En nuestra tierra, como un país rico en recursos naturales entrega estos a un puñado de empresas extranjeras solo para beneficio de las élites corruptas locales

` On Our Land: Modern Land Grabs Reversing Independence in Papua New Guinea (2013) , documental dirigido por Eric Chebassier, narra las experiencias de las comunidades rurales de Papúa Nueva Guinea, dando voz a aquellos que están perdiendo sus tierras ancestrales  y recursos naturales como consecuencia de las operaciones ilegales de tala de bosques tropicales a manos de  empresas extranjeras. Expone el fracaso de las estrategias actuales de desarrollo y destaca los esfuerzos de las comunidades locales y organizaciones no gubernamentales por recuperar lo que les pertenece por derecho propio.

La cinta desvela una historia desconocida y que vale la pena descubrir: la devastación humana y ambiental de Papua Niugini, un país fascinante con una diversidad humana, cultural y natural incomparable: Stefano Liberti autor del  `Land Grabbing: Journeys into the New Colonialism´ ha dicho que `es un documental impactante que relata la historia no contada de todo un país vendido a los intereses corporativos.; de como un país rico en recursos naturales entrega estos a un puñado de empresas extranjeras solo para beneficio de las élites corruptas locales.

Papúa Nueva Guinea es uno de los países con mayor diversidad cultural del planeta, posee más de 800 lenguas y está  compuesto por  más de  seiscientas islas y atolones de coral. Entre sus numerosos tesoros naturales y activo único  se encuentra la selva tropical, la tercera en extensión del mundo y refugio de especies en peligro de  extinción, flora y fauna, y hogar de diversos grupos étnicos melanesios.

Se ha dicho  siempre que Papúa Nueva Guinea  dispone de la distribución más equitativa de la tierra en todo el mundo, la Constitución del país protege los derechos  consuetudinarios sobre la tierra y  no existe prácticamente la propiedad privada. La tierra está controlada por los clanes y las tribus. La Carta Magna establece la independencia, soberanía y gestión de los recursos naturales como principios generales para el país sin embargo,  y a pesar de estas protecciones legales,  la nación melanesia está soportando una oleada masiva de  adquisición de suelo: En los últimos años el 12% de Papúa Nueva Guinea, 5.5 millones de hectáreas,  ha sido arrendado a empresas extranjeras. Docenas de corporaciones ha firmado acuerdos sobre tierras bajo un esquema gubernamental  denominado Special Agriculture and Business Leases (SABL); creado para poner en marcha proyectos agrícolas,  ha demostrado que estas empresas de capital extranjero están  más interesadas y  ocupadas en la tala de madera, que es importada a los mercados extranjeros, que en otra cosa. Con  el SABL las corporaciones han encontrado una manera nueva y relativamente fácil de abrir nuevos espacios para la explotación forestal. El último informe del Oakland Institute revela que esta fiebre masiva por las tierras que está teniendo lugar, está amenazando el medio de vida de millones de personas que habitan el medio rural en Papúa Nueva Guinea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s