Nueva Caledonia decide si se independiza de Francia este domingo

Pacific Research (photo c Nic Maclellan).jpg

`¿Quiere que Nueva Caledonia acceda a la plena soberanía y sea independiente?´Esta es la pregunta a la que tendrán que contestar este domingo día 4 de Noviembre de 2018  los 174.154 electores del archipiélago melanesio de Nueva Caledonia,   enclavado en el Pacífico Sur y  a más de 18.000 kilómetros de  París, que podrán participar en la consulta.

El referéndum supone la culminación de un proceso de descolonización inédito en la historia de la Quinta República abierto por los Acuerdos de Matignon (1988) y el Acuerdo de Nouméa (1998) tras un pasado violento que a mediados de los ochenta estuvo a punto de sumir al archipiélago en la guerra civil.

En  aquella   época surgió un movimiento independentista liderado por los los primeros habitantes originales de esta tierra, los melanesios,  contra Francia y la población caldoche  de origen europeo. Hubo más de 80 muertos. Las revueltas alcanzaron  su etapa más dramática en mayo de 1988 con la toma de rehenes en la Cueva de Ouvéa, en el atolón de Ouvéa en las Islas de la Lealtad,  que se saldó con 19 militantes independentistas y 6 militares  franceses fallecidos. Un mes más tarde, los acuerdos de Matignon permitieron iniciar la reconciliación y la emancipación del territorio, fundada sobre un reequilibrio económico y geográfico y un poder político compartido.

Los partidarios de la independencia consideran superado el actual marco normativo y sostienen que sólo una soberanía plena permitiría un reparto equilibrado de poder, riqueza y derechos. Quienes se oponen, alegan que separarse de Francia conllevaría más pobreza y una huida del capital extranjero.

Aunque su nivel de vida es el más alto de todos los territorios franceses de ultramar, con un PIB per cápita de 30.000 euros, el coste de la vida es un 34% superior al de la metrópoli y está detrás de las frecuentes revueltas de la población.

La economía caledonia descansa en las transferencias del Estado (1.400 millones de euros al año) y en la explotación de níquel, del que posee un cuarto de las reservas mundiales. Pero desde el 2010, su precio ha caído y otros competidores como Birmania, China, Indonesia, Brasil y Filipinas,  han entrado en escena.

Si gana el sí, Nueva Caledonia se convertirá en un Estado plenamente soberano y le serán transferidas las competencias que ahora no tiene al término de un periodo de transición. Si vence el no, las relaciones con París seguirán regidas por el Acuerdo de Nouméa. En todo caso, si un tercio del Congreso  de Nueva Caledonia (formado por 54 diputados, 25 de ellos independentistas) solicita un nuevo referéndum, éste deberá organizarse en los 18 meses siguientes. Si gana de nuevo el no, se podrá fijar un tercero. Sea cual sea el resultado de este domingo, los kanakos conservarán su derecho a la autodeterminación.

Según las encuestas, entre el 60% y el 69% del electorado votará en contra de la independencia en el referéndum del domingo.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s