Naghol: Saltando al vacío para fecundar la tierra (II)

Naghol 2

No muy lejos de las aldeas  y en los meses de mayo y  junio   se construyen en la isla de Pentecostes estos  enormes andamios  vegetales, auténticos prodigios de la arquitectura local que  siguen un estricto método  tradicional y  entorno a los cuales  se celebrará  este  ritual destinado a fecundar la tierra y asegurar la buena cosecha del ñame. La selección del lugar donde se enclavan los catafalcos está sujeta a la pendiente del suelo  situándose en la parte superior de una ladera;  allí donde caen los saltadores la tierra es aplanada  y ablandada para amortiguar posibles golpes y despejarlas de piedras u otros objetos que pudiesen dañar a los participantes. Detrás de las torres o a su lado se encuentran terrenos más o menos llanos  donde hombres, mujeres y niños puedan bailar  durante la ceremonia. Los cánticos, silbidos y ligeros aullidos de grave tono acompañan la escena otorgándole un  fascinante halo de primitivismo y misterio.

Diferentes secciones de la torre representan la anatomía humana, cada una recibe el nombre de una parte del cuerpo, elevándose desde los pies en su base hasta la cabeza representada por la parte más alta. El palo central del saliente de apoyo de los trampolines  enclavados en los sigol recibe el nombre de utsin o pene mientras que sus laterales son los labios de la vagina o bwelankanen. Las torres son construidas cortando ramas y troncos con hachas y machetes que reemplazaron  tiempo atrás las herramientas de piedra, no se utiliza ni un solo clavo o cuerda y se tardan unas tres semanas en finalizar.

La construcción es supervisada por una persona elegida a tal propósito y  quién protagoniza el último salto desde la plataforma más alta. Si no es esta, se concede tal honor a un hermano o miembro del clan.  Durante la preparación del terreno destinado al salto nadie debe acercarse ya que es creencia que los espíritus infestan el lugar. La presencia cercana de mujeres al catafalco  es tabu es decir, no está permitida a menos de diez metros  ya  que Tamalie vive en la torre hasta que el ritual llega a su fin.  Los hombres deben de permanecer una semana en el nakamal antes de que se inicie la temporada de saltos, allí ingerirán tan solo alimentos especialmente preparados para ellos y deberán  renunciar a las relaciones sexuales; un día antes del salto deben permanecer en ayunas.

Alrededor del tronco central de estos catafalcos, que pueden sobrepasar los 20 metros de altura,  se alzan una docena de postes y entre estos  multitud de travesaños atados con cientos de  tallos fuertes, largos y delgados. En la parte frontal de la torre se sitúan las plataformas o sigol  desde donde los hombres saltan al vacío

Naghol: Saltando al vacío para fecundar la tierra (III)

05bc4e_c0758aab849a4a40ae179bfa5da02cb2

 

Campaña para recuperar Moai Hoa Hakananai’a que se exhibe en el British Museum de Londres

El moai Hoa Hakananai’a actualmente pertenece a la colección del British Museum en Londres, donde es una de las piezas estrella en exposición. Fue sacado del centro ceremonial Orongo, en Isla de Pascua, el 7 de noviembre de 1868.

En 2015, el realizador pascuense Leonardo Pakarati estrenó el documental `El espíritu de los ancestros´ (Te kuhane o te tupuna). La historia comienza con Noe, una abuela rapa nui muy enferma que, antes de morir, quiere contarle a su nieta la historia del Moai Hoa Haka Nanaia (`El rompe olas´). Le contará que lo conocen como `El amigo Robado´, pues desconocidos extranjeros se lo llevaron de la Isla hace ya más de 100 años y nunca volvió. Noe le comenta a su nieta que los moai y los demás objetos sagrados de la isla poseen un Mana, una fuerza de los ancestros que protege a la tribu. Ella ve que la Isla tiene muchos problemas, que los rapa nuis desconfían entre ellos y que están enfrentados al Estado chileno, y cree que una forma de recuperar el Mana, para recuperar el bienestar de la Isla, es traer al espíritu del `Rompe Olas´ de vuelta a su tierra.

Tras exhibirse en Isla de Pascua, el documental itinero por Santiago y otras ciudades de Chile y el mundo. Las reacciones del público, que muchas veces escribieron al director y a la productora, hicieron que el equipo se decidiera a lanzar una campaña para recuperar al `Amigo Robado´ y, de paso, también las demás piezas de su cultura en otros museos como el Louvre y el Quai Branly, donde se encuentran, por ejemplo, El Rei Miro, envestidura en forma de media luna que solo portaban los Ariki (jefes), y el Tahonga, objeto ceremonial entregado por los padres al hijo elegido para conocer las tradiciones.

Paula Rosetti, productora del documental, aseguró que en la Isla han recolectado cerca de 500 firmas, además de otras que llegarán desde el continente. “Somos conscientes de que va a costar recuperar los más de 4.000 objetos de la cultura rapa nui desperdigados en los fondos de los museos de todo el mundo y en colecciones privadas, pero con las firmas queremos que el Estado chileno haga la petición formal para recuperar su patrimonio”.

El moai está esculpido en una roca volcánica, mide 2 metros y medio de alto y pesa cuatro toneladas. En su espalda tiene esculpidos petroglifos del hombre pájaro y otros símbolos grabados como el ao, remo de doble pata que simboliza el poder, y el komari, una vulva que simboliza la fertilidad.

Creo que es difícil que vuelvan” admitió la productora del documental. “Sobre todo porque hay una corriente de opinión en la Isla que considera que estas figuras imponentes y frágiles están mejor cuidadas en los museos extranjeros“.

Actualmente Miradoc (de la Corporación Cultural de Documentalistas ChileDoc), se encuentra difundiendo el documental en distintas regiones de Chile. Para seguirle la pista a las exhibiciones del documental `El espíritu de los ancestros´, puede visitar el Facebook Te Kuhane o te tupuna, Un documental de Leo Pakarati. Para firmar la petición comunicarse con mahatua@gmail.com. Fuente Original: La Tercera

Naghol: Saltando al vacío para fecundar la tierra (I)

Naghol (2)

En la  región sur oriental de la isla de Pentecostes todavía se conservan las antiguas tradiciones, lo que en el archipiélago melanesio de Vanuatu se llama la kastom o `costumbre´ y entre estas,  la más conocida es el llamado  naghol o n’gol,  salto ritual al vacío que llevan a  cabo los hombres en las aldeas.  Es quizás en  Bunlap y aldeas  vecinas donde se conserva de una forma más estrictamente  tradicional , las gentes de la isla consideran a sus habitantes los guardianes legítimos de la tradición. No hay turistas y los saltos  tiene lugar un día cualquiera  de mayo;  anunciándose con  muy breve espacio de tiempo. Suelen participar entre 30 a 40  hombres que se lanzan desde catafalcos vegetales que pueden superar los 35 metros de altura y que tardan en construirse alrededor de tres semanas.

Existe una leyenda que explica  los orígenes de este fascinante ritual: Tamalie maltrataba  continuamente a su mujer, esta había intentado huir varias veces  de la violencia sufrida a manos de su esposo pero al final siempre fracasaba. En cierta ocasión consiguió subir hasta la copa de un gran árbol y cuando su  esposo la vio allí arriba trató de convencerla para que bajara,  mostrándole su arrepentimiento y pidiéndole perdón. Al ver que la mujer no daba crédito a sus palabras y permanecía inmóvil en las alturas, no dudo en trepar hasta lo alto del árbol  con la intención  de llevársela nuevamente consigo. Tamalie desconocía que su mujer se había atado a los tobillos unas lianas y es así que cuando estaba a punto de atraparla, esta salto al vacío.  Al ver que la mujer caía sin sufrir daño alguno, no dudo en imitarla y saltar para atraparla, estrellándose inevitablemente  contra el suelo y matándose allí mismo.

Hoy, no se sabe muy bien porque motivos el naghol es  un ritual  exclusivamente masculino, la mitología local relata que siempre fue así sin embargo,  parece ser que se transformó en un medio para que los hombres pudiesen presumir de su valentía , fuerza viril y una manera de demostrar que ya  no podrían ser engañados por una mujer otra vez.

Fotografia: © Paolo & Maryjohn Sampson

Naghol (3)

Naghol: Saltando al vacío para fecundar la tierra (II)

Fiji, Arte y Vida en el Pacífico

La exposición Fiji: Art and Life in the Pacific que se inaugurará el próximo 15 de octubre de 2016,  hasta el 12 de febrero de 2017,  en el Sainsbury Centre  de la Universidad de East Anglia en  Norwich (Inglaterra) permitirá  al visitante descubrir una de las exhibiciones más completas y extensas sobre Fiji que se hayan llevado a cabo  hasta la fecha. Desde finales del siglo XVIII hasta hoy,  un viaje a través del arte y la cultura de este fascinante  archipiélago melanesio. Una de las  atracciones principales será una Na Drua o canoa  de doble casco de ocho metros de eslora, construida en las islas  para la ocasión; de madera,  cuerdas elaboradas con fibra de coco y velas tejidas en hojas de pandano (Pandanus species). Esta es una versión  reducida de las grandes canoas de 30 metros que surcaban las aguas fijianas en el siglo XIX y  que podían  llevar a bordo hasta 150 personas. Quiénes la construyeron, maestros expertos, se inspiraron en la canoa de 13 metros y cien años de antiguedad expuesta en el Museo de Fiji. En el 2015  navegó en aguas de la bahía de Suva (Viti Levu), compitiendo en la carrera de canoas del Hibuscus Festival.

Más de 270 obras de arte procedentes del Museo de Arqueología y Antropologia de Cambridge, el Museo de Fiji, el Museo Británico, el Pitt Rivers Museum de Oxford y otras instituciones museisticas en Aberdeen, Birmingham, Exeter, Londres, Maidstone, así como Dresden y Leipzig en Alemania. Esta exposición  como  ha declarado  Steven Hooper, director del proyecto de investigación y comisario de la exposición,   es el resultado de una labor  de tres años  financiada por el Consejo de Investigación de Artes y Humanidades que examina las extensas y desconocidas colecciones fijianas  custodiadas en el Reino Unido y otros países europeos, descubriendo valiosos  tesoros culturales i taukei (fijianos).

Un aspecto importante de la exhibición es que  de los numerosos ejemplos de la creatividad fijiana que son  expuestos al público,  no se presentan como meros elementos etnográficos o ilustraciones de la cultura de las islas;  sino más bien  como obras de arte en sí mismas y merecedoras de atención y admiración como podrían ser consideradas otras muestras de  corrientes artísticas como el Modernismo. Esta notable  imaginación creativa  es expresada en la elaboración  de imágenes de dioses o preciosas  masi (tapa o textiles vegetales confeccionados con la corteza interior del árbol de la morera) de proporciones  considerables y diseños extraordinarios. Confeccionadas en el siglo XIX,   una de ellas  alcanza más de 15 metros de longitud;otras contemporáneas, reflejan   el mantenimiento y desarrollo de las artes tradicionales  en nuestro día.

El arte fijiano  es impresionante  visualmente de la misma manera,  bellamente elaborado e   incluyendo figuras, insignias y ornamentos  esculpidos en madera, marfil y concha; diferentes cuencos para contener alimentos o la kava (Piper Methysticum)  y elegantes tocados, armas, alfarería, canoas y tela de corteza de considerables proporciones.  Algunos de estos artefactos e utensilios  dejaron de producirse a partir del siglo XIX mientras que otros, aquellos especialmente desconectados  de la religión pre cristiana, han seguido  realizándose hasta  fecha de hoy.

Pinturas y dibujos de los siglos XIX y XX realizados por  la artista y escritora victoriana Constance Gordon Cumming  y el artista naval James Glen Wilson proporcionan el contexto adecuado para  el arte fijiano expuesto.

Fiji ha sido desde  siempre un enclave dinámico de interacción e intercambio cultural en el Océano Pacífico; desde  el 1000 aC, enormes canoas de doble casco transportaron personas y objetos a lo largo y ancho de la región, incluyendo Tonga, Samoa y otras Islas del Pacífico. En el siglo XIX llegaron  los occidentales al archipiélago,  trayendo consigo nuevas tecnologías, metales, armas y la religión cristiana. Estrategas sofisticados, los jefes fijianos  solicitaron en dos ocasiones formar parte del Imperio Británico, estableciéndose finalmente  un gobierno colonial en 1874. Las islas alcanzaron su independencia en 1970 y las relaciones con la administración colonial británica fueron bastante efectivas, estableciéndose una relación especialmente estrecha con la familia real, de forma particular con su majestad la reina.

Fiji ha sabido mantener y adaptar con éxito  y orgullo muchas de sus tradiciones culturales, a día de hoy muchos  escultores en madera y artistas textiles siguen produciendo canoas a vela, tanoa bilo o cuencos para contener la kava  y extraordinarios masi de más de 60 metros de largo que son empleados en rituales mortuorios ,  bodas y otras celebraciones  y ceremonias tradicionales.  En  cuanto se refiere al mundo de la moda ,  los diseñadores fijianos  hacen uso de los textiles vegetales confeccionados con la corteza interior de la morera  y otros materiales locales,  para  crear vestidos y trajes de novia;  llegando a mostrar sus  originales creaciones y propuestas  en las pasarelas de Londres y Los Angeles.

Fiji: Art and Life in the Pacific está comisariada por el profesor Steven Hooper,  junto a  Katrina Igglesden y Karen Jacobs, miembros  de la Sainsbury Research Unit  en la  Universidad de  East Anglia (Inglaterra).   Hooper se convirtió en una apasionado de las Islas del Pacífico al crecer rodeado por las piezas del museo privado de su abuelo, el Totems Museum en  Arundel, Sussex. Entre 1977 y 1979  llevó a cabo una investigación antropológica en la remota isla de Kabara  al este de Fiji donde se mantenía  la costrucción de  canoas, cuencos y masi, conservando de esta manera una rica herencia  cultural tradicional. En agosto del año 2015  estuvo en Fiji  navegando y filmando la canoa que se ha construido para la exposición.  Igglesden es un estudiante de doctorado que investiga  las técnicas de confección de masi, diseño y moda;  su madre es fijiana. Karen Jacobs es Profesora de  Artes de la Pacifico especializada en vestimentas, colecciones misioneras y en las artes de los Kamoro en Papúa Occidental. En 2014  Jacobs y Igglesden  comisariaron conjuntamente la exposición Art and the Body en el Museo de Fiji en Suva.

El nadador tongano Amini Fonua hace de su participación en los Juegos Olimpicos de Rio, un ejemplo de visibilidad LGTB en el deporte


Abiertamente gay,  Amini Fonua bracista de Tonga quiere convertir su participación en los Juegos Olímpicos de Río 2016 en toda una campaña para visibilizar al colectivo LGTB en el deporte y en las Islas del Pacífico. Amini fue abanderado en  los Juegos Olimpicos de Londres 2012.  Por tal  razón a estado entrenando con el bañador que el los Angeles LGBT Center le regaló hace tres años, después de que Fonua les ayudase a recaudar fondos para la lucha contra la homofobia en el torneo de voley playa de la asociación.

El traje de baño incluye en su parte trasera el nombre oficial del centro, L.A. Gay & Lesbian Center, con las palabras gay y lesbiana bien visibles. `He llevado el bañador en todos los entrenamientos de Río´, explica el nadador de 26 años. `Lo hago porque no hay mucha diversidad en la natación. Es una manera amable de recordarle a todo el mundo y a mí mismo que soy diferente y que estoy orgulloso de esa diferencia´.

Para  el  polinesio, es importante dar la cara como deportista abiertamente gay en estos Juegos. `Lo significa todo para mí´, dice. `Quiero que la próxima generación de nadadores se sienta segura y a gusto consigo misma. Y al resto de deportistas abiertamente gays les digo que solo por estar aquí como atletas homosexuales están marcando una gran diferencia´.

Recientemente Fonua  ha denunciad  con contundencia y  públicamente en redes sociales al periodista del Daily Beast Nico Hines –heterosexual, casado y padre–, que utilizó la app gay Grindr para publicar los datos (peso, altura y deporte) de los atletas que estos días están utilizando la aplicación en la villa olímpica de Río y sacarles del armario sin su consentimiento, poniendo el riesgo la vida de muchos que proceden de países donde la homosexualidad está penada.

`Como atleta abiertamente gay de un país que sigue siendo muy homófobo (Tonga) , el Daily Beast debería avergonzarse. Deplorable´, denuncia en Twitter. `Muchas de las personas que habéis sacado del armario son mis amigos, con familia y vidas que van a verse afectadas por esto para siempre´. El periódico ya ha retirado el artículo.

Medallla de Oro en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, el sueño cumplido de Fiji

https-%2F%2Fblueprint-api-production.s3.amazonaws.com%2Fuploads%2Fstory%2Fthumbnail%2F17482%2F7534f48bc3084f7ea1117985558e2cb3

Fiji gana la medalla de Oro  tras superar a Gran Bretaña. Es la primera en la historia de esta nación melanesia enclavada en el Pacífico Sur y  queda fuera de toda duda que se trata de una gesta, no solo para los fijianos, sino para todos los habitantes de lslas del Pacífico Sur. Hasta la fecha, todos los países de la región solo habían sumado una medalla de plata olímpica, laen los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro conseguida por el boxeador tongano Paea Wolfgramm en los Juegos de Atlanta, en 1996

 El Comité Olímpico de Fiji fue reconocido oficialmente el 1 de enero de 1955. Y, desde entonces, en sus 61 años de historia, el país no había conseguido ninguna medalla olímpica.  Por tal razón,  os habitantes de las islas  ha estallado en una  inmensa fiesta  después de que su selección de rugby a siete ganara en la final de Río a Gran Bretaña por un contundente 43-7.

Es la primera vez que pueden celebrar una medalla y lo están haciendo a lo grande. De hecho, había tantas ganas de celebrarla que los fijianos ni siquiera esperaron a que terminara la final: en el descanso, cuando su equipo ya ganaba 29-0, empezaron a sonar los primeros cohetes y los bocinazos de los coches en las calles de Suva, la capital. Las celebraciones  también se extendieron por todas y cada una  de las islas que conforman el archipiélago.

Es el día más grande en la historia de Fiji. Todo el mundo lo está celebrando“, dijo a la agencia AFP el fotógrafo Feroz Khalil, que vio la final, junto con otras 2.000 personas, en una pantalla gigante instalada en el principal estadio de la ciudad. “Ha sido una locura. Había gente cantando y llorando. Me siento muy feliz”, reconoció.

Las autoridades del país oceánico, que tiene unos 900.000 habitantes, también se han sumado a la celebración y han decretado fiesta nacional para el 22 de agosto, el día después del regreso de los campeones a su país. `Nunca hemos llegado tan alto como país´, aseguró Voreqe Bainimarama, primer ministro de Fiji, que vio el partido en directo en Río de Janerio..

 

Samoa Americana desea que Fiji Airways vuele a Pago Pago

IMG_20160518_070201

El gobierno de  Amerika Samoa espera convencer a Fiji Airways para operar un servicio aéreo desde Fiji  al Aeropuerto Internacional de Tafuna en la isa de Tutuila. Desde hace 30 años  los Estados Unidos  y  Fiji  mantienen   que permite  a la  compañía  fijiana realizar escalas en Pago Pago sin embargo,  su vuelo entre Nadi y Honolulu (Hawai’ i) se mantiene realizando una parada en Apia, en la Samoa Occidental. David Vaeafe, director de la oficina de turismo de  la Samoa Americana dice que la compañía nacional fijiana , en su deseo de expansión en región, esta dispuesta a considera la propuesta. Las únicas conexiones internacionales en la Samoa Americanas son aquellas con Apia  y Honolulu.