Parlamento Rapa Nui demanda derechos de los habitantes polinesios de Isla de Pascua

El Parlamento Rapanui, liderado por Leviante Araki, el cual persigue la reivindicación del territorio de Isla de Pascua, difundió ayer a los medios de comunicación,  que “absolutamente todas las leyes promulgadas por Chile, vigentes en el territorio hasta hoy, infringen los derechos esenciales de sus habitantes originarios“.

Según el texto de Araki, Chile tiene el 80% del territorio en calidad de tierras fiscales, incluyendo el Parque nacional Rapa Nui, patrimonio internacional de la UNESCO en 2005, sin embargo, “paradójicamente los rapanuis no tienen ningún tipo de derecho territorial ni sobre sus recursos”. Hoy en la Isla de Pascua, en las 16.600 hectáreas, viven alrededor de 6.000 personas, entre ellas unas 3.000 originarias del lugar y otros 3.000 inmigrantes, en su mayoría chilenos y el resto de Francia, Alemania, España, Estados Unidos e Italia.

Una de las primeras violaciones, según dicho Parlamento, fue el contrato que firmó Chile en 1895 al arrendar la isla al comerciante Enrique Merlet, quien se asociaría más tarde con la llamada Compañía Explotadora de Isla de Pascua, de la empresa británica Williamson, Walfour y Cí”, dedicada a la crianza de animales, principalmente ovejas. El informe, no confirmado por fuentes oficiales chilenas, señala que con la complicidad de los sucesivos administradores: Alberto Sánchez Manterola, Horacio Cooper y luego Henry Percy Edmunds, “se procedió a la desintegración y usurpación del patrimonio y del territorio del Reino de Rapa Nui”.

El parlamento detalla que este período se marcó por la “la destrucción de sus sitios sagrados”, y denunció que durante el mismo se registraron “matanzas, golpes y múltiples vejaciones en contra de la población originaria, buscándose con esto la sumisión de su gente a la esclavitud y a su encierro en una reserva de un kilómetro cuadrado (Hanga Roa)”.

Todo esto se produjo luego de la realización del violento destierro de los rapanui de sus territorios ancestrales, los cuales habían pertenecido, a su vez, a los antiguos clanes”, señala el informe. Con el uso de armas de fuego, el relato detalla, que se mató a los pobladores que no aceptaron el despojo y abandono de sus hogares ancestrales. “Uno de los sucesos más lamentables de esta acción fue la propagación intencional de incendios, provocados deliberadamente en puntos adyacentes a los cultivos. De un momento a otro, según cuenta la tradición la oral, el viento propagó estos incendios, esparciéndose el fuego por una gran parte del territorio y privando a los habitantes de sus alimentos y tierras. Los rapanui quedaron, entonces, sin comida y convertidos en esclavos”, denuncia Leviante Araki.

En 1966 se entregó la administración a las fuerzas Armadas de Chile, y los rapanui reclaman al respecto, que pese a todo, mantuvieron una cuestionable normativa de los “lunes fiscales”, implantada en 1930, en la que debían trabajar ese día gratuitamente, en este caso para la armada., considerado por los rapanuis como un “trabajo forzado”. Según la reclamación de dicho Parlamento, Chile, al inscribir las 16.600 hectáreas de Rapa Nui  en el fisco, no consideró los derechos de propiedad de los habitantes originarios de la isla, los cuales se dividen en diferentes clanes autónomos. Durante el Gobierno de Eduardo Frei, en la década del ’60, se promulga una ley que reconoce el derecho civil de los nativos y emergería entonces una cooperativa para impulsar la auto economía, la cual más tarde sería expropiada, durante la dictadura del general Augusto Pinochet, según el mismo relato. En 1979, bajo un gobierno militar se prohibió el uso de la lengua polinesia de Rapa Nui, la cual fue reintegrada más tarde por las protestas.

La codicia, los intereses económicos y la falta de respeto del colonizador han logrado alterar la isla considerablemente. Desde su llegada a aquella, el Estado de Chile y su administración no han sabido respetar a Rapa Nui y su cultura; al contrario, la han ido robando ilegalmente, con atropellos desmedidos y arrogancia, sin respetar la biodiversidad que la compone”. Para los dirigentes de Rapa Nui el que en 1933 el conjunto de las tierras de la isla sea parte del dominio público, fue “en abierta violación a las disposiciones del Tratado de 1888, entre el Gobierno de Chile y el rey vigente en ese momento”.  Hoy en día sólo el 13.65% de las tierras se encuentran con derechos de tenencia  para los habitantes originarios, bajo el concepto de títulos provisorios.

En fechas recientes, por la Ley Indígena N° 19.253, se entregaron tierras rurales a la población rapanui de  1.500 hectáreas, repartidas en parcelas de cinco hectáreas, las cuales son del Fundo Vaitea, y el informe denuncia que esto se está realizando sin consideración del derecho tradicional, que tenía una propia división territorial. De esta manera surgieron protestas en todo el territorio, las cuales se agravaron especialmente en el año 2010, que obligó a las fuerzas policiales chilenas realizar desalojos. El parlamento Rapanui busca además el reconocimiento de su rey, S.M. Valentino Riroroko, nieto del último monarca S.M. Simeón Riroroko, muerto en Valparaíso en 1987, mientras se encontraba en un viaja para hablar con las autoridades de Chile por la violación del tratado de 1888.

El Estado de Chile, quien no ha tomado en cuenta esta demanda, ha obligado a las instituciones rapanui a recurrir a la arena internacional para plantear las reivindicaciones de nuestra gente. De hecho, el Estado tampoco ha tomado en cuenta las reivindicaciones y peticiones expresadas por el Parlamento Rapanui, las que no han sido respondidas aún por el gobierno en su proyecto de estatuto especial diseñado para la isla”, reclama Leviante Araki.

El Gobierno provincial de Isla de Pascua reconoció la necesidad de impulsar una escuela bilingüe para los pobladores. El 24 de abril pasado, las autoridades celebraron el Convenio de fortalecimiento de la Educación Intercultural en lengua española y rapanui en kinder y prekinder, informó el Gobierno local. El alcalde de Isla de Pascua, Pedro Edmunds, destacó que con esto se busca incentivar el uso de la lengua originaria en los más pequeños, lo que no se estaba respetando antes. A su vez el mes pasado, la Gobernación anunció que a fines de mayo la población sería consultada a fin de este mes, de acuerdo al convenio N°169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), para la creación de la reserva marina Hanga Roa Otai y la formulación de su plan de administración.

Con la presencia del subsecretario de Pesca y Acuicultura, Pablo Galilea, el subsecretario de Medio Ambiente, Ricardo Irrarázabal, el Comisionado Presidencial para Isla de Pascua, Carlos Llancaqueo, la Gobernadora Provincial, Carmen Cardinali y el Director Nacional del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura, Juan Luis Ansoleaga, se programaron los talleres informativos, que impulsaron la propuesta del Gobierno chileno. Según Galilea, en la Reserva Marina Hanga Roa Otai, “uno de cada cuatro peces que habitan en Rapa Nui son exclusivos de esta Isla. Para el caso de los corales, caracoles y otros invertebrados identificados, cuatro de cada diez solo existen en Isla de Pascua. El problema es que se observa una disminución de los recursos pesqueros en la zona.  En 2010 la creación de esta reserva fue incorporada por el Gobierno del Presidente Sebastián Piñera como prioritaria”, según explicó el subsecretario. Carmen Cardinali, Gobernadora Provincial, sostuvo que esta demanda nace de la inquietud generada hace más de diez años desde la propia gente Rapa Nui de proteger sus recursos.

Articulos relacionados  y enlaces de Interés : Tangata O Te Moana Nui Rapa Nui  & Tuki Tepano denuncia el genocidio silencioso en Isla de Pascua

Anuncios

3 comentarios sobre “Parlamento Rapa Nui demanda derechos de los habitantes polinesios de Isla de Pascua

  1. La isla es de Chile, pertenece a todos los chilenos y los pascuenses también son chilenos, así como los pascuenses tienen todo el derecho de aprovechar de todo el resto de Chile.

    Que ahora quieran cambiar las cosas, igual que los mapuches, y empezar a ‘recuperar’ cosas que jamás fueron de ellos realmente habla de la poca cultura y valores de los que actúan así. Seguro solo los motiva la ignorancia el afán de poder y dinero.

    Pensar que podrían haber sido exterminados como esclavos en Perú y Chile supo liberarlos, recuperar su cultura y devolverlos a la isla.

    Sin duda todo esto debe estar nuevamente dirigido por los energúmenos de izquierda.

  2. Estos sinvergüenzas del “Parlamento Rapa Nui” a ver… díganme ¿quién los eligió como parlamentarios?, se autodenominan como tales y no representan más que a una familia y a los amiguchos de la misma, que frescura… ¡unos descarados!

  3. Que no se les olvide al autodenominado “Parlamento Rapa Nui” que en democracia es la gente quien elige a sus representantes, ustedes NO representan a ningún otro Rapa Nui más que a ustedes mismos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s