Guam, en la Micronesia, se convierte en el primer territorio estadounidense en permitir matrimonios entre personas del mismo sexo

La isla de Guåhån (Guam) , en la Micronesia,  se convierte en el primer territorio estadounidense en permitir matrimonios entre personas del mismo sexo  después de que la fiscal general ordenase a funcionarios que empiecen a procesar de inmediato solicitudes para enlaces de parejas del mismo sexo. La fiscal general, Elizabeth Barrett-Anderson, emitió este miércoles la orden para el Departamento de Salud Pública y Servicios Sociales de  Guåhån.

Su fallo se produjo dos días después de que una pareja de mujeres, Loretta M. Pangelinan y  Kathleen M. Agüero,  presentase una acción judicial contra la ley de matrimonio del territorio cuando se les impidió pedir una solicitud para casarse. Barrett-Anderson citó una decisión de la Novena Corte del Circuito de Apelaciones como base para su directiva. Este tribunal de apelaciones dijo en octubre que la prohibición sobre el matrimonio gay era inconstitucional. Barrett-Anderson dijo que el departamento debería tratar `a todos los solicitantes de matrimonio del mismo género con la dignidad e igualdad contemplada en la Constitución´.

Fiji llama a defender los derechos de la comunidad LGTBI

Durante la XVI  Conferencia de la Procuraduria General de la Nación Aiyaz Sayed-Khaiyum, Fiscal General de la República de las Islas Fiji  hizo un llamamiento a  respetar  los derechos del colectivo LGTBI y otras minorías en este archipiélago melanesio. Fiji se convirtió en el segundo país del mundo, tras África del Sur,  en prohibir la discriminación por motivos de orientación sexual e identidad de género en su Constitución  en 1997.  Las leyes  fijianas que penalizaban  las relaciones sexuales entre hombres no fueron suprimidas hasta febrero de 2010. La nueva  Constitución, puesta en marcha en septiembre de 2013, prohíbe la discriminación basada en la orientación sexual,  la identidad de género o expresión de género, el estado civil y el embarazo , haciendo Fiji una de las naciones más progresistas de la región del Pacífico Sur  cuando se trata de los derechos LGBTI.

 ‘Estoy seguro de que todos en esta sala  estamos de  acuerdo en que nadie debe ser golpeado o agredido físicamente  simplemente porque una persona pertenece a un grupo minoritario o porque uno es homosexual, transexual o afemeninado´, declaró en conferencia;  para  añadir  que `Cómo tratamos a las personas en nuestra sociedad es fundamental en la determinación de como queríamos ser tratados nosotros mismos como individuos. En este sentido, la sociedad necesita un cambio de actitud. ´Sayed-Khaiyum  declaró  al mismo tiempo la importancia   de tomar consciencia de que la discriminación puede ocurrir también  entre  estos mismos  grupos minoritarios y que sus miembros  no son inmunes a comportamientos discriminatorios  entre ellos   mismos. Dentro de los grupos de mujeres u homosexuales,  podría existir una discriminación basada en el origen étnico, la religión, el  estatus económico y color de la piel. `El peligro de homogeneizar a los colectivos es que oculta las injusticias producidas dentro de estos mismos ´.

A pesar de que Fiji ha recorrido un largo camino en términos de reconocimiento de los derechos de la comunidad  LGBTI, aún queda mucho por hacer. Tal es el mensaje del presidente de Drodrolagi Movement  durante la conferencia que tuvo lugar en Suva.  De acuerdo con la exposición de Kris Prasad  y en relación al empleo, existe la llamada   Employment Relations Promulgation  que prohíbe la discriminación,  sin embargo esta todavía existe  a la hora de conseguir un empleo y muchas personas LGTBI se ve obligadas a  ejercer  el trabajo sexual para garantizar su supervivencia económica, actividad criminalizada bajo el Decreto de Delitos.  Prasad dijo, al mismo tiempoo ,   que existen  ejemplos en los cuales la violación y agresiones físicas contra las personas LGBTI  han tenido lugar  en escuelas y dormitorios. La educación sexual no tiene en cuenta las identidades  sexuales y de género y algunas personas se encuentran con ellos  incapaces de completar sus estudios o alcanzar una  educación superior. Existen también problemas de saluda mental. El  estado fijiano  no reconoce la diversidad familiar y todavía  se manifiesta  un estigma hacia las relaciones entre personas del mismo sexo. Existen implicaciones en el bienestar social, la salud y la educación y un pánico moral acerca del matrimonio  igualitario. Hay motivos de preocupación en tanto a la seguridad se refiere ya que muchos homosexuales y transexuales  han sido objeto de violencia por parte de sus familiares. Algunos son expulsados de los pueblos y  comunidades y se enfrentan al  acoso callejero. Otros sufren  tortura, violencia y la intimidación por parte de las fuerzas de seguridad. Prasad reclama una revisión de toda la legislación para alcanzar la  tolerancia cero  ante la  discriminación y el acoso ya que  leyes y políticas son contradictorias a las clausulas de no discriminación dispuestas en la Constitución de la república de Fiji.

No es fácil ser joven, moreno y gay, especialmente cuando Dios y tú madre te están mirando …

No es fácil ser  joven, moreno y gay, especialmente cuando Dios y tú madre te están mirando.  Tampoco lo es cuando eres de  South Auckland, uno de los suburbios  de Auckland,  en  Aotearoa Nueva Zelanda, donde las comunidades polinesias son dominantes;   y encima estás metido  sin quererlo,  en  cruzada eclesiástica contra la homosexualidad. Eres un negro maricón!   Black  Faggot  es una pieza teatral escrita  por el periodista, actor y dramaturgo de origen samoano  Victor Rodger,   en  respuesta a  las protestas en torno al proyecto de ley de unión civil  entre  personas del mismo sexo en Nueva Zelanda.   Sobre el escenario van apareciendo un desfile de retratos personales  que  se enfrentan y chocan a través de  hilarantes y a un mismo tiempo, conmovedores monólogos de un miembro de la Destinity Church que de forma desesperada trata de convencer a los demás  de que es heterosexual, de un homosexual  que se siente orgulloso y no siente temor en expresar su condición sexual; y una `mama´ de las islas que resulta que su  a su hijo le gustan los hombres. `… Obsceno y divertido; crudo y emotivo, un espectáculo que hace reir  y llorar… creer en el poder del amor  … ´ es como Black Faggot se presenta a la audiencia,  explorando la  masculinidad samoana desde la perspectiva homosexual  y en el contexto  una comunidad polinesia fuertemente influenciada por la moralidad impuesta por la iglesia.

Ganadora de dos premios del  Melbourne Fringe Festival 2013 (Australia)  Innovación en Teatro e Innovacion en Diversidad Cultural,  Victor Rodger ha sido al mismo tiempo  y entre otros, galardonado con el 2013 Creative New Zealand Arts Pasifika Awards Contemporary Artist Award.   Black Faggot está dirigida por Roy Ward  y  protagonizada por Iaheto Ah Hi y Taofia Pelesas

El Parlamento de Aotearoa Nueva Zelanda aprueba proyecto de ley para legalizar matrimonio igualitario

Matrimonio (Definición del Matrimonio) Proyecto de Ley

Te Ururoa Flavell  es miembro de Parlamento de  Aotearoa Nueva Zelanda – Maori Party , representando a Waiariki y residente en Ngongotaha, Rotorua (Isla Norte de Nueva Zelanda) con afiliaciones tribales Ngati Rangiwewehi, Ngapuhi

Esta no es la primera vez que los māori se han encontrado con la controversia en torno al concepto del matrionio. En 1888, la Corte Suprema tomó una decisión que ha sido descrita como dudosamente legal y socialmente deplorable. Esa decisión dudosa y eplorable fue rechazar los matrimonios consuetudinarios que habían existido –   mai rā ano – y asumir la ley de matrimonio de Inglaterra tuvo prioridad. De hecho, la ley colonial de otra tierra era considerado de tal importancia,  que los hijos de matrimonios consuetudinarios māori se describen ahora como ilegítimos. Sin embargo, tan importante es la situación de los matrimonios consuetudinarios entre nuestra gente, que continuaron siendo reconocidos a efectos de la sucesión de tierras  māori hasta 1 951.  Así que cuando los opositores de este proyecto de ley criticaron un cambio en la definición del matrimonio  en contraposición a nuestras tradiciones sagradas, yo tendría que decir, ¿  A quién pertenece  la tradición  de  la que estamos hablando?

Quiero  aportar una contribución específica a esta cámara  como uri (descendiente) orgulloso de la  Ngāti Rangiwewehi (tribu o iwi).  En 1849, Wi Maihi te Rangikäheke de Ngāti Rangiwewehi compartió su conocimiento de nuestros atua (dioses)  en una publicación, Ngā Tama un Rangi – y es una de esas historias que  hoy traigo aquí.  Podéis haber oído hablar acerca de  Hinemoa y Tutanekai – una historia de amor glorificado por los colonos victorianos con todos los ingredientes de un  romance. Según nuestra  tradición tribal , Hinemoa, nadó hasta Mokoia para estar con su verdadero amor. Añadiré a esta  historia  o más bien,  os hablaré de  Tutanekai y Tiki. Antes de que se casase con Hinemoana Tutanekai tenía un compañero, Tiki. En un manuscrito del siglo XIX , del erudito Te Rangikāheke, Tutanekai dice a su padre:

Ka aroha atu a Tutanekai ki a Tiki, ka mea atu ki a Whakaue.

Ka mate ahau i te aroha ki toku hoa, ki a Tiki.

Tūtānekai  amó aTiki,  y dijo a  Whakaue

Estoy enfermo de amor por mi amigo, por Tiki.

Más tarde Tutanekai  se refiere a Tiki como “taku hoa takatāpui ‘.

 Y así, de la sabiduría de Ngāti Rangiwewehi, una nueva palabra fue acuñada – takatāpui –  definida en el  Diccionario de la Lengua  Māori compilado por el misionero William Williams (1844) como “un compañero íntimo del mismo sexo“.  – takatāpui ahora se utiliza universalmente para describir a personas que de otro modo podrían describirse a sí mismos como gays, lesbianas, transexuales, bisexuales o intersexuales. Esta historia la  describe el   académico  māori   Dr. Clive Aspin, en su análisis de Hōkakatanga – sexualidades māori. La investigación siguió un avance rápido en  la década de 2000,  con el Proyecto Sexualidad Māori y  realizado en la Universidad de Auckland.

Muchos de los encuestados en la investigación fueron capaces de recordar ejemplos de su kaumātua y kuia hablando de personas que sabían que tenían  una atracción hacia el mismo sexo. Estas personas ocupan puestos de importancia y estatus dentro de su whānau (familia)  y hapū (clan). Según el Dr. Aspin, no fueron rechazadas o marginadas, siendo consideradas como valiosos miembros de sus comunidades. Hablando de nuestra historia – la historia compartida en Aotearoa – es muy importante. Todos conocemos otra dolorosa historia de  discriminación, prejuicios y  homofobia.

Los jóvenes, en relación a la vida que viven, encuentran en el suicidio su única opción. Las personas que viven en el miedo, en la vergüenza, miedo al  hostigamiento que con demasiada frecuencia han experimentado. Y la presión que han ejercido los legisladores en estos últimos meses nos ha enseñado la  fealdad del estigma que se ha lanzado a nuestra hermana Louisa  y el significado de este proyecto de ley.  Es así  por lo que insto a todos a pensar profundamente en los valores universales de aroha (amor desinteresado) , de compromiso, de whakawhanaungatanga,  confianza,  fe,  esperanza. Los valores que mejor conocemos en la kaupapa tuku iho (creencias, experiencias, interpretaciones, interacciones).

Hace dos años el profesor Piri Sciascia, quién es Vicerrector de la Universidad de Victoria dijo a la multitud, en la inauguración oficial de la segunda edición de los Asia Pacific Out Games, que el amor y el cuidado de los demás, ya sea de hombre a hombre o de mujer a mujer y de todos los matices intermedios han  formado siempre parte de la vida de los māori y desde la unión de  Ranginui y Papatuanuku (el padre cielo y la madre tierra, creadores del Univesro).

Este kaumātua (anciano) afirmó no tan sólo  la realidad del takatāpui sino que  también  presentó  un reto, que nuestra historia māori y la cosmología no emiten un juicio sobre a quién se debe o no amar. Ya se trate de Tutanekai y Tiki o Tutanekai e Hinemoana lo fundamental es, sin lugar a dudas, donde encontramos el amor – el amor que todo lo puede  consumir, que eleva a un plano superior, que hace de cada momento infinito valor.

Gracias a Louisa por su valentia, y para todos nuestros colegas que han compartido sus puntos de vista, han hablado de sus verdades y empleado su tiempo para reflexionar profundamente sobre este tema.

Cuando la tercera lectura de esta noche llega a su fin: Pienso en los tamariki (niños)  y mokopuna (nietos), que ahora saben que no tienen que ocultar el hecho de que hay dos mamás en su casa; los padres que quieren saber que su hijo puede casarse con el hombre de sus sueños y todos ellos pueden  ser visibles y mostrarse orgullosos en su día a especial y para nuestra whānau  takatāpui (familia extendida takatāpui) que  esta noche como el día en que se hace historia; en la que su amor excepcional –  el amor que perdura-  es finalmente capaz de atreverse a decir su nombre en voz alta.

 

El Parlamento de Aotearoa  Nueva Zelanda  aprobó esta pasada noche del miércoles,  un proyecto de ley para legalizar el matrimonio civil  entre personas del mismo sexo. El país se ha convertido en el primeo de la región Asia Pacífico en legalizar el matrimonio igualitario y el número trece a nivel mundial. Un mes después de que lo aprobara en segunda lectura el Parlamento de Wellington ha  sido aprobado por 77 votos a favor y 44 en contra, muchos de estos últimos votos  proceden de  algunos  políticos originarios de las Islas del Pacífico, sujetos a las estrictas leyes morales religiosas impuestas y  heredadas del poder colonial. Después de que el resultado fuese anunciado, el público  asistente y  los  legisladores,   rompieron de inmediato  a aplaudir y cantar la hermosa canción de amor maori Pokarekare Ana (en el video). El proceso  se inició en julio de 2012. La propuesta  individual partió de la diputada laborista Louisa Wall, en la oposición,   y   contaba con el apoyo expreso del líder laborista, David Shearer, que ya había adelantado en enero de 2012 su opinión favorable al matrimonio igualitario y a la adopción por parte de parejas del mismo sexo y también  del primer ministro John Key, del Partido Nacional (centro-derecha). Aotearoa Nueva Zelanda ya disfrutaba de una ley de uniones civiles entre personas del mismo sexo desde 2005, pero las encuestas mostraban que alrededor de dos tercios de los ciudadanos  están a favor de la completa equiparación. Un apoyo especialmente pronunciado entre los jóvenes, y de hecho las agrupaciones juveniles de todos los partidos con representación en el Parlamento de Nueva Zelanda mostraron su apoyo unánime al proyecto de ley hace pocas semanas.

Vosotras fa’afafine, sois otro ejemplo de los milagros y la creación gloriosa de Nuestro Señor

Sp (2)

Tuilaepa Sailele Malielegaoi, Primer Ministro de Samoa es miembro de honor de la Asociación de Fa’afafine de Samoa. En su ultima reunión, en un seminario dedicado a a los derechos humanos y la educación sanitaria ha mostrado todo su apoyo a la causa transgénero en su país. Un bellísimo reconocimiento a los fa’afafine o personas con atributos sexuales masculinos que adoptan ciertas aptitudes normalmente asociadas a las mujeres y que forman parte indisoluble del fa’aa Samoa o el estilo de vida samoano. y son fundamento de las ‘aiga o familias extendidas. Su reconocimiento, tanto como personas, como por su inestimable contribución al bienestar de esta sociedad polinesia, se extiende también a las fa’amata o mujeres  transgénero  y mujeres  lesbianas “….Os mantenéis firmes en vuestra condición de genero que creéis especial, por este motivo habéis invertido mucho dinero en operaciones especiales. Cada año se os ve muy cambiadas. Pelo rubio, rojo brillante en los labios, bolsos Gucci, continuáis engañándonos a los hombres con vuestra apariencia. Son tan solo vuestros músculos, tras muchos años de jugar a rugby lo que os traiciona. No es vuestro deseo ser como sois. Sois otro ejemplo de los milagros y la creación gloriosa de Nuestro Señor…”

Articulos Relacionados: Fa’afafine: Identidad Sexual en Polinesia

El VIH amenaza convertirse en epidemia en Tuvalu

De acuerdo con información emitida por la Unicef el pequeño estado polinesio de Tuvalu se encuentra al borde de una epidemia de VIH . Estudios recientes han constatado once casos de personas seropositivas que en una población de 9.000 habitantes emplaza a este remoto país de atolones en el puesto mas alto de individuos infectados por la enfermedad en  las Islas del Pacifico. En Melanesia, al otro extremo del Océano Pacifico, en Papúa Nueva Guinea ONUSIDA estima que existen 54.000 seropositivos, que en 2012 podrían alcanzar un total de 208.714 individuos. Como ocurre en África las relaciones sexuales sin protección constituyen el principal modo de transmisión. En las Islas del Pacifico el  número de jóvenes seropositivos aumenta progresivamente, infectándose las mujeres antes que los hombres. Las relaciones entre hombres, de forma particular en Guaham, Tahiti y sus Islas y Kanaky Nueva Caledonia, sin hacer uso de protección y el consumo de drogas inyectables alcanza los indices mas elevados.

La legislación que penaliza la homosexualidad y la prostitución no hace mas que poner impedimentos para atajar la expansión del VIH entre esta comunidad. Las relaciones homosexuales son ilegales y se castigan con penas de prisión en nueve naciones insulares del Pacífico: Las Islas Cook, Kiribati, Nauru, Palau, Papúa Nueva Guinea, Samoa, Las Islas Solomón, Tonga y Tuvalu. Fiji recientemente despenalizó las relaciones homosexuales entre adultos el 1 de febrero de 2010 que hasta la fecha se penaba con 14  años de prisión, según las leyes victorianas que se aplicaban.

A pesar de que las tasas de contagio del VIH son bajas en las Islas del Pacifico , la región dispone de todos los componentes necesarios para que se desaten epidemias notablemente graves que pueden suponer una autentica amenaza para la supervivencia de las comunidades, especialmente en archipiélagos e islas remotas: Las Islas del Pacifico, a pesar de su reputación como paraísos oceánicos, soportan altos indices de desempleo, pobreza, analfabetismo, violencia de  género, explotación sexual infantil, practicas sexuales arriesgadas, promiscuidad en las y relaciones sexuales, que incrementan las posibilidades de expansión del SIDA. Los gobiernos de la región han hecho muy poco por prevenir la propagación del virus, antes la creencia generalizada de que la enfermedad no existe Oceanía.

Fiji primer país del Pacifico Sur en despenalizar la homosexualidad

 

El 1 de febrero de 2010, mediante el Decreto nacional de delitos de Fiji, se aprobó una ley que despenaliza las relaciones homosexuales consentidas, lo que constituye un gran paso para conseguir los objetivos de acceso universal en el país. Con ello, Fiji se ha convertido en el primer estado insular del Pacífico con legislación sobre homosexualidad procedente de la época colonial en despenalizar formalmente las relaciones sexuales entre hombres. El nuevo decreto elimina las alusiones a la “sodomía” y los “actos antinaturales”, y en el resto de la sección sobre delitos sexuales utiliza un lenguaje neutro en cuanto al género. “Nos gustaría felicitar al gobierno de Fiji por haber dado un paso tan firme al eliminar una ley punitiva”, declaró Stuart Watson, coordinador de ONUSIDA en el Pacífico. “Esta reforma constituye un hito muy importante en el camino hacia el desarrollo de un marco legal que respete los derechos humanos, no solo de los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, sino de toda la comunidad” VIH, legislación y derechos humanos en la región del Pacífico En 2007, la Secretaría de ONUSIDA y el PNUD revisaron la legislación relacionada con aspectos del VIH de 15 países insulares del Pacífico. Algunos de los temas analizados fueron la discriminación, la ética, el acceso al tratamiento, la privacidad y la confidencialidad. Entre los países incluidos en este proyecto se encontraban las Islas Cook, los Estados Federados de Micronesia, Fiji, Kiribati, las Islas Marshall, Nauru, Niue, Palau, Papua Nueva Guinea, Samoa, las Islas Salomón, Tokelau, Tonga, Tuvalu y Vanuatu.

Esta reforma constituye un hito muy importante en el camino hacia el desarrollo de un marco legal que respete los derechos humanos, no solo de los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, sino de toda la comunidad. Stuart Watson, coordinador de ONUSIDA en el Pacífico Tras esta revisión, la delegación de ONUSIDA en el Pacífico, el Centro del PNUD de esta misma zona y el Equipo regional de recursos de derechos humanos (RRRT, en sus siglas en inglés) organizaron una reunión en Nueva Zelanda con los ministros de Justicia y Sanidad de los países. Junto con algunos de los expertos técnicos más destacados del mundo y de la región, hablaron sobre el VIH, la legislación y los derechos humanos en relación con leyes nacionales concretas que repercuten en la respuesta al VIH, con el objetivo de mejorar el apoyo prestado a las respuestas jurídicas a la epidemia que sean eficaces y se basen en el respeto de los derechos humanos.

 Los asistentes a la reunión hicieron hincapié en la importancia de aplicar “La estrategia regional sobre el VIH y el sida en el Pacífico 2007-2008”, aprobada por los jefes de gobierno de la región en 2004. Esta estrategia constituye un plan integral que destaca la importancia de los derechos humanos en las intervenciones para el VIH. Llamamiento a la revisión, reforma y promulgación de una legislación adecuada Los ministros de Justicia y Sanidad hicieron un llamamiento para que se revisara, reformara y promulgara una legislación apropiada que reforzase los derechos humanos universales con el fin de proteger y garantizar la dignidad de todas las personas afectadas por el VIH. Asimismo, debería promover una respuesta al VIH integrada que tuviese en cuenta la interrelación entre los derechos sexuales y reproductivos y la prevención del VIH, y que además protegiese los derechos de los integrantes de las comunidades sin importar su género, sexualidad, identidad sexual o de género o cualquier otra característica. Como resultado de la consulta inicial organizada por las Naciones Unidas, la República de las Islas Fiji solicitó asistencia técnica a ONUSIDA y la OMS para redactar el borrador de una legislación integral sobre el VIH basada en los derechos humanos.

Home Coming (Luisa Tora) Fiji

Mientras se llevaba a cabo el proceso de consulta con las comunidades y se elaboraba el borrador para el Decreto nacional sobre el VIH, y de acuerdo con el fallo del Tribunal Supremo, la ley procedente de la época colonial que penalizaba las relaciones sexuales entre hombres se anuló, y finalmente, el 1 de febrero de 2010, esta abolición entró en vigor. El VIH en la región del Pacífico El Informe sobre la situación de la epidemia de sida 2009  indica que, por lo general, la tasa de prevalencia del VIH en el Pacífico es muy baja en comparación con la de otras regiones. En estas pequeñas naciones insulares, la prevalencia del VIH en adultos tiende a estar muy por debajo del 0,1%. La transmisión sexual del VIH constituye el principal factor impulsor de la epidemia en estos países, aunque los grupos de población específicos más afectados varían mucho dentro de la región. De acuerdo con el Informe de la Comisión sobre el sida en el Pacífico en esta región se desconoce la magnitud de la transmisión del VIH a través de relaciones sexuales entre hombres. En el Pacífico, la mayor parte de estas relaciones se esconden, se consideran ilegales y se niegan, de modo que la mayoría de los planes nacionales del VIH no abordan este aspecto de forma adecuada. Por medio de la vigilancia de la conducta, se han identificado relaciones sexuales entre hombres en jóvenes de las Islas Salomón, Vanuatua y Samoa; policías y militares en las Islas Fiji; pacientes de las clínicas de tratamiento de infecciones de transmisión sexual (ITS) en las Islas Fiji y Samoa; así como entre marineros en Kiribati.

A pesar de la posible conexión entre las relaciones sexuales sin protección entre hombres y las tasas relativamente altas de infección por el VIH en Papua Nueva Guinea, Fiji, Nueva Caledonia, la Polinesia Francesa y Guam, ninguno de estos países ha llevado a cabo recientemente encuestas para la vigilancia de la conducta, estudios cualitativos sobre las características de estos hombres o campañas dirigidas para fomentar que realicen prácticas sexuales más seguras. Aún existen grandes obstáculos para hacer que estas campañas sean eficaces, tanto en lo que respecta al estigma social, como a la situación de ilegalidad de las relaciones homosexuales. Los hombres no solo se avergüenzan o se sienten incómodos al revelar su actividad sexual, sino que se encuentran con grandes dificultades a la hora de comprar preservativos o de acceder a la información que necesitan para reducir su riesgo. Stuart Watson, cree que la reforma legal mejorará el acceso a estas comunidades a las que es difícil llegar. “El cambio en la legislación constituye un gran paso que permitirá introducir programas de educación y recursos para la prevención en todas las comunidades, lo que podría reducir la transmisión del VIH y el riesgo de infección por vía sexual, además de mejorar el acceso de todas las personas a los servicios de prevención”, dijo Watson. * Las relaciones entre hombres son ilegales y se castigan con penas de prisión en nueve naciones insulares del Pacífico: Las Islas Cook, Kiribati, Nauru, Palau, Papua Nueva Guinea, Samoa, Las Islas Salomón, Tonga y Tuvalu. Otros trece países y territorios de la región del Pacífico no penalizan las relaciones sexuales entre hombres. Fuente ONUSIDA Pacific Isl