François Hollande visita Wallis & Futuna , la Polinesia más remota

El presidente de Francia,  François Hollande,  inicia este domingo en  Wallis & Futuna,  una gira de 45.000 kilómetros que incluye Tahiti & sus Islas  y, a partir del martes que viene, tres países de América Latina: Perú, Argentina y Uruguay. Wallis y Futuna es una Colectividad de Ultramar Francesa (Collectivité d’outre-mer) desde 2003. Entre 1961 y 2003 tuvo un estatus de Territorio de Ultramar (Territoire d’outre-mer).  Estas islas polinesias  posee dos gobiernos, uno como Colectividad de Ultramar, ejercido por Francia, y una monarquía local  , aunque  con escaso poder gubernamental.

La isla de Wallis no acogía a un jefe de Estado francés desde 1979, cuando la  visitó Valéry Giscard d’Estaing. En cambio, es  la primera vez que un mandatario francés visita la pequeña  Futuna una isla de origen  volcánico perdida en medio Pacífico Sur  y con un poco más de 3.000 habitantes de origen polinesio.  Durante la  campaña presidencial, Hollande  prometió  que si era elegido visitaría los once territorios franceses de ultramar habitados. El mandatario habrá cumplido esta promesa  después de visitar  hoy el archipiélago, y  Tahiti y sus Islas  al día siguiente. La última vez que un presidente francés visitó  la Polinesia Francesa  fue Jacques Chirac en 2003.

François Hollande  visitará los tres  reinos tradicionales con que cuenta el archipiélago y  siguiendo la tradición, será recibido por sus reyes. Del mismo modo  participará en la ceremonia del kava y degustará un banquete tradicional con cerdo. Los habitantes de  Wallis  están esperando que el banco BNP les instale un distribuidor de billetes y lleguen equipos de diálisis.

Siendo los temas a tratar en Wallis & Futuna  a nivel local, en Tahiti y sus Islas  la intención del presidente francés  tiene que ver con la política interna, en particular con  las elecciones presidenciales de 2017 a las que  podría presentarse.; según la presidencia, va `honrar´ una relación de la República con la Polinesia Francesa  que se ha visto deteriorada y lesionada durante la presidencia de su antecesor, Nicolas Sarkozy. El tema principal de la visita es la indemnización a  las víctimas de los 193 ensayos nucleares que Francia llevó a cabo en  los atolones de Moruroa y Fangataufa  de 1966 a 1996. Escasamente 20 casos, de un conjunto de un millar, han sido resueltos con una indemnización, sostiene la presidencia francesa. El  mandatario galo  va a dar una respuesta política a los polinesios que consideran que esos ensayos son la causa de numerosos casos de  cáncer que padecen los habitantes del archipiélago. Otro de los puntos que seguramente va a ser tratado es el de la llamada  `deuda nuclear´, de  150 millones de euros; esta es   una renta anual acordada por el Estado  cuando se puso fin a los  de los ensayos nucleares  en  1996  cantidad que  ha sido reducido en varias ocasiones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s