Hotel Hanga Roa resurge como centro del conflicto de tierras en Rapa Nui

La tarde del jueves 6 de octubre el Clan Hitorangi (Hito) se instaló  a protestar frente al Hotel Hanga Roa, en una manifestación de reivindicación territorial que se ha ido consolidando con el paso de los días. Esta protesta es la continuación de las manifestaciones que culminaron con la toma de este hotel en los primeros días de agosto de 2010, ocupación que culminó el 6 de febrero de 2011 en un desalojo que careció de toda legalidad y que fue apoyado logísticamente por los Schiess, la familia propietaria del Hotel.

Esa toma fue la más emblemáticas de las acciones de recuperación de tierras que comenzaron el 27 de julio de aquel 2010, y que partieron con la que el clan encabezado por Ana Lola Tuki, de 84 años, hizo de la casa oficina que el Ministerio de Bienes Nacionales, frente a la Gobernación en un proceso que se extendió por todo Hanga Roa y que fue brutalmente reprimido por el Gobierno de Sebastián Piñera, a principios de diciembre de aquel año.

El pasado viernes 7 a las 10.30 de la mañana la gobernadora provincial Carolina Hotus Hey, mediante Orden N°646, ordenó a la Capitanía de Puerto que procediera a desalojar “por ocupación ilegal” el borde costero colindante al Hotel Hanga Roa, “sin perjuicio que se persiga judicialmente el pago de las indemnizaciones que correspondan por todo el tiempo de esa ocupación ilegal”. Identificó como respnsavle de la Ocupación a Marisol Hito, la vocera del Clan.

Pese a sus intenciones, este desalojo no se concretó ante la negativa de los manifestantes a desistir de su legítima protesta. “La manifestación era pacífica y solo consistía en la instalación de carteles y de un pae pae (choza) para guarecerse de la lluvia”, señala en entrevista con Prensa Rapa Nui Marisol Hito.

A medianoche del jueves se vivió el momento de mayor tensión. Una acción conjunta de Marinos, agentes de la PDI y Carabineros conminó a las cerca de 80 personas congregadas allí -entre miembros del citado Clan Hito y de otras familias- a alejarse del sector. Los Hito se negaron tajantemente aduciendo que estaban manifestándose en paz y no obstruían el paso de vehículos.

Ante la insistencia de la fuerzas represivas, los Hito advirtieron que si eran desalojados procederían a la retoma del Hotel. Ahí quedó en evidencia que los uniformados no estaban dispuestos a tomar medidas de fuerzas que podrían reverdecer el duro conflicto que en 2011 llevó el conflicto a la agenda internacional de derechos humanos, transformando la toma del Hotel y la posterior represión a los Hito en un tema de interés nacional e internacional.

Ante el complejo escenario, los protestantes solicitaron la presencia de la Gobernadora Hotus para buscar una solución al problema  pero hasta el lunes 10, esta no había abierto el camino del diálogo.

Marisol Hito señaló en relación lo aquí reseñado: “Primero, nos echan de nuestra tierra; y luego nos prohíben que hagamos una manifestación pacífica”.

Es necesario señalar que el Hotel Hanga Roa fue construido sobre el Ahu Makere -altar familiar en un terreno prestado por los Hito al Estado, a principios de los años setenta y que el Gobierno –sin ser su dueño- lo vendió en 1981 a un empresario chileno, vulnerando así la Ley Pascua -de 1966- que reserva la propiedad de la tierra a los Rapa Nui y al Estado.

Tras la toma de los terrenos del hotel, en agosto de 2010, el Estado de Chile reaccionó criminalizando su lucha y no dando ninguna solución a sus reclamos de devolución de sus tierras.

Para revertir el despojo, el 20 de abril de este 2016 la Comunidad Indígena Hitorangui ingresó a la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi) una solicitud para que dicho ente fiscal haga uso del Fondo de Tierras establecido en el artículo 20, letra b) de la Ley N° 19.253, “Ley Indígena”.

De esta manera podría comprar a los actuales supuestos propietarios –familia Schiess, Compañía Interamericana- el terreno de casi 7 hectáreas en que se emplaza con la finalidad que retorne a los Hito.

“Han pasado seis meses desde que esa solicitud fuera presentada y no ha habido ninguna respuesta por lo que nosotros quisimos venir a manifestarnos pacíficamente… y al hacerlo, llega Carabineros, la Armada, la PDI, en siete camionetas, diciendo que la gobernadora había dado la orden de desalojarnos”, expresa la vocera. Con el paso de los días, la protesta se consolida y consigue el respaldo de la comunidad Rapa Nui.  Fuente original: Prensa Rapa Nui

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s