Pacífico, un viaje a los confines del Hombre

La2  de Televisión Española (RTVE), nos invita a disfrutar de una auténtica aventura: Pacífico, una ruta de 50.000 kilómetros desde el Norte de Japón hasta las islas  exóticas de Indonesia,  Papúa Occidental, Papúa Nueva Guinea y la  Australia Aborigen. De Fiji y Samoa a Aotearoa  Nueva Zelanda y las Islas Cook. Una expedición española viajará  por lejanos enclaves de Asia Pacífico buscando en ruta  tribus y comunidades nativas de singulares  costumbres y  estilos de vida. Un año de  travesía insólita que cruza caminos y pistas  de tierra, que se adentra en mares salvajes y desconocidos y que desciende ríos ignotos.

El periodista y director de la serie documental `Un mundo aparte´, Daniel Landa, nos presenta a lo largo de 10 capítulos una expedición en la que en us propias palabras ` descubriremos que los otros somos nosotros´,  en  una série documental producida por  Doc & Road y La Competencia.

En  `Pacífico´ se ha  puesto un gran esfuerzo por salir de las rutas convencionales y buscar historias de culturas muy poco conocidas;  tal motivo ha llevado  a  los periodistas a enclaves increíbles. `El exotismo de esos lugares y el choque cultural es el más extremo que he visto en mi vida´, ha comentado su director. `Ha sido una gran aventura de principio a fin´.

Los dos primeros capítulos dedicados al Japón ,  se pudieron  ver este pasado miércoles 14 de septiembre en ‘El documental‘ a las 23:25h en La2. Podéis seguir también la serie en la página web de RTVE .  A partir del capitulo  7,  la expedición documental  iniciará una  larga travesía por el Mar de Banda, llegando al lejano y aislado archipiélago de Raja Ampat,  en Papúa Occidental.in esta región y en la vecína Papúa Nueva Guinea conocerán los usos,costumbres  y ritos de las tribus locales. Tras dos días de canoa  en Papúa Barat, llegarán  a un poblado de los Asmat, donde sus habitantes  mostrarán  sus danzas y su destreza a bordo de largas canoas sobre un atardecer en el río Siret. Remontando el río, alcanzarán  una de las tribus más singulares del mundo: los korowai quiénes habitan en los árboles.

Atravesando a pie la frontera con Papúa Nueva Guinea,  el  objetivo  será  navegar las aguas del río Sepik. En sus orillas viven algunos de los pueblos más  interesantes de esta nación melanesia  como  la tribu de los Iatmul. En el extremo oriental de Papua Niugini , las tribus viven en fiordos tropicales. Las mujeres llevan el rostro tatuado y los hombres pescan langostas con arpones. En el capitulo 9 se emprenderá rumbo a Fiji viajando desde este fascinante archipiélago situado en el mismo corazón del Pacífico Sur, a Vanuatu. En este hermoso islario alejado del mundo y que muestra multitud de  contrastes entre tradición y modernidad  Espíritu Santo  , Tanna y Pentecostés se abrirán a las cámaras de la expedición;  explorando sus paisajes insulares  enclavados en una naturaleza virgen y espectacular.  En Tanna  se explorará el Monte Yasur uno de los volcánes activos más espectaculares y  accesibles del planeta y hogar de tribus que se rigen bajo las directrices de la  `kastom´o costumbre tradicional melanesia.

En la isla de Pentecostés el equipo  será  testigo de uno de los ritos de iniciación más arriesgados del mundo: el Naghol, desde 15 metros de altura y desde  catafalcos vegetales, los hombres saltan al vacío atando sus pies sólo con lianas. Samoa,  mostrará sus encantos a través de los más bellos paisajes de Polinesia y una cultura vibrante que fusiona la tradición polinesia con los valores cristianos. La experiencia por  las Islas del  Pacífico finalizará con el capitulo 10 , siguiendo el rastro de los  Tangata Whenua (māori)  desde el encanto risueño de las  Islas Cook  hasta Aotearoa Nueva Zelanda.

Rapa Nui, el sitio sagrado de Orongo

orongo

El lago del Rano Kau es el mayor de la Isla de Pascua, En el borde  más estrecho del cráter está situado Orongo. Esta caldera volcánica forma la punta suroeste  de Rapa Nui; en Polinesia el sudeste de una isla era el lugar desde donde partían las almas de los muertos, y los cráteres eran entradas al más allá; es  muy posible que Orongo lugar tuviera las mismas connotaciones. Desde la parte más baja del borde del Rano Kau es desde donde descendían los contrincantes  de la prueba del Tangata Manu. La imagen del hombre pájaro combina una figura humana en cuclillas con el pico y la cabeza de un rabihorcado.

Orongo es una aldea ceremonial que fue construida con motivo del culto a Make-Make, dios creador y de la fertilidad, y la competencia del tangata manu. Su uso era estacional, se utilizaba al inicio de la primavera y durante unas pocas semanas. Aquí se desarrollo  un tipo único de habitación a piedras lajas, a pesar de que el diseño evoca claramente el de las hare vaka o casa botes comunes en el resto de la isla. Orongo es al mismo tiempo el principal enclave de arte rupestre de Rapa Nui con centenares de petroglifos variados que dan cuenta de la importancia que alcanzó este enclave en tiempos antiguos. Se estima que el inicio de su ocupación fue desde finales del siglo XVI, aunque el culto del Tangata Manu parece que fue adquiriendo relevancia en siglos posteriores.  El sitio sagrado de Orongo alberga una de las colecciones de motivos en bajo relieve mejor conservadas y más notables, entre los que destaca la famosa figura del hombre pájaro. El profundo bajo relieve con que están realizados es insólito en Polinesia y supone un desarrollo que, en otras culturas, es un paso hacia la escultura de bulbo redondo. El 86% de las imágenes están localizadas aquí.

El culto a los antepasados representado por los moai  fue uno de los rasgos mas sobresalientes de la cultura polinesia  prehistórica de la Isla de Pascua. Sin embargo a partir del siglo XVI, la sociedad insular fue abandonando la construcción de estatuas megalíticas como expresión política y religiosa, sustituyéndolo por el culto al dios Make Make estrechamente vinculado a la fertilidad, la primavera y la llegada de aves marinas migratorias. Orongo llego a ser el centro  de este orden emergente, representando de esta manera una nueva etapa en la historia y cultura de Rapa Nui, en la cual una religión y un sistema político diferentes a los anteriores se impuso de forma gradual en la sociedad y marcó su devenir hasta finales del siglo XIX. Orongo representa esta nueva fase histórica.

El ritual del Tangata Manu era una ceremonia anual en la que jefes de diferentes tribus, o sus hapu o representantes, competían para conseguir el primer huevo del manutara o gaviotin apizarrado, que llegaba a la isla para anidar en el islote Motu Nui.

Grupos provenientes de toda la isla, acudían a la aldea ceremonial donde llevaban a cabo diversos preparativos para la competición. En esta, los participantes descendían por el acantilado y nadaban hasta Motu Nui, donde permanecían días o semanas esperando la llegada de los manutara hasta que alguno de los participantes encontraba un huevo. El competidor regresaba a la aldea y era investido como tangata mau u hombre pájaro o recibía esta condición el jefe a quién representaba. El nuevo tangata manu era considerado tapu, es decir sagrado, y vivía en reclusión ceremonial por un año. La última competencia tuvo lugar  en 1867.

La clave para comprender el culto al hombre pájaro en el contexto de Polinesia es que la posición social era una preocupación primordial y era hereditaria. Pero esta posición también podía adquirirse a viva fuerza, posiblemente siendo un gran guerrero (matato’a). Convertirse en hombre pájaro era otra forma de conseguir ese rango elevado. El hombre que se convertía en hombre pájaro reafirmaba en orden social, reforzaba la posición social y el poder constituía un punto de encuentro para la sociedad.

ojo-moai

El ritual del hombe-pájaro encierra fuerte elementos simbólicos sobre la muerte y la resurrección, similares a numerosos ritos de otras partes del mundo: la figura mitad hombre/mitad pájaro en cuclillas o en posición fetal, el descenso hacia el océano (la gran madre), la ocultación en cuevas (como el vientre materno), la subida del acantilado, el huevo sagrado el afeitado de cabeza, el sacrificio humano, el confinamiento y el asilamiento (la muerte simbolica), y la vuelta a la sociedad (resurreción).

Isla de Pascua~Georgia Lee

Al inicio del sendero se puede apreciar una perspectiva general de la aldea y de los islotes; pudiéndose percibir que las viviendas fueron orientadas hacia los motu relacionados con las ceremonias religiosas de Orongo. Motu Nui, como indica su nombre, es el más grande y donde anidaban los manutara. A continuación se encuentran dos casas sin restaurar, pudiéndose observar el estado en el que se encontraban estas estructuras antes de la reconstrucción de las casas entre 1974 y 1976. La siguiente atracción es otra vivienda, esta vez restaurada de forma parcial con la intención de  mostrar la forma en que se construyeron; poseyendo un único ambiente, de planta elíptica, con gruesos muros dobles de lajas rellenos de tierra. El techado se construía  trasladando lajas progresivamente hasta unirlas con grandes piedras centrales que cerraban la habitación por la parte superior, donde se colocaba más tarde una cobertura de tierra y pasto.

Desde esta casa restaurada se alcanza el enclave donde se llevaban gran parte de las actividades sociales en Orongo. Estas tenían lugar en frente de las viviendas y en terrazas definidas por un muro bajo de piedras. Grupos de diferentes tribus se reunían aquí durante varias semanas cantando y bailando.

Prosiguiendo el camino se llega hasta el lugar en donde una de las casas acogía al Moai Hoa Haka Nana, singular estatua de basalto de 2.5 metros de alto y en la que en su espalda se grabaron distintos petroglifos vinculados al ritual del tangata manu. Este moai fue sustraído en 1868 y hoy se exhibe en el British Museum.  Continuando la ruta se llega a la sección central de Orongo donde se puede apreciar la disposición escalonada de las viviendas, aprovechando los desniveles naturales del sitio. Algunas de las casas disponían de paredes ornamentadas con pinturas alusivas al ritual del Hombre, como figuras de aves marinas y remos ceremoniales llamados ao. Parte de estas pinturas son conservadas en museos tanto en la isla como en el extranjero.

La siguiente visita será en el sector de Mata Ngarahu, el centro de la actividad ceremonial durante la competencia del tangata manu. Centenares de petroglifos del hombre pájaro, Make Make y komari se hayan grabados en las rocas de este sector, dando testimonio de la intensa actividad ritual desarrollada en el lugar. Los komari son signos vulvares  puediendo ser un reflejo de las  preocupaciones generales por la fertilidad o bien un interés en el placer sexual o tal vez ambas. Estas aparecen por toda la isla, en Orongo, es frecuente que aparezcan grabadas en lo alto de la figura del tangata manu, en otras partes cubren toda la superficie de la roca, testimonian culto a la fertilidad

Motivos comunes de los petroglifos son las llamadas caras Make Make; en algunos casos son rostros completos, en otros, ojos y nariz, o solamente ojos y a menudo rodeados por diversas líneas que dan la impresión de una especie de antifaz. Constituyen uno de los motivos principales de la costa norte de Rapa Nui, cerca de Omohe donde existen dos cuevas cuyo interior esta literalmente cubierto de rostros pintados o grabados.

Según la tradición de Isla de Pascua, los sacerdotes a cargo salmodiaban y rezaban por el éxito del ritual del Tangata Manu. Sin lugar  a dudas el impresionante paisaje de Orongo, entre el océano infinito  y el sublime paisaje del  Rano Kau,  fue significativo en los rituales; este era el lugar más sagrado de Orongo. Más adelante se encuentra una de las canteras utilizadas para la extracción de las lajas o keho; las piedras planas empleadas para la construcción de las viviendas de Orongo. Este material resultó muy apropiado para levantar la aldea, ya que las hare vaka o chozas hechas con elementos vegetales como paja y totora, que fueron comunes en el resto de Rapa Nui, no hubieran resistido a los fuertes vientos que aquí imperan. Finalmente, acabando el recorrido por el sendero de Orongo  encontraremos una plataforma central  en ruinas y la rampa de un pequeño altar ceremonial o ahu. Se pueden apreciar al mismo tiempo fragmentos de toba del volcán, pertenecientes a un moai que alguna vez se levantó aquí. Estos restos evidencian que las diversas tradiciones y creencias no estuvieron completamente separadas y que los cambios fueron graduales.

Orongo esta enclavada en un borde estrecho del cráter muy expuesto a la erosión marina. La escultura o kauri kari que se observa al sur de Orongo, muestra como la acción del mar ha erosionado el volcán Rano Kau, y su avance en dirección hacia el cráter. Además la aldea esta expuesta a los vientos y la lluvia permanentes.

Naghol: Saltando al vacío para fecundar la tierra (V)

En la  región sur oriental de la isla de Pentecostes todavía se conservan las antiguas tradiciones, lo que en el archipiélago melanesio de Vanuatu se llama la kastom o `costumbre´ y entre estas,  la más conocida es el llamado  naghol o n’gol,  salto ritual al vacío que llevan a  cabo los hombres en las aldeas. En Tangata O Te Moana Nui continuamos  nuestra serie de capítulos dedicados a esta ceremonia ancestral, ofreciendo datos prácticos para asistir a su celebración. Aquí podéis encontrar el primer articulo: Naghol: Saltando al vacío para fecundar la tierra (I)

DATOS PRÁCTICOS PARA  VIAJAR A LA ISLA DE PENTECOSTES (VANUATU)

CÓMO LLEGAR 

Transporte Aéreo

Air Vanuatu opera desde la terminal de vuelos domésticos del Aeropuerto Internacional de Bauerfield (VLI) en Efate y desde el Aeropuerto  Internacional de Santo Pekoa (SON / NVSS) en Espiritu Santo 5 veces a la semana. También  dispone de conexiones  aéreas al  aeropuerto de Sara (SSR), en el norte de Pentecostes. Es muy recomendable reservar y adquirir los vuelos con antelación, los billetes de pueden adquirir en las oficinas de Air Vanuatu en Vila o Lugainville o a través de la página que la compañía dispone a para sus clientes en internet. Hay que tener en cuenta que Air Vanuatu  suele cancelar los vuelos domésticos  sin previo aviso,  algo que puede alterar seriamente los planes de viaje; por lo que es siempre recomendable viajar con flexibilidad de tiempo. En estos casos a los pasajeros se les traslada a hoteles y se les provee de desayuno, comida y cena según circunstancias.

Transporte Marítimo

Existen diferentes buques  que cubren la ruta maritima entre Port Vila (Efate) y Espíritu Santo el L/C Brisk y  L/C Tina-1  mantienen servicios regulares  que hacen escala en en Pangi y Baravet. Desde  Loltong, Bwatnapni, Melsisi y  Ranwadi  se puede encontrar  transporte marítimo  para alcanzar el sur de Espiritu Santo, el precio de tan solo ida es aproximadamente  VT4000.  Desde a isla de Ambrym , Ranon y Olal, se puede  viajar en rústicas lanchas fuera borda hasta el sur de Pentecostes en un trayecto de unas dos horas; hay que tener en cuenta que las condiciones del mar pueden ser muy adversas y la mayoría de las embarcaciones no disponen de salvavidas y/o equipamientos de supervivencia en el mar. Se debe acordar el precio a pagar  directamente con el propietario de la embarcación. Para aquellos que viajen solos resulta excesivamente caro por lo que es preferible buscar posibles compañeros de viaje para compartir gastos,   si es que se tiene la suerte encontralos en estas islas  tan poco frecuentadas por turistas.

Transporte Terrestre

Existen carreteras que unen  el norte y el sur de la isla aunque el transporte privado en camionetas de caja abierta resulta bastante caro y los servicios no son regulares. Si la idea que tiene el viajero es practicar el senderismo  o recorrer la isla de norte a sur sin prisas y  teniendo como objetivo final presenciar la ceremonia del naghol,  se puede volar hasta Sara y desde allí alcanzar Lonorore,  alojándose en ruta en sencillos bungalows regentados por lugareños. En estos establecimientos es posible informarse sobre posibles  senderos, rutas y atractivos naturales en la región. La ruta a pie hasta el sur puede realizarse en unos cinco días. En Loltong se encuentra la Langgo Guesthouse (+678 38830) alcanzar la aldea desde el aeropuerto de Sara en vehículo resulta costoso por lo que una opción recomendable sería hacerlo vía marítima contactado con propietarios de embarcaciones locales.  En el pueblo de  Vanu,  Noda Guesthouse  (+ 678 7727394) ofrece alojamiento básico a los viajeros  con el atractivo de ofrecer un enclave de playa y arrecifes de coral para  la natación y el buceo con tubo.  Baravet Samuel’s Guesthouse    (+ 678 38320)   a   5 kilómetros de la pista de aterrizaje de  Lonorore, con un río caudaloso  en la vecindad y la posibilidad de emprender senderismo en las colinas cercanas. Más adelante detallamos alojamiento en Londot para aquellos viajeros que tan solo visiten la región sur de Pentecostes para asistir al naghol.

EXCURSIONES

En los meses de mayo y junio el naghol tiene lugar,  entre otras aldeas y  cada jueves, viernes y sábado en Londot, Lonore ,  Rangusuksu y Bunlap.  Air Taxi a bordo de BN Islander de 10 plazas y Cessna 207 de  7 plazas  ofrece vuelos a Pentecostes para asistir a la ceremonia en un viaje organizado de un día.  Se puede optar por dos opciones:   La primera tiene una duración de 8 horas aproximadamente, efectuando salidas a las  07:00 horas y regreso a las 15:30. Incluye transporte desde el alojamiento al aeropuerto y desde el aeropuerto al hotel siempre y cuando este  esté situado en el área de Port Vila. Comprende  un vuelo escénico a Pentecostes de dos horas de duración  sobrevolando, si las condiciones climáticas así lo permiten, los dos volcanes activos de la isla de Ambrym, el Benbow y el Marum;  así mismo se sobrevuela el no menos impresionante volcán activo de Lopevi. Se incluye el transporte desde el aeropuerto de Lonore al sitio ceremonial del naghol y el pago de costumbre (kastom)  para poder presenciarlo. Air Taxi opera únicamente los sábados, desde el primer sábado de abril hasta el último sábado de Junio. Es  muy recomendable reservar con antelación en razón de las plazas limitadas.  El precio es de unos  VT 46,000 + VT200 por tasas de aeropuerto.

La segunda opción  comprende la excursión  anteriormente detallada más una parada en la  bella isla de Epi  para  bucear con tubo en Lamen Bay  frecuentada  por tortugas marinas y de manatíes por su abundancia de posidonia. Hay que llevar consigo las gafas, tubo y patos de bucear. El precio es de  VT49.000. Contacto:  + 678 5544206 E mail: info2airtaxivanuatu.com

ALOJAMIENTO EN LONDOT 

Mari Bungalows  (+678 535514) en  la aldea de  Londot y  propiedad de   Luke Fargo, big man  o jefe de alto rango de Londot, persona afable y resolutiva implicada activamente en el turismo local. Dispone de bonitos  bungalows construidos a la manera tradicional y amueblados tan solo con una esterilla de pandano sobre el suelo y  camas simples provistas de mosquiteros. Aproximadamente unos  VT 4000 por  bungalows individuales o dobles con vistas al océano. Cruzando  la calle hay una preciosa y tranquila  playa para disfrutar del baño. Todas las comidas están incluidas y las preparan las hijas de Fargo; los baños y las duchas  son  compartidos y muy básicos. Bebe Bungalows ( +678 5929397)  en  Pangi con las comidas incluidas piden aproximadamente  VT 2500,  en estancia en uno de  sus dos bungalows básicos  y con camas individuales simples.

PROTOCOLO

En Vanuatu, cuando se visitan tribus, aldeas y comunidades locales se exige al viajero que cumpla las leyes de protocolo que marcan la costumbre o kastom.  Antes de acceder a una aldea es preferible pedir permiso antes de pasear libremente o tomar fotografías.  La mayoría de las tierras en las islas  son propiedad comunal así que  si se dejan  atrás las carreteras principales para internarse en caminos o senderos en la selva,  es recomendable pedir permiso. Los propietarios de la tierra pueden  exigir al viajero un pago de costumbre  para acceder a atractivos naturales enclavados en su terreno. Hay que respetar este hecho  pues simplemente son los dueños legítimos de la tierra y con derecho a reclamar un beneficio económico a quien quiera visitar cascadas, piscinas naturales u otros atractivos. Tampoco  hay que coger fruta que se encuentre en árboles situados al borde del camino pues según las leyes tradicionales  pertenecen a alguien en particular, lo mismo se aplica a los huertos y plantaciones.

Los trajes de baño, pantalones cortos y ropas ajustadas se consideran irrespetuosas por lo que el viajero debe procurar ir vestido de forma adecuada. A pesar de que los hombres vayan en pantalón corto, a pecho descubierto o un estuche tan solo cubriendo su pene no implica necesariamente que el viajero lo imite.  Es necesario respetar los tabu  locales como pudiera ser la prohibición de las mujeres a asistir a los nakamal para consumir kava (Piper methysticum), aunque en algunos lugares y en ciertas ocasiones   se les permite acceder sin problema alguno.

Los habitantes de Vanuatu se muestran encantados de ser fotografiados, muchas personas incluso piden con entusiasmo  se retratadas  sin embargo,  es muestra de respeto no fotografiar de forma indiscriminada en las aldeas, ceremonias y rituales tradicionales. Hay que pedir siempre permiso.

 

Naghol: Saltando al vacío para fecundar la tierra (IV)

Aparte del ritual del  naghol  los habitantes de Pentecostes  son conocidos por sus danzas tradicionales y su habilidad en el tallado,  especialmente de máscaras que representan a los espíritus ancestrales. Las mujeres se muestran habilidosas en el tejido de materiales vegetales, especialmente en  coloridos  y bellos bolsos que llevan tanto hombres como mujeres. Las esterillas  confeccionadas con la corteza del  bananero  y  teñidas  de color morado con tintes naturales son empleadas en ceremonias tradicionales y  representa un excelente ejemplo de la  habilidad artesanal de las mujeres.

En el mes de julio, después de las ceremonias de circuncisión los hombres de las aldeas, particularmente aquellas enclavadas en su área central,  se emplean en la danza taltabuan; las mujeres  en  la  llamada sowahavin.  En Pentecostes, como en otros muchos lugares de Vanuatu, se expresa también el arte de dibujar en la arena. El Sandroing (palabra bislama derivada del inglés sanddrawing: dibujos en la arena) es un arte ancestral todavía practicado  Los artistas realizan todo su trabajo en cuclillas. Con la mano aplanan un área de arena y luego dibujan sobre ella todo un entramado de líneas paralelas y perpendiculares, dirigiendo su dedo hacia las intersecciones, van creando perfectas figuras geométricas. En los dibujos se pueden descifrar mensajes, leyendas y canciones.

La nimangki es una sociedad jerarquizada, en la que mediante determinados ritos, un hombre puede ir escalando puestos, ganando con ello prestigio e importancia.  Esta ceremonia  exige que para convertirse en jefe es necesaria la matanza de cerca de un centenar de cerdos y reunir cantidades ingentes de taro y ñame para satisfacer a los convidados. No existe un jefe real, sino que la autoridad recae sobre los más ancianos que consiguen influencia a través de su alta posición en la nimangki. Para lograr esta posición, el individuo debe primero poseer suficiente cantidad de cerdos con colmillos. El segundo factor esencial para conseguir una posición social es el consentimiento y la ayuda de los hombres más importantes. Para obtenerla los hombres cumplen generalmente todos los deseos de sus mayores.

Una de las ceremonias más importantes de Vanuatu es pues la matanza de los cerdos que como hemos visto actúa como elemento para aumentar el prestigio social, sobre todo para alcanzar el rango de jefe supremo. Los cerdos más apreciados son aquellos que poseen los colmillos circulares (nembuas). Esta celebración tiene lugar de forma particular en las islas septentrionales del archipiélago, donde los hombres adquieren poder y prestigio de acuerdo con la jerarquía social o nimangki.  La posesión de cerdos es el medio para subir en la escala social de un individuo. Los animales, centenares de gorrinos, se emplazan en el nasara o espacio publico de las aldeas donde son sacrificados uno a uno y posteriormente distribuidos entre todos los presentes.

Naghol: Saltando al vacio para fecundar la tierra (V)

Naghol: Saltando al vacío para fecundar la tierra (III)

Pentecost (41)

Confeccionados con fibras de pandano (Pandanus species)  los paipi o estuches que cubren el pene es todo lo que los hombres llevan como vestimenta ritual en el naghol . Con sus cuerpos untados en aceite de coco y algunos de ellos portando en sus orejas grandes y hermosos  hibiscos de color rojo, los niños no circundados son los primeros en saltar desde torres  que pueden   alcanzar  20 ó 30 metros de altura. En ocasiones se muestran temerosos o dubitativos  ante  el reto que entraña el salto al vacío,  su edad  suele ser de 7 años;  superando sus miedos alentados por los ánimos entusiastas y cantos de  sus compañeros adultos. Sus plataformas de salto suelen  guardar  menos altura que la de los hombres circundados que les siguen,  lanzándose al vacío desde enclaves más elevados.  Los hombres suelen dejar de saltar cuando alcanzan los 35 ó 40 años de edad.

Atadas a los tobillos se deben asegurar que las  gruesas lianas  cuentan con la medida adecuada, pues  las tal demasiado largas provocarían que los hombres  se estrellase contra el suelo. Cada saltador construye su propia plataforma y elige sus propias lianas con cuidado extremo  considerando  al mismo tiempo, su tamaño y peso corporal pues de esta manera nadie es responsable de los  posibles daños que pueda sufrir.

Cuando los saltadores  se muestran preparados para  lanzarse al vacío, levantan una de sus  manos y los cantos  que han venido acompañando  la ascensión al sigol y la preparación para el salto cesan. El silencio  permite  la recitación de un pequeño discurso tras el cual  el saltador se desprenderá de una hoja sujeta a su cinturón. Lanzada al aire,  los cantos y las danzas proseguirán;  con los brazos cruzados sobre su pecho  se lanzará al vacío. Los hombres deben tocar la tierra, para de esta manera fecundarla y cuando las lianas han dejado de ceder se les libra de estas, quiénes lo hacen son siempre varones, familiares o amigos  del saltador.

El naghol  pues, celebra la cosecha del ñame  y representa un rito de fertilidad para los hombres. Cuando las lianas  se tensan tras el salto, la cabeza del saltador debe tocar la tierra haciéndola de esta manera fértil para la cosecha del ñame del año siguiente, un tubérculo fibroso que necesita condiciones climáticas favorables para su crecimiento, lluvia y sol en cantidades proporcionadas.

Vanuatu (3)

Naghol: Saltando al vacío para fecundar la tierra (IV)

Naghol: Saltando al vacío para fecundar la tierra (II)

05bc4e_c0758aab849a4a40ae179bfa5da02cb2

No muy lejos de las aldeas  y en los meses de mayo y  junio   se construyen en la isla de Pentecostes estos  enormes andamios  vegetales, auténticos prodigios de la arquitectura local que  siguen un estricto método  tradicional y  entorno a los cuales  se celebrará  este  ritual destinado a fecundar la tierra y asegurar la buena cosecha del ñame. La selección del lugar donde se enclavan los catafalcos está sujeta a la pendiente del suelo  situándose en la parte superior de una ladera;  allí donde caen los saltadores la tierra es aplanada  y ablandada para amortiguar posibles golpes y despejarlas de piedras u otros objetos que pudiesen dañar a los participantes. Detrás de las torres o a su lado se encuentran terrenos más o menos llanos  donde hombres, mujeres y niños puedan bailar  durante la ceremonia. Los cánticos, silbidos y ligeros aullidos de grave tono acompañan la escena otorgándole un  fascinante halo de primitivismo y misterio.

Diferentes secciones de la torre representan la anatomía humana, cada una recibe el nombre de una parte del cuerpo, elevándose desde los pies en su base hasta la cabeza representada por la parte más alta. El palo central del saliente de apoyo de los trampolines  enclavados en los sigol recibe el nombre de utsin o pene mientras que sus laterales son los labios de la vagina o bwelankanen. Las torres son construidas cortando ramas y troncos con hachas y machetes que reemplazaron  tiempo atrás las herramientas de piedra, no se utiliza ni un solo clavo o cuerda y se tardan unas tres semanas en finalizar.

La construcción es supervisada por una persona elegida a tal propósito y  quién protagoniza el último salto desde la plataforma más alta. Si no es esta, se concede tal honor a un hermano o miembro del clan.  Durante la preparación del terreno destinado al salto nadie debe acercarse ya que es creencia que los espíritus infestan el lugar. La presencia cercana de mujeres al catafalco  es tabu es decir, no está permitida a menos de diez metros  ya  que Tamalie vive en la torre hasta que el ritual llega a su fin.  Los hombres deben de permanecer una semana en el nakamal antes de que se inicie la temporada de saltos, allí ingerirán tan solo alimentos especialmente preparados para ellos y deberán  renunciar a las relaciones sexuales; un día antes del salto deben permanecer en ayunas.

Alrededor del tronco central de estos catafalcos, que pueden sobrepasar los 20 metros de altura,  se alzan una docena de postes y entre estos  multitud de travesaños atados con cientos de  tallos fuertes, largos y delgados. En la parte frontal de la torre se sitúan las plataformas o sigol  desde donde los hombres saltan al vacío

Naghol: Saltando al vacío para fecundar la tierra (III)

14089251_1217243388307167_1449561963276915734_n

Naghol: Saltando al vacío para fecundar la tierra (I)

Naghol (2)

En la  región sur oriental de la isla de Pentecostes todavía se conservan las antiguas tradiciones, lo que en el archipiélago melanesio de Vanuatu se llama la kastom o `costumbre´ y entre estas,  la más conocida es el llamado  naghol o n’gol,  salto ritual al vacío que llevan a  cabo los hombres en las aldeas.  Es quizás en  Bunlap y aldeas  vecinas donde se conserva de una forma más estrictamente  tradicional , las gentes de la isla consideran a sus habitantes los guardianes legítimos de la tradición. No hay turistas y los saltos  tiene lugar un día cualquiera  de mayo;  anunciándose con  muy breve espacio de tiempo. Suelen participar entre 30 a 40  hombres que se lanzan desde catafalcos vegetales que pueden superar los 35 metros de altura y que tardan en construirse alrededor de tres semanas.

Existe una leyenda que explica  los orígenes de este fascinante ritual: Tamalie maltrataba  continuamente a su mujer, esta había intentado huir varias veces  de la violencia sufrida a manos de su esposo pero al final siempre fracasaba. En cierta ocasión consiguió subir hasta la copa de un gran árbol y cuando su  esposo la vio allí arriba trató de convencerla para que bajara,  mostrándole su arrepentimiento y pidiéndole perdón. Al ver que la mujer no daba crédito a sus palabras y permanecía inmóvil en las alturas, no dudo en trepar hasta lo alto del árbol  con la intención  de llevársela nuevamente consigo. Tamalie desconocía que su mujer se había atado a los tobillos unas lianas y es así que cuando estaba a punto de atraparla, esta salto al vacío.  Al ver que la mujer caía sin sufrir daño alguno, no dudo en imitarla y saltar para atraparla, estrellándose inevitablemente  contra el suelo y matándose allí mismo.

Hoy, no se sabe muy bien porque motivos el naghol es  un ritual  exclusivamente masculino, la mitología local relata que siempre fue así sin embargo,  parece ser que se transformó en un medio para que los hombres pudiesen presumir de su valentía , fuerza viril y una manera de demostrar que ya  no podrían ser engañados por una mujer otra vez.

Naghol (3)

Naghol: Saltando al vacío para fecundar la tierra (II)