Tuariki Huna

White Lies /Tuakiri Huna,  Aotearoa Nueva Zelanda (2013),  transcurre en la Nueva Zelanda rural de la década de los años veinte en  una sociedad  dominada por el racismo hacia la población māori ; filmada en los majestuosos paisajes de  Ruatahuna , en el corazón de la iwi  o tribu de los Tuhoe, en el Parque Nacional de Te Uruwera, la película  está    basada en la  novela  Medicine Woman (2013)  del  aclamado escritor māori  Witi Ihimaera y  autor de  The Whale Rider ( 1987) o  La leyenda de las Ballenas ;  de hecho su directora, la mejicana Dana Rotberg, ha comentado que viajó a Aotearoa Nueva Zelanda   después de  haber visto Whale Rider (2002) cuyo productor es  Johhn Barnett el mismo que el de este, su más reciente  largometraje interpretado en Te Reo Māori  o  lengua māori. y que desvela el choque de culturas  entre británicos y polinesios.  Rotberg es directora de cine, guionista, fotógrafo y profesora de música. A principios  de los  años ochenta, ingresó en el Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC)  de México  co dirigiendo años más tarde , junto a Ana Diez Días, el documental Elvira Luz Cruz, pena máxima ( Ariel y la Diosa de Plata al Mejor Cortometraje Documental y el premio Bochica de Oro en el Festival de Cartagena de Colombia).  Esta es la segunda vez que Aotearoa Nueva Zelanda está presente en un largometraje  para ser considerada  como Mejor Película Extranjera en la 86 edición de los Oscar 2014.

Paraiti es una comadrona māori a la que le está  prohibido hacer uso de la  medicina tradicional  o rongoā māori, bajo una ley  establecida en  1907 con la intención de suprimir el uso de las  prácticas sanadoras tradicionales  y otras funciones derivadas de  los líderes tribales. Habiendo   sido testigo de joven de  la muerte de su familia y  a los habitantes de su aldea a manos de los colonizadores europeos, vive  una existencia semi nómada en la remota región de Te Urewera, dedicándose  en secreto a cuidar y sanar a  la población māori . En una visita inusual a Auckland a Paraiti se le acercará Maraera una altiva ama de llaves  māori  al servicio de   Rebbecca Vickkers,  rica mujer blanca quién temerosa de las habladurías y cotilleos necesita de ayuda para interrumpir  su ya avanzado  embarazo  antes de que su esposo regrese al hogar,  tras un viaje de negocios a la lejana Europa.  En un principio, se negará a  complacer los deseos de la mujer  pākehā   sin embargo, cambiará de opinión cuando vea morir a una joven māori y su hijo no nacido a manos del personal insensible de un hospital : ` … Esta es mi manera de restaurar un poco de justicia…´  A pesar de que la señora de la casa  no disimula su desprecio hacia Paraiti y a  sus prácticas tradicionales  será  Maraera la que se mostrará como su mayor adversario. El ama de llaves se niega a hablar su lengua materna, dirigiéndose siempre en inglés a la comadrona y convirtiéndose en fiel reflejo de la traición a su propia cultura polinesia. Interpretada por la poderosa cantante māori , Whirimako Black, Paraiti reaccionará  a los desprecios con serenidad,  a la vez que irá  desvelando secretos celosamente escondidos en la opulenta  mansión de   Rebbeca  Vicckers.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s