Demasiado tarde para Kiribati …

Anote Tong, presidente de la Republica de Kiribati  ha dicho que ya es demasiado tarde para salvar a muchos de los pequeños estados insulares de ser  anegados por el aumento del nivel de los océanos. En declaraciones a la CNN y durante las negociaciones que tienen lugar en Bonn sobre un nuevo tratado sobre el cambio climático el político micronesio ha subrayado que la  aniquilacióny  total es ahora inevitable para Kiribati, Tuvalu,  las Islas Marshall  y las Maldivas, esta útimas  enclavadas en el Océano Indico. Según sus palabras, todo lo que se acordó con los Estados Unidos y China no  tendrá en un futuro repercusión alguna para los atolones de Kiribati ya que es demasiado tarde;  aunque espera que tal circunstancia pueda actuar como lección que alerte de la necesidad de una acción más contundente  en relación al cambio climático. ` Es de esperar que todo lo que está sucediendo haga llegar un mensaje  claro de que Kiribati podría estar hoy en primera línea pero al país le seguirán otros y muchos más, que sufrirán las consecuencias del calentamiento global.

La República de Kiribati está formada por 33 atolones repartidos en más de tres millones de kilómetros cuadrados de océano. Si a ello se le añade la Zona Económica Exclusiva, la extensión abarca casi cinco millones de kilómetros cuadrados. Existen cuatro grupos insulares: las Gilbert con diecisiete  atolones, las Fénix con ocho, las Line del norte con cuatro y que incluyen la isla de Kiritimati o Christmas;  las Line del sur con cinco atolones,  además de las isla de Ocean o Banaba. En Tarawa,  el atolón más poblado, se encuentra Bairiki, capital administrativa, que se encuentra a 1800 kilómetros de Suva, capital de las islas Fiji.

 La superficie total de tierra es de 811 kilómetros cuadrados. Todas las islas son anillos de coral de muy poca altura, a excepción de Banaba, que alcanza los 87 metros de altura sobre el nivel del mar.  El terreno de estos atolones  por lo general está compuesto por rocas de coral con tan solo una fina capa de arena firme y tierra que permite una vegetación escasa compuesta en gran medida  por cocoteros y árboles de pandano (Pandanus species).

La mayoría de la población es i Kiribati, aunque existe población polinesia originaria de Tuvalu y algunos europeos. El modo de vida está  muy relacionado con el mar. La propia geografía de los atolones ha contribuido al desarrollo de una economía de autoabastecimiento y subsistencia basada en la pesca, los cocoteros y la agricultura  a pequeña escala. En  razón a su urbanización en  Tarawa la dependencia de los alimentos de importación es mucho mayor.

La población micronesia llegó a Kiribati hace 2000 años, estableciéndose notables diferencias en las costumbres y organización social entre los atolones enclavados al norte  y sur del archipiélago. Los europeos tuvieron tuvieron las primeras noticias de su existencia en 1606 a través del navegante portugués, al servicio de la Corona española, Pedro Fernandes de Queirós.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s