Honiara, capital de las Islas Salomón, devastada por graves inundaciones

El sistema meteorológico de baja presión que trajo las intensas  lluvias torrenciales  a las Islas Salomón  a finales de la semana pasada,  se ha convertido en el  ciclón tropical Ita,   en estos momentos calificado  categoría 1 a su paso  al sur de Papúa Nueva Guinea y desplazándose hacia el oeste en dirección a Queensland en Australia, donde se espera que alcance categoría 3. Los habitantes de los alrededores de la provincia papú de Milne Bay han sido ya alertados para que se desplacen a zonas más elevadas para resguardarse de la tormenta.  Las inundaciones en Guadalcanal, especialmente en Honiara,  han provocado  la desolación en la capital melanesia;  un fenómeno metereologico sin precedentes en esta región del Pacífico Sur.

Las predicciones indican que  las victimas mortales provocadas por las inundaciones  podrían alcanzar un número de hasta cien personas, el oficial es hasta ahora de veintiuna y  aproximadamente  ochenta personas podrían encontrase desparecidas. Establecer un recuento preciso resulta complicado porque existen numerosos asentamientos ilegales en los alrededores de la capital . Miles de personas permanecen en refugios de emergencia, contándose más de 10.000 personas desplazadas y unas cuarenta mil  que han perdido su hogar.  Las carreteras permanecen  cortadas, las comunicaciones son difíciles y las condiciones sanitarias hacen temer  una posible propagación del dengue, ya de por sí común en el archipiélago. Graves daños han sido causados en el sistema de suministro de agua potable y en infraestructuras eléctricas y de  alcantarillado.

La Agencia de Apoyo  para la Infancia de Naciones Unidas, estima que unos 26.000 niños se han visto afectados  por la severidad  del fenómeno climático. Muchos de  ellos provienen de las áreas más pobres de  Honiara, y  aquellos residentes en asentamientos y comunidades rurales,  enclaves  a los que a un no se ha podido llegar debido a los daños causados en carreteras y puentes. Muchas familias vieron como los más pequeños eran arrastrados por las aguas.  Los niños, aparte de sufrir un gran trauma, se encuentran potencialmente en riesgo de contraer enfermedades ante la escasez de alimentos y  de  sus frágiles sistemas inmunitarios.

Las inundaciones han provocado  el desastre  Honiara, especialmente a orillas  de los ríos que transcurren a lo largo capital y siguiendo  la costa entre el Aeropuerto Internacional de Henderson  y la ciudad. El desbordamiento del Matanikau  agravó la situación en el centro político y económico del archipiélago , donde las aguas causaron el derrumbamiento de numerosas edificios y puentes, quedando sumergidas amplias áreas urbanas.  El nivel de las inundaciones ha sido contemplado como algo inusual sin embargo,  las especulaciones indican   que los troncos arrastrados a los ríos por la fuerza de las lluvias torrenciales y procedentes de la tala de árboles,  podrían haber creado una presa artificial que más tarde estallaría  con devastadoras consecuencias. Los ríos que transcurren por el noroeste, centro y norte de Guadalcanal desbordaron sus aguas destrozando viviendas y obligando a desplazarse a sus habitantes.  .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s