El Sueño de Tahiti

`… Anochece. Los marineros abandonan sus barcos y pisan un paraíso que ahora les pertenece. Junto al mar hay varios salones de baile; El Royal Club, el Col Bleu y el Quinn’s… ¿Donde está aquí el paraíso? , ¿Que queda de la Polinesia? Ah! pero ya viene. Como si se tratase de una boda, se acercan del brazo de varios marineros, las muchachas más hermosas del mundo. Unas muchachas muy acogedoras. Este paraíso nocturno, el Papeete inundado de anuncios luminosos, atrae a las jóvenes de toda Polinesia Francesa. Abandonan Bora Bora, Tahaa y Huahine, embarcan en los cargueros que transportan la copra y vienen a Tahiti con sus caras que parecen salidas de un cuadro de Gauguin, para vivir en la ciudad. No puede decirse que se vendan. No: sólo dan y toman. El comercio ha sido introducido en Tahiti por los extranjeros. Las chicas, increíblemente encantadoras, únicamente quieren vivir…

El Sueño de Tahiti, Miloslav Sting (1973)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s