Albinos bajo el sol de Fiji

No cabe lugar a duda de que  las  islas Fiji atraen a  los viajeros amantes del exotismo y el astro rey,  sobre  las arenas blancas de  sus bellisimas playas  se recuestan  para entregarse a placenteros y prolongados baños de sol sin embargo,   un número significativo de fijianos pasa la mayor parte de su tiempo resguardándose de él;   son los albinos  y  es que en este  archipiélago  enclavado en el Pacífico Sur posee una de las tasas más elevadas de albinismo entre la población mundial. A pesar de este elevado indice, muy pocos fijianos conocen la realidad  en la que viven estas personas.

Este documental, `Coming Out Of the Shadows´ de Christine Nestel, (Fiji , 2016) prentende cambiar la actual  situación  acercando al espectador a cuatro familias que  comparten la experiencia de cómo es la vida  diaria  de los albinos en Fiji. Sus dificultades a la hora de enfrentarse a una educación y  atención sanitaria adecuadas.

En Fiji , una persona de cada 700 es albina.  El promedio mundial de albinismo, que afecta a la pigmentación de la piel, al cabello y los ojos, es de una entre cada 17.000 personas. La doctora Margot Whitfeld, dermatologa australiana quién el año pasado organizó por vez primera  el Fiji Albinism Symposium, dice que se desconocen los motivos  reales por los que esta tasa es tan elevada en  estas islas de Melanesia.

Existe un  sentimiento de diferencia y sufrimiento para los niños albinos fijianos, especialmente en las escuelas. En algunos casos sufren acoso escolar , un hecho que les hace sentir diferentes frente al resto. Para Esala Eseru de 14 años de edad y que aparece en el cortometraje, es muy difícil mezclarse con otros alumnos : `ir con otros estudiantes que no son como yo, de color diferente al mio´  , `No tomo el autobús, porque cada vez que lo hago y desde el momento que entro la gente empieza a mirarme. Aveces  me hace sentir muy triste y enfadado, pero estoy acostumbrado´.

El albinismo crea  también  problemas en la visión y la sensibilidad de la piel aumenta los riesgos de daño y sensibilidad a la luz. Muchos de los estudiantes del Colegio para Ciegos de Fiji sufre de albinismo; cuando estos eran más jóvenes  e iban  a la escuela donde acuden el resto de niños y adolescentes, no podían rendir lo suficiente. Su visión limitada les impedía ver la pizarra, de este modo y como su educación no era la apropiada , acaban abandonando para trabajar en las huertas y  plantaciones.  Las exposiciones prolongadas al sol aumentan considerablemente el riesgo de cáncer de piel. Por norma general las familias encuentran muchas dificultades económicas a la hora de  disponer de cremas solares para sus hijos, los precios son muy elevados para afrontar el gasto.`Coming Out Of the Shadows´  pretende pues concienciar a la población de las las dificultades  que conlleva ser albino en Fiji, un país eternamente bajo la luz del sol.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s