Fiji se enfrenta al que puede ser el ciclón más devastador de su historia

Las autoridades de Fiji  han impuesto el toque de queda desde hoy por la presencia del ciclón Winston con vientos sostenidos de 230 kilómetros por hora y ráfagas de 325 kilómetros por hora. Setecientos cincuenta y ocho  de centros de evacuación se han activado ante la llegada de este potente ciclón de categoria 5 cuya violencia  ya está haciendo sentir sus efectos en en el archipiélago de Lau . Se espera que la tormenta atraviese las dos mayores islas de Fiji, Viti Levu y Vanua Levu,  durante la noche. A la cancelación de los vuelos locales e internacionales, las autoridades han sumado medidas adicionales, como  aconsejar a los ciudadanos a asegurar sus casas y no aventurarse a salir de estas. El primer ministro, Vorege Bainimarana, aseguró que los centros de evacuación están listos para recibir a quienes necesiten un lugar para protegerse.

La prensa local, como el diario The Fiji Times, ya anunciado los destrozos que está dejando el ciclón en las primeras islas  que han recibido su paso. Se habla de voladuras de techos, cortes de electricidad y destrucción masiva, al tiempo que en las principales ciudades y poblaciones de este aechipiélago melanesio   de poco menos de 900.000  personas los supermercados quedaron desabastecidos ante el temor de la población y comenzó a regir un toque de queda para el transporte público, incluidos buses y taxis. `El ciclón Winston ya ha causado extensos daños en la isla de Vanua Balavu, adonde llegó con la fuerza para arrancar las cabezas de los resistentes cocoteros´, según comentó  Anna Cowley, de la organización no gubernamental CARE Australia, en un comunicado.

Winston ya  pasó esta semana por el archipiélago de Vava’u, al norte de las islas Tonga, lo hizo en dos ocasiones, en la última  alcanzando categoría 4 y   destruyendo a su paso diez viviendas y dañando otras doscientas.

El ciclón se encuentra a 175 kilómetros al nornoroeste de Suva, capital de las islas Fiji, desplazándose a 25 kilómetros por hora en dirección a las áreas más pobladas del país.  Los habitantes se están preparando para lo peor:  `Como nación, nos enfrentamos  a una prueba de las más duras, Debemos permanecer unidos como pueblo y velar por los demás. Tenemos que estar alertas y preparados´ , ha  dicho Frank Bainimarama, primer ministro de las islas Fiji.

Existe la posibilidad de que en Suva se produzcan intensas ráfagas de viento. El centro del ciclón se encuentra en estos momentos a 50 kilómetros  al sur de la población de Savuasavu en la isla de Vanua Levu.  Muchos árboles han sido abatidos por la tormenta y se teme que esta se agrave y se produzcan inundaciones que podrían provocar  víctimas mortales: `El potencial de devastación es alto y existe un riesgo real de que la gente podría morir´ ha  señalado  Neville Koop del Na Draki Weather Service en la capital fijiana. La destrucción de viviendas y propiedades  podría ser muy considerable en el  que podría ser el ciclón más poderoso registrado  en la historia de Fiji.

La  alerta nacional  por el ciclón Winston  se ha emitido para las islas de Vanuabalavu, Yacata, Mago, Cica, Tuvuca, Nayau, Koro, Gau, Vanuavatu, Taveuni, Qamea, Laucala, Ovalau, Wakaya y el sur   Vanua Levu.  La alerta de tormenta severa para las islas de Lakeba, Oneata, Moce, Komo, Namuka, Ogea, Moala;  el resto de  Vanua Levu  e islas próximas, Viti Levu,  el archipiélago de Yasawa y de las  Mamanuca . Los meteorólogos prevén que Winston, que se dirige hacia el oeste, atraviese Fiji  durante el fin de semana y que el impacto más fuerte se produzca durante las primeras horas de este  domingo.

 

Enlaces aéreos desde Fiji al archipiélago tongano de Vava’u

Fiji Airways  iniciará el próximo mes  de abril vuelos semanales directos entre Nadi y el  Aeropuerto de Lupepauʻu, en  Neiafu. Dos vuelos a la semana tendrán salida desde  el Aeropuerto Internacional de Nadi al oeste de Viti Levu , los miércoles y sábados a las 08:00 horas con regreso desde Vava’u los mismos días a las  16:00 horas. A 320 kilómetros al noroeste de la capital Nuku’alofa, este es  el archipiélago tongano que recibe mayor número de visitantes extranjeros. Hasta  la fecha  la isla de  Tongatapu ha sido  el único punto de entrada internacional al país debiendo los pasajeros con destino a Neiafu,  tomar los vuelos de Real Tonga desde el Aeropuerto Internacional de Fua’amotu.

El Niño provoca la hambruna en Papúa Nueva Guinea

 

12038268_965906426765699_1088808935025023516_n

En Papúa Nueva Guinea, la tragedia sigue en silencio. En la provincia occidental de esta nación melanesia, muchos aldeanos  sufren de desnutrición severa debido a la sequía causada por El Niño. Prácticamente  no han recibido  ningún tipo de ayuda de las autoridades locales o internacionales. Sally Lloyd, hija de una pareja de misioneros australianos y criada en un poblado del Middle Fly, regresó hace pocas semanas de una expedición a Mougulu,  misión de difícil acceso enclavada en la selva y con ella trajo conmovedoras imágenes de niños de piernas raquíticas, costillas marcadas  y el vientre hinchado. Se las mostró al gobierno de Papúa Nueva Guinea quién  admitió que   a pesar de la promesa hecha hace ya cuatro meses,  todavía no ha la llegado ayuda y los  alimentos tan necesarios  para estas comunidades rurales. La australiana  forma parte de una red de líderes eclesiásticos, académicos y comunitarios que presionan  a los gobiernos de Australia y Papúa Nueva Guinea y  al Programa Mundial de Alimentos para dar una respuesta de emergencia.  en estos momentos, la única solución es entregar los suministros  que permitan alimentarse a  los habitantes de estos remotos poblados  por vía área, sin embargo la mayoría de las pistas de aterrizaje son impracticables y el gobierno no  aún no ha  encontrado los fondos necesarios para  combatir una crisis alimentaria en cierne que amenaza distintas provincias. Lloyd  ha podido  ver como los lugareños  comían una clase especial de arcilla, la misma  que comen algunas aves y otros animales cuando no encuentran alimento.  La parten y  la mastican para sobrellevar la sensación de hambre y como ayuda  en el caso de que  se sientan enfermos. La misionera permanece en contacto con los habitantes de los alrededores de  Mougulu, y dice que la situación  se ha deteriorado desde entonces.

No hay nada más que llevarse a la boca. Las condiciones climáticas extremas provocadas por El Niño han devastado los cultivos,  las fuentes de agua potable, ya de por sí muy escasas,  está contaminadas o  agotadas por completo;    el suministro de alimentos en los comercios,  de combustible y  la asistencia sanitaria no existen. Se han registrado casos de lepra y  complicaciones gastrointestinales severas y potencialmente mortales en algunas aldeas. Se sospecha incluso  de casos de cólera y fiebre tifoidea. Poblaciones que habitan comunidades aisladas enclavadas en el norte y oeste del país, de  accidentada geografía, están soportando las peores consecuencias derivadas del clima extremo. Estas aldeas están a muchos días de camino a través de la selva tropical de las principales poblaciones y son accesibles tan sólo  guiando embarcaciones por los cursos fluviales o  contratando  vuelos chárter.

Declarada epidemia de Zika en las islas Tonga

Las Fuerzas Armadas Tonga han sido llamadas a   combatir la propagación del virus Zika ,  al mismo tiempo que las autoridades sanitarias  instan a los habitantes de las islas a   mantener la precaución con la generación de   deshechos domésticos ante los temores de que estos  estén  contribuyendo a la aparición, cada vez mayor, de  lugares de cría del mosquito Aedes aegypti. La labor del ejército se centra sobre todo en las calles de la capital Nuku’alofa, en la isla de Tongatapu,  donde al menos 400 toneladas de  escombros han sido retirados del escenario urbano. Cualquier cosa que pueda contener agua, como llantas de automóviles, aunque sea tan solo un par de milímetros,  puede convertirse en foco de reproducción de larvas . El secretario general de la Cruz Roja de Tonga, Sione Taumoefolau ha dicho que es necesario educar a la gente para asegurarse de que la limpieza es la mejor manera para responder ante cualquier virus que llegue a Tonga. El Depatamento Público de Sanidad  está empezando a poner en marcha programas de sensibilización ciudadana a través de la televisión, radio, folletos informativos y posters.

En estos momentos  15  escuelas primarias y cuatro institutos han sido fumigados  en el proceso,  algunos centros   se han visto   obligados a cerrar temporalmente sus puertas. Aunque los recursos son limitados  y se hace aquello que es posible, los esfuerzos se centran también en viviendas privadas. `Necesitamos más máquinas de pulverización y también productos químicos y  personal´, ha señalado Uatesoni Tuagalu, inspector del Ministerio de Sanidad.

Hasta la fecha se han registrado 549 casos, incluyendo siete que fueron confirmados a través de análisis de sangre llevados a cabo en el laboratorio. De estas personas que  han contraído el Zika, dos han sido confirmados en Tonga y cinco casos en Nueva Zelanda en individuos que viajaron al archipiélago tongano y enfermaron a su regreso. Ninguno incluye a mujeres embarazadas aunque esta semana han sido identificadas tres mujeres que presentan síntomas y podrían  haber contraído el Zika.

El primer caso de Zika en las islas Tonga tuvo lugar en el pasado enero, declarándose la epidemia el 1 de febrero del presente año. La mayoría de los casos se concentran en Tongatapu. En los archipiélagos de Vava’u y Ha’apai y en la isla de ‘Eua también, aunque no en las mismas proporciones  que en Nuku’alofa y en el área occidental de Tongatapu.

Papúa Nueva Guinea es uno de los lugares más peligrosos del mundo para ser una mujer

Papúa Nueva Guinea es uno de los lugares más peligrosos del mundo para ser una mujer, la violencia de género está  generalizada y  en muy pocas ocasiones recae  la justicia  sobre los agresores.  Según Human Rigths Watch   la policía papú  está `muy raramente preparada´ para   emprender  investigaciones penales en aquellos casos de violencia doméstica,  incluso cuando se trata de asesinato o violaciones repetidas

 `Papúa Nueva Guinea es uno de los lugares más peligrosos del mundo para ser una mujer o una niña, aproximadamente un 70% de las mujeres sufre durante su vida una violación o agresión ´  relata  en su informe anual  el Observatorio de Derechos Humanos. Si bien este tipo de actos criminales  han sido  penalizados   en virtud de la Ley de Protección de la Familia de 2013 , un número escaso de los agresores  ha sido llevado ante la justicia. En un país donde el 40% de la población vive en la pobreza,  a las víctimas se les exige el pago `para combustible´ como fórmula para emprender acciones o simplemente  las ignoran. Más del 80%  de la población vive en áreas rurales  donde el acceso a la educación y el empleo es muy limitado. En regiones como las de las  Tierras Altas, aproximadamente un 36.5% de las mujeres  es capaz de leer y escribir.

Aquellas  mujeres que son atacados, lo son tras haber sido acusadas de brujería. En provincias como la de  Simbu,  las mujeres   entre 40 y 65 años de edad tienen seis veces más probabilidades que los hombres de ser acusadas de utilizar  la brujería para causar la muerte o provocar una desgracia a la comunidad

Turbas violentas agreden de forma brutal a las   personas  que son acusadas de brujería o magia negra. Estos ataques van acompañados por la quema de viviendas, asaltos y en ocasiones asesinatos. Existe una creencia generalizada en la brujería, las causas naturales como resultado de la muerte no convencen a muchos como explicación de las desgracias, las enfermedades, accidentes o fallecimiento.

Human Watch Righs ha instado al gobierno de Papúa Nueva Guinea para que incremente su esfuerzo para que las víctimas de la violencia doméstica dispongan de una justicia  y servicios de atención adecuados;  las autoridades no están cumpliendo con sus obligaciones en virtud del derecho internacional para proteger a mujeres y niñas de la discriminación y la violencia familiar. Papúa Nueva Guinea registra las tasa más altas de violencia  de género y junto a esta le acompañan otros asuntos que comportan la misma urgencia como son la desigualdad de género, la violencia, corrupción y es uso excesivo de la fuerza que ejercen la policía. Las mujeres están siendo ignoradas y marginadas por la sociedad y el gobierno no les está prestando ninguna ayuda  o reconociendo que  los autores de estos graves delitos deben ser procesados en los tribunales y de que deben ir a la cárcel.

La desigualdad de género se exacerba  por prácticas sociales tales  como el matrimonio temprano y forzado, la dote y la violencia doméstica y sexual generalizada.  En muchos casos, la viudedad condena a las mujeres y a sus hijos a llevar una existencia precaria, el riesgo de enviudar es mayor por la existencia de diferencias y  disputas tribales; el enfrentamiento entre clanes estalla por conflictos por la tenencia de la tierra, por  la obligación de reparar prejuicios contra la comunidad o  la posesión de cerdos, el bien más preciado.  Con frecuencia  a las viudas y sus hijos  se les permite permanecer en las tierras  o propiedad del marido difunto pero no es así cuando la causa de la muerte ha sido producida por el sida, la enfermedad conlleva un gran estigma social. En  2o10  se registraron 31. 609 casos de VIH; y la mayor prevalencia, 0.91 por ciento, se encontraba en las Tierras Altas, un poco por encima del promedio nacional de 0.8 por ciento, el que se estima disminuyó a 0.7 por ciento en 2014.

Desciende la esperanza de vida en Tonga debido a los malos hábitos alimenticios y sedentarismo

 

En el Reino de Tonga hasta un 40% de la población podría padecer de  diabetes mellitus tipo 2 ,  un trastorno metabólico que se caracteriza por hipoglucemia o nivel alto de azúcar en la sangre  en el contexto de resistencia a la insulina y falta relativa de esta. La esperanza de vida en estas islas  polinesias  está descendiendo. Éste es el país del mundo donde hay más personas que sufren de obesidad y parece ser  que una  de las causas principales  es el consumo de  las grasientas faldas de cordero o `mutton flaps´ que son importadas desde Nueva Zelanda y vendidas a un precio económico.

Nauru, con el 71 % de su población obesa, encabeza la lista de la Organización Mundial de la Salud (OMS)  de países con mayor porcentaje de habitantes con un índice de masa corporal (IMC) por encima de 30, el nivel de obesidad, ya que lo normal es entre 18,5 y 25. El segundo puesto lo ocupan  Islas Cook, con un 64,1 % , seguido de Tonga (59,6 %), Samoa (55,5 %),  República de las Islas Marshall (50,7 %), Palau (46,5%) y la República de  Kiribati (45,8 %).

Desde mediados del siglo pasado la dieta tradicional tongana de pescado, tubérculos y cocos ha venido siendo sustituida  por cortes de carne como colas de pavo y faldas de cordero procedentes de los Estados Unidos y Nueva Zelanda. La mayoría de la comida en las Islas del Pacífico  es importada. Hay muy poca producción en la región, excepto en algunos lugares  como Fiji o las Islas Salomón. En muchas ocasiones no existe alternativa,  las únicas piezas de carne disponible  contienen exceso de grasa y  la comida procesada e instantánea  como sopas de fideos es consumida con asiduidad. Al ser económicos, estos productos  se han hecho muy populares entre los habitantes de las Islas del Pacífico.

Hoy  muchos tonganos piensan  que consumir productos importados es  mejor; incluso los pescadores locales  que venden sus  capturas  compran este tipo de  carne para su consumo. En el mercado de pescado se huele a carne asada, a falda de cordero  que parece más grasa que otra cosa. La gente no tiene conciencia ni educación suficiente para saber que es  bueno o malo para su salud. El consumo de  alimentos no saludables y la falta de ejercicio ha provocado que la obesidad  junto con la diabetes, muy relacionada con el sobrepeso y la mala alimentación, se conviertan en las principales causas de muerte  en las islas.

Cada 100 gramos de falda de cordero  aporta 420 calorías,   incluye aproximadamente 40 gramos de grasa la mitad de ella saturada. Nueva Zelanda y Australia venden grandes cantidades de falda de cordero a países como China, México o a  países africanos; en Europa se emplea en los doner kebabs. En 1973 en Tonga el 7% de la población sufría de enfermedades no transmisibles, sinónimo de diabetes en el archipiélago. De acuerdo con los datos facilitados  por el Ministerio de Sanidad de Tonga en 2004 suponía el 18 %, en la actualidad es del 34%; aunque que esta cifra podría alcanzar un 40%.

Las faldas  son la parte desechada de los corderos y que no son aptos para el consumo en Nueva Zelanda,  a pesar de ello  no se pone ningún impedimento en que estos sean vendidos a los países que conforman las Islas del Pacífico. Como ha señalado recientemente  Sunia Soakai,  funcionaria del Secretariat of the Pacific Community,  toda una generación en Tonga ha crecido alimentándose de `mutton flaps´.

Los pescadores tonganos todavía capturas los peces con arpones, lo hacen durante la noche para regresar a tierra firme antes del alba, aquellos compradores que desean las mejores piezas se acercan  temprano hasta sus  barcas otros  hasta el mercado de pescado en el aparcamiento del puerto por la mañana más tarde. No suele haber mucha gente;  los peces atrapados con arpón no son baratos. En Hawaii existe una demanda de besugo capturado con arpón Los buques extranjeros que  extienden sus redes en aguas del archipiélago,  inmediatamente exportan sus capturas.

Algunos científicos creen que el problema de Tonga se debe en parte a la genética ya que en el pasado  los habitantes de las Islas del Pacífico se vieron obligados a sobrevivir largos períodos de tiempo sin consumir alimentos , por lo que sus cuerpos parecen estar programados para retener las grasas  aunque tal argumento no excusa el  papel que  en la sociedad tongana y en toda la región oceánica juegan los usos y costumbres:  Cuanto más gordo eres, más hermoso. Por lo tanto,  tamaño y belleza  vienen de la mano en las islas polinesias. En  Kiribati, en la Micronesia, donde muchas mujeres padecen  de obesidad, no se hablaba del sobrepeso sino de la necesidad de engordar  para atraer a un potencial marido.

Taufaʻahau Tupou IV, el rey de Tonga que  falleció en 2006, ostentaba el titulo Guinness del monarca más gordo del mundo , 200 kilos. Ser delgado  indicaba tradicionalmente  una posición inferior en el orden social.  En Tahiti Nui, por poner un ejemplo en Polinesia,   se practicaba el ritual ha’apori  que en lengua tahitiana significa `ganar grasa´, un proceso de selección de  hombres y mujeres jóvenes pertenecientes a la élite a los que cebaban con alimentos y bebidas fermentadas para hacerlos sexualmente más atractivos.

Los tonganos creen que si uno esta delgado es porque pasa hambre. Tupou IV  en  ocasiones se afanó en perder peso y dejarse fotografiar  en sus prácticas deportivas con el único objetivo de  mostrar a sus súbditos  que esta era la mejor manera de mantenerse sano.  Actualmente la   Organización Mundial de la Salud  lucha contra la obesidad  a través de programas de concienciación en escuelas y lugares de trabajo, así como otras medidas para aumentar los impuestos a los productos nocivos y subvenciones para los alimentos saludables; sin embargo  se requiere más esfuerzo para cambiar los malos hábitos y frenar la avalancha de comida procesada en las islas.

Las sociedades de Tonga,  Samoa, Fiji,  prácticamente todas las  de Islas del Pacífico,  se encuentran  marcadas por una  tendencia tradicional  a celebrar comidas y banquetes   copiosos. La buena comida en términos tonganos significa montones y montones de comida, engordar es  símbolo de bienestar. En estos países donde la religión juega un papel predominante en la sociedad,  los  líderes de las iglesias locales muy bien podrían  dar ejemplo a sus feligreses  para que cambiasen sus hábitos  alimenticios por otros más saludables,  sin embargo su presencia continua en comidas, banquetes, fiestas y celebraciones tradicionales a los que son invitados como figuras relevantes de la comunidad, les convierte entre los más obesos de todos.

Esta epidemia de obesidad que sufren las  Islas del Pacífico no tan solo se debe a las carnes saturadas en grasa, también  a aquellas consumidas   en conserva como el corned  beef y la ingestión de bebidas gaseossa;  en algunos casos beber agua se contempla como signo de pobreza. En 2008 se trataron de aumentar los impuestos sobre las faldas  de cordero , las  autoridades de Fiji lo hicieron con éxito, pero en las Tonga la propuesta acabó en una gran protesta colectiva: La adicción está servida. No es extraño , algunos  tonganos se comen un kilo de pechos de cordero de una sola vez. El resultado es que en este reino polinesio de 100.000 habitantes, donde las autoridades se esfuerzan  en afrontar las dramáticas consecuencias de dietas inapropiadas,  puede darse el caso de que todos los miembros de  una  familia puedan  padecer diabetes tipo 2. Todavía queda mucho camino por recorrer. Si  los   hábitos sedentarios y dietas   no cambian, las cosas empeoraran antes de que se corrijan.

Diario de un viaje al río Sepik, Papúa Nueva Guinea (y XI)

Diario de un viaje al río Sepik, Papúa Nueva Guinea 

Día 11. Tambanum – Angoran – Wewak

Anoche fue una noche especialmente ruidosa donde los chillidos de los zorros voladores, las ratas, ladridos de perros y voces de las conversaciones de los locales hasta altas hora de la madrugada impidieron descansar. Los cantos de los kakaru man ( gallos) tomaron el relevo a eso de las cuatro de la mañana y a las seis y media ya estábamos en pié. Philip, que es el cocinero, ha preparados buñuelos para el desayuno. El momento más desagradable es él de tener que hacer las necesidades matutinas…. Alrededor de la choza todo esta enfangado y las letrinas son indescriptibles por lo que cada uno se las arregla como puede para evitarlas.

Después de diez días de viaje dejar ese lugar supone un alivio. A las siete y media  y una vez todo cargado en la piragua seguimos rio abajo sin detenernos hasta llegar a Angoram que es la cabeza del distrito que lleva su nombre.  Durante la época de presencia alemana Angoram fue un importante centro administrativo y lugar de donde partían las expediciones de reconocimiento del río Sepik.

La navegación no se ha hecho siguiendo el cauce principal del rio si no cogiendo atajos por canales o barat que acortan los meandros y así reducir el tiempo del trayecto que ha durado unas tres horas y media.

En el viaje hemos pasado entre por el poblado de Moin y la isla justo que tiene en frente pero sin detenernos debido a que Moin no presenta ningún atractivo que señalar. En esta parte baja del Sepik la corriente apenas se nota, discurre plácidamente llevando rio abajo pequeñas islas flotantes y numerosas plantas de jacintos de agua. Con las luces de los primeros rayos del sol el panorama es muy hermoso. Por fin llegamos a Angoram donde poco subsiste del asentamiento colonial. El pueblo es grande y su centro se localiza donde en otra época estaba el único campo de golf de la cuenca del Sepik, que hoy no es más que una explanada llena de desperdicios y basura.  Angoram se marchita poco a poco bajo el calor y la humedad y la displicencia de sus habitantes. El Haus Tambarán de esta localidad es grande y concentra mucha artesanía de todo tipo procedente de las diversas partes del Sepik para su venta.

Vamos al Hotel Angoram para reponer fuerzas, ducharnos y cambiarnos de ropa. Unos momentos después ya estamos a bordo de la furgoneta desvencijada de Alois Mateus camino de Wewak. Durante el camino vemos las plantaciones de árboles del caucho y cacao, como relicto de la época colonial alemana. Antes de llegar a Wewak, desde un alto, hay una bonita vista del lugar donde se asienta esta ciudad. En este mismo lugar hay un guesthouse establecido por un ex misionero alemán. En el trayecto también hemos visitado lo que se llama el “Lourdes to the East” una capilla formada por un montón de piedras que deja en su interior una pequeña gruta donde se localiza una imagen de la virgen de Lourdes. El religioso que hizo esta capilla trajo hasta aquí un frasco con agua de Lourdes con la que bendijo.

Tras dos horas y media de traqueteos y baches de esta carretera llegamos a Wewak, dirigiéndonos al hotel donde almorzamos en una mesa con mantel, bebidas frías y atendidos por un camarero, una lujo que no habíamos disfrutado desde hace algún tiempo.

A las cinco y media salió nuestro avión de vuelta a Port Moresby o POM, como se le conoce vulgarmente.

En el aeropuerto nos llama la atención la presencia de un buen número de aviones y helicópteros, cosa inusual para un pequeño aeropuerto como el de Wewak. Intrigados por aquel despliegue, preguntamos y nos informan que se trata de la ayuda humanitaria para las víctimas del terremoto de Aitapé, el mismo que habíamos sentido en el pueblo de Governas dos días atrás.

Mi diario de un viaje por el rio Sepik se cierra en el momento de embarcar en el Foquer 28 de la compañía Air Niugini que nos devuelve al futuro.

*

Juan Carlos Rey,  autor de este articulo,  fue embajador de la Unión Europea en Papúa Nueva Guinea y las Islas Salomón,   residió  en  Melanesia por más de cuatro años, hecho que le permitió  viajar extensamente por las Islas del Pacífico, de forma particular por la Melanesia. Es autor de `Arte y Cultura de Melanesia, objetos de una colección´  , libro, en  edición trilingüe (español, francés e inglés),  que  presenta una muestra de 87 fotografías inéditas con la descripción y la catalogación de otros tantos objetos pertenecientes a la colección del autor y procedentes de Vanuatu, Papúa Nueva Guinea y las Islas Salomón.