Tanna, la isla de John Brum

Para los habitantes de Tanna el culto de los cargueros está encabezado por un ser mítico conocido con el nombre de John Frum. Se diferencia de los demás blancos porque conocía los dialectos y las costumbres de los nativos y por esta misma causa le dieron su confianza. El culto de John Frum fue hecho oficial en el año 1939. A la llegada de las tropas americanas a las Islas del Pacífico occidental durante la Segunda Guerra Mundial aportó a sus habitantes una riqueza que jamás habían conocido. El interminable suministro de víveres y la generosidad con que estos se repartían abrumó a aquellas gentes.Este hecho tuvo como efecto el incremento de la creencia en el culto de los cargueros, según el cual la aceptación de todo lo europeo y especialmente de sus enseñanzas cristianas, podía motivar de algún modo el que los ni vanuatu recibieran tales riquezas.

 Algunos afirman que John Frum hizo su primera aparición a principios de la década de los años treinta, pero el movimiento no cobró fuerza hasta 1940. Entonces empezó a divulgares la creencia de la existencia de un ser sobrenatural, que prometía a los nativos la felicidad y todos los bienes materiales que deseasen. Este movimiento se extendió por toda Tanna y la mayor parte de las misiones quedaron desiertas. Se dijo que la llegada de tropas americanas a la isla era obra de John Frum. Un millar de isleños se ofrecieron para trabajar para los americanos, pero tras los años de guerra sobrevino una tremenda desilusión. las promesas de John Frum no llegaron a materializarse y el gobierno del condominio anglo francés volvió a aplicar medidas represivas; nuevos líderes fueron encarcelados o exiliados. A pesar de ello, el culto estaba muy lejos de su desaparición.El culto puede entenderse como un movimiento socio religioso. Una pequeña proporción cree que el milenio de John Frum está próximo la otra,que se verá recompensada, de una forma u otra, por su creencia. El culto del carguero es la respuesta frente a un mundo incierto e imprevisible en continuo cambio.

En la región sur occidental de Tanna se sostiene que únicamente volviendo a las normas tradicionales llegará la edad de oro prometida por John Frum.En la aldea de Ipelek en Sulfur Bay, sus habitantes creen que el volcán Yasur se haya bajo la influencia de John Frum y que las rocas que escupe el cráter son una fuente mágica de conocimiento. La leyenda cuenta que el hombre blanco obtuvo su sabiduría a través de piedras robadas al volcán. El Yasur guarda otro importante significado ya que piensan que John Frum tiene un ejército, compuesto por 20000 hombres que viven dentro del cráter, y que están dispuestos a salir cuando vuelvan los americanos con todas sus riquezas. Parece ser que John Frum reveló todas sus leyes a los líderes de este culto en Sulfur Bay. Muchas de las normas están tomadas del mismo cristianismo. El símbolo del movimiento al culto de los cargueros es una cruz roja, algunos piensan que es la sangre que cubrió la cruz de Jesucristo; mientras que los europeos piensan que se trata simplemente de la representación de la cruz roja de una guerrera que un soldado de sanidad americano regaló a uno de los líderes de la secta.

A parte de las interpretaciones religiosas, los cultos cargo son también considerados como un intento de reconciliar las aspiraciones económicas de los melanesios con el control de los medios para realizarlas. La situación colonial, proporcionó la experiencia de este desequilibrio. Por un lado están los deseos bloqueados por la falta de recursos, la falta de preparación y de poder para crear ellos mismos los bienes deseados. De otro lado está el desconocimiento de los medios técnicos y económicos necesarios antes de que el cargo llegue a su destino. Los nativos desconocen el sistema de producción occidental, que abarca desde la extracción de materia prima, hasta la elaboración final de productos. Sin este conocimiento, el culto cargo representa para los Ni vanuatu una clase de bienes de procedencia desconocida, cuya elaboración se debe a la intervención extraordinaria de las deidades y la eficacia de la magia de los blancos. Todos este desconocimiento hace que los melanesios recurran a la imaginación y que se alienten mediante un trabajo concienzudo de preparación, porque aunque reconocen que les pertenece el cargo, también admiten que su participación activa es necesaria. Se trata de una relación de intercambio entre las deidades y los seres humanos que se encuentra en las religiones tradicionales.

Finalmente los cultos cargo han sido interpretados como un intento de resolver las contradicciones que ha experimentado el melanesio, como resultado de la imposición colonial. El ni vanuatu ha sido consciente de los cambios tan importantes que han ocurrido en el campo económico, social y cultural. El nativo está inmerso en esta realidad, y a su vez influenciado por la visión del mundo que se apoya en tradiciones saturadas íntimamente de elementos formales del cristianismo.Los melanesios experimentan a su vez, la destrucción de su estructura socio económica tradicional. Las nuevas formas aparecen llenas de contradicciones , sin vías de solución de las que pudieran surgir, a pesar de todo, un orden nuevo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s