Pacífico, un viaje a los confines del Hombre

La2  de Televisión Española (RTVE), nos invita a disfrutar de una auténtica aventura: Pacífico, una ruta de 50.000 kilómetros desde el Norte de Japón hasta las islas  exóticas de Indonesia,  Papúa Occidental, Papúa Nueva Guinea y la  Australia Aborigen. De Fiji y Samoa a Aotearoa  Nueva Zelanda y las Islas Cook. Una expedición española viajará  por lejanos enclaves de Asia Pacífico buscando en ruta  tribus y comunidades nativas de singulares  costumbres y  estilos de vida. Un año de  travesía insólita que cruza caminos y pistas  de tierra, que se adentra en mares salvajes y desconocidos y que desciende ríos ignotos.

El periodista y director de la serie documental `Un mundo aparte´, Daniel Landa, nos presenta a lo largo de 10 capítulos una expedición en la que en us propias palabras ` descubriremos que los otros somos nosotros´,  en  una série documental producida por  Doc & Road y La Competencia.

En  `Pacífico´ se ha  puesto un gran esfuerzo por salir de las rutas convencionales y buscar historias de culturas muy poco conocidas;  tal motivo ha llevado  a  los periodistas a enclaves increíbles. `El exotismo de esos lugares y el choque cultural es el más extremo que he visto en mi vida´, ha comentado su director. `Ha sido una gran aventura de principio a fin´.

Los dos primeros capítulos dedicados al Japón ,  se pudieron  ver este pasado miércoles 14 de septiembre en ‘El documental‘ a las 23:25h en La2. Podéis seguir también la serie en la página web de RTVE .  A partir del capitulo  7,  la expedición documental  iniciará una  larga travesía por el Mar de Banda, llegando al lejano y aislado archipiélago de Raja Ampat,  en Papúa Occidental.in esta región y en la vecína Papúa Nueva Guinea conocerán los usos,costumbres  y ritos de las tribus locales. Tras dos días de canoa  en Papúa Barat, llegarán  a un poblado de los Asmat, donde sus habitantes  mostrarán  sus danzas y su destreza a bordo de largas canoas sobre un atardecer en el río Siret. Remontando el río, alcanzarán  una de las tribus más singulares del mundo: los korowai quiénes habitan en los árboles.

Atravesando a pie la frontera con Papúa Nueva Guinea,  el  objetivo  será  navegar las aguas del río Sepik. En sus orillas viven algunos de los pueblos más  interesantes de esta nación melanesia  como  la tribu de los Iatmul. En el extremo oriental de Papua Niugini , las tribus viven en fiordos tropicales. Las mujeres llevan el rostro tatuado y los hombres pescan langostas con arpones. En el capitulo 9 se emprenderá rumbo a Fiji viajando desde este fascinante archipiélago situado en el mismo corazón del Pacífico Sur, a Vanuatu. En este hermoso islario alejado del mundo y que muestra multitud de  contrastes entre tradición y modernidad  Espíritu Santo  , Tanna y Pentecostés se abrirán a las cámaras de la expedición;  explorando sus paisajes insulares  enclavados en una naturaleza virgen y espectacular.  En Tanna  se explorará el Monte Yasur uno de los volcánes activos más espectaculares y  accesibles del planeta y hogar de tribus que se rigen bajo las directrices de la  `kastom´o costumbre tradicional melanesia.

En la isla de Pentecostés el equipo  será  testigo de uno de los ritos de iniciación más arriesgados del mundo: el Naghol, desde 15 metros de altura y desde  catafalcos vegetales, los hombres saltan al vacío atando sus pies sólo con lianas. Samoa,  mostrará sus encantos a través de los más bellos paisajes de Polinesia y una cultura vibrante que fusiona la tradición polinesia con los valores cristianos. La experiencia por  las Islas del  Pacífico finalizará con el capitulo 10 , siguiendo el rastro de los  Tangata Whenua (māori)  desde el encanto risueño de las  Islas Cook  hasta Aotearoa Nueva Zelanda.

Diario de un viaje al río Sepik, Papúa Nueva Guinea (V)

w

DIARIO DE UN VIAJE AL RÍO SEPIK  Papúa Nueva Guinea

Día 5. Mino – Maio – Maliwai – Ambunti – Wagu

Salimos en canoa desde Mino por un canal estrecho que nos conduce hasta Maio en donde visitamos su Haus Tambarán o casa sagrada, que está en construcción. Aquí encontramos a John, un artista que sentado en el suelo terroso está decorando las cortezas de palmera que decoran las paredes y techo interno del Tambarán. John nos explica que es la cuarta casa sagrada que construye, las otras tres ya no existen. También nos muestra los colores que emplea, que son cinco: rojo que obtiene de una pequeñas bayas que machacadas dan un color rojo intenso, el gris y el ocre lo obtiene de tierras y arcillas, mientras que el negro sale de la madera carbonizada, además del blanco que se obtiene de la cal. Las pinturas las produce él mismo a medida que las necesita en unos cuencos que son medias cascaras de coco.

Seguimos viaje hasta Ambunti, donde hacemos un alto de tres horas para reponer provisiones y gasolina; Aprovechamos esta parada para tomar una ducha reparadora, siempre con agua fría, que se agradece.

Volvemos a salir de Ambunti y a corta distancia, navegando en contracorriente, entramos en canal en el margen izquierdo del rio que nos conduce, en una hora de trayecto, hasta el lago Wasui donde se encuentra el poblado de Wagu. Nos cruzamos con otras piraguas que nos saludan diciendo “apu”, que se puede traducir por nuestro “hola”. Otros locales se dedican a pescar con un tridente que llevan en la misma mano con la que sujetan el remo y al tiempo que reman, siempre dispuestos a arponear los peces que asoman el lomo en la superficie del agua. Esta operación de pesca requiere mucha destreza y puntería unida a un sentido agudo del equilibrio para no caer al agua en el momento de arrojar la lanza contra el pez. El canal, con aguas como un espejo, está bordeado de inmensas extensiones de carrizo y cañaveral de algo más de un metro de altura donde abundan anátidas, garzas de varias especies, fochas, y martín pescadores de plumas irisadas, un autentico paraíso para el ornitólogo. Después de una hora de navegación el brazo de río se hace tan estrecho que una piragua de una manga mayor hubiera podido pasar. El canal o barat tiene escasamente un metro de ancho y debe ser transitado regularmente para que la vegetación no lo colmate e impida todo transito. Hay que levantar frecuentemente el motor fueraborda para desenredar las hojas y restos vegetales que se enrollan irremediablemente en la hélice y paran bruscamente el motor. Antes de llegar al lago dejamos a nuestra izquierda el minúsculo poblado de Kasao, compuesto por una media docena de cabañas en la falda de un pequeño montículo. Aquí los mosquitos son particularmente agresivos y el repelente parece no afectarles. Para llegar hasta el poblado de Maliwai tenemos que bordear una isla flotante de grandes dimensiones, quizás unos dos cientos o trescientos metros de longitud por unos cien metros de anchura, en cuya superficie han crecido arboles de gran porte. Las isla, que esta cautiva en el lago, se desplaza de un lugar a otro a merced del viento, si bien los locales tienen la creencia que la razón del desplazamiento lento pero implacable de la isla es un cocodrilo de gran tamaño que habita bajo la isla y que nunca despreciaría comerse a un hombre si se aproxima a sus fauces, razón por la que nunca se bañan en las proximidades de la isla.

El recibimiento en Maliwai fue frío, los jóvenes del poblado de aspecto de “rascals” eran más que sospechoso, por no decir intimidatorio. Se nos indica que tengamos un “low profile” y estemos atento a cualquier intimidación o robo. El ambiente es tenso. Como el guesthouse está ocupado, nos ofrecen quedarnos en la casa de los jóvenes. Los adolescentes nos espían por las rendijas de las paredes de la choza y no paran de cuchichear en voz baja mientras no nos quitan ojo. Para dar más seguridad a nuestro sueño bloqueamos la puerta del habitáculo con una silla. La noche no es confortable pues las almohadas están mojadas  y hay que improvisar otras con la ropa. Una noche ruidosa con chillidos de los zorros voladores, perros ladrando, gente hablando sin parar y sin olvidar las incursiones de los pertinaces mosquitos.

La puesta de sol reflejada en el lago, con las sombras de las canoas y las siluetas de los locales en la orilla del lago,  compensó el frío recibimiento.

                      Diario de un viaje al río Sepik, Papúa Nueva Guinea (VI)

*

Juan Carlos Rey,  autor de este articulo,  fue embajador de la Unión Europea en Papúa Nueva Guinea y las Islas Salomón,   residió  en  Melanesia por más de cuatro años, hecho que le permitió  viajar extensamente por las Islas del Pacífico, de forma particular por la Melanesia. Es autor de `Arte y Cultura de Melanesia, objetos de una colección´  , libro, en  edición trilingüe (español, francés e inglés),  que  presenta una muestra de 87 fotografías inéditas con la descripción y la catalogación de otros tantos objetos pertenecientes a la colección del autor y procedentes de Vanuatu, Papúa Nueva Guinea y las Islas Salomón.

Papúa Nueva Guinea celebra el Festival de Artes Melanesias

130131021

La capital de Papúa Nueva Guinea, Port Moresby,  ha empezado a recibir esta semana a las primeras delegaciones  que participaran en  la quinta edición del  Melanesian Festival of Arts  que se inaugurará este fin de semana. Desde su creación celebra  cada cuatro años la diversidad y riqueza de las culturas  melanesias,   habiendo tenido lugar  hasta la fecha en Honiara (Islas Salomón, 1998), Port Vila (Vanuatu (2002), Fiji  (2006) y Nouméa (Nueva Caledonia, 2010).El festival se celebra bajo el   auspicio del Melanesian Sperhead Group,  organización interregional que  incluye a las Islas Salomón, Vanuatu, Fiji y Papúa Nueva Guinea;  además de la organización política independentista Front de libération nationale kanak et socialiste (FLNKS) de Kanaky Nueva Caledonia sobre la cual recae la actual presidencia.  Nueva Caledonia ha enviado la delegación más numerosa, con 237 artistas que representan a las tres provincias de esta Colectividad Francesa  de Ultramar.

Esta es la primera vez que  Papúa Nueva Guinea acoge este evento regional, a partir del  28 hasta  11 de julio de 2014,  bajo el lema  Celebrating Cultural Diversity (`Celebremos la diversidad cultural´) destacando entre otras actividades talleres y demostraciones de escultura, pintura, artesanía, gastronomía, cantos y danzas tradicionales. El festival girara entorno a la capital papú en un recinto próximo al  Museo Nacional, donde se han levantado  construcciones tradicionales de los diferentes países participantes. Mt Hagen , en las Tierras Altas del Oeste;  Momase,   en el Sepik Oriental; Milne Bay y  Kokopo , en Nueva Bretaña del Este,  formaran al mismo tiempo parte del circuito del festival.  Papúa Nueva Guinea ha invitado a tres países considerados `observadores´ en el MSG :  Timor Leste, Papua Barat e Indonesia,  llama la atención esta  última invitación ya que Indonesia ocupa ilegal y militarmente Papúa Occidental, vulnerando los derechos humanos  y no teniendo  nada que ver con la tradición cultural de las Islas del Pacífico. Curioso es también que el FLNKS no haya vetado  su presencia en el festival.

Indonesia busca acallar la voz independentista en Papúa Occidental

El presidente de Indonesia, Susilo Bambang Yudhoyono, intervino esta semana  como invitado en el segundo Pacific Islands Development Forum (PIDF) o  Foro de Desarrollo de las Islas del Pacífico  llevado a cabo en las islas Fiji. Este reúne hasta el viernes a los líderes de doce países de la región del Pacífico.  El encuentro, que se centrará en el crecimiento económico sostenible y el cambio climático, rivaliza con el  South Pacific Forum (Foro de las Islas del Pacífico)  y, a diferencia de este último, excluye tanto a Australia como a Aotearoa  Nueva Zelanda.

`La visita del presidente Yudhoyono marca un histórico momento para Fiji y la región´, dijo Frank Voreque Bainimarama, primer ministro interino del archipiélago fijiano en declaraciones citadas  esta semana  por el  Fiji Sun . Pese a la exclusión de Australia en el foro, delegados  de este país  acudirán a la cita como observadores, al igual que representantes de Marruecos, Venezuela, Israel, Singapur, Kazajistán, Kuwait y Georgia.

Este foro fue creado por  Bainimarama, cuyo país fue suspendido del Foro de las Islas del Pacífico hace cinco años a raíz del golpe de Estado que le llevó al poder en 2006.  El   político melanesio ejerce el cargo de primer ministro, traspasó en mayo la jefatura de las Fuerzas Armadas, que ocupó desde 1999, para participar en las elecciones del próximo 17 de septiembre, las primeras en más de ocho años.

Naciones de las Islas del Pacífico y  e instituciones como la  Melanesian Spearhead Group (MSG),  organización intergubernamental constituida por estados melanesios apoyan la causa independentista de Papúa Occidental, ocupada  ilegal y militarmente por Indonesia por lo que la visita de Yudhoyono  a Fiji puede verse ensombrecida. La iglesia de Fiji mostró recientemente su apoyo a la causa papú y esta misma semana, lo ha hecho la  comunidad religiosa en  las islas Salomón.  Las maniobras políticas que lleva  a cabo Indonesia  para  acabar con  las aspiraciones independentistas en Papúa Occidental, se centran  en   extender su influencia en Fiji, país más importante de la región melanesia y con ella al resto de  naciones del Pacífico Sur.

 

Tribus aisladas de Papúa Occidental

En los últimos años y  viviendo en Papúa Occidental, se han identificado más de cuarenta pueblos indígenas aislados. Aunque muchas de estas tribus han tenido ya algún contacto con el exterior, hay otros que optan por permanecer en su  actual situación manteniéndose  apartados del contacto y las influencias extranjeras. Todos ellos habitan en áreas remotas enclavadas en los bosques tropicales húmedos.

Resulta casi imposible obtener información precisa sobre estos pueblos ya que las organizaciones de derechos humanos y los periodistas tienen prohibida la entrada a  Papúa Occidental por parte de las autoridades indonesias que ocupan militarmente el país. Las posibilidades de investigación son muy limitadas y dificultan la protección de estas tribus ante las amenazas que llegan más allá de sus  aislados territorios.

Por otra parte, hay que tener presente la  geografía aislada  y traicionera que impide un fácil acceso a  estos asentamientos; los caminos que conducen hasta estas áreas tribales son escasos y las vastas tierras altas de esta parte de Nueva Guinea tan sólo fueron cartografiadas a partir de la década de 1930. Mapas topográficos de territorio forestal aún permanecen ´en blanco´ evidenciando datos de relieve incompletos.

Fotografía: Free West Papua Campaign

Estos pueblos aislados están amenazados por las enfermedades provocadas por el turismo irresponsable, la represión militar indonesia, la invasión de los mineros y  por los dueños de  plantaciones, madereros y otros individuos que andan buscando explotar los recursos naturales de sus tierras. La lista de violación de los derechos humanos es notoria en Papúa Occidental: El racismo, profundamente arraigado, es endémico; los papúes son considerados sucios, atrasados y viviendo en la Edad de Piedra, aún lo son más aquellas tribus no contactadas. Desde la ocupación de Papúa Barat por parte de Indonesia en el año 1963, sus habitantes melanesios originarios, en especial en las zonas remotas, han muerto de forma rutinaria – aproximadamente 100.000 personas- , violados y torturados a manos de soldados racistas. Su supervivencia depende de mostrar y publicitar su existencia al mundo. + Info:  Survival International

La Conferencia de Iglesias del Pacífico pide a Fiji posicionarse a favor de las causas independentistas de Tahiti, Rapa Nui, Guåhan y Papúa Occidental

La Conferencia de Iglesias del Pacífico pidió al gobierno de Fiji  que actúe como  líder  ante  los  esfuerzos de descolonización en  Oceanía.  En un seminario regional del Comité Especial de las Naciones Unidas para la Descolonización, celebrado en Nadi (Islas Fiji) la semana pasada, el   presidente   fijiano Josaia Voreqe Bainimarama,  reafirmó  el apoyo de su país al pueblo melanesio de Kanaky Nueva Caledonia. El Secretario General de la Pacific Conference of Churches, el reverendo François Pihaate  apuntó  que la posición adoptada por Fiji es un recordatorio de lo que debe ser la postura de la región sobre la autodeterminación; sin embargo subrayo que Bainimarama tan solo hizo referencia a Kanaky Nueva Caledonia y que Fiji  puede  tomar la iniciativa y posicionarse   en favor de la causa  independentista en  Maohi Nui (Tahiti y sus Islas) ,Guåhan (Guam) , Rapa Nui y Papúa Occidental.

Apoyo a la libertad de Papúa Occidental de las mujeres Māori y de las Islas del Pacífico en Aotearoa Nueva Zelanda

 

© Photo by Sangeeta Singh jpg

Fotografía  de  Sangeeta Singh © Oceania Interrupted, 2014

Nuestra libertad como  Mujeres  Māori y  de las Islas del  Pacífico en Aotearoa Nueva Zelanda está indisolublemente ligada a la de nuestros hermanos y hermanas del Pacífico de  Papúa Occidental.

Nuestras bocas  cubiertas   con la bandera  Morning Star como símbolo del silencio forzado en  Papúa Occidental.

Nuestras manos están atadas para simbolizar la falta de libertades que sufre el pueblo  de Papúa Occidental.

Nuestras voces y movimientos limitados,  para simbolizar la falta de libertad de expresión de  opinión política, la falta de acceso a recursos justos y equitativos, la falta de acceso a medios de comunicación libres e independientes.

Nuestros cuerpos  vestidos  de   negro para celebrar la forma femenina y para  expresar   el  negro como símbolo de luto.

Representación pública de Oceania Interrupted   en apoyo a la Libertad de Papúa Occidental en el  Pasifika Festival  de Auckland (Aotearoa Nueva Zelanda) el pasado  sábado  8 de Marzo de  2014 —  en Western Springs Lakeside Park. 

Intérpretes: Marama Davidson, Ruiha Epiha, Talafungani Finau, Leilani Kake, Moe Laga-Fa’aofo, Genevieve Pini, Amiria Puia-Taylor, Leilani Salesa, Luisa Tora, Mele Uhamaka, Asenaca Uluiviti, Leilani Unasa, Julie Wharewera-Mika, Elyssia Wilson-Heti

OCEANIA INTERRUPTED : Empowering Collective Action , es un colectivo con sede en Auckland (Aotearoa Nueva Zelanda) de  mujeres Māori y de las Islas del  Pacífico  comprometidas  con  llevar a cabo  intervenciones públicas para crear conciencia sobre cuestiones que afectan a las Islas del Pacífico, tanto  en Aotearoa Nueva Zelanda como en toda la región de Pacífico. 

Photo by Sangeeta Singh © Oceania Interrupted, 2014

Fotografía  de  Sangeeta Singh © Oceania Interrupted, 2014