerzas de seguridad indonesias . El mundo ha sido testigo de la larga lista de torturas, asesinatos, explotación , violaciones, asaltos militares , detenciones arbitrarias y de la división de la sociedad civil  a través de operaciones de inteligencia.  La Comisión Nacional de Derechos Humanos de Indonesia (KOMNAS  HAM ) llegó a la conclusión de que estos actos constituyen crímenes de lesa humanidad bajo la legislación de Indonesia N º 26/ 2000 ( KOMNAS HAM 2001,2004 ) . En este clima de miedo y represión de la disidencia política, y la negligencia flagrante por parte de  la comunidad internacional, incluida la ONU y de los poderosos países desarrollados , desde 1969 nos encontramos con esta raza olvidada que todavía se atreve a soñar con la igualdad y la justicia. Sin embargo, las naciones democráticas han guardado silencio .

Señor Presidente , como ciudadano de Melanesia , he venido aquí para exigir acción inmediata. La injusticia en Papúa Occidental es una amenaza para el principio de la justicia en todo el mundo. No duermo bien de noche, cuando sé que en 2010 Yawan Wayeni , conocido activista,  fue filmado por las fuerzas de seguridad mientras yacía en un charco de su propia sangre con sus intestinos saliéndole al exterior   por una herida abierta en su abdomen. Me preocupa que en octubre de 2010,  Telenga Gire y Anggen Pugu Kiwo,  fueran  atados y  severamente torturados por los militares.

Me preocupa cuando veo las imágenes en un  vídeo de un grupo de hombres papú siendo   pateados en la cabeza por soldados uniformados que se supone tienen el propósito de protegerlos. Estoy preocupado porque entre octubre de 2011 y marzo de 2013, 25 papúes fueron asesinados y nada se ha hecho para llevar  ante la justicia a los a los culpables. Y me avergüenza  como melanesio , tener  que  darme  cuenta que aproximadamente el 10 % de la población indígena melanesia han sido asesinada por las fuerzas de seguridad de Indonesia desde 1963. Si bien reconozco los 15 años de  reforma que se ha llevado a cabo ,   al mismo tiempo  estoy preocupado de que los melanesios  pronto se convertirán en una minoría en su propia patria de Papúa.

Sr. Presidente,  ahora en un mundo  estrechamente conectado  a través de  tecnología innovadora , no debería  haber excusas por la falta de información sobre  las violaciones de derechos humanos que han afectado de forma masiva  a los papúes durante  más de 45 años. Busque en   internet  documentos de  investigación de las instituciones académicas y organizaciones no gubernamentales internacionales y encontrará  los duros hechos que  retratan el abuso brutal de los derechos de los pueblos melanesios de Papúa . ¿Porqué no estamos debatiendo  esto  en este consejo ? , ¿Por qué estamos haciendo  la  vista gorda y  no queremos escuchar  las  solitarias voces  del pueblo papú , muchas de las cuales han derramado su  sangre inocente  porque quieren justicia y libertad. Muchos son  mártires que han sido perseguidos y brutalmente asesinados  por ser  los que representan a las millones de voces silenciosas que   en estos momentos viven en el miedo en  valles y altas montañas de Papúa. Están exigiendo el reconocimiento y la igualdad y el respeto a sus derechos humanos y que puedan vivir en paz.  ¿Escuchará este augusto consejo sus reivindicaciones e irá   más allá en la protección de sus derechos humanos y  corregir  los errores del pasado?

He escuchado con atención la voz de un antiguo funcionario, el  Sr. Filep Karma y al  estudiante Yusak Pakage que fueron condenados a 15 y 10 años de prisión  y hablando a través de los barrotes  pedir a nuestros  países en el Pacífico, hablar sobre las injusticias contra ellos. Son los hijos de los guerreros que se mantuvieron firmes a la hora de luchar durante la Segunda Guerra Mundial en el Pacífico,  y que ayudaron a traer la paz mundial y seguridad en nuestra parte del mundo. Ahora es nuestro deber llevar la paz a sus aldeas y comunidades tribales,  concediéndoles sus derechos humanos básicos y  que la mayoría de nosotros damos por sentados . Me siento muy alentado de que este  asunto ha llegado ahora a la Comisión de la Unión Europea sobre los Derechos Humanos, y esperamos acciones para mejorar las condiciones de los derechos humanos de nuestros hermanos y hermanas en Papúa. También dirijo un llamamiento a los gobiernos de los países desarrollados, incluyendo los países africanos y los países insulares del Caribe y el Pacífico para condenar las violaciones de derechos humanos. Quiero hace eco de las palabras de Martin Luther King Jr. , quién  dijo en su discurso en 1963 que ” No hay nada en el mundo más peligroso que la ignorancia sincera y la estupidez consciente . ” Nosotros, los pueblos democráticos no debemos ignorar la petición  del pueblo papú.

Señor Presidente, las preocupaciones que estamos aquí  planteando son algo más que una cuestión de mantener el 70 % de la riqueza del petróleo y el gas de Papúa Occidental , es la cuestión del estatus político. Las preocupaciones que aquí  estamos planteando , es más que la cuestión de la situación económica del 80% de la riqueza  derivada en general  de  la silvicultura, pesca y minería en Papúa.  Es una cuestión de respeto de los derechos humanos y la existencia de los pueblos melanesios. Nuestra preocupación no es ver lo mucho que  han sido alimentados con  una cuchara de oro , sino ver el grado de respeto a la libertad acordada  a los papúes como ciudadanos iguales . Y hasta qué punto  la sociedad civil se le concede  el derecho a  expresar sus preocupaciones acerca de la calidad del gobierno en su patria . Esto debe ser  el punto de vista de una democracia dinámica.

Señor Presidente , el acceso debe ser permitido para la supervisión de los derechos humanos por parte de la ONU, a los  Periodistas internacionales y organizaciones no gubernamentales internacionales de derechos humanos para que puedan visitar Papúa Occidental. Es evidente como muestran muchos registros históricos, que el pueblo melanesio de Papúa Occidental fue el chivo expiatorio de la política de la Guerra Fría y que fue sacrificado para satisfacer el apetito por los recursos naturales que este país posee. Señor Presidente , si el representante de la ONU , el Sr. Ortiz Sanz  describió  el problema de Papúa Occidental como un cáncer   en expansión `y que su labor  era eliminarlo ´ hoy  es evidente , por lo que hemos visto,   que  no ha sido eliminado sino simplemente ocultado. Un día,  este  cáncer será diagnosticado . No debemos  asustarnos si la ONU  cometió  algunos errores en el pasado. Debemos admitir nuestros errores y corregirlos.

Sr. Presidente,  para terminar, mi gobierno cree que los problemas de los derechos humanos en Papúa deben ser devueltos a la agenda de las Naciones Unidas. Pido al Consejo de Derechos Humanos que considere la adopción de una resolución para establecer un mandato  de país sobre la situación de los derechos humanos en Papúa Occidental . El mandato debe incluir la investigación de la presunta violación de los derechos humanos en Papúa Occidental y proporcionar recomendaciones sobre una solución política pacífica en Papúa Occidental . Esto ayudará  a asistir a Su Excelencia, el  Presidente Yudhoyono en mantener dialogo abierto con Papúa.

Una vez más, muchas gracias por la oportunidad de expresar mis puntos de vista en este  foro.  Long God Yumi Stanap. Estamos con Dios. Gracias.

 Video  Declaración de Moana  Carcasses en el Consejo de Derechos Humanos  de Naciones Unidas

1609751_10153724126110010_235164131_n 

 

 

Acusan a Indonesia de interferir en la esfera politica fijiana

El partido de la oposición en las islas Fiji, United Front for a Democratic Fiji, ha acusado a Indonesia de interferir en la  esfera política fijiana.  EL UFDF  hizo público el pasado mes de febrero  su apoyo  al pueblo de Papúa Occidental en su derecho a la autodeterminación y la descolonización .

 Esta semana se encuentra en el archipiélago fijiano , una delegación indonesia  y según indica el gobierno   liderado por Frank Bainimarama, esta participará en una serie de conferencias para  dar a conocer  el grado de   autonomía y desarrollo de Papúa Occidental, ocupada militarmente  por este país asiático . El tabloide indonesio Jubi, informa que Mick Beddoes, del UFDF,  considera las  recientes declaraciones del embajador indonesio en la capital de las Fiji muestran un claro apoyo a Bainmarama en su campaña de reelecciónen los comicios que tendrán lugar  en septiembre de 2014.  Del mismo modo señala que este apoyo y  la reciente aportación financiera al Melanesia Sperahed Group  no tiene otro motivo que  evitar el ingreso de Papúa Occidental en esta organización regional melanesia. La embajada ha  negado las acusaciones. La visita  a Fiji, fue planeada después de que Vanuatu anunciase que celebraría  un  simposio internacional sobre Papúa Occidental como alternativa a la misión de MSG  que  Fiji lideró recientemente a Jayapura  el pasado  mes de enero, ya que según Port Vila, esta no alcanzó los objetivos originales fijados. El Gobierno de Vanuatu se retiró de la misión debido a que a  la delegación  no le sería permitida reunión alguna con representantes de la sociedad civil o líderes de la iglesia  en  Papúa Barat. Los líderes del MSG estuvieron rodeados de fuertes medidas de seguridad impidiendo contacto alguno con la población; Rimbink Pato delegado  y ministro de Asuntos Exteriores de Papúa Nueva Guinea, recluido en un hotel de lujo  durante un día y en tránsito a Bali,  afirmó no haber visto ninguna evidencia de abusos de los derechos humanos.

Las conferencias que la delegación indonesia está  llevando a cabo  en las islas Fiji, tendrán lugar en  el Japan-Pacific ICT Centre de la Universidad del Pacífico Sur y  en el  Unistudio Raiwai de   la Universidad Nacional de Fiji en Suva  y en  el campus de Saweni  de   Universidad de Fiji en Lautoka. Estas charlas propagandísticas están fijadas  entre los días 4 y 7 de marzo de 2014 ,   con la intención de  atraer a la ciudadanía hacia  la posición indonesia que pretende mostrar que su presencia en Papúa Occidental supone un desarrollo para sus habitantes melanesios originales.  La  organización  Free West Papua Campaign ha llamado a los fijianos a solidarizarse con sus hermanos melanesios, manifestar su descontento ante la ocupación indonesia de Papúa Occidental  y acudir a las conferencias  planteando y preguntando  al gobierno de aquel país asiático y  los presentes,  porque razones más de 500.000 inocentes han  perdido su vida y  han sido torturados o violados desde la ocupación militar en el año  1963. De momento, la misma Universidad del Pacífico ha mostrado el apoyo a la causa papú  retuiteando   los tweets de Free West Papua Campaig a través de su pagina oficial en Twitter https://twitter.com/FreeWestPapua, incluso retuiteando el enlace para bajar el flyer para acudir a las conferencias y de esta manera presionar al gobierno de Indonesia.