Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Vanuatu hace un llamamiento a la acción internacional sobre Papúa Occidental

Moana  Carcasses , primer ministro  de la República de Vanuatu (Melanesia), siguiendo la misma línea de  su discurso en la ONU el pasado mes de septiembre, hace este pasado 4 de marzo de 2014 en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas,   un llamamiento a la acción  internacional  sobre la situación en Papúa Occidental:

LA REPÚBLICA DE VANUATU

Declaración de

EL HONORABLE  MOANA KATOKAI KALOSIL PRIMER MINISTRO DE LA REPÚBLICA DE VANUATU

ANTE LA SESIÓN DE ALTO NIVEL  DE LA QUINTA SESIÓN  DEL CONSEJO DE DERECHOS HUMANOS

Ginebra, Suiza  – 4 de Marzo de 2014

Su Excelencia Presidente  del Consejo  de Derechos Humanos, Su Excelencia Secretario  General de las Naciones Unidas , SR. Bani Ki Moon Excelencias, Distinguidos Delegados, Señoras y Señores.

La República de Vanuatu está  muy satisfecha  en  participar en la reunión de hoy . He venido aquí para unirme a los líderes del mundo para discutir y plantear sus inquietudes sobre los diferentes problemas de derechos humanos que afectan a millones de ciudadanos inocentes en todo el mundo, desde las naciones insulares a los países en todos los continentes .

Señor Presidente ,  hoy aquí  el objetivo de mi intervención  será sobre  dos importantes,  aunque muy críticos problemas para toda la población de mi país . En primer lugar me quiero centrar en los derechos de nuestros pueblos indígenas para  practicar sus rituales culturales y espirituales en dos de nuestras islas, en la provincia de Tafea , al sur de Vanuatu. Y en segundo lugar , quiero situar  en primer plano en nuestro debate  algunas de las cuestiones relativas a violación de los derechos humanos en Papúa Occidental que han sido muy inquietantes  para la comunidad de democracias  del mundo entero.

Señor Presidente , la lucha de mi país para lograr su  independencia política en 1980 estuvo marcada con  incidencias de  protesta social y la aparición de algunos movimientos políticos dentro de nuestro país. Los melanesios  estábamos gobernados por Gran Bretaña y Francia en nuestra propia patria. Antes de 1980 ,  no teníamos estado en nuestro propio país y no éramos  ni franceses ni ciudadanos británicos ; y por  casi  cuatro  décadas  estuvimos  expuestos a la dominación extranjera . Así que tuvimos que luchar para construir nuestra identidad como pueblo libre y para vivir con dignidad.  La independencia era nuestro objetivo. Y esto era lo que motivo a nuestros líderes para lograr nada menos que la independencia política.

No luchamos por la independencia porque estuviéramos  económica y financieramente preparados. No luchamos por la independencia porque nuestros patrones  coloniales estaban matando a nuestra gente. No. Nosotros luchamos por nuestra independencia política, porque es nuestro derecho dado por Dios de ser libres. La libertad era nuestro derecho inalienable . Es  un derecho humano. Y Vanuatu fue  proclamada  independiente el 30 de julio de 1980. Treinta y tres años después de nuestra independencia, estoy encantado de decir que Francia ha comenzado a demostrar su  disposición para  que nuestro pueblo indígena pueda visitar dos de nuestras  islas más sagradas, Umaepnume (Mathew) y Leka (Hunter) al sur de nuestro país,  para  satisfacer sus obligaciones culturales y espirituales.  A pesar del bloqueo previamente impuesto por la autoridad francesa sobre nuestros miembros tribales para desplazarse   a las islas sagradas de Umaepnune  y  Leka para cumplir con sus obligaciones culturales y espirituales, los rituales y ceremonias han continuado manteniéndose en otras islas de la provincia de Tafea.

Señor Presidente , ahora  quiero centrar mi atención en los retos crónicos relacionados con los  derechos humanos que han  afectado al pueblo indígena  melanesio de Papúa Occidental desde 1969. Y lo hago con gran respeto y humildad. Mi país está aquí, en esta reunión,  para amplificar   las preocupaciones  por los derechos humanos en Papúa Occidental . Estamos de hecho  muy preocupados de como la comunidad internacional ha desatendido a las voces del pueblo papú, cuyos derechos humanos han sido severamente reprimidos desde 1969.

Señor Presidente , usted preside  el órgano más noble de las Naciones Unidas,  el Consejo de Derechos Humanos . Pero , ¿Qué hacemos cuando los derechos del  pueblo melanesio de Papúa Occidental tiene que enfrentarse a  las intervenciones  y la presencia militar? Desde  la controvertida Ley de  Libre Elección en 1969 , el pueblo melanesio de Papúa Occidental han sido objeto en curso  de  la violación  de derechos humanos cometidas por las fuerzas de seguridad indonesias . El mundo ha sido testigo de la larga lista de torturas, asesinatos, explotación , violaciones, asaltos militares , detenciones arbitrarias y de la división de la sociedad civil  a través de operaciones de inteligencia.  La Comisión Nacional de Derechos Humanos de Indonesia (KOMNAS  HAM ) llegó a la conclusión de que estos actos constituyen crímenes de lesa humanidad bajo la legislación de Indonesia N º 26/ 2000 ( KOMNAS HAM 2001,2004 ) . En este clima de miedo y represión de la disidencia política, y la negligencia flagrante por parte de  la comunidad internacional, incluida la ONU y de los poderosos países desarrollados , desde 1969 nos encontramos con esta raza olvidada que todavía se atreve a soñar con la igualdad y la justicia. Sin embargo, las naciones democráticas han guardado silencio .

Señor Presidente , como ciudadano de Melanesia , he venido aquí para exigir acción inmediata. La injusticia en Papúa Occidental es una amenaza para el principio de la justicia en todo el mundo. No duermo bien de noche, cuando sé que en 2010 Yawan Wayeni , conocido activista,  fue filmado por las fuerzas de seguridad mientras yacía en un charco de su propia sangre con sus intestinos saliéndole al exterior   por una herida abierta en su abdomen. Me preocupa que en octubre de 2010,  Telenga Gire y Anggen Pugu Kiwo,  fueran  atados y  severamente torturados por los militares.

Me preocupa cuando veo las imágenes en un  vídeo de un grupo de hombres papú siendo   pateados en la cabeza por soldados uniformados que se supone tienen el propósito de protegerlos. Estoy preocupado porque entre octubre de 2011 y marzo de 2013, 25 papúes fueron asesinados y nada se ha hecho para llevar  ante la justicia a los a los culpables. Y me avergüenza  como melanesio , tener  que  darme  cuenta que aproximadamente el 10 % de la población indígena melanesia han sido asesinada por las fuerzas de seguridad de Indonesia desde 1963. Si bien reconozco los 15 años de  reforma que se ha llevado a cabo ,   al mismo tiempo  estoy preocupado de que los melanesios  pronto se convertirán en una minoría en su propia patria de Papúa.

Sr. Presidente,  ahora en un mundo  estrechamente conectado  a través de  tecnología innovadora , no debería  haber excusas por la falta de información sobre  las violaciones de derechos humanos que han afectado de forma masiva  a los papúes durante  más de 45 años. Busque en   internet  documentos de  investigación de las instituciones académicas y organizaciones no gubernamentales internacionales y encontrará  los duros hechos que  retratan el abuso brutal de los derechos de los pueblos melanesios de Papúa . ¿Porqué no estamos debatiendo  esto  en este consejo ? , ¿Por qué estamos haciendo  la  vista gorda y  no queremos escuchar  las  solitarias voces  del pueblo papú , muchas de las cuales han derramado su  sangre inocente  porque quieren justicia y libertad. Muchos son  mártires que han sido perseguidos y brutalmente asesinados  por ser  los que representan a las millones de voces silenciosas que   en estos momentos viven en el miedo en  valles y altas montañas de Papúa. Están exigiendo el reconocimiento y la igualdad y el respeto a sus derechos humanos y que puedan vivir en paz.  ¿Escuchará este augusto consejo sus reivindicaciones e irá   más allá en la protección de sus derechos humanos y  corregir  los errores del pasado?

He escuchado con atención la voz de un antiguo funcionario, el  Sr. Filep Karma y al  estudiante Yusak Pakage que fueron condenados a 15 y 10 años de prisión  y hablando a través de los barrotes  pedir a nuestros  países en el Pacífico, hablar sobre las injusticias contra ellos. Son los hijos de los guerreros que se mantuvieron firmes a la hora de luchar durante la Segunda Guerra Mundial en el Pacífico,  y que ayudaron a traer la paz mundial y seguridad en nuestra parte del mundo. Ahora es nuestro deber llevar la paz a sus aldeas y comunidades tribales,  concediéndoles sus derechos humanos básicos y  que la mayoría de nosotros damos por sentados . Me siento muy alentado de que este  asunto ha llegado ahora a la Comisión de la Unión Europea sobre los Derechos Humanos, y esperamos acciones para mejorar las condiciones de los derechos humanos de nuestros hermanos y hermanas en Papúa. También dirijo un llamamiento a los gobiernos de los países desarrollados, incluyendo los países africanos y los países insulares del Caribe y el Pacífico para condenar las violaciones de derechos humanos. Quiero hace eco de las palabras de Martin Luther King Jr. , quién  dijo en su discurso en 1963 que ” No hay nada en el mundo más peligroso que la ignorancia sincera y la estupidez consciente . ” Nosotros, los pueblos democráticos no debemos ignorar la petición  del pueblo papú.

Señor Presidente, las preocupaciones que estamos aquí  planteando son algo más que una cuestión de mantener el 70 % de la riqueza del petróleo y el gas de Papúa Occidental , es la cuestión del estatus político. Las preocupaciones que aquí  estamos planteando , es más que la cuestión de la situación económica del 80% de la riqueza  derivada en general  de  la silvicultura, pesca y minería en Papúa.  Es una cuestión de respeto de los derechos humanos y la existencia de los pueblos melanesios. Nuestra preocupación no es ver lo mucho que  han sido alimentados con  una cuchara de oro , sino ver el grado de respeto a la libertad acordada  a los papúes como ciudadanos iguales . Y hasta qué punto  la sociedad civil se le concede  el derecho a  expresar sus preocupaciones acerca de la calidad del gobierno en su patria . Esto debe ser  el punto de vista de una democracia dinámica.

Señor Presidente , el acceso debe ser permitido para la supervisión de los derechos humanos por parte de la ONU, a los  Periodistas internacionales y organizaciones no gubernamentales internacionales de derechos humanos para que puedan visitar Papúa Occidental. Es evidente como muestran muchos registros históricos, que el pueblo melanesio de Papúa Occidental fue el chivo expiatorio de la política de la Guerra Fría y que fue sacrificado para satisfacer el apetito por los recursos naturales que este país posee. Señor Presidente , si el representante de la ONU , el Sr. Ortiz Sanz  describió  el problema de Papúa Occidental como un cáncer   en expansión `y que su labor  era eliminarlo ´ hoy  es evidente , por lo que hemos visto,   que  no ha sido eliminado sino simplemente ocultado. Un día,  este  cáncer será diagnosticado . No debemos  asustarnos si la ONU  cometió  algunos errores en el pasado. Debemos admitir nuestros errores y corregirlos.

Sr. Presidente,  para terminar, mi gobierno cree que los problemas de los derechos humanos en Papúa deben ser devueltos a la agenda de las Naciones Unidas. Pido al Consejo de Derechos Humanos que considere la adopción de una resolución para establecer un mandato  de país sobre la situación de los derechos humanos en Papúa Occidental . El mandato debe incluir la investigación de la presunta violación de los derechos humanos en Papúa Occidental y proporcionar recomendaciones sobre una solución política pacífica en Papúa Occidental . Esto ayudará  a asistir a Su Excelencia, el  Presidente Yudhoyono en mantener dialogo abierto con Papúa.

Una vez más, muchas gracias por la oportunidad de expresar mis puntos de vista en este  foro.  Long God Yumi Stanap. Estamos con Dios. Gracias.

 Video  Declaración de Moana  Carcasses en el Consejo de Derechos Humanos  de Naciones Unidas

1609751_10153724126110010_235164131_n 

 

 

Cincuenta años de ocupación militar indonesia en tierra papú

Hoy se cumplen cincuenta años de la ocupación de Papua Barat por parte de Indonesia. En el siglo XIX  los holandeses incluyeron a Papúa Occidental en su imperio colonial llegando a un acuerdo en 1848 con Alemania e Inglaterra para dividir la isla de Papúa Nueva Guinea en tres partes. Como consecuencia de los conflictos bélicos mundiales, las áreas de influencia alemana e inglesa pasaron a mandato australiano y el área occidental permaneció bajo el poder colonial de los Países Bajos, la última colonia de este país europeo en las Indias Orientales. En 1962, Estados Unidos e Indonesia presionaron a los Países Bajos a ceder Papúa Occidental a las Naciones Unidas y esta institución puso la región en manos indonesias en 1963, con la intención de que en 1969 se celebrara un referéndum en el que los papúes pudieran elegir libremente  entre permanecer como parte de Indonesia o alcanzar la plena independencia.

945696_10152805878455010_1851862213_n

Fotografía de Free West Papua Campaign

El Act of Free Choice (Acto de Libre Elección) al que le siguieron seis años de brutal represión por parte del régimen de Suharto, fue un fraude en la que 1.025 Papúes fueron cuidadosamente seleccionados para “ejercer el voto” de entre una población de 800.000 personas. Amenazados de muerte si votaban en contra de la asimilación con Indonesia, el deseo de la independencia se vi trágicamente truncado y vergonzosamente ratificado por la Asamblea General de las Naciones Unidas. Papúa Occidental paso de un poder colonial a otro. Los vastos recursos naturales fueron la principal razón de la ocupación Indonesia, negando la libertad a los papúes por ser demasiado salvajes para tener y dirigir su propio país. Según documentos desclasificados en los Estados Unidos, Kissinger dio luz verde a la anexión de Papúa Occidental  aún  a sabiendas de que el 90% de la población deseaba la independencia.  Papúa Occidental pasó a llamarse Irian Jaya o Jaya Victoriosa. Abdurahman Wahid rebautizó a la isla como West Papúa como voluntad de conciliación sin embargo, el final de la dictadura recrudeció las aspiraciones independentistas tras la recuperación de la libertad del pueblo de Timor Oriental.

Enlaces de Interés en Tangata O Te Moana Nui: Papua Barat

Las aspiraciones independentistas de Papua Barat y Kanaky Nueva Caledonia, en la agenda de los politicos melanesios

Victor Tutugoro, portavoz del  Front de Libération National Kanak et Socialiste (Frente de Liberación Nacional Kanaka y Socialista) ha sido elegido para ser el próximo presidente del Melanesia Spearhead Group, ocupando dicho puesto desde junio, durante un período de dos años, momento en el que Kanaky Nueva Caledonia acogerá la cumbre de los líderes del MSG. Esta coincide con una importante iniciativa para apoyar a las aspiraciones de libre determinación de los pueblos melanesios que  aún no independientes, particularmente Papúa Occidental, ocupada militarmente por Indonesia. Veinticinco años atrás,  la creación del  Grupo Melanesio Punta de Lanza obedeció a favorecer las aspiraciones independentistas de Kanaky Nueva Caledonia. El compromiso del MSG a la causa vuelve a encauzarse después de años paralizado; aprovechando el cambio de presidencia  que será liderada por Tutugoro y el  hecho de un posible referéndum sobre la independencia conforme  al Acuerdo de Noumèa firmado el 5 de mayo de 1998 y que concedió un estatus particular a Kanaky Nueva Caledonia,    y que sería celebrado en 2014.

El Presidente del territorio es  Harold Martin desde 2011 – fue presidente en 2007 – perteneciendo al partido  Avénir Ensemble de corte liberal y anti independentista. El número de partidos políticos es de nueve, seis de los cuales son partidarios de la independencia. La administración  del archipiélago melanesio  responde al Presidente de Francia. Kanaky Nueva Caledonia es dependencia francesa que posee el estatus de colectividad especial, a diferencia de Tahiti & sus Islas y Wallis et Futuna que son colectividades de Ultramar- Desde 1986 Kanaky Nueva Caledonia aparece en la lista de territorios no auto gobernados de Naciones Unidas;  en 1985 el FLNKS o Frente Socialista de Liberación Kanaka Socialista lideró las protestas reclamando la independencia produciéndose en aquellos turbulentos años el asesinato de su líder Jean Marie Tjibaou. Les Évènements  , cómo así se llamaron los trágicos sucesos acontecidos, culminaron en 1988 con la sangrienta toma de rehenes de origen francés y por parte de melanesios en el atolón n de Ouvéa. Como resultado Francia otorgó una mayor autonomía al territorio mediante la firma de los Acuerdos de Matignon  y Nouméa (1998).

Recientemente Sir Michael Somare, quién fue presidente de Papúa Nueva Guinea, advirtió al MSG que si no es capaz de garantizar las aspiraciones políticas de kanaka y papúes, se arriesga a dejar de existir; sin embargo el político melanesio  exigió a la Secretaria del Melanesia Spearhead Group de `actuar con cautela y paciencia ´ en lo que se refiere a la autodeterminación de Papua Barat.  La  West Papua National Coalition for Liberation recientemente presentó una solicitud oficial de ingreso  completo, esperando que la cumbre del MSG ofrezca una respuesta formal.

Moana Carcasses Kalosil, recientemente elegido presidente de Vanuatu, declaró que su gobierno presionará para que  la antigua Irian Jaya  se  integre como miembro del grupo melanesio. `A llegado el momento de reconocer que  alguien debe de hacer algo con respecto  a la lucha de Papúa Occidental ´, declaró Kalosil. `No podemos cerrar  los ojos y  negar, decir que no pasa nada, cuando existen muchas cuestiones relacionadas con los derechos humanos.  Deseamos que Papúa Occidental se un miembro de pleno derecho del MSG y presionaremos por ello´, subrayo el político ni Vanuatu.

 La  West Papua Coalition for Liberation ha venido presionando a los líderes políticos melanesios sobre su filiación, incluyendo una visita oficial a Fiji para mantener conversaciones con el Comodoro Voreqe Bainimarama, quién se mostró dispuesto a debatir el asunto, según indicó el ex primer ministro de Vanuatu Barak Sope y asesor de la Coalición. El Ministro de Asuntos Exteriores de las Islas Salomón, Clay Forau apoyará el ingreso de Papúa Occidental; apoyando al mismo tiempo y en estos momentos una resolución de las Naciones Unidas para la inscripción de Polinesia Francesa en la lista de países a descolonizar.

En el siglo XIX  los holandeses incluyeron a Papúa Occidental en su imperio colonial llegando a un acuerdo en 1848 con Alemania e Inglaterra para dividir la isla de Papúa Nueva Guinea en tres partes. Como consecuencia de los conflictos bélicos mundiales, las áreas de influencia alemana e inglesa pasaron a mandato australiano y el área occidental permaneció bajo el poder colonial de los Países Bajos, la última colonia de este país europeo en las Indias Orientales. En 1962, Estados Unidos e Indonesia presionaron a los países Bajos a ceder Papúa Occidental a las Naciones Unidas y esta institución puso la región en manos indonesias en 1963, con la intención de que en 1969 se celebrara un referéndum en el que los Papúes pudieran elegir libremente  entre permanecer como parte de Indonesia o alcanzar la plena independencia.

El Act of Free Choice (Acto de Libre Elección) al que le siguieron seis años de brutal represión por parte del régimen de Suharto, fue un fraude en la que 1.025 Papúes fueron cuidadosamente seleccionados para “ejercer el voto” de entre una población de 800.000 personas. Amenazados de muerte si votaban en contra de la asimilación con Indonesia, el deseo de la independencia se vi trágicamente truncado y vergonzosamente ratificado por la Asamblea General de las Naciones Unidas. Papúa Occidental paso de un poder colonial a otro. Los vastos recursos naturales fueron la principal razón de la ocupación Indonesia, negando la libertad a los papúes por ser demasiado salvajes para tener y dirigir su propio país. Según documentos desclasificados en los Estados Unidos, Kissinger dio luz verde a la anexión de Papúa Occidental  aún  a sabiendas de que el 90% de la población deseaba la independencia.  Papúa Occidental pasó a llamarse Irian Jaya o Jaya Victoriosa. Abdurahman Wahid rebautizó a la isla como West Papúa como voluntad de conciliación sin embargo, el final de la dictadura recrudeció las aspiraciones independentistas tras la recuperación de la libertad del pueblo de Timor Oriental.

Por otro lado, un representante de ASSI  ( Aboriginal and South Sea Islanders) institución que representa a los descendientes de aquellos isleños que fueron reclutados en Melanesia para trabajar en las plantaciones australianas en Queensland  se encuentra esta semana en Port Vila, capital de Vanuatu, para ejercer presión ante gobierno y los jefes ni Vanuatu  para unirse  al  Melanesian Spearhead Group. Les Muckan. Candidato a senador australiano busca asistencia por parte del Primer Ministro de aquel archipiélago melanesio,  buscando al mismo tiempo la concesión de doble nacionalidad para aquellos melanesios  llevados hasta Australia como mano de obra, reconociendolos ciudadanos de Vanuatu. Muckan es un jefe de alto rango de la Provincia de Shefa, ostentando el titulo de  Maurongoana desde 2009  y siendo además de aborigen australiano,descendiente de gentes procedentes de la isla de Erromango al sur de Vanuatu y de Lifou en las Islas de la Lealtad, en Nueva Caledonia. Fotografías: Free West Papua Campaign 

 

Papúa Occidental en la sombra …

El  gobierno indonesio lleva adelante una política colonialista de inusitada violencia respecto al pueblo papú de Nueva Guinea Occidental. El conflicto de Timor Oriental causó indignación en la comunidad internacional, pero el caso de Papúa Occidental parece condenado a permanecer en las sombras. La Organización de las Naciones Unidas se desentiende. Los medios casi nunca lo mencionan. Sin embargo, ese pueblo olvidado por todos lleva adelante una encarnizada lucha por el reconocimiento de su identidad política y cultural.

Enlaces de interés de  Papua Barat en Tangata O Te Moana Nui

La violencia estalla en Papúa Occidental ante el clamor por la independencia

A finales de esta semana la violencia ha vuelto a estallar en Papúa Occidental (Irían Jaya). Miles de manifestantes marcharon el martes por las calles de Jayapura reclamando un referéndum sobre la cuestión de la independencia de estas tierras arrebatadas por el poder colonial indonesio y que anclan sus raíces en la Melanesia. Durante los incidentes y emboscadas fueron asesinados tanto policías indonesios como ciudadanos papúes. En Jayapura se dejaron escuchar consignas de “Papúa Libre” y las reivindicaciones llegaron hasta Yakarta, capital de Indonesia. En Oxford (Inglaterra), la cuestión de la independencia centro las conferencias del encuentro Road to Freedom (Camino hacia la Libertad) en la que participaron miembros del movimiento independentista Operasi Papua Merdeka (OPM), abordando cuestiones sobre la autodeterminación de Papúa occidental anexionada por Indonesia en la década de los sesenta tras la tutela holandesa. Abogados, políticos y altos funcionarios de la ONU, junto a líderes tribales y el jefe de la OPM exiliado en Londres, Benny Wenda, estuvieron presentes bajo la presidencia del diputado británico Andrew Smith.

Los manifestantes en Papúa Occidental marcharon bajo la férrea vigilancia de la policía y las fuerzas militares compuestas en su totalidad por más de setecientos miembros. Las autoridades calcularon la presencia de 2000 personas, a pesar de que a las afueras del centro administrativo de Jayapura se concentraron unas 10.000 personas. A lo largo del fin de semana se produjeron al mismo tiempo y en las tierras altas centrales, enfrentamientos entre tribus rivales produciendo la muerte a más de veinte personas, luchas derivadas por la designación de un nuevo jefe de distrito elegido por las autoridades y que se empleara a partir de noviembre del presente año. Los refuerzos policiales desplazados a la región no han podido establecer una tregua y mantener el orden, habiéndose incendiado varias viviendas y automóviles.

Papúa Occidental, la historia se repite una y otra vez… ¿Hasta cuando?


Un vídeo con espeluznantes imágenes de  nativos  papúes que están siendo torturados, supuestamente, por soldados indonesios, ha generado un aluvión de peticiones para que se realice una investigación independiente de lo acontecido. Una de las víctimas es un hombre anciano. Según parece, uno de los soldados podría haber grabado el incidente con su teléfono móvil a modo de “trofeo“. Un análisis del contenido audiovisual sugiere que la escena podría haber tenido lugar el pasado mes de mayo, en la región alta de Papúa Occidental, donde tiene lugar una operación militar.

Las impactantes imágenes muestran a un anciano desnudo con una bolsa de plástico en la cabeza, que lanza gritos agonizantes mientras sostiene un palo ardiendo en sus genitales. Se desconocen los detalles exactos de las víctimas por la dificultad que entraña confirmarlos debido al control militar existente en la zona, así como a la prohibición que pesa sobre periodistas y organizaciones de derechos humanos para entrar a la región. No obstante, los informes apuntan a que el hombre anciano sigue en paradero desconocido, y a que podría, incluso, estar muerto.

Foto: Free West Papua www.freewestpapua.wordpress.com 

El hombre joven, que aparece en las imágenes con un cuchillo sobre su rostro y sobre su garganta, ha sido puesto en libertad. Los pueblos indígenas de Papúa han sufrido enormemente bajo la ocupación indonesia que se impuso en 1963. El ejército indonesio posee una larga trayectoria de violaciones de derechos humanos cometidas contra los papúes, que abarca desde asesinatos hasta violaciones, que suelen cometer para intimidar y amedrentar a los indígenas de Papúa Occidental. Fuentes internas a Survival International  han manifestado: “Estas imágenes de un anciano siendo torturado por, supuestamente, soldados indonesios, son verdaderamente espantosas. Se debe llevar a cabo una investigación independiente y completa de esta atrocidad. Los soldados han estado matando, violando y torturando a los papúes con total impunidad durante casi 50 años. La comunidad internacional no puede apartar la vista y permitir que esto continúe”   Estas imagens son un  breve fragmento  del vídeo completo, gran parte de cuyo contenido no es apropiado para su difusión. Aquellos medios interesados en ver más imágenes pueden contactar con Survival Internacional

Escucha las Canciones por la Libertad de West Papua  interpretadas por los Lani Singers