Takatāpui, el orgullo recuperado

Takatāpui A place of standing (Oratia Media, Aotearoa Nueva Zelanda, 2016) ilustrado con magnificas fotografías  y acompañado de  textos de introducción de Witi Ihimaera, Ngahuia Te Awekotuku y  Henare Te Ua, es un libro dedicado a la vida e historias de los  takatāpui de Aotearoa Nueva Zelanda.

El termino māori takatāpui definía en el pasado a aquellas personas que compartían el amor y el sexo con su mismo género, fue recuperado en la década de los ochenta para definir a una persona māori no heterosexual. Takatāpui es una palabra definida en el  Diccionario de la Lengua  Māori compilado por el misionero William Williams (1844) como “un compañero íntimo del mismo sexo“. Actualmente identifica a la comunidad LGTB māori y posee variaciones distintas como takatāpui kaharua o bisexual, takatāpui wahine o lesbiana, takatāpui wahine ki tāne y takatāpui tāne ki wahine para los transexuales masculino y femenino respectivamente.

La herencia puritana impuesta por las reglas y códigos religiosos de los colonizadores occidentales borro deliberadamente todo rastro de los takatāpui, la iglesia institucional se encargó de predicar a sus fieles la creencia de la inexistencia de la homosexualidad en  aquellas  sociedad polinesia y la práctica de esta como grave ofensa a su Dios. Hoy día algunas comunidades e iglesias conservadoras nativas que reducen la sexualidad humana a la reproducción dentro del matrimonio patriarcal, no aceptan la existencia de la homosexualidad en la tradición māori,  particularmente entre sus miembros masculinos a los que se les ha dotado desde siempre un carácter guerrero.

A diferencia de los fa’afafine samoanos, por citar un ejemplo en Polinesia, los takatāpui  no ocupan una posición social definida dentro de la familia, comunidad y sociedad, sin embargo para comprender el significado real de lo que es ser fa’afafine o takatāpui hay que situarse en el plano cultural mucho más que en el sexual, sino todo esfuerzo es en vano.

Takatāpui A Place of Standing, nos muestra la reconexión con un pasado olvidado, un tiempo  antes de que  los estereotipos de género occidentales se impusiesen en la sociedad māori y la sexualidad se conviertiese en un motivo de discriminación. Del mismo modo,  nos acerca a  un presente vibrante desde donde los takatāpui pueden reclamar su reconocimiento e igualdad al mismo tiempo  que  aspirar a  un futuro mejor y encontrar un espacio donde posicionarse y el cual  forma  parte integral de la identidad māori . Permite a través de sus  páginas y fotografías  emplazar el  lugar histórico al que  este colectivo   pertenece;  conectando de esta manera  con la cultura, la identidad, la tierra y el espíritu. Una obra cargada de vitalidad, de aroha o amor desinteresado por el otro;  luchas y triunfos de una comunidad que ha venido siendo doblemente marginada durante  mucho  tiempo,  tanto por  las corrientes principales del  pensamiento  pākehā como  māori . Takatāpui A Place of Standing, sigue  el progreso alcanzado hasta día de hoy, partiendo desde los años de opresión  que tuvieron lugar antes de la Homosexual Law Reform Act de 1986 y la reacción de las comunidades māori que precedieron a los oscuros años de la epidemia del SIDA. Treinta años después de aquella reforma todavía queda mucho por hacer aunque también mucho que celebrar. Historias  contadas en primera persona,  desde todos los ámbitos vitales y a través de décadas, es un homenaje a aquellos que lucharon por sus derechos y a los que se debe hoy día que los takatāpui puedan expresar su identidad abiertamente y con orgullo.

The New Zealand AIDS Foundation/Te Tuapapa Mate Araikore O Aotearoa  bajo la dirección de Jordan Harries y su equipo han venido trabajando durante años en esta preciosa obra; juntos llevan adelante el compromiso de la fundación con los māori y otras comunidades homosexuales y bisexuales  a través de celebraciones tales como Big Gay Out y Hui Takatāpui; un esfuerzo colectivo cuya conclusión obedece a la contribución de muchos líderes comunitarios, miembros, investigadores, editores, traductores y fotógrafos, sin  cuyo tautoko (apoyo) y manaakitanga (hospitalidad), estas historias jamás se hubieran contado.

Líderes de la iglesia católica fijiana reclaman el respeto a la diversidad de género

IMG_8315

El Arzobispo de Suva, Peter Loy Chong,   ha declarado recientemente que los católicos en Fiji tratan a las diferentes comunidades de género con igual valor que al resto. : `Para nosotros, todo el mundo es igual ´ Chong  es uno entre otros  líderes religiosos  fijianos,  que ha hablado sobre  la necesidad de tratar a las mujeres transgénero con respeto y dignidad. El reverendo James Bhagwan, secretario de comunicaciones  de la Iglesia Metodista de Fiji y Rotuma ha señalado, de la misma manera  que nadie,  independientemente de su sexo, origen étnico o religión,   debería ser discriminado. El Reverendo Tevita Banivanua quién es  presidente de la Iglesia Metodista se a sumado a estas voces para subrayar que   el miedo y prejuicio hacia la gente diferente es un comportamiento vergonzoso.  Sulique Waqa , trangenero feminista   i taukei  (nativo fijiano)   ante estas declaraciones ha dejado  claro  que `a pesar de ser testigos de un notable aumento en la concienciación  pública sobre  las personas transgénero, todavía  formamos parte de una comunidad que sufre altas tasas de desempleo, pobreza y violencia´ para añadir  que  ciertos ambientes  y espacios públicos en Fiji se muestran como lugares hostiles para la comunidad LGTBIQ. Sulique Waqa lleva 15 años  trabajando en la región del Pacífico en temas relacionados con la comunidad gay y  transexual y es fundadora de The Haus of Khameleon, un movimiento transgénero feminista que presiona,  hace campaña,  organiza, investiga, forma y  defiende  la igualdad trans en Fiji y  las Islas del  Pacífico.

El nadador tongano Amini Fonua hace de su participación en los Juegos Olimpicos de Rio, un ejemplo de visibilidad LGTB en el deporte


Abiertamente gay,  Amini Fonua bracista de Tonga quiere convertir su participación en los Juegos Olímpicos de Río 2016 en toda una campaña para visibilizar al colectivo LGTB en el deporte y en las Islas del Pacífico. Amini fue abanderado en  los Juegos Olimpicos de Londres 2012.  Por tal  razón a estado entrenando con el bañador que el los Angeles LGBT Center le regaló hace tres años, después de que Fonua les ayudase a recaudar fondos para la lucha contra la homofobia en el torneo de voley playa de la asociación.

El traje de baño incluye en su parte trasera el nombre oficial del centro, L.A. Gay & Lesbian Center, con las palabras gay y lesbiana bien visibles. `He llevado el bañador en todos los entrenamientos de Río´, explica el nadador de 26 años. `Lo hago porque no hay mucha diversidad en la natación. Es una manera amable de recordarle a todo el mundo y a mí mismo que soy diferente y que estoy orgulloso de esa diferencia´.

Para  el  polinesio, es importante dar la cara como deportista abiertamente gay en estos Juegos. `Lo significa todo para mí´, dice. `Quiero que la próxima generación de nadadores se sienta segura y a gusto consigo misma. Y al resto de deportistas abiertamente gays les digo que solo por estar aquí como atletas homosexuales están marcando una gran diferencia´.

Recientemente Fonua  ha denunciad  con contundencia y  públicamente en redes sociales al periodista del Daily Beast Nico Hines –heterosexual, casado y padre–, que utilizó la app gay Grindr para publicar los datos (peso, altura y deporte) de los atletas que estos días están utilizando la aplicación en la villa olímpica de Río y sacarles del armario sin su consentimiento, poniendo el riesgo la vida de muchos que proceden de países donde la homosexualidad está penada.

`Como atleta abiertamente gay de un país que sigue siendo muy homófobo (Tonga) , el Daily Beast debería avergonzarse. Deplorable´, denuncia en Twitter. `Muchas de las personas que habéis sacado del armario son mis amigos, con familia y vidas que van a verse afectadas por esto para siempre´. El periódico ya ha retirado el artículo.

`Fiji no necesita esta basura ´, el Primer Ministro de las Islas Fiji contrario al matrimonio igualitario

RF

El Primer Ministro de las Islas Fiji, Frank Bainimarama,  declaró la semana pasada  que si alguna mujer quiere casarse [en Fiji]  con otra mujer ` deberían irse y hacerlo en Islandia, quedarse en el país y vivir allí ´- para añadir que `Fiji no necesita esta basura ´.  Estas palabras iban dirigidas a Shamima Ali coordinadora del Fiji Women’s Crisis Center quién anteriormente había hecho un llamamiento al gobierno para legalizar el matrimonio igualitario. `No mientras ella y  nosotros vivamos´ Dígale a Shamima Ali que no habrá matrimonio entre personas del mismo sexo en Fiji,  le dijo a su interlocutora Bainimarama  en una entrevista radiofónica. `Es homobofia extrema y un absoluto desprecio por una comunidad en Fiji´, le replicó Ali más tarde a través de Radio New Zealand.

Muchas organizaciones religiosas en Fiji apoyan con firmeza la posición de Frank Bainimarama. En una entrevista anterior y  en el diario Fiji Sun, el ex secretario de la Iglesia Metodista de Fiji y Rotuma y hoy su presidente, el Reverendo Tevita Banivanua, quiso dejar claro que `el matrimonio corresponde a una mujer y a un hombre´. Sin embargo   el líder religioso  subrayó que como metodistas los fieles deben seguir reflexionando sobre la necesidad de practicar el amor incondicional y la compasión hacia todas las personas, incluyendo a aquellas que poseen valores diferentes a los propios y hacia aquellos que no comprenden: ` El estigma y la discriminación tan solo pueden ser vencidos a través del amor incondicional´.

`Tanto la Constitución de 2013 como su predecesora  afirman el derecho de todas las personas, independientemente de su sexo, religión o raza, a no ser discriminados.  Este miedo y prejuicio que tenemos por aquellas personas que son diferentes a nosotros es vergonzoso. En su lugar, debemos trabajar por la inclusión, la tolerancia y la paz para todos. Jesus nos desafía a amar aquellos que no son iguales a nosotros incluso a a aquellos que consideramos `pecadores´ pues, después de todo y de alguna manera todos lo somos´ recordó Banivanua.

Este mismo punto de vista es compartido por  Apimeleki Qiliho, Obispo de la Iglesia Anglicana. Ambos reconocen y aprecian la diferentes   aportaciones de la comunidad LGTB a  la comunidad religiosa fijiana.   `Las mujeres lesbianas, a través de la comunión anglicana,  son miembros de algunas de nuestras congregaciones y participan en actividades misionales de la iglesia.  Como tal, las mujeres lesbianas son parte de la Iglesia Anglicana y apreciamos sus diferentes contribuciones en diversos lugares del mundo donde viven y sirven a Dios  a través de varias capacitaciones´ Añadiendo  Quiliho a sus palabras  que `la iglesia considera a las lesbianas hijas de Dios. Las mujeres están creadas a imagen y semejanza de Dios. Mujeres amadas por Dios y que aman a Dios. Mujeres que poseen la capacidad de amar y ser amadas así como Dios lo estableció y nos pidió que hiciéramos´.

` Nuestra  comunidad LGTB recibirá la misma protección que cualquier otro ciudadano fijiano ´ esta es la garantía dada por Sitiveni Qiliho, General de Brigada del Comisionado Interino de Policia  al responder a una declaración emitida por Haus of Khameleon tras el mensaje de Voreqe Bainimarama.  Según la organización, las declaraciones del Primer Ministro podrían  crear un sentimiento de rechazo a la comunidad LGTB en Fiji. `No creo que las palabras del primer ministro den lugar a una reacción violenta. No deben preocuparse por su seguridad y si no se sienten seguros, siempre pueden presentar denuncia ante  la policía…. `La policía está aquí para servir a todo el mundo y comunidades minoritarias como la LGTB no seran abandonadas a su suerte´, subrayó Qiliho.  Haus of Khameleon, antes el  Fiji Transgender Empowerment Project,   es un movimiento feminista de jóvenes transgénero que centra su labor en crear un espacio más seguro para los miembros de  su comunidad. Su comunicado remarcaba que ` su posición ha sido clara desde un principio y que el matrimonio igualitario no es nuestra prioridad en este momento. Las personas transgenero  son más vulnerables a este tipo de declaraciones  en razón a la visibilidad de nuestro estilo de vida,  la interrogación constante, el estigma y la violencia  diariamente  por  los transgénero y  aquellos individuos no conformes  con su género. En este momento, alguien por ahí en Fiji  está siendo  acosado y es una  víctima a causa de esta declaración ´

Fiji, otro paso hacia adelante contra la homofobia y la transfobia

`El silencio es el mayor enemigo en la lucha por la igualdad de derechos´. Este fue el mensaje que Ratu Epeli Nailatikau, presidente de las Islas Fiji, dirigió  el  pasado jueves  en Suva a los participantes de la  campaña Libres e Iguales de Naciones Unidas en las Islas del Pacífico. `Acabemos juntos con esta actitud, manteniendonos firmes y diciendo las cosas claras;  ya que es la única manera en la que seremos capaces de acabar con la homofobia y la transfobia,  poner fin a la violencia y  a discriminación de la que todos hemos sido testigos o hemos escuchado´

Aiyaz Sayed-Khaiyum, primer ministro de las Islas Fiji  recordó  que  el artículo 26 (3) de la Constitución declara  que una persona no debe ser injustamente discriminada, directa o indirectamente, por razón de su / sus características personales reales, incluyendo la orientación sexual e identidad de género.  Karen Allen , coordinadora residente de Naciones Unidas señaló  que la ONU alienta a los gobiernos de las Islas del Pacífico a revisar sus leyes para  garantizar que ninguno de sus ciudadanos sea discriminado. Jeremaia Waqainabete, uno de los  líderes de la influyente iglesia metodista fijiana declaró,  al día siguiente,  que el mismo es un convencido  aliado de la causa  LGTB;  señalando aún  mismo tiempo ` que las personas son hijas de Dios y que por lo tanto  todas tienen el derecho a disfrutar de la plenitud  de la vida ofrecida por el Creador  a la Humanidad´. Para añadir que el reto de Fiji  es que las personas de diferentes orígenes étnicos y orientaciones sexuales puedan convivir armoniosamente . ` Es preocupante que los individuos hagan uso de la religión  y la educación para estigmatizar  a gays, lesbianas, bisexuales y transexuales´.

Pitcairn aprueba ley que permite el matrimonio igualitario

Island SPLa isla de Pitcairn, enclavada en el Pacífico Sur,  entre Isla de Pascua y  Tahiti y   hogar de 48 personas, la mayoría de  ellos descendientes de los amotinados de HMS Bounty,  ha  aprobado una ley que permite el matrimonio entre dos personas del mismo sexo. El vicegobernador de la isla, Kevin Lynch dijo el lunes que la ley entró en vigor el 15 de mayo de 2015, pero no se hizo pública debido a problemas técnicos con el sitio web de la isla. Este cambio, añadió,  fue sugerido por las autoridades británicas después de que Inglaterra, Gales y Escocia legalizaran el matrimonio el año pasado el matrimonio igualitario. La nueva ley fue aprobada de forma unánime por el consejo de la insular.

Guam, en la Micronesia, se convierte en el primer territorio estadounidense en permitir matrimonios entre personas del mismo sexo

La isla de Guåhån (Guam) , en la Micronesia,  se convierte en el primer territorio estadounidense en permitir matrimonios entre personas del mismo sexo  después de que la fiscal general ordenase a funcionarios que empiecen a procesar de inmediato solicitudes para enlaces de parejas del mismo sexo. La fiscal general, Elizabeth Barrett-Anderson, emitió este miércoles la orden para el Departamento de Salud Pública y Servicios Sociales de  Guåhån.

Su fallo se produjo dos días después de que una pareja de mujeres, Loretta M. Pangelinan y  Kathleen M. Agüero,  presentase una acción judicial contra la ley de matrimonio del territorio cuando se les impidió pedir una solicitud para casarse. Barrett-Anderson citó una decisión de la Novena Corte del Circuito de Apelaciones como base para su directiva. Este tribunal de apelaciones dijo en octubre que la prohibición sobre el matrimonio gay era inconstitucional. Barrett-Anderson dijo que el departamento debería tratar `a todos los solicitantes de matrimonio del mismo género con la dignidad e igualdad contemplada en la Constitución´.