Auckland, capital de Polinesia

Los libros Polynesian Festival & Pacific  Auckland de la fotógrafa samoana Evotia Tamua presentan una perspectiva que es para muchos  viajeros desconocida;  esta no es otra que el marcado   carácter polinesio de Auckland (Aotearoa Nueva Zelanda)  reflejándose,  entre otros muchos aspectos,  en  celebraciones como el PolyFest, el Auckland Secondary Schools Maori and Pacific Cultural Festival , el Style Pasifika o el exótico y  colorista Otara Market. Esta es   la urbe que acoge a la mayor comunidad polinesia del mundo y desde  Karangahape Road hasta  las  calles de  los suburbios de  Mangere, Ihumatao o Henderson; los rostros polinesios se suceden impregnando el paisaje urbano con su distintivo estilo de vida.

Cada  comunidad con sus iglesias, centros sociales y culturales  insisten sus miembros,  en perpetuar en  el difícil entorno urbano  la lengua, las artes, artesanía , oratoria y ceremonias  heredadas de sus padres en las lejanas islas del Pacífico Sur. En la actualidad, y por poner tan sólo  un ejemplo, vive más gente originaria de Niue en Aotearoa  Nueva Zelanda  que en su propio lugar de origen. Auckland, es la  `Capital de la Polinesia´y como tal acoge del mismo modo, a gentes procedentes de Samoa, Islas Cook, Tokelau, Tuvalu, Niue aunque también y , en menor medida, de  las islas melanesias de Fiji, Vanuatu, Islas Salomón y otros rincones de la  Micronesia.

Rarotonga en el archipiélago de las Cook, fue según la tradición el lugar de partida de la Gran Emigración o Heke. Desde esta hermosa isla de la Polinesia, que la historia y la leyenda refirió como ‘Avaiki o la patria espiritual del pueblo polinesio, es desde donde las siete canoas ancestrales largaron amarras en el año 1350 rumbo a Aotearoa…   El País de la Larga Nube Blanca . Esta ola migratoria no tan sólo impregnó de carácter polinesio los fríos y bellos paisajes que una vez descubrió el héroe mitológico  Kupe  al mismo  tiempo supuso el impulso colonizador y  definitivo de un pueblo a la búsqueda de nuevos horizontes en donde asegurar su supervivencia; originarios de islas amenazadas por las luchas de poder,  la guerra, la escasez de tierras y la falta de recursos o lideradas por la inquietud y el espíritu de descubrimiento de hombres de mar valerosos.

Para los polinesios, el hecho de vivir en los suburbios de grandes ciudades como Auckland o Wellington no implica necesariamente la renuncia a  su propia identidad, sobre todo en comunidades tan numerosas como la de Niue, Samoa y Tokelau donde la preservación de la herencia cultural es de prioridad absoluta entre sus miembros dirigentes de mayor edad. Sin embargo la tarea no es fácil, sobre todo para unos  jóvenes que en ocasiones se encuentran atrapados entre dos mundos opuestos y exigentes. El equilibrio  es difícil … No cabe duda de que Aotearoa Nueva Zelanda es ya una sociedad pluriracial y cultural y dentro de esta, la llamada taha māori o `dimensión māori´   junto  a la perpetuación, desarrollo, mantenimiento  de los valores tradicionales  característicos de las sociedades polinesias;  además de la  gradual adaptación a la modernidad para conceder un necesario dinamismo para garantizar la supervivencia de usos y costumbres ,  demuestran que la presencia polinesia ha traspasado fronteras que años atrás parecían infranqueables. Hoy esta se asienta en las esferas del arte, la cultura y la vida cotidiana dando un sentido de orgullo a la comunidad insular del Pacífico.

Desde los años setenta hasta la década de los ochenta puede decirse que  con destino  a Aotearoa Nueva Zelanda  tuvo lugar otro Heke  aunque en esta a ocasión, provocado por la presión demográfica que en algunos casos resultó insoportable en territorios de recursos tan limitados como Tokelau o Tuvalu. Familias enteras y  aldeas al completo, como ocurrió en el caso de Niue, multitud de polinesios  dejaron atrás y para siempre  sus  islas natales. Los  efectos derivados  del calentamiento global , cada vez más frecuentes; las severas condiciones climáticas  como   huracanes,  ciclones , lluvias torrenciales  e inundaciones  o simplement   el deseo de nuevas perspectivas económicas y sociales,  no han hecho más que incrementar  en los últimos años estos  flujos migratorios;  aunque hay que señalar que la bonanza de la economía, aunque esta sufra altibajos derivados de las crisis financieras mundiales, algunos de los descendientes de aquellos que emigraron décadas atrás  regresen a las islas para crear establecimientos hoteleros y negocios. La huida de la juventud es otro factor a tener en cuenta en unas sociedades que mantienen un fuerte control social sobre sus miembros y que limitan de forma particular las aspiraciones personales y vitales de los más jóvenes

Kotahitanga mā te Rerekētanga: Unidad en la diversidad

El Mika’s AROHA Mardi Gras, creado y organizado por Mika,  artista multidisciplinar y transgéro māori  para el REAL New Zealand Festival que se celebra con motivo del Rugby World Cup 2011, tendrá lugar el próximo día 23 de septiembre de 2011 a las 18.10 horas en Takutai Square en el Britomart Precinct en Auckland (Aotearoa Nueva Zelanda). Si queréis divertiros como nunca y celebrar la diversidad racial, cultural y de género de esta fascinante ciudad, capital de la Polinesia, no os perdáis este evento. Apuntaros a este carnaval urbano en el que podréis disfrutar de música, danza, arte, moda, espectáculos de burlesque y draq queens; la fusion cultural entre los tangata whenua (māori) y los manuhiri (asistentes) está asegurada con la presencia y participación de conocidos cantantes de soul y reggae de Aotearoa Nueva Zelanda, danzas polinesias, actores de cine y televisión, tambores taiko japoneses, un desfile de moda de la mano del diseñador de korowai Kim Crawford, la participación de ex All Black, equipos de la liga de rugby y deportistas olímpicos; además, como no, de Mai Kā 400 y las impresionantes danzas māorí de Te Tai Tonga kapa haka originarios de South Auckland. Para más información y para participar en el carnaval, podéis contactar con la Mika Haka Foundation. Esta es desde luego, una excelente oportunidad para descubrir la vibrante cultura urbana polinesia y multirracial de Auckland. AROHA en lengua māori significa  compartir, respetar al otro. Aroha es la fuerza creativa que viene del espíritu. En las relaciones humanas busca la unidad y el equilibrio, aroha es amor e inteligencia que surge del corazón, el alma y la mente. Saca al exterior lo mejor de las personas y rechaza la ignorancia, agresión,  la codicia y  la envidia.

Aquí os dejamos una lista de todos los  que participaran en la fiesta: Rena Owen – reconocida actriz māori de cine y teatro, conocida a nivel internacional por su papel en Once We Were Warriors (Nueva Zelanda, 1994) Keisha Castle-Hughes – Conocida mundialmente como protagonista de la bellísima película Whale Rider y la actriz mas joven nominada en 004 al Oscar de la Academia de Hollywood por su interpretación en la misma película. Jay Tewake – coreógrafo del AROHA Mardi Gras y voz del Nuevo grupo de pop The Glamboyz y líder del Kā Life Team de la Mika Haka Foundation, Edward Ru – cantante de la banda de reggae de Auckland Sweet & Irie Erakah – ganadora del premio Best Pacific Female Artist en los Pacific Music Awards, cantante de R&B y soul. Mahina Kaui – Compositor de Taonga Pūoro , músico y miembro fundador de la banda de Hokianga ,Big Belly Woman Leda Petit – la corista de burlesque numero uno de Nueva Zelanda y anfitriona del Petit Cheval Burlesque. Kiri Nathan – costumier del AROHA Mardi Gras y premiado diseñador de moda conocido por su costura korowai. Música de Mika y Siegfried Hans, con Gareth Farr, Micheal Rush, Sonny Bishop, Tim Corin y Mahina Kaui. Grupos participantes: Mai FM Kā 400 y la participación activa y actuación de los jóvenes de la Mika Haka Foundation – liderados por Jay Tewake AUT Dance Company – colectivo de alumnos y ex alumnos de la AUT University Bachelor of Dance, Te Tai Tonga Kapa Haka – grupo de danzas māori con base en el Marae de Manurewa en South Auckland Te Ariki Vaine – grupo de baile polinesio que fusiona danzas de las Islas Cook, Tahiti, Tonga y Samoa, Haere Mai Taiko danzas y tambores japoneses, The Glamboyz grupo pop de Jay Tewake y las danzas de los Haka Punks y la nueva fusion de kapa haka de Mika acompañadas por las voces del coro de soul femenino  Pounamu Diamonds, dirigidas por Rachel Avega-Timoti alias BUU, Desi Shape Shifters – grupo de danzas de Bollywood de Auckland, Pearlz of Meganesianz – grupo de danzas de las Islas Cook integrado por fa’afafine Te aMo – fusion de danza polinesia tradicional y contemporánea, TamaSA, con base en South Auckland e interpretando danzas tradicionales de Samoa, The Manu Dolls, troupe de drag queens māori lideradas por Miss Chanel D’Vinci Phoenix & Tais Belly Dance. Y después del Mardi Gras, sigue la fiesta hasta la madrugada, junto a Mika y los AROHA en el club Family en el 70 de Karangahape Road.

Artículos relacionados:

1.- Mika el takatāpui mas popular y querido en Nueva Zelanda regresa al escenario con Pō: Beautiful Darkness 2.- Fa’afafine: Identidad Sexual en Polinesia

Oceanía, primeros encuentros e imaginando el Pacífico

Durante el REAL New Zealand Festival que tendrá lugar durante la celebración de la Rugby World Cup 2001, el Museo de Nueva Zelanda Te Papa Tongarewa y la City Gallery Wellington han inaugurado la exhibición Oceania: Early Encounters & Imagining the Pacific (del 6 de agosto al 6 de noviembre de 2011) exposiciones independientes y a la vez complementarias, que exploran la riqueza de las culturas māori, pākehā y de las Islas del Pacifico, sus conexiones históricas, culturales y las influencias ejercidas entre sí, ofreciendo una intensa e interesantísima visión de la Oceania del presente y el pasado. En la City Gallery Wellington la muestra Imagining the Pacific aporta al visitante una visión del Pacifico a través del arte contemporáneo expresado en las obras de artistas originarios de la región como John Pule, Niki Hastings-McFall, Shigeyuki Kihara, Greg Semu o Lisa Reihana. Fotografías, pinturas, tallas, joyería y escultura nos descubren las Islas del Pacifico de la mano de una nueva generación de jóvenes artistas que revisa y reinterpreta las culturas ancestrales. Un apasionante recorrido artístico que nos conduce desde el “paraíso terrenal” creado y alimentado por la visión occidental, a la cara oscura de la historia colonial. Un encuentro con los antepasados y el laberintico panteón de dioses insular, aportando al mismo tiempo el contacto con la realidad de los habitantes de las Islas del Pacifico en el siglo XXI. El Océano Pacifico no tan solo como la cuna de los más grandes navegantes y exploradores de la historia sino también de un arte sofisticado. Refinado, admirado en el mundo entero y fuente de inspiración de artistas occidentales.

Oceania como “un océano de islas” y no como “islas perdidas en un océano distante” así se presenta la exposición, Early Encounters, inspirándose en el ensayo del académico fijiano de origen tongano, Epeli Hau’ofa, “Nuestro Mar de Islas”. Desligándose de las percepciones coloniales que a un hoy día siguen contemplando a los pueblos de las Islas del Pacifico como integrantes de diminutas naciones sin relevancia alguna en la escena internacional; países dependientes económica, política y culturalmente de otros estados de mayor extensión geográfica y a los que les sigue uniendo una relación neocolonial. Oceania se presenta tomando al océano como un espacio en movimiento constante, fuente de vida y elemento que les confiere du identidad distintiva. Se otorga al entono oceánico el protagonismo y no al tamaño de las tierras, pues en definitiva es el océano el que permitió descubrir y colonizar las islas, desarrollar complejas sociedades e impulsar intensas relaciones políticas, económicas y culturales entre territorios vecinos y muy distantes entre sí.

El poblamiento de las Islas del Pacifico se remonta a miles de años habiéndose producido el encuentro de culturas hace tan solo 500 años. A través de Early Encounters encontramos que unas veces fue marcado por la curiosidad y la cooperación otras, por la confusión y el conflicto. Pueblos del océano, primeros contactos, encuentros creativos, mundos espirituales, culturas en conflicto son los distintos apartados en los que se estructura la exposición, compartimentándose cada uno de estos para dar una perspectiva amplia y concisa de Oceania. Durante las exhibiciones se llevara a cabo un amplio calendario de actividades como talleres, danzas, actuaciones, charlas con los artistas, presentaciones y visitas guiadas.

Auckland da nuevamente la bienvenida al ASB Polyfest, el festival de cultura polinesia mas grande del mundo

El ASB Polyfest es el festival cultural maori y polinesio mas grande el mundo, el año pasado atrajo a mas de 90.000 espectadores batiendo todos los récords de asistencia. Nueve mil estudiantes compitieron en el festival representando a de 59 escuelas, todos entregados con pasión y orgullo a la perpetuación, desarrollo y mantenimiento del legado cultural heredado por sus progenitores, expresión de un sentimiento de identidad cultural de los polinesios originarios y residentes en Aotearoa Nueva Zelanda donde la tradición, como no podía ser de otra manera, se conjuga con las influencias contemporáneas y la herencia trasmitida por aquellos que emigraron lejos de sus hogares en las islas de Polinesia sin resignarse en su nuevo entorno urbano a olvidar sus orígenes , lengua , usos y costumbres. Auckland es la “capital de Polinesia” aquí reside una importantísima comunidad originaria de las Islas Cook, Samoa, Tonga, Niue, Tokelau, Tuvalu, Fiji y otras Islas del Pacífico y celebraciones como el ASB Polyfest y el Pasifika Festival son citas obligadas para los Tangata O Te Moana Nui.

En esta edición el  festival  tendrá lugar desde el día 17 al 20 de marzo en el Manukau Sportsbowl adquiriendo una especial significancia al celebrar su edición numero 35 volviendo a tomar protagonismo como anfitrión el Sir Edmund Hillary Collegiate que ya lo hizo en 1976 en su quinta edición. La tradición de danzas y cantos, espectaculares y coloridos atuendos tradicionales y oratoria de las Samoa, Cook, Niue, Tonga y los maori de Aotearoa Nueva Zelanda constatan que la cultura no se mantiene confinada al mero folclore o espectáculo para atraer a una audiencia turística y ávida de exotismo. Los jóvenes polinesios urbanos recogen el testigo de una herencia viva, y singular que al mismo tiempo que la revitaliza con proyección de futuro, la emplaza con dignidad y animo de respeto dentro de la sociedad multicultural de la que hoy es protagonista Aotearoa Nueva Zelanda. La comunidad de las Islas del Pacifico abre espacio a la cultura polinesia del siglo XXI compartiéndola con todos los ciudadanos y visitantes de Auckland, e invitando a un mismo tiempo a compartir escenario en esta edición a la comunidad coreana, india y japonesa.

Mika el takatāpui mas popular y querido en Nueva Zelanda regresa al escenario con Pō: Beautiful Darkness

Desde la década de los noventa Mika es uno de los takatāpui más queridos en Aotearoa Nueva Zelanda, cuyos espectáculos fusionan el cabaret y elementos de la cultura māori. Su labor artística ha ayudado a una mejor comprensión de la homosexualidad por parte de la comunidad de los Tangata Whenua. Nacido en Timaru en Te Wai Pounamu, agua de jade, como los māori llaman a la Isla del Sur, empezó a cantar desde muy jovencito y ya con catorce años actuaba en público. Tras bailar, cantar y actuar en el Māorí Theatre in Education Company inicio su carrera artística en solitario.

Las coreografías de Mika fusionan elementos māori y polinesios junto a tradiciones de baile europeas en lo que el mismo califica como Urban Māori Dance Style. Apasionado por aportar formas de arte māori innovadoras y diversas, rindiendo homenaje a su herencia cultura en muchas de que sus actuaciones, su intención es trasmitir al público que la cultura māori no es una cultura muerta, todo lo contrario, es una cultura viva, compleja y cambiante. Al retratar y analizar la vida contemporánea māori, las actuaciones de Mika provocan a menudo la polémica y el debate. Para el artista, de la iwi o tribu de los Ngapuhi & Kaitahu, reflejan un aspecto de si mismo que intenta romper los estereotipos étnicos y sexuales e impulsar la aceptación de vidas distintas o alternativas a la dominante, rechazando a un mismo tiempo, la noción generalizada de que el arte, en este caso māori, debe de ser seria y mística, desprovista del todo de diversión y alegría. A pesar de que es difícil de etiquetar, Mika desafía a aquellos le encasillan personal y profesionalmente ya que su kaupapa u objetivo vital se sitúa mas allá de su sexualidad, dando protagonismo a su identidad urbana maori.

Comprometido con la necesaria promoción de la lengua de su tierra, como instrumento imprescindible para mantener viva la cultura maori cuando no está en escena Mika da clases de danza a jóvenes maori, a través de la Mika Haka Foundation, o se pone delante de las cámaras para crear atractivos videos musicales de difícil clasificación junto a los Plastic Māri o aparecer en películas como El Piano de Jane Champion.

Coincidiendo con el Pasifika Festival que celebra la cultura y tradiciones de las comunidades originarias de las Islas del Pacifico residentes en Auckland, a través de elementos contemporáneos y tradicionales, Mika presenta Pō: Beautiful Darkness obra que al mismo tiempo inaugura el Aroha Festival Después de diez años Mika reaparece en escena con una impresionante representación artística a la que describe como Tribal Pop Opera, acompañado por la Orquesta Filarmónica de Auckland y la participación de la internacionalmente aclamada bailarina japonesa Shakti, la danza clásica indonesia de Alfira y Nancy Wijohn, Mokoera Te Amo y los componentes de la Mika Haka Company todos ellos bailarines de danza contemporánea y tradicional maori. Será el sábado a las 20.00 horas en el ABS Theatre del Aotea Centre, The Edge. Con entradas a $NZ 19/120$NZ.

El termino māori takatāpui definía en el pasado a aquellas personas que compartían el amor y el sexo con su mismo género, fue recuperado en la década de los ochenta para definir a una persona māori no heterosexual. Actualmente identifica a la comunidad LGTB māori y posee variaciones distintas como takatāpui kaharua o bisexual, takatāpui wahine o lesbiana, takatāpui wahine ki tāne y takatāpui tāne ki wahine para los transexuales masculino y femenino respectivamente. La herencia puritana impuesta por las reglas y códigos religiosos de los colonizadores occidentales borro deliberadamente todo rastro de los takatāpui, la iglesia institucional se encargo de predicar a sus fieles la creencia de la inexistencia de la homosexualidad en la sociedad maori y la práctica de esta como grave ofensa a su Dios. Hoy día algunas comunidades e iglesias conservadoras nativas que reducen la sexualidad humana a la reproducción dentro del matrimonio patriarcal, no aceptan la existencia de la homosexualidad en la tradición māori, particularmente entre sus miembros masculinos a los que se les ha dotado desde siempre un carácter guerrero. A diferencia de los fa’afafine samoanos, por citar un ejemplo en Polinesia, los takatāpui, no ocupan una posición social definida dentro de la familia, comunidad y sociedad, sin embargo para comprender el significado real de lo que es ser fa’afafine o takatāpui hay que situarse en el plano cultural mucho más que en el sexual, sino todo esfuerzo es en vano.

Aroha es la fuerza creativa que viene del espíritu. En las relaciones humanas busca la unidad y el equilibrio, aroha es amor e inteligencia que surge del corazón, el alma y la mente. Saca al exterior lo mejor de las personas y rechaza la ignorancia, agresión, codicia y envidia. Ningún otro nombre mejor para dar al festival LGTB de Auckland. El Aroha Festival en su primera edición contara con música, danza, cabaret, artes visuales, actuaciones, talleres proyección de películas, foros de debate y cinco grandes fiestas que prometen ser inolvidables todo ello en el área de Newton y a lo largo de las galerías de arte, clubs y bares de Karahangape Road por parte de la comunidad takatāpui. Tradición y modernidad se unen para celebrar la diversidad cultural y sexual .Así que si queréis sumaros a la troupe de divas & drag queens polinesias, fa’afafine & fakaleiti y toda su whanau (familia) y ciudadanos de Auckland de toda raza y sexo acudir a este evento que celebra la comunidad polinesia y de otras Islas del Pacifico de la ciudad de Auckland.

Carmen Rupe a quien podéis ver en el tercer video de Mika, es la kaumātua, anciana líder tribal en lengua maori, del Aroha Festival y quien recibirá el Aroha Lifetime Achievement Award por su trayectoria personal y profesional. Carmen Rupe de las tribus Maniapoto y Ngāti Hauā es takatāpui tāne ki wahine, tiene 75 años y actualmente reside en Sydney (Australia), es toda una leyenda en Aotearoa Nueva Zelanda. Durante los años setenta estuvo a cargo del Carmen’s International Coffe Lounge y el Carmen’s Balcony que sin dejar de ser centros de ocio se convirtieron en la vanguardia de la revolución social y sexual de Aotearoa Nueva Zelanda. Rupe se presento en 1977 como candidata a la alcaldía de Wellington. Ejerció la prostitución, regento burdeles y fue propietaria de clubs abiertamente homosexuales, artista, soldado recluta, concejal y una destacada labor humanitaria ejercida durante su aun intensa existencia.

Artículos relacionados: Fa’afafine: Identidad Sexual en Polinesia

Pasifika Festival 2010

Auckland (Aotearoa Nueva Zelanda) celebra estos días la XVIII edición del Pasifika Festival en Western Springs Lakeside Park, ensalzando la cultura y tradiciones de las Islas del Pacifico a través de las comunidades originarias de esta región y residentes en esta cosmopolita ciudad . Esta es una de las celebraciones mas relevantes que girando entorno a las culturas del Pacifico, de forma particular polinesias, que se celebra en el mundo. Marzo es uno de los mejores meses para tomar el pulso cultural a Auckland y como capital de Polinesia, en tanto en cuanto al numero de ciudadanos originarios de estas islas, constatar el papel fundamental y creciente que estos juegan dentro de la sociedad y la cultura de Aotearoa Nueva Zelanda. Samoa, Cook, Tonga, Fiji, Niue, Tokelau, Kiribati y Tuvalu son las comunidades y artistas mas activos que junto a sus hermanos de raza maori, Tangata Whenua, convierten el Pasifika Festival en una autentica explosión de colorido, gozo y diversión que atrae a mas de 200.000 visitantes en cada una de sus ediciones. Cada isla, cada país del Océano Pacifico, aunque con notables similitudes derivadas del contacto humano y cultural producido a través de su historia, poseen su propia cultura, lengua, y tradiciones y el Pasifika Festival es ante todo una celebración de esta diversidad en la unidad. Este ano el lema del festival es el ciempiés o molokau y la frangipani hermosa flor símbolo de todas las islas de Oceanía.

Las artes y expresiones tradicionales, se mantienen, perpetúan y desarrollan con autentico orgullo y conviven con las nuevas experiencias contemporáneas que surgen en el medio urbano. Danzas y cantos ancestrales comparten escenario con las ultimas tendencias musicales inspiradas en la identidad polinesia e interpretadas en lengua vernacular. La oratoria heredada de la tradición insular comparte espacio con el teatro actual, el arte moderno con las técnicas de confección de esterillas y cestería trenzada en pandano o la confección de tapa, textiles naturales confeccionados a partir de la corteza interor de la morera. Y como no podía ser de otra manera, la comida forma parte de las celebraciones, siempre presente en cualquier ceremonia o celebración que tiene lugar en las Islas del Pacifico, brindando al visitante la oportunidad de degustar deliciosas frutas tropicales, pescado crudo macerado en leche de coco y lima y cocinado lentamente, cerdo jugoso por el que tanta pasión sienten los polinesios. Cada año mas actividades van sumándose al Pasifika Festival, destacamos entre otras muchas el Heritage Arts Fono el día 12 de las 10.00 a 16.00 horas que tendrá lugar en el Auckland Town Hall con el objetivo de analizar y debatir sobre el estado de la herencia cultural de de las comunidades de las islas del Pacifico en Aotearoa Nueva Zelanda, El sábado día 13 en el Western Springs Outer Sports Field de 11.00 a 14.00 horas tendrán lugar partidos de kilikiti o cricket al estilo polinesio, un espectáculo deportivo para no perderse tanto por su originalidad en las reglas y el entusiasmo de sus seguidores, que al igual que los jugadores, adornados con coronas de flores, celebran los triunfos con enérgicos bailes y cantos Tauafiafi versus MAS, The Niue Rock versus Pukapuka Kilikiti y los Eagles versus Ma’ata Slingers.

Sin embargo uno de los eventos mas esperados es la puesta en escena de Pō: Beautiful Darkness a cargo del extraordinario artista maori de cabaret takatāpui Mika, junto a la Orquesta Filarmonica de Auckland y la participacion de la internacionalmente aclamada bailarina japonesa  Shakti, la danza clasica indonesia de Alfira  y  Nancy Wijohn, Mokoera Te Amo  y los componentes de la   Mika Haka Company todos ellos  bailarines de danza contemporánea y tradicional maori.  Será el sábado a las 20.00 horas en el ABS Theatre del Aotea Centre, The Edge. Con entradas  a  $NZ 19/120$NZ.

Wasawasa: Festival of Oceans (Islas Fiji)

Sailasa Tora compuso  Wasawasa en Sydney (Australia) hace ya más de una década  canción, y concepto, que con el paso del tiempo abanderaría la escena creativa fijiana. Wasawasa esta incluída en el CD del mismo nombre que fue grabado en el Oceania Centre for Arts & Culture  , pudiéndose adquirir en el mismo centro o en la librería del Universidad del Pacífico Sur (Suva) Wasawasa significa océano o la senda del océano y Tora, músico fijiano, la escribió inspirándose en el océano y en la importancia y significación tradicional y espiritual que los habitantes de las Islas del Pacífico comparten con este. Y una vez más esta misma canción inspiró desde el año pasado, la celebración del Wasawasa Festival of Oceans fue Leititia Mitchell, directora del Fiji Arts Council y miembro del comité del festival, quién propuso a Sailasa Tora la celebración de un encuentro versado sobre las artes que estrechase las relaciones entre los artistas y la comunidad desde una perspectiva no tan sólo económica si no una que al mismo tiempo actuase como instrumento de cambio social positivo. Desde el pasado día 21 hasta el 28 de noviembre se está celebrando su segunda edición que hasta ahora ha atraído multitud de personas de toda edad, especialmente jóvenes y turistas que se encuentran en las islas Fiji.

Desde su inicio, el festival pretende implicar a artistas locales y regionales para crear consciencia entre las comunidades de las Islas del Pacífico sobre aquellos problemas sociales que les afectan; utilizando el arte como un medio para atraer la atención sobre temas como la pobreza, el refuerzo del papel de la mujer en la sociedad, el desarrollo positivo de la juventud, el buen gobierno y conservación cultural y ambiental.

Para Sailasa Tora el océano sirve como metáfora para las esperanzas y sueños colectivos de los Pueblos de las Islas del Pacífico: Para el pensamiento contemporáneo, el océano es una barrera sin embargo desde la perspectiva tradicional, es como una autopista, un nexo de unión entre vecinos: Todos en el Pacífico estamos conectados por el océano. De esta forma el festival hace uso del arte como una fuera unitaria para llamar a la acción y la unidad y apropiarse de la responsabilidad propia para de esta manera conservar la sabiduría tradicional y hacer uso de los recursos de una manera inteligente.

La edición  pasada la celebramos en el Fiji Museum y los jardines de Thurston sin embargo y para hacerlo coincidir con el Miss South Pacific, que celebra la belleza y el poder de las Mujeres de las Islas del Pacífico (todas las candidatas son preciosas…), que se está celebrando en estas mismas fechas, este año tiene lugar en el  Albert Park de Suva donde se encuentra emplazada la Pacific Village. Si acudís estos días al Wasawasa: Festival of the Oceans podréis disfrutar de múisca, danza, poesía, arte, oratoria, audiovisulaes, escritura creativa, pintura mural y confeccion de textiles naturales en corteza interior de la morera o masi kesa (tapa).