Guam, en la Micronesia, se convierte en el primer territorio estadounidense en permitir matrimonios entre personas del mismo sexo

La isla de Guåhån (Guam) , en la Micronesia,  se convierte en el primer territorio estadounidense en permitir matrimonios entre personas del mismo sexo  después de que la fiscal general ordenase a funcionarios que empiecen a procesar de inmediato solicitudes para enlaces de parejas del mismo sexo. La fiscal general, Elizabeth Barrett-Anderson, emitió este miércoles la orden para el Departamento de Salud Pública y Servicios Sociales de  Guåhån.

Su fallo se produjo dos días después de que una pareja de mujeres, Loretta M. Pangelinan y  Kathleen M. Agüero,  presentase una acción judicial contra la ley de matrimonio del territorio cuando se les impidió pedir una solicitud para casarse. Barrett-Anderson citó una decisión de la Novena Corte del Circuito de Apelaciones como base para su directiva. Este tribunal de apelaciones dijo en octubre que la prohibición sobre el matrimonio gay era inconstitucional. Barrett-Anderson dijo que el departamento debería tratar `a todos los solicitantes de matrimonio del mismo género con la dignidad e igualdad contemplada en la Constitución´.

Estados Unidos ignora al pueblo chamorro y su cultura

Jerome Aldan, alcalde de las Marianas del Norte, en la Micronesia,  ha dicho que el Ejercito de los Estados Unidos no tiene  en cuenta  al pueblo chamorro y su cultura a la hora de contemplar sus planes para  crear un campo de tiro con fuego real  en la isla de Pagan.  Los Estados Unidos planean arrendar en su totalidad esta isla, la cual consideran deshabitada, con el objetivo de que la Armada, la  Fuerza Aérea y los marines puedan  entrenarse  con fuego real como parte de sus planes de expansión militar  en Asia Pacífico.

El político micronesio  ha  destacado  que Pagan posee una historia que se remonta  mucho antes de la llegada de los occidentales  señalando, al mismo tiempo,  que los habitantes originales de Pagan fueron evacuados por las erupciones volcánicas que se produjeron en la isla  en 1981 y que   su deseo es poder regresar  pronto a  su hogar. `Bien, a los militares les gusta usar esa palabra `deshabitada´, pero es una declaración falsa. Nuestra historia se remonta hasta el año 1300 y los militares siguen apareciendo y aclarando en cada rueda de prensa o documento que la isla está deshabitada, pero no es realmente cierto. Nosotros somos de aquí y sabemos lo que está pasando en nuestras islas´. Aldan  subraya que los militares no han considerado la posibilidad de utilizar otro sitio que no sea Pagan, demostrando de esta manera la falta de respeto del gobierno y el ejército  norteamericano hacia el  pueblo chamorro , refaluwasch y  sus tierras ancestrales.

En el caso de que la ocupación militar se ponga en práctica,  el pueblo chamorro y refaluwasch  o carolino probablemente nunca pueda volver a recuperar la isla. Pagan o San Ignacio como la bautizaron los españoles,  se encuentra a 320 kilómetros al norte de Saipan y posee una belleza paisajistica de singular belleza que acoge  un frágil ecosistema que incluye especies en peligro de extinción. Posee dos volcanes uno de ellos todavía activo, la última erupción del Monte Pagan (574 metros) tuvo lugar a principios de la década de los ochenta. Japón propuso en 2012 al gobierno de las  Marianas, convertir Pagan en vertedero de escombros originados por el tsunami de 2011.

Abundantes aves endémicas, murciélagos frugívoros (Pteropus mariannus), megápodos o aves incubadoras (Megapodius laperouse), cangrejos gigantes, lagos de agua dulce  hábitat de numerosos insectos y un océano rebosante de  fauna marina y corales corren el peligro de ser contaminados y destruidos  con la detonación de potentes bombas y la  actividad militar.  Los chamorros vivieron durante miles de años en Pagan, una isla rica en historia y una de los pocos lugares en las Marianas que  se conservan ambientalmente saludables.

La Marina de los  Estados Unidos hizo ya uso de la isla de  Farallón de Medinilla, llamada así  por Don José de Medinilla y Pifieda, el gobernador español de las Marianas  entre 1812 y 1822, para  ejercicios militares y explosión de bombas; como resultado, medioambiente arrasado y acceso restringido. Áreas extensas de las islas de Guåhån ( capital de la Commonwealth de las Marianas del Norte, territorio no incorporado de los Estados Unidos y uno de los dieciséis territorios no autónomos bajo supervisión del Comité de Descolonización de las Naciones Unidas con el fin de eleminar el colonialismo)  y Tinian permanecen actualmente ocupadas con propósitos militares. Las remotas   y desconocidas islas septentrionales de las Marianas del Norte  son de una belleza extraordinaria, sus playas de arenas negras solitarias y majestuosas, sus singulares formaciones rocosas, sus volcanes humeantes y su  abundante vida salvaje hacen de estas un lugar ideal para la práctica del ecoturísmo que no de las prácticas militares destructivas con fuego real.

Las islas tan sólo son accesibles en yate privado, helicóptero y en avioneta desde la isla de Saipan. Actualmente se encuentran deshabitadas a excepción de comunidades  comprendidas entre diez y veinticinco personas en Alamagan (chamorros) Pagan y Agrihan (refaluwasch) ,  aunque fueron habitadas desde la llegada del pueblo chamorro a las Marianas.

Durante la Segunda Guerra Mundial, todos los residentes de las islas  más septentrionales  fueron desplazados a Saipan. Los escasos visitantes que reciben las islas son científicos y oficiales de la CNMI Emergency Management Office que  supervisan la actividad de los volcanes. Anatahan, Sarigan, Guguan Alamagan,Pagan, Agrihan, Asuncion, Maug, Farallon de Pajaros o Urracas  y Farallon de Mendinilla son las islas que comprenden el área septentrional de las Marianas, archipiélago micronesio descubierto a los europeos  en 1521 por Fernando de Magallanes quien  desembarcó en Guåhån o Guam y reclamó las islas para el rey de España, bautizándolas como Islas de los Ladrones. España en 1667 reclamó el archipiélago y las  llamó desde entonces Marianas en honor a Maria de Austria, esposa de Felipe IV. El 15 de junio de 1668 los jesuistas llegarían a Guåhån para predicar el evangelio, contruyendo las primeras misiones e iglesias en las Islas del Pacífico.

Atolón de Bikini, de nómadas nucleares a refugiados climáticos

10410211_590217201083863_7206159205977774080_n

Tras las pruebas nucleares llevadas a cabo por los Estados Unidos en las Islas Marshall,  los habitantes de atolón de Bikini, se vieron obligados a abandonar su sus tierras  ancestrales huyendo de la radiación.  Refugiados en  Kili y Ejit hoy demandan asilo  a Washington  para escapar de los devastadores efectos que el calentamiento global  ocasiona sobre las islas a las que fueron obligados a convertir en su nuevo hogar . `Queremos establecernos en los Estados Unidos´ ha dicho  Nishma Jamore, líder  durante veinte años,  del pueblo de Bikini.

En la década de los cincuenta , los Estados Unidos de América llevaron a cabo 24 ensayos nucleares en el atolón de Bikini. En el mes de marzo de 1954 detonaron la bomba  Castle Bravo considerada como mil veces más potente  que la lanzada sobre Hiroshima (Japón) , causando la radiación de los atolones y la muerte a quince pescadores japoneses que estaban entonces faenando en aguas cercanas a Bikini. Washington pago una indemnización de más de $500 millones  a los habitantes del lugar,  algunos de los cuales  sufrieron problemas  de salud y/o tuvieron que abandonaron sus hogares. Hoy, no  pudiendo regresar a Bikini, están condenados a sufrir las inundaciones provocadas por las mareas y tormentas que destruyen sus cultivos y erosionan los frágiles atolones de coral  que apenas si se elevan unos metros sobre el nivel del mar. . Nishma  Jamore  presentó su petición a Esther Kia’aina, subcretaria del Interior, en  un reciente visita a Majuro, capital de la República de las Islas Marshall.  ` Desde el año 2012, Kili es golpeando de forma regular por las inundaciones. Hemos pedido en vano ayuda al gobierno de las  Islas Marshall´ ha señalado  Jamore,  refiriéndose  a la inundación de la pista de aterrizaje que se enclava a tan solo dos metros y medio del océano.

En 1980 , los residentes de Bikini trataron  de establecerse en los EEUU comprando tierras en   Maui (Hawaii) aunque los residentes de la isla se opusieron.  `Vamos  a Washington el mes que viene con la esperanza de reunirnos con funcionarios de la administración de Obama´. Arkansas, Oklahoma y Hawai’i  serían  posibles lugares de exilio ya que  estos estados norteamericanos  acogen ya a pequeñas comunidades de Bikini. Habitadas por 55.000 personas la República de las Islas Marshall, en el Pacífico Occidental,  fueron escenario de la explosión de 67 ensayos nucleares entre 1946 y 1958.

La República de las Islas Marshalls demando recientemebte  ante el Tribunal Federal de Distrito en San Francisco  (California) y  la Corte Internacional de Justicia de La Haya (Holanda) a las nueve potencias nucleares  que hoy existen en el mundo, por cometer una flagrante violación contra la humanidad. La demanda va especialmente dirigida a los Estados Unidos de América: Los habitantes de esta nación micronesia  fueron víctimas de los ensayos nucleares que los norteamericanos  que provocaron  efectos físicos, sociales y medioambientales irreversibles. En la actualidad la cultura de los atolones de Majuro, Rongelap, Eniwetak, Bikini y Kwajalein ya no es viable. Los efectos psicosociales son traumáticos; las tasas de suicidio se sitúan entre las más elevadas del mundo. Los isleños parecen no encontrar significado a sus vidas porque  simplemente fueron  deliberadamente desposeídos,  desarraigados de sus condiciones naturales de existencia y contaminados por la radiación.

El gobierno de Washington prometió proteger los intereses, derechos y libertades fundamentales de los habitantes de las Islas Marshall Marshall; sin embargo hicieron todo lo contrario, dejando una herencia nuclear espeluznante representada por niños paralíticos que no hablan ni crecen. La acción legal se ha iniciado para denunciar  todos estos hechos. Las demandas no persiguen la indemnización económica como subraya Tony de Brum , Ministro de Asuntos Exteriores de la República de las islas Marshall, si no como una suerte de  promesa de que las atrocidades cometidas sobre los micronesios y los daños irreparables derivados de los ensayos nucleares, no tengan que ser experimentados  nunca más por ningún otro pueblo del mundo.

La nación micronesia censura  a los Estados Unidos, Rusia, Reino Unido, Francia, China, Israel, India, Pakistán y la República Popular Democrática de Corea y  demanda la aplicación del capítulo VI del Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP) que en 1970 comprometió a norteamericanos, rusos, franceses y chinos a desmantelar su arsenal atómico. Aunque hay una reducción ostensible desde la época de la Guerra Fría, la presentación legal de Islas Marshall afirma que se cuentan 17 mil ojivas atómicas, 16 mil de las cuales pertenecen a Rusia y Estados Unidos, una cifra más que suficiente para acabar la vida del planeta. Según el gobierno de Islas Marshall, llama la atención de que en vez de desmantelar su arsenal, Gran Bretaña, con un inventario de 225 cabezas nucleares se halla en medio de un proceso de incorporar los lanzamientos de ojivas a los submarinos Triden → Enlaces de Interés: Islas Marshall , de paraíso tropical a infierno radioactivo

El ciclón Maysak amenaza con fuerza destructiva a los Estados Federados de Micronesia

525702_347021368668517_1145782011_n

Tras el paso por Vanuatu  del destructivo ciclón Pam a principios de mes;  un nuevo ciclón amenaza a las islas de la Micronesia, en el Pacífico Norte.  Maysak inquieta a las autoridades locales de los Estados Federados de la Micronesia. Clasificado categoría 5, según las previsiones posee el potencial de convertirse en una peligrosa tormenta tropical de las mismas características  destructivas que Pam, ciclón que arrasó las islas del centro y sur del archipiélago melanesio de Vanuatu. En las próximas 24 horas Maysak podría alcanzar en su centro,  vientos de una fuerza constate de más de 270 kilómetros por hora y ráfagas de 340 kilómetros hora

Ayer lunes por la noche Maysak se econtraba no muy  lejos de las islas  Farauleb (Yap)  amenazando al mismo tiempo y de forma directa a las islas Fai y Ulithi  (Yap)  donde se concentran poblaciones de 300 y 800 habitantes respectivamente. El pasado domingo el estado micronesio de  Chuuk  fue ya severamente golpeado por el ciclón en el área más poblada del archipiélago,devastando los cultivos y destruyendo numerosas viviendas y edificios. Según declaraciones de Andrew Yatilman, director de la Oficina Nacional de Gestión de Urgencias,  cuatro o cinco personas podrían  haber fallecido;  existiendo al mismo tiempo la necesidad de suministro de agua y alimentos para las poblaciones afectadas. Desde la isla de Pohnpei  y  vía marítima,  se proporciona una primera asistencia humanitaria; habiendo señalado Manny Miri, presidente micronesio , la necesidad de ayuda internacional. Se espera que el ciclón, desplazándose a 10 kilómetros por hora en dirección noroeste rumbo a las Filipinas,  pueda provocar la destrucción en Yap,  situado también en los Estados Federados de Micronesia. En este archipiélago, las autoridades han puesto en alerta máxima a la población, advirtiéndola del auto suministro de agua  potable y aprovisionamiento de alimentos.

Los habitantes de algunos atolones de Tuvalu y Kiribati seriamente afectados por el ciclón Pam

La población entera de uno de los atolones de Tuvalu ha sido evacuada debido a las inundaciones provocadas por el ciclón tropical Pam a su paso por el Pacífico Sur el pasado fin de semana.  Más de 400 personas desplazadas de la isla de Nanumaga y 85 familias del atolón de Nukulaelae. Los suministros de agua están contaminados en  el atolón de Nui después que este  fuese cubierto enteramente por el oleaje tanto desde  el frente del océano como desde la laguna.  Este es el lugar que se encuentra en peor situación en Tuvalu, seguido por los atolones de Vaitupu y Nukufetau. Todas las islas anegadas por el agua de océano, los tres atolones del norte son los más afectados, así como aquellos situados en el área central de este archipiélago polinesio. Por otra parte, la Cruz Roja en la República de Kiribati , en Micronesia, esta centrando sus esfuerzos en ayudar a  los habitantes de la isla de Tamana, que tras el paso del ciclón Pam se han quedado en su mayoría sin hogar. Al menos 65 viviendas destruidas y otras 107 dañadas; la población insular es de 857 habitantes. La ayuda todavía no ha llegado, existiendo  la necesidad imperante de agua y alimentos.

Kiribati, Tuvalu y las Islas Salomón afectadas también por la fuerza destructiva del ciclón Pam

El gobierno de  la República de Kiribati ha señalado de  que está recibiendo informes sobre los graves daños sufridos en tres de los atolones situados al sur de este país micronesio a causa de los fuertes vientos y marejadas provocadas por el ciclón tropical Pam y que arrasó Vanuatu el fin de semana pasado.  Rimon Rimon portavoz del gobierno I Kiribati ha informado que la evaluación de los daños está  en marcha;  la semana pasada el  The Dai Nippon Causeway  puente que conecta Betio y Bairiki, dos de los núcleos urbanos más poblados del atolón de Tarawa y por donde transita la mayoría de las mercancías y combustible se ha visto afectado por la violencia del oleaje  impidiendo  su capacidad de servicio y tráfico limitado  controlado por la policía local. Las severas condiciones climáticas no han permitido hasta la fecha su reconstrucción. Los diques de contención del océano y las viviendas en poblados se han visto seriamente dañadas. En los atolones mencionados, aldeas enteras se han visto obligadas a desplazarse a lugares más seguros afectando, de este modo, la vida de sus habitantes y su medio de vida basada en la pesca y la agricultura de subsistencia. Según ha señalado el líder micronesio, `llevará bastante tiempo para que puedan regresar a la normalidad´. La semana que viene, con la llegada de la primavera,  se espera que una nueva marea  afecta a las islas.

Por otro lado Tuvalu, nación de Polinesia compuesta  también por atolones de coral que apenas si se eleven unos metros sobre el nivel del océano,  esperar recibir  este martes  ayuda por parte de la Cruz Roja después de sufrir el embate  de enormes olas y lluvias torrenciales que han arrasado cultivos y provocado la destrucción de viviendas. Casi la mitad de la población de Tuvalu 9876 habitantes,  se ha visto  desplazada por la inundaciones.  Enele Sopoaga, primer ministro del país,  ha indicado que la mayoría de  los habitantes  del archipiélago se han visto afectados, al menos habiéndose visto completamente anegado por completo uno de los atolones. La máxima preocupación para las autoridades se centra en las condiciones sanitarias  y la falta de alimentos,  agua y medicinas. Aurelia Balpe,  directora regional de la Cruz Roja Internacional en el Pacífico , ha declarado que desde Fiji han sido enviados equipos higiénicos, mantas, utensilios de cocina y contenedores de agua.

 El Ministro de Relaciones Exteriores de Nueva Zelanda, Murray McCully   ha indicado  que los  reconocimientos aéreos  llevados  a cabo por aviones de las Fuerzas Armadas de Nueva Zelanda el pasado fin de semana ,  han podido comprobar que la situación en Tuvalu no ha sido tan desastrosa como en Vanuatu. Los atolones  se han sido  afectados por la fuerza del ciclón Pam  aunque las viviendas no se han visto tan afectadas como aquellas del país melanesio. McCully ha dicho que el gobierno de Tuvalu parece capaz de gestionar la situación y con ello centrar todos los esfuerzos  en prestar ayuda a Vanuatu sin embargo, umerosas asociaciones humanitarias , como Plan International Australia, han alertado a la comunidad internacional que no se olviden de los desastres ocasionados en otras Islas del Pacífico por el paso del ciclón Pam, como son Kiribati, Tuvalu y las Islas Salomón. Las islas de Anuta y Tikopia, en las Islas Salomón en Melanesia, se han visto severamente afectadas por las violentas inclemencias climáticas derivadas de Pam, uno de los ciclones más destructivos ocurridos en el Pacífico Sur y que con ráfagas de viento de más de 340 kilómetros hora arrasó el archipiélago de Vanuatu el pasado sábado.

La tormenta tropical Bavi obliga a la evacuación en las Marianas del Norte

Decenas de personas en las Marianas del Norte, en la Micronesia, tuvieron que refugiarse el domingo pasado  en centros de evacuación debido a la tormenta tropical Bavi, la cual  derribo  postes de electricidad, árboles y causó daños en algunas viviendas e infraestructuras. En las islas de Rota, Tinian y Saipan 166 personas fueron evacuadas de sus hogares, los puertos fueron cerrados al tráfico marítimo así como cancelados todos los vuelos con destino a las islas.  El U.S. National Weather Service indicó que  la tormenta el   domingo  noche se desplazaba en dirección este a 37 kilómetros hora  y con vientos de 63 kilómetros,  pudiendo incrementar el lunes su fuerza.