Un informe revela uno de los episodios más violentos de la ocupación militar indonesia en Papúa Occidental

Un investigación  llevada a cabo por la AHRC da   conocer  uno de los episodios más violentos de la historia de Papúa Occidental el cual  afirma que los helicópteros proporcionados  a Indonesia por el gobierno australiano,  fueron utilizados en la década de los setenta  en operaciones militares indonesias. De acuerdo con el informe elaborado por la Asian Human Rights Commission (AHRC) con sede en Hong Kong, dos helicópteros Iroquois suministrados por Australia, estaban entre los aviones utilizados por el comando regional militar en Papúa Occidental y en aquellas   operaciones efectuadas en las tierras altas centrales  de esta  parte de  la isla de Nueva Guinea , matando a miles de civiles en 1977 y 1978.

El informe de  la  AHRC, The Neglected Genocide: Human Rights abuses against Papuans in the Central Highlands, 1977–1978, detalla asesinatos en masa producidos por los bombardeos  y ametrallamientos aéreos, ambos haciendo uso de napalm y bombas de dispersión  en los alrededores del Valle de Baliem donde el apoyo al Organisasi Papua Merdeka (Movimiento Papúa Libre)  era más intenso y  enclave donde  habían aumentado las tensiones en el período previo a las elecciones nacionales de 1977. En uno de los incidentes descritos en la investigación los  aldeanos melanesios, mientras esperaban la llegada de aviones que les proporcionaría ayuda según prometida por Australia, fueron bombardeados con napalm desde OV-10 Bronco proporcionados por los Estados Unidos. El informe,  que ha sido elaborado durante tres años, recoge entrevistas  a  aquellos que sobrevivieron a  las operaciones militares llevadas a cabo en 15 comunidades de Papúa Occidental y hace  uso de los relatos  proporcionados por  los testigos,  junto a la información  proporcionada por  los registros históricos,  para compilar una lista de los nombres de los 4146  personas asesinadas identificadas.

Además de los bombardeos aéreos y tiroteos indiscriminados, el informe describe una serie de atrocidades  infligidos a los  melanesios y llevados a cabo  por soldados indonesios, en las operaciones militares  que tuvieron lugar en las  tierras altas centrales de Papua Barat. Los habitantes de las aldeas, según relata el informe,  fueron agredidos y  cortados con navajas, obligados a comer los excrementos de los soldados, arrojados a `pozos, ahogados, enterrados, quemados  e incluso  hervidos vivos

Los investigadores recopilaron información de  mujeres que  fueron violadas,  mujeres a las que se le cortaron los pechos y que se  les sacaron sus órganos internos. A  los hombres  asesinados  se les cortó  previamente  el  pene y se  les obligo a metérselos en la boca. Se relata del mismo modo la introducción de varillas de hierro al rojo vivo introducidas en le recto de los hombres hasta que morían. Según varios relatos, se disparó a bebés y niños pequeños que fueron salvajemente decapitados y quemados vivos.

 El Gobierno de Indonesia nunca  ha reconocido  que  tuviesen lugar asesinatos masivos y atrocidades  tales como las descritas en el informe, negando haber usado napalm o bombas de racimo en Papúa Occidental. El director de política y programas del   Asian Human Rights Centre, Basil Fernando, ha dicho que miles de personas en Papua Barat  recuerdan los hechos descritos en el informe y que la información sobre estos  no había sido difícil de  obtener. Añadiendo,  que `lo más sorprendente es que durante todos estos años  a penas haya  habido ninguna investigación sobre este gran número de asesinatos y que las cuestiones políticas básicas siguen sin resolverse. ´-   El  `patrón de violencia masiva´ aplicado,  subraya la AHRC, constituye delito de genocidio.  Los autores del informe señalan que su investigación es `consistente con las estimaciones´  una cifra de muertos que se calcula entre 5000 o cientos de miles más. La AHRC  ha pedido una disculpa, resarcimiento legal y un proceso de diálogo por parte del gobierno de Indonesia, como un `paso necesario´ para hacer justicia y lograr la reconciliación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s