Arte y Cultura de Melanesia, objetos de una colección, por Juan Carlos Rey

`Arte y Cultura de Melanesia, objetos de una colección´, acaba de ser publicado por  Doce Calles , editorial especializada en obras de arte. Su autor es Juan Carlos Rey,  quién fuera embajador de la Unión Europea en Papúa Nueva Guinea y las Islas Salomón. El libro, en una edición trilingüe (español, francés e inglés),  y presenta una muestra de 87 fotografías inéditas con la descripción y la catalogación de otros tantos objetos pertenecientes a la colección del autor y procedentes de Vanuatu, Papúa Nueva Guinea y las Islas Salomón.

Juan Carlos Rey  residió  en  Melanesia por más de cuatro años, hecho que le permitió  viajar extensamente por las Islas del Pacífico,  allí no  no pudo  escapar a la atracción provocada por la rica expresión artística y la diversidad cultural de esta vasta región oceánica  , donde visitó enclaves  remotos en los que pudo consolidar su colección de objetos de distinta naturaleza, concediéndole de esta manera un carácter inédito a esta cuidada publicación, con   espléndidas fotografías,  que introduce al lector en diferentes aspectos de las desconocidas y  fascinantes culturas desarrolladas en aquellos archipiélagos  del Pacífico Sur. Con la finalidad de ofrecer una más amplia documentación de carácter etnológico y comparativo el libro  incluye  al  mismo tiempo,   fotografías de época  tomadas en Melanesia a finales del siglo XIX y principios del XX, por las que se ponen de manifiesto que ciertos objetos ya empleados entonces siguen siendo de actualidad.

Por último el  diplomático español, en la introducción de la obra , deja patente que las primeras descripciones sobre costumbres y artefactos del Pacifico, más tarde conocido como arte oceánico, fueron hechas por navegantes españoles que durante los siglos XVI y XVII surcaron la casi totalidad del Océano Pacifico, es decir unos doscientos años antes de la llegada de las grandes expediciones de la época de la Ilustración, de las que, entre las más conocidas, se citan los viajes de los franceses Bouganville, La Pérouse, el británico Cook o el español  Alejandro Malaspina.

Portada de `Arte y Cultura de Melanesia´. Máscara de Iniciación procedente del río Sepik bajo (Papúa Nueva Guinea) elaborada  en madera, con conchas marinas, madreperla, pigmentos y fibras vegetales, datada finales del siglo XX.

`Arte y Cultura de Melanesia, objetos de una colección´. Throught the presentation and description, in three languages (Spanish,French and English), of 87 tribal art objects originating from Papua New Guinea, the Solomon Islands and Vanuatu, this catalog offers abroad overview of the rich artistic expression and cultural diversity of Melanesia, one of the least know regions of the South Pacific. The photographs and unpublished references will introduce the reader to the various aspects of the Melanesian culture, a fascinating yet unknow culture. Juan Carlos Rey holds a master degree in Marine Biology. He worked as oceanographer then as  European Union Ambassador to Papua New Guinea and the Solomon Islands . He combined his professional activities with his passion for the arts and culture of the South Pacific. His expereince and the four years he spent living in Melanesia offered him a unique opportunity to study the primitive cultures and tribal arts of this remote region. Author of travel literature, he is also of the Spanish Association for Pacific Studies and the Pacific Arts Association. + Info: docecalles@docecalles.com

`Arte y Cultura de Melanesia, objetos de una colección´. Par le biais de la présentation et la description, en trois langues (espagnol, franÇais et anglais), de 87 objets des arts tribaux provenat de la Papouasie-Nouvelle-Guinée,des îles Salomon et du Vanuatu, ce catalogue offre un large énchantillon de la richesse et dela diversité artistique et culturelle de la Mélanésie, l’une des régions les  mois connues du Pacifique Sud. Les photographies et les références inédites vont introduire le lecteur aux différents aspects de la culture mélanésienne, si fascinante que méconnue.  Juan Carlos Rey diplômé en biologie marine, a travaillé comme océanographe et puis comme Embassedeur de la Délégation de l’Union européenne en  Papouasie-Nouvelle-Guinée, et aux  Îles Salomon.  Il a combiné ses activités  professionnelles avec sa pasion pour les arts et la culture du Pacifique Sud. Son expérience et les quatre annnées passées en Mélanésie lui ont offert une opportunité unique pour se familiariser avec les cultures primitives et les arts tribaux de cette région lointaine. Auteur des récits de voyage, il est aussi membre de l’ Association Espagnole de Etudes du Pacifique et de l’Association des arts du Pacifique. + Info: docecalles@docecalles.com

Islas Salomón, revitalizando la construcción de canoas de guerra tardicionales

Los próximos días 26 y 27 de Julio de 2014 tendrá lugar en Gizo, en las islas Salomón, el Aquilla Talasasa Cultural Festival, donde se podrán admirar las llamadas tomoko o canoas de guerra que las gentes de la provincia occidental de este país melanesio,  hacían navegar a fuerza de remo para desplazarse entre una isla a otra para llevar a cabo sus incursiones de conquista  antes de la llegada de los misioneros occidentales. A día de hoy,   estas embarcaciones tradicionales están  amenazadas de desaparición y el festival pretende revitalizar y mantener su construcción. Las celebraciones incluirá  a un mismo mismo tiempo, exhibiciones de tallaje tradicional en madera y piedra, tejido en fibras naturales y pintura;  además de danzas acompañadas por flautas de bambú.

Honiara, capital de las Islas Salomón, devastada por graves inundaciones

El sistema meteorológico de baja presión que trajo las intensas  lluvias torrenciales  a las Islas Salomón  a finales de la semana pasada,  se ha convertido en el  ciclón tropical Ita,   en estos momentos calificado  categoría 1 a su paso  al sur de Papúa Nueva Guinea y desplazándose hacia el oeste en dirección a Queensland en Australia, donde se espera que alcance categoría 3. Los habitantes de los alrededores de la provincia papú de Milne Bay han sido ya alertados para que se desplacen a zonas más elevadas para resguardarse de la tormenta.  Las inundaciones en Guadalcanal, especialmente en Honiara,  han provocado  la desolación en la capital melanesia;  un fenómeno metereologico sin precedentes en esta región del Pacífico Sur.

Las predicciones indican que  las victimas mortales provocadas por las inundaciones  podrían alcanzar un número de hasta cien personas, el oficial es hasta ahora de veintiuna y  aproximadamente  ochenta personas podrían encontrase desparecidas. Establecer un recuento preciso resulta complicado porque existen numerosos asentamientos ilegales en los alrededores de la capital . Miles de personas permanecen en refugios de emergencia, contándose más de 10.000 personas desplazadas y unas cuarenta mil  que han perdido su hogar.  Las carreteras permanecen  cortadas, las comunicaciones son difíciles y las condiciones sanitarias hacen temer  una posible propagación del dengue, ya de por sí común en el archipiélago. Graves daños han sido causados en el sistema de suministro de agua potable y en infraestructuras eléctricas y de  alcantarillado.

La Agencia de Apoyo  para la Infancia de Naciones Unidas, estima que unos 26.000 niños se han visto afectados  por la severidad  del fenómeno climático. Muchos de  ellos provienen de las áreas más pobres de  Honiara, y  aquellos residentes en asentamientos y comunidades rurales,  enclaves  a los que a un no se ha podido llegar debido a los daños causados en carreteras y puentes. Muchas familias vieron como los más pequeños eran arrastrados por las aguas.  Los niños, aparte de sufrir un gran trauma, se encuentran potencialmente en riesgo de contraer enfermedades ante la escasez de alimentos y  de  sus frágiles sistemas inmunitarios.

Las inundaciones han provocado  el desastre  Honiara, especialmente a orillas  de los ríos que transcurren a lo largo capital y siguiendo  la costa entre el Aeropuerto Internacional de Henderson  y la ciudad. El desbordamiento del Matanikau  agravó la situación en el centro político y económico del archipiélago , donde las aguas causaron el derrumbamiento de numerosas edificios y puentes, quedando sumergidas amplias áreas urbanas.  El nivel de las inundaciones ha sido contemplado como algo inusual sin embargo,  las especulaciones indican   que los troncos arrastrados a los ríos por la fuerza de las lluvias torrenciales y procedentes de la tala de árboles,  podrían haber creado una presa artificial que más tarde estallaría  con devastadoras consecuencias. Los ríos que transcurren por el noroeste, centro y norte de Guadalcanal desbordaron sus aguas destrozando viviendas y obligando a desplazarse a sus habitantes.  .

La explotación minera y forestal en Papúa Nueva Guinea y las Islas Salomón no reporta ningún beneficio para aliviar de la pobreza a sus habitantes

Oro, cobre, níquel, gas y madera son algunos de los recursos naturales que se extraen en Papúa Nueva Guinea y en las Islas Salomón para alimentar las economías del este y el sudeste asiáticos. Pero aunque estas naciones del Océano Pacífico occidental crecieron entre seis y 11 por ciento en los últimos siete años, esto no se reflejó en su desarrollo humano. `En las comunidades hay muy poca confianza en los proyectos de extracción de recursos que operan los gobiernos ´, dijo Maureen Penjueli, coordinadora de la no gubernamental Pacific Network on Globalisation in Fiji, en diálogo con IPS (Inter Press Service)  `Existe la percepción de que los gobiernos están a favor de las grandes empresas y de las inversiones extranjeras, y que han prestado muy poca atención a la terrible situación de su propia población. Los propietarios tradicionales de las tierras y las organizaciones de la sociedad civil no han sido adecuadamente consultados sobre el tipo de desarrollo que consideran apropiado para el Pacífico´ agregó. En Papúa Nueva Guinea hay por lo menos seis minas de las que se extrae oro y cobre.

Se prevé que el mayor proyecto extractivo de la nación, PNG LNG (Gas Natural Licuado de Papúa Nueva Guinea), en las tierras altas del país, empiece a funcionar este año, generando hasta 1.500 millones de dólares de ganancias anuales para el gobierno por los próximos 30 años. Las Islas Salomón,  archipiélago melanesio  ubicado al noreste de Australia, tienen una historia de 50 años de explotación maderera. La tala contribuye actualmente con 15 por ciento de las ganancias del Estado y con 60 por ciento de las derivadas de exportaciones. Los recursos naturales atrajeron a grandes corporaciones decididas a hacer ganancias a corto plazo y dispuestas a competir con los intereses locales, que priorizan la cultura, la identidad y el bienestar de las generaciones futuras. El gobierno de Papúa Nueva Guinea sostiene que el Estado tiene derechos sobre los recursos minerales, mientras que en Islas Salomón los propietarios tradicionales de las tierras determinan la extracción maderera. De cualquiera de los dos modos, los ciudadanos comunes no han recibido ningún beneficio.

Dos millones de los más de siete millones de habitantes de Papúa Nueva Guinea viven en la pobreza, mientras que la tasa de mortalidad entre menores de cinco años es 75 cada 1.000 nacimientos. En las Islas Salomón, 23 por ciento de la población vive bajo la línea de la pobreza, y el alfabetismo es de 17 por ciento. Los gobiernos de las Islas del Pacífico, con déficit de capacidad y pericia, pueden quedar en desventaja en la negociación de acuerdos con inversores internacionales. Una alianza entre las elites políticas locales y las empresas extranjeras ha servido a los intereses de unos pocos y afectado a la mayoría de la población rural, donde los servicios públicos son inadecuados y la protección de los derechos humanos es escasa.

En los años 80, la llegada masiva de empresas madereras del sudeste asiático a Islas Salomón acarreó un aumento de la corrupción y una flexiblización en el cumplimiento de las regulaciones. `Los vínculos entre políticos y empresas madereras extranjeras son complejos y están muy arraigados”, dijo a IPS un portavoz de Transparencia Internacional en Honiara. “Frecuentemente oímos sobre políticos que usan su poder para proteger a taladores, influenciar a la policía y conceder exoneraciones impositivas a empresas extranjeras; a cambio, los taladores financian a políticos´. Lily Duri Dani, terrateniente en Islas Salomón, dijo que la corrupción también marginaba a las mujeres de las decisiones sobre el uso de la tierra. `Las mujeres tomaríamos decisiones honestas, abiertas y justas para todos. Usaríamos el dinero (de los recursos) para ayudar a las personas comunes´, declaró.

Según Human Rights Watch (HRW), ` el mal gobierno y la corrupción (en Papúa Nueva Guinea) impiden que los ciudadanos comunes se beneficien de la riqueza de recursos… Proyectos extractivos a gran escala han generado preocupaciones ambientales y de derechos humanos que el gobierno no ha abordado´.

El proyecto PNG LNG enriquecerá a inversores extranjeros que tienen 80 por ciento de la participación, entre ellos Exxon Mobil y su subsidiaria, Esso Highlands. Un estudio de la Universidad de Otago, en Nueva Zelanda, advierte impactos sociales como aumento de la desigualdad, del consumo de alcohol, de la violencia doméstica y de la prostitución. Las comunidades locales también sufren un incremento de 38 por ciento en los precios de los alimentos, mientras los servicios de educación y salud se deterioran, dado que el personal busca empleos más lucrativos relacionados con LNG. En 2012, un devastador deslizamiento de tierras de una cantera que era excavada por un subcontratista del proyecto enterró a dos aldeas, Tumbi y Tumbiago. Se estima que mató a 60 personas y destruyó 42 viviendas. El año anterior, la consultora ambiental independiente D’Appolonia había identificado riesgos de seguridad en las operaciones en canteras. El gobierno de Papúa Nueva Guinea no encomendó una investigación independiente del desastre, lo que dejó a las víctimas privadas de justicia. El jefe de la aldea de Tumbi, Jokoya Piwako, quien perdió a toda su familia en la tragedia, sostuvo que el gobierno y las empresas “están preocupadas por sus ingresos y sus ganancias, pero no por las vidas en las comunidades”.

La organización no gubernamental Jubilee Australia reportó el año pasado que “hay serios riesgos de que las ganancias generadas por el proyecto (PNG LNG) no mitiguen los impactos económicos y sociales negativos”. En los últimos 20 años, la mina de oro Porgera, ubicada en la provincia de Enga y que es mayoritariamente propiedad de la empresa canadiense Barrick Gold, ha producido oro por 20.000 millones de dólares. Las comunidades del área viven sumidas en una pobreza severa, mientras que HRW ha reportado que pandillas integradas por personal de seguridad privada cometieron violaciones en el sitio de la mina en 2011.

El año pasado, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) organizó una conferencia en Fiji para estudiar cómo la explotación de los recursos naturales en el Pacífico podía mejorar las vidas de los ciudadanos comunes. Pero en la región todavía no existe el marco necesario para una gobernanza adecuada y transparente, para una fuerte regulación de las industrias extractivas, para medidas de protección ambiental y social y para la participación de las comunidades rurales en las decisiones sobre el uso de la tierra. Penjueli señaló que `un rol clave para las organizaciones de la sociedad civil es movilizar al público para que se comprometa con cuestiones difíciles de derechos humanos y justicia social´en el sector extractivo.

Las comunidades indígenas necesitan ser empoderadas con habilidades, conocimientos sobre las implicanciones de las decisiones y medios de sustento alternativos, y un mejor acceso a apoyo legal para defender sus derechos, según activistas. `Tenemos que educar a todos los terratenientes porque ellos tienen que tomar buenas decisiones´, dijo Judy Tabiru, presidenta del Consejo de Mujeres de la Provincia de Isabel en las Islas Salomón, en diálogo con IPS. `Debemos crear reglas para proteger nuestros recursos para beneficio de nuestro pueblo. Es para la mejora de nuestra generación y la de los hijos de nuestros hijo´”, añadió. Fuente: IPS

Un informe revela las verdaderas causas del cruento conflicto civil que tuvo lugar hace una década en el archipiélago de las Salomón

El Gobierno de las Islas Salomón temía que fuese publicado por la posibilidad de que reabriera las heridas sin embargo, el informe de cómo el archipiélago melanesio se sumergió hace ya una década en una cruenta guerra civil, ha sido desvelado. De primera mano,  contiene terribles relatos de las masacres organizadas por el ahora encarcelado Harold Keke; revelando al mismo tiempo que en Guadalcanal, donde se asienta la capital Honiara, alrededor de doscientas personas murieron víctimas del conflicto y que se produjeron cientos de casos de secuestros y torturas durante los disturbios civiles que tuvieron lugar entre los años 1998 y 2003.

La Truth and Reconciliation Commission, creada por el gobierno de las Islas Salomón, desveló que la gran mayoría de las víctimas eran civiles inocentes en un enfrentamiento que llegó a su fin en 2003 con la ocupación e intervención del archipiélago por parte de las fuerzas militares de Nueva Zelanda, Australia y Papúa Nueva Guinea. Liderada por Camberra la RAMSI (Regional Assistance Mission to the Solomon Islands) puso fin a los enfrentamientos armados aunque las diferencias entre los grupos étnicos no dejaron de persistir. El Primer Ministro Gordon Darcy se niega hasta el momento a conocer el informe final, por lo que este ha sido filtrado por uno de sus miembros y editores, el Obispo Terry Brown, quién fue líder de la Anglican Church of Melanesia y que se lo había hecho llegar hace ya 14 meses al político melanesio. Se puede acceder a este a través de la red dispuesto a los medios de comunicación, investigadores y al público en general, tras las numerosas peticiones para la obtención de una copia.

© Edu Juarez

The Solomon Islands Truth and Reconciliation Commission, fue destinada a abordar las tensiones étnicas que todavía se mantienen, tras el estallido de la violencia en Guadalcanal y que desplazó a miles de personas entre los años 1997 y 2003. El dossier elaborado refleja aproximadamente 4000 entrevistas recogidas en cinco volúmenes y cuenta con unas 1300 páginas; en él se repasan aspectos históricos, los abusos de los derechos humanos cometidos y la lista de las 200 personas que murieron y las circunstancias que provocaron su muerte. `Fue realmente un tiempo bastante caótico en las Salomón y el informe, en su primer volumen, trata de explicarlo ´. El reverendo cree que no se ha prestado atención adecuada a las víctimas. `Pienso que existe un rumor desagradable y este es una obstrucción para la reconciliación´.

En su declaración el religioso dio a conocer las amenazas producidas en relación con el mencionado dossier, constatando al mismo tiempo las afirmaciones de las autoridades locales de que este podría reavivar una vez las tensiones étnicas. `Yo no lo creo´, reconoció Brown. Subrayando que  debe producirse el reconocimiento adecuado de las víctimas.` Por doloroso que a veces puede ser el recuerdo, es algo que ayudaría a lograr la justicia duradera, la paz, la reconciliación y la unidad que las Islas Salomón tanto necesitan

Salomon

La base del conflicto se fundamentó sobre el odio étnico donde los Gwale, en su mayoría jóvenes de Guadalcanal, acusaban a los insulares de Malaita de apropiarse de las mejores tierras destinadas al cultivo, y de usurpar las escasas oportunidades de empleo, el funcionariado y las esferas de poder político. El Isatabu Freedom Movement (IFM) que trataba de aterrorizar y expulsar de Guadalcanal a los inmigrantes llegados de Malaita, agotó la paciencia de los guerrilleros de la Malaita Eagle Force, cansados de las matanzas entre la población rural y expulsiones de sus compatriotas. Muchos aldeanos se refugiaron en la capital o regresaron a su isla de origen muy a pesar de constituir algunos la tercera generación y de no disponer de ninguna tierra o propiedad a la que regresar.

La isla de Malaita es la de mayor extensión de la Provincia de Malaita y está situada a 50 kilómetros al noroeste de Guadalcanal. Es una isla montañosa, de fértiles suelos volcánicos y densamente poblada de bosques tropicales. Su numerosa población está dividida  quince tribus melanesias que poseen diferentes lenguas y costumbres; al sur y en los atolones de Sikaiana and Ontong Java sus habitantes son genética y culturalmente polinesios. La mayoría de los melanesios de la isla continúan rindiendo culto a los antepasados y practicando ritos y ceremonias ancestrales. Algunos de los grupos étnicos como los Kwaio, se han retirado voluntariamente al impracticable interior insular, renunciando a por completo a la vida moderna y  consagrándose por entero a la kastom o costumbre;  mostrándose agresivos ante los visitantes extranjeros en su territorio.

Un año después de que estallarán los enfrentamientos, ocurridos a principios de 1999, un millar de hombres armados; tras tres horas de combate, tomó el Aeropuerto Internacional de Henderson en Junio de 2000. Las armas se habían conseguido asaltando el cuartel de la policía. El entonces Primer Ministro de las Islas Salomón, Bartholomew Ulufa’ulu  fue forzado a dimitir por los Águilas de Malaita, acusándolo de traido , pues pertenecía a su misma etnia, originario del norte de Malaita, en área de la laguna de Langa Langa. Fue secuestrado por Andrew Nori y sus seguidores, antes de cortar la cabeza a varios guerrilleros del IFM. El golpe de estado se había producido. La violencia étnica se apoderó completamente de las calles de la capital, en un año de guerra se habían causado ya cien muertos y 20.000 refugiados.

Honiara

Los gobiernos de Australia y Nueva Zelanda vieron con preocupación la situación, temiendo que la violencia se extendiese por el resto de las Islas del Pacífico; recientemente se había producido un golpe de estado en las Islas Fiji, donde los militares habían tomado el Parlamento y secuestrado al primer ministro, Mahendra Chaundry, y a todo su gabinete ministerial, el 19 de mayo de 2000. Australia jugó encantada su papel paternalista sin embargo los estados y territorios de las Islas del Pacifico callaron atemorizados y sin saber dar cabida a tan terrible situación política y social. Tan sólo George Speight, mestizo fijiano y fracasado hombre de negocios, quién había perpetrado el nuevo golpe de estado en las vecinas Islas Fiji tres semanas antes del ocurrido en las Solomon, se mostraba satisfecho con los acontecimientos. Había fundamentado su golpe de fuerza para reducir la influencia política, social y económica que los indios habían conseguido, aquellos descendientes de  los girmitiyas  que el poder colonial inglés había traído desde la India entre 1879 y 1926 ,  para trabajar como braceros en los campos de caña de azúcar. El resto del mundo ignoró por completo a la nación melanesia muy a pesar de la gravísima situación social y sanitaria. Ninguna ONG apoyó el envío necesario y urgente de servicios médicos y medicinas.

De acuerdo con las investigaciones de la comisión, aproximadamente 200 personas murieron como casusa directa del conflicto. Llama la atención que todas son nombradas en el informe. El 71% de las muertes correspondían a personas de Guadalcanal y un 24% a gentes originarias de Malaita. La mayoría de las víctimas eran civiles. Se recibieron 63 declaraciones sobre violencia sexual, siendo mujeres el 83% de las víctimas. Los crímenes fueron cometidos por todos los grupos armados, incluida la policía; consistiendo en violaciones, esclavitud sexual, desnudez forzada, violencia contra los órganos sexuales y obligación a la víctima de ser testigo de actos de naturaleza sexual.

Distintos grupos armados se vieron implicados como el ya mencionado Guadalcanal Revolutionary Army (GRA) – que más tarde cambiaría su nombre por el de Isatabu Freedom Movement – y la Malaita Eagle Force (MEF) encabezada por Jimmy Rasta aunque también el Guadalcanal Liberation Front liderado por Harold Keke. La lucha fue dirigida también por Stanley Kaoni, más conocido como ´Satanás´. Los militantes del Frente Isatabu de Liberación de Guadalcanal andaban con taparrabos tradicionales y utilizaban arcos y flechas; muchas veces eran muchachos de trece o catorce años que se protegían con amuletos que creían les hacían invisibles ante las balas del enemigo. Los de Malaita le tachaban de `salvajes´ aun cuando  los naturales  de Malaita son considerados de carácter volátil y muy agresivo ya desde antes del período colonial.

The Solomon Islands Truth and Reconciliation Commission determinó que el conflicto no fue un brote espontáneo de violencia, que fue algo cuidadosamente preparado durante varios meses por un grupo de individuos que incluía a Keke y su hermano Joseph Sangu. En la prisión de Rove y condenado por asesinato, Harold Keke se negó a cooperar con la comisión. Al parecer este individuo impuso un severo sistema de control sobre la población de la remota y abrupta Weather Coast, enclavada al sur de Guadalcanal; diciéndose de él que era el más radical y osado de todos los líderes rebeldes. La investigación contiene testimonios de personas que fueron obligadas a vivir bajo su gobierno. Uno de los aldeanos entrevistados dijo `nosotros, el pueblo, sólo controlábamos dos cosas: nuestra respiración e ir al baño´ – Cualquier cosa que dijera, los aldeanos tenían que cumplirla´. En 2002 Keke asesinó al padre Augustine Geve un sacerdote católico que era también miembro del Parlamento. Después de convencer a las gentes del pueblo de que el religioso era un estafador, se lo llevaron y lo mataron. Envió el cuerpo de regreso a la aldea dentro de un saco. `Harold Keke dio órdenes a sus hombres de que ninguno de nosotros debía soltar una lágrima, velar o llorar por sobre su cuerpo, ya que Geven era un estafador– dijo un testigo.

El líder melanesio asesinó también a siete miembros de la orden religiosa de los Melanesian Brothers. El informe continúa desvelando que Keke y Sangu grabaron a los hombres haciéndoles confesar que eran espías: `Subimos al bush donde se encontraba Harol Keke y apareció con un cassete y escuché lo que se decía en la cinta. Como los Melanesian Brothers gritaban y gritaban, les apedreaban y cada uno de ellos tenía que decir su nombre y pedir perdón ´ añade otro testigo. El informe en su conclusión apunta que las democracias frágiles y vacilantes, luchando por la cuestión de la verdad, una y otra vez se lanzan hacia un abismo: `Es una noción misteriosamente poderosa, casi mágica, porque a menudo todo el mundo sabe la verdad – todo el mundo sabe quiénes fueron los torturadores y aquello que hicieron, los torturadores saben que todos los saben, y todos saben que estos lo saben . ´ Enlace de Interés: Bougainville, diez años después de la firma del acuerdo de paz, persisten las tensiones en el sur

Hasta tres mil personas desplazadas y cientos de viviéndas arrasadas en las Islas Salomón trás paso de tsunami

La   Solomon Islands National Disaster Office  informa que hasta 3.000 personas se han visto desplazadas de sus hogares en razón del terremoto de magnitud  8,0 en la escala abierta de Richter y el tsunami  que ayer tuvo lugar en la remota y aislada  provincia de Temotu, al sureste del archipiélago melanesio de Salomón y cuya capital es Lata.  Sipuru Rove, su portavoz, apuntó que las gentes  han huido hacia las zonas elevadas tratando de encontrar refúgio. Del mismo modo comentó que la pista de aterrizaje en el aeropuerto se encuentra  cubierta por los troncos  por lo que será necesario despejarla con ayuda de maquinaria pesada para permitir el trasito de vuelos de ayuda humanitaria. En breve un barco patrulla largará amarras desde la capital  Honiara, con suministros y personal médico abordo, con destino a la región afectada por el tsunami, que provocó una ola  de un metro de altura. Aproximadamente unas 431 viviéndas, incluyendo escuelas e iglesias que han sido gravement dañadas o destruídas,  han sido arrasadas por la acción  de la fuerza del maremoto. La principal necesidad en estos momentos es la previsión de agua potable, alimentos, refúgio y otros suministros primarios.  La catastrofe natural a causado hasta estos momentos seis vicitmas mortales, tres heridos  y cuatro personas desparecidas. Se cree que las v´citimas y desparecidos puedan aumentar en número en las proximas horas ya que algunas personas podría haber sido arrastrados hacia el océano por la fuerza de las aguas. Los fallecidos, personas mayores y niños incapaces de desplazarse con rapidez a zonas elevadas ,  se han producido en las aldeas de  Nela, Luova, Bimbir,Venga  y Malo , en la isla  Santa Cruz o Nendo.

Ciclón Freda, trás su paso por el archipiélago de las Salomón, sigue curso amenazando a Nueva Caledonia

El ciclón tropical Freda que se formó a finales de  semana, causó este sábado pasado considerables daños al sur del archipiélago melanesio de las  Salomón, amenazando en estos momentos a  la costa oeste de la Grande Terre de Nueva Caledonia. El  Alto Comisionado de la República Francesa en  Nueva Caledonia anunció el fin de semana la activación de pre-alarma en previsión de un posible paso de Freda por las islas y  ahora clasificado como categoría 3 en una escala de 5. En  las  Salomón, según información emitida por la radio nacional,  las  lluvias torrenciales intensas y los fuertes vientos  de más de 100 kilómetros por hora,  provocaron  la destrucción parcial  de numerosas viviéndas, haciendo volar los techados y arrancando árboles a sus paso en las islas Rennell, Bellona y Makira. De acuerdo con la misma información las áreas insulares de menor elevación sobre el nivel del mar se vieron inundadas por las aguas. Hasta el momento, no se han producido ni heridos ni victimas mortales.

Enlaces de Interés:

1.- En las islas Fiji el ciclón Evan deja sin hogar a una parte de la población 2.- Fiji, tras el paso del cicló tropical Evan 3.- El paso del Ciclón Evan por Wallis & Futuna deja daños estructurales en las islas 4.- Ciclón Evan a 180 kilómetros al sur de Nadi, abandonando las islas Fiji  5.- Máxima alerta , Fiji evacua a sus habitantes ante la llegada del ciclón tropical Evan 6.- El ciclón tropical Evan amenaza devastación en las Islas Fiji 7.- Ciclón Evan golpea con fuerza Samoa , dirigiendose a las islas Fiji con categoría cuatro y vientos previstos de 180 kilómetros hora 8.- De gran intensidad, el ciclón Evan azota a las islas Samoa