La kava podría ayudar a tratar o prevenir el cáncer

kava-ceremony-fiji1

Una nueva investigación ha encontrado que la kava (Piper Methysticum) elaborada a la manera tradicional de las Islas del Pacífico, podría ayudar a tratar o prevenir el cáncer. Para su estudio los científicos hicieron uso de las raíces pulverizadas  de este arbusto, combinándolas con otros elementos que  incluían la savia de diversas muestras encontradas en  la Micronesia. Preparada de esta manera, en vez de filtrada, la kava se mostró más activa en la inhibición de las células de cáncer de mama y colon. Uno de los principales científicos detrás del estudio, Linda Saxe Einbond del New York Botanical Garden y la City University of New York declaró que los resultados obtenidos son alentadores. La doctora Einbond explicó  que el estudio surgió porque los datos epidemiológicos mostraron que la incidencia de cáncer estaba inversamente asociada con la kava en países como Fiji, Samoa y Vanuatu.Los extractos empleados procedían de Fiji y Hawaii siendo los del primer archipiélago más activos contra las células cancerígenas. La investigadora declaró que valdría la pena desarrollar y evaluar aún más la kava tradicional (yaqona en Fiji)  para prevenir y tratar el cáncer de colon y otros tipos.

Naciones Unidas pide a París que establezca un proceso de autodeterminación para Polinesia Francesa

moorea

Las Naciones Unidas han aprobado una resolución pidiendo a Francia que establezca un proceso de autodeterminación para  Tahiti Nui ( Polinesia Francesa). Esta expone que el pueblo de este archipiélago debe elegir libremente su estatus político, señalando que durante más de 30 años París llevo a cabo pruebas nucleares que han tenido un impacto notable sobre la salud y el medio ambiente.  Se pide intensificar el diálogo a Francia a pesar de que el gobierno de Polinesia Francesa solicitó en el mes de octubre que el territorio dejase de formar parte de la lista de descolonización de Naciones Unidas. París se ha negado a organizar  un referéndum en Tahití a pesar de haber sido solicitado por la asamblea territorial hace tres años.

Francia retiró de la lista  a los llamados Establecimientos Franceses de Oceanía en 1947, 67 años después de anexionarse el antiguo Reino de Tahiti. En 2013 la Asamblea General de Naciones Unidas  volvió a incluir a Tahiti Nui, medida que molestó a París calificando el acto como una flagrante interferencia de la ONU y desde entonces evitando la cooperación  sobre esta materia.  Francia reconoce sin embargo a Naciones Unidas en el proceso de descolonización de Kanaky Nueva Caledonia, territorio melanesio en el que se prevé un referéndun sobre la independencia dentro de dos años.

Nauru, una prisión al aire libre

Amnistía Internacional (AI) denunció esta semana que el trato que Australia da a los solicitantes de asilo y refugiados internados en el centro de tramitación en Nauru, en el Pacífico Sur, linda con la tortura.

En un nuevo informe Island of Despair basado en más de cien entrevistas y meses de investigación, AI asegura que la política de tramitación de las solicitudes de asilo en Nauru es un reflejo de “`n régimen sistemático y deliberado de negligencia y crueldad´.

Australia tiene convenios con Nauru y Papúa Nueva Guinea para establecer centros en estos dos países del Océano Pacífico  donde internar a los inmigrantes que intentan llegar a sus costas por la vía marítima y tramitar ahí su solicitud de asilo.

El programa australiano establece además que cuando estas personas logran el reconocimiento de su condición de refugiado, estos no son acogidos en Australia sino reubicados en terceros países.

La ONU y varias organismos han denunciado los problemas mentales graves, abusos físicos y sexuales a los que están expuestos estos internos, incluidos mujeres y niños, y que han llevado a algunos de ellos al suicidio, intentarlo o a autolesionarse.

`La combinación de la angustia mental severa de los refugiados, la naturaleza del sistema intencionadamente dañina, el hecho de que el objetivo de la tramitación en alta mar intenta intimidar o forzar a otros a alcanzar un resultado específico, supone que el régimen de tramitación se ajusta a la definición de tortura bajo el derecho internacional´, señaló AI en un comunicado.

La directora de investigación de AI, Anna Neistat, calificó el centro de Nauru como una prisión `al aire libre´ diseñada para `causar tanto sufrimiento como sea necesario para evitar que la gente más vulnerable del mundo intente buscar seguridad en Australia´.

La organización también criticó al primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, por poner como modelo su política de inmigración ante la Cumbre de la ONU para los refugiados celebrada el mes pasado.

Australia gasta anualmente alrededor de 434.511 dólares (396.129 euros) por la tramitación de las solicitudes de asilo en Nauru y Papúa Nueva Guinea, según datos de la Oficina Nacional Australiana de Auditoría citados por AI.

Muchos de los inmigrantes retenidos en Nauru y Papúa Nueva Guinea han huido de conflictos como los de Afganistán, Darfur, Pakistán, Somalia y Siria, y otros que han escapado de la discriminación o de la condición de apátridas como las minorías rohinyá de Birmania (Myanmar), o Bidún, de la región del Golfo

Alerta de riesgo de hambre y sed generalizada en las Islas del Pacífico

La menor posibilidad de obtener agua potable y alimentos en las Islas del Pacífico supone una amenaza para las comunidades indígenas y rurales, especialmente mujeres y niños, ha alertado recientemente un informe divulgado  por Cáritas  Nueva Zelanda. Este,   el cual informa sobre el  estado del medioambiente en  las Islas del Pacífico,  señala que los fenómenos meteorológicos extremos combinados con los continuos efectos del cambio climático favorecen la pérdida severa de alimentos y agua potable en la región. La directora de la filial de la organización en Aotearoa Nueva Zelanda, Julianne Hickey, señaló que en Fiji muchos niños comen raíces de mandioca ablandadas con paracetamol y que en Papúa Nueva Guinea muchos tuvieron que caminar durante días para obtener comida y agua debido al fenómeno de El Niño. Este evento climatológico provocó sequías en toda esta región y en su momento álgido hizo que unos 4,7 millones de personas se quedara sin comida ni agua, según el informe. El Niño exacerbó la situación de escasez de agua que padece Papua Niugini, donde el 60% de la población no tiene acceso a fuentes de agua segura, una tasa considerada como la más alta en el mundo. La organización alertó de que en países como Fiji, Vanuatu o Tonga, la falta de alimentos adecuados y de agua debido a una climatología extrema tendrá un impacto negativo a largo plazo en la salud de la población o el acceso de los niños a la educación. `Hemos oído hablar del hambre, de la gente que muere a causa de ello, del hambre y la sequía, y por ello nuestra valoración sobre el agua y la comida ha subido de alta a severa´, comentó Hickey a los micrófonos  de  Radio New Zealand. Si bien Oceanía no figura en las estadísticas mundiales sobre inseguridad alimentaria, el informe subraya la vulnerabilidad de las fuentes de agua y alimentos en la región cuando ocurren eventos extremos como El Niño o ciclones de categoría 5. Cáritas recordó que la erosión de las costas, las inundaciones, la salinización de los pozos de agua siguen amenazando a los pueblos del Pacífico, que se están desplazando a consecuencia del aumento del nivel del mar. La organización criticó la actual política de ayudas al desarrollo de Aotearoa  Nueva Zelanda y Australia en  las Islas del Pacífico y llamó a centrar esfuerzos para hacer frente de forma específica al impacto del cambio climático.

Albinos bajo el sol de Fiji

No cabe lugar a duda de que  las  islas Fiji atraen a  los viajeros amantes del exotismo y el astro rey,  sobre  las arenas blancas de  sus bellisimas playas  se recuestan  para entregarse a placenteros y prolongados baños de sol sin embargo,   un número significativo de fijianos pasa la mayor parte de su tiempo resguardándose de él;   son los albinos  y  es que en este  archipiélago  enclavado en el Pacífico Sur posee una de las tasas más elevadas de albinismo entre la población mundial. A pesar de este elevado indice, muy pocos fijianos conocen la realidad  en la que viven estas personas.

Este documental, `Coming Out Of the Shadows´ de Christine Nestel, (Fiji , 2016) prentende cambiar la actual  situación  acercando al espectador a cuatro familias que  comparten la experiencia de cómo es la vida  diaria  de los albinos en Fiji. Sus dificultades a la hora de enfrentarse a una educación y  atención sanitaria adecuadas.

En Fiji , una persona de cada 700 es albina.  El promedio mundial de albinismo, que afecta a la pigmentación de la piel, al cabello y los ojos, es de una entre cada 17.000 personas. La doctora Margot Whitfeld, dermatologa australiana quién el año pasado organizó por vez primera  el Fiji Albinism Symposium, dice que se desconocen los motivos  reales por los que esta tasa es tan elevada en  estas islas de Melanesia.

Existe un  sentimiento de diferencia y sufrimiento para los niños albinos fijianos, especialmente en las escuelas. En algunos casos sufren acoso escolar , un hecho que les hace sentir diferentes frente al resto. Para Esala Eseru de 14 años de edad y que aparece en el cortometraje, es muy difícil mezclarse con otros alumnos : `ir con otros estudiantes que no son como yo, de color diferente al mio´  , `No tomo el autobús, porque cada vez que lo hago y desde el momento que entro la gente empieza a mirarme. Aveces  me hace sentir muy triste y enfadado, pero estoy acostumbrado´.

El albinismo crea  también  problemas en la visión y la sensibilidad de la piel aumenta los riesgos de daño y sensibilidad a la luz. Muchos de los estudiantes del Colegio para Ciegos de Fiji sufre de albinismo; cuando estos eran más jóvenes  e iban  a la escuela donde acuden el resto de niños y adolescentes, no podían rendir lo suficiente. Su visión limitada les impedía ver la pizarra, de este modo y como su educación no era la apropiada , acaban abandonando para trabajar en las huertas y  plantaciones.  Las exposiciones prolongadas al sol aumentan considerablemente el riesgo de cáncer de piel. Por norma general las familias encuentran muchas dificultades económicas a la hora de  disponer de cremas solares para sus hijos, los precios son muy elevados para afrontar el gasto.`Coming Out Of the Shadows´  pretende pues concienciar a la población de las las dificultades  que conlleva ser albino en Fiji, un país eternamente bajo la luz del sol.

 

En su visita a Tahiti, Françoise Hollande avala las ayudas a los polinesios enfermos por la radiación nuclear

El presidente   de la República Francesa, François Hollande,  afirmó   en su visita a  Tahiti y sus Islas  el pasado lunes,  que los polinesios  afectados por los ensayos nucleares, practicados durante 30 años en el archipiélago, tienen derecho a una compensación. `Con su capacidad disuasoria, Francia es lo que es a día de hoy gracias a los ensayos nucleares practicados durante un largo período de tiempo ´explicó Hollande a su llegada a Pape’ete.

Las indemnizaciones por los daños asociados a las pruebas nucleares  que tuvieron lugar  en los atolones de coral de Moruroua y Fangataufa, en el archipiélago de Tuamotu, constituyeron  uno de los asuntos primordiales en la agenda del presidente galo durante su gira por los territorios de ultramar que Francia posee en el Pacífico Sur.   El  domingo  el mandatario francés  visitó  Wallis & Futuna en Polinesia, islas situadas  entre Nueva Caledonia y Tahití. La isla de Wallis no acogía a un jefe de Estado francés desde 1979, cuando visitó esa isla Valéry Giscard d’Estaing. En cambio en la vecina Futuna, fue  la primera vez que un mandatario francés ponía los pies.

`Es legitimo que Francia realice compensaciones sociales o económicas por las consecuencias de estas prácticas´ afirmó  François Hollande en rueda de prensa conjunta con el mandatario tahitiano Edouard Fritch. Las autoridades locales han lamentado que las compensaciones aprobadas en el año 210 se hayan aplicado con lentitud.  Tan solo 19 personas, de las cuales tan sólo 5 son polinesias, han recibido pagos. Además, un subsidio de 150 millones de euros, fijado por el entonces presidente Jacques Chirac en 1996, tras el fin de los ensayos, podría reducirse hasta los 84 millones. El fondo regional de salud es gestionado por empleados y sindicatos, demandando estos a Francia 450 millones de euros para financiar el tratamiento de los enfermos de cáncer como consecuencia de la radiación nuclear.  Entre  de 1966 a 1996,  el gobierno galo  realizó más de ciento noventa pruebas nucleares aéreas y subterráneas  en Tuamotu,  sin tan siquiera advertir a sus habitantes de los riesgos que corrían.

Las autoridades regionales han lamentado que las compensaciones aprobadas en 2010 se hayan aplicado con lentitud. Un grupo antinuclear ha señalado que solo 19 personas, de las cuales 5 son polinesias, han recibido los pagos.   Además, un subsidio de 150 millones de euros, fijado por el entonces presidente Jacques Chirac tras el término de los ensayos nucleares, podría reducirse hasta los 84 millones este año. Empleados y sindicatos que gestionan el fondo regional de salud demandan  450 millones de euros para financiar el tratamiento de los enfermos que sufren cáncer como consecuencia de la radiación. En la actualidad la vida y la salud de  150.000 polinesios están amenazadas, los  casos de cáncer de pulmón y de tiroides son numerosos,

En Fiji el ciclón Winston deja sin hogar y alimentos a cientos de habitantes

12715780_974698705959250_4850003256422855135_n

Al menos 21  personas han perdido la vida en Fiji y cuatro  permanecen desaparecidas  tras  el paso del ciclón Winston, mientras se evalúan las pérdidas económicas y está previsto que se levante esta  tarde  el toque de queda en el país.

Las agencias humanitarias de Naciones Unidas estiman que más de 800 casas han sido destruidas. Winston, que llegó el sábado a la nación  melanesia con vientos de 230 kilómetros por hora y ráfagas de 325 kilómetros por hora, ha causado una cuantiosa destrucción.  En la isla de Taveuni, al norte  del archipiélago, esta es masiva; un l 90% de las  viviendas  que se encuentran al sur  han sido destruidas ha informado Vishal Kumar, residente en el asentamiento de Qarawalu  y funcionario sanitario en el Vuna Distric Helath Centre.  En  esta localidad  tan solo han quedado en pie 11 de las  73 casas con las que contaba. Kumar ha declarado a los medios de  `que muchos residentes lo  han perdido completamente todo, han levantado  cobijos temporales y están alojados con familias´ . No existe comunicación con  la isla,  siendo imposible conectar con las divisiones central y norte del archipiélago. Todas las  plantaciones y huertos  están completamente destruidos, aunque el ganado está a salvo. La  gente sobrevive con cualquier cosa que tiene a mano. No existe ni suministro de agua ni  suministro eléctrico.  Cerca de 4000 personas se encuentran sin hogar.

En Savusavu, centro administrativo de la isla de Vanua Levu, muchas viviendas han sido destruidas y las carreteras permanecen  intransitables debido a la caía de postes de electricidad. El muelle se ha visto  seriamente afectado por la tormenta.   En la isla de Koro,  la más afectada del archipiélago de Lomaiviti, la mayoría de las aldeas han sido arrasadas por la fuerza del viento. Dos equipos de ayuda han sido enviados a la isla, compuestos por personal delas Fuerzas Armadas de Fiji, el Tercer Batallón del Régimen de Infateria y personal de la National Disaster Management Office (Oficina Nacional de Respuesta a los Desastres) , confirmó Bainimarama al Fiji Times.  La ayuda humanitaria se concentrará en la distribución de alimentos y refugios temporales. Una de las víctimas mortales producidas por el ciclón fue un anciano residente en la isla.

Rakiraki, población al norte de Viti Levu, ha  sido duramente golpeada por Winston,  sus habitantes permanecen incomunicados sin suministro eléctrico ni gasolina. Cientos de viviendas han sido reducidas a escombros  y sus residentes no sabiendo que hacer o donde recurrir para obtener asistencia.  La escena a lo largo de la costa de Rakiraki es de devastación y desesperanza. Más de 50 familias que residen en Dugapatu precisan ayuda médica  urgente tras haber sido  seriamente heridos durante el ciclón en manos, piernas y caderas. En Tavua y Ba , donde sus habitantes vivieron una noche de sábado aterradora, la mayoría de las viviendas perdió sus tejados y las más pequeñas simplemente  fueron barridas con fuerza  del viento. Las plantaciones de caña de azúcar , del mismo modo, se han visto muy afectadas por la tormenta. En Lautoka,  segunda ciudad de Fiji,  los residentes de   Balram Singh Road necesitan urgentemente alimentos. Las carreteras principales entre Nadi y Lautoka hacia el norte y a lo largo de la costa norte de Viti Levu permanecen cerradas al tráfico.

Frank Voreqe Bainimarama,  primer ministro de la República de las Islas Fiji, pidió a la población en un mensaje televisado permanecer `unida´ para ` afrontar este desastre´. `Si ves a tu vecino en peligro, ayuda (…) Es un momento para el dolor, pero también un tiempo para la acción´, señaló el mandatario fijiano.

Las autoridades, quienes trabajan en proporcionar cobijo, agua y servicios sanitarios a los damnificados, todavía recaban datos de víctimas y daños. Cientos de personas se encuentran sin servicio de agua potable en las áreas de Suva, población donde habitan unos 74.500 personas, y Nasinu, una área urbana al noreste de la capital con unos 50.200 residentes.

La Fiji Water Authority  informó a estos afectados de que `el restablecimiento del servicio de agua tardará por lo menos una semana´, al tiempo que señaló que hay numerosas poblaciones del país de las que todavía no saben nada de los estragos causados por el ciclón.

Australia  ha anunciado  un fondo de 5 millones de dólares australianos (3.2 millones de euros) en ayuda de emergencia, incluidos alimentos y suministros médicos. La ministra australiana de Exteriores, Julie Bishop, también ofreció aviones y helicópteros para inspeccionar la destrucción de zonas remotas y ayudar en el acceso a estas áreas.

 El Gobierno de Fiji declaró el toque de queda y el estado de desastre natural en todo el país antes de que  el ciclón  Winston tocase tierra  en  el archipiélago por el este. El servicio de transporte público reinició este lunes sus operaciones, mientras universidades y centros de educación primaria y secundaria continúan cerrados.  La Oficina Nacional de Respuesta a los Desastres confirmó ayer que el toque de queda se levantará hoy, una vez el ciclón se haya alejado de las islas.