Osana Samoa!

“ Envías Señor, la lluvia sobre los innumerables árboles del bosque y les das de beber en exceso. Junto a los pocos puñados de hombres que vivimos en estas isla, ¿cuántas miríadas y miríadas de árboles vigorosos!

Enséñanos la lección de los árboles . El mar que nos rodea, acrecentado por esta lluvia, rebosa de toda clase de peces; enseñanos, Señor, a comprender el significado de esos peces. haz que nos veamos como en realidad somos: una de las intocables especies de tu creación. Cuando perdamos la esperanza, haznos recordar que los árboles y los peces te complacen y te sirven”.

 Oraciones de Valima
Robert Louis Stevenson

Samoa i Sisifo y Amerika Samoa forman parte del llamado Pacific Belt o “Cinturón Bíblico del Pacífico” (Islas Cook, Tonga y Fiji), esto quiere decir que en domingo las reglas religiosas exigen la paralización total de todas las actividades . El séptimo día es sagrado, es el Día del Señor, y nadie hace nada más que asistir al servicio religioso y, más tarde, abandonarse al descanso más completo. Al visitante se le exige la observación´ de esta conducta y no visitar ni pasear por un poblado en domingo sin previa autorización.

Asistir a la liturgia dominical es una experiencia inolvidable, aunque el viajero no crea ni en la iglesia institucional, ni en Dios. Todo el mundo acude con sus mejores galas, demostrando que este no es un día como los demás. Las mujeres visten elegantemente sus puletasi (largas túnicas de blanco inmaculado) y realzan su belleza con hermosos sombreros de ala ancha trenzados con sus propias manos. Los hombres acuden con corbata oscura  y camisa blanca, bajo trajes grises o negros o ataviados con un formal i’e faitaga o lavalava formal. Los sermones suelen ser extensos y enérgicos sin embargo, la belleza del lenguaje samoano los convierte en algo poético. El pueblo muestra su fervor cristiano a través de bellistas cantos de volumen portentoso,  sublime y conmovedora armonía.

La influencia de la iglesia (lotu) parece ser hoy, como antaño, abrumadora. La huella evangelizadora no solo se patentiza cada domingo sino que, también lo hace en la vida diaria donde las comunidades giran entorno a esta institución. La Samoa Occidental, según insinúa bien su logo nacional, está fundamentada en Dios: Fa’ave i le Atua. Sus hermanos de raza de Amerika Samoa no se quedan atrás y proclaman : Samoa Muamua le Atua o Samoa, “Dejemos a Dios ser lo Primero”.

Las islas enteras se paralizan alrededor de las seis o siete de la tarde, cuando los samoanos se reúnen para orar, leer escrituras o cantar himnos religiosos; hecho que trae a las aldeas el sa o cese de toda actividad. Resulta imprescindible respetar este concepto, absteniendose de pasear por los poblados en los que nos encontremos.

La mayor parte de la población es miembro de la Iglesia Congregacional Protestante que surgió de la labor de la London Misionary Society. Católicos, Metodistas y mormones  forman parte  de otras denominaciones religiosas representativas. El cristianismo (Lotu Pope) se ha convertido en parte integrante del fa’a Samoa creando la fusión de los principios religiosos y los valores tradicionales.

A pesar de que ciertas voces se alzan apuntando la excesiva influencia de la Iglesia como un obstáculo para el desarrollo económico y social, los faifeau o pastores cuentan con una enorme influencia en las comunidades. En una aldea es muy fácil reconocer cual es la casa del sacerdote, pues generalmente es un fale palagi provisto de todas las comodidades.

Dar dinero al faifeau para sus gastos personales y manutención es una obligación. Muchos jóvenes, además de compartir su sueldo con el resto de la ‘aiga o familia extendida, tienen que dar una parte al ministro de la iglesia; si no ocurre de esta manera, se toman severas represalias. El faifeau ostenta un estatus igual o incluso superior al del matai o jefe de más alto rango y quien lidera la familia o aldea. Por si todo esto fuera poco, durante el servicio religioso de los domingos, se leen listas en donde se anuncia quiénes son los feligreses y cuanto dinero han aportado a la iglesia; los que no han cumplido con su obligación no escapan a la vergüenza del anuncio en público.

Es innegable que en el nombre de Dios ciertos aspectos de las culturas tradicionales desaparecieron para siempre sin embargo, y como escribió acertadamente Robert Louis Stevenson: “el misionero se limitó a operar transformaciones, sin su presencia muchos pueblos hubieran encontrado su segura extinción, incapaces de soportar la presión extranjera y en muchos casos, el vacío provocado por el resquebrajamiento de sus sistemas religiosos fuertemente ligados a los aspectos políticos y sociales

En Samoa algunas familias se hacen mormonas (lotu momona) simplemente por el hecho de los beneficios que ello reporta. Sus centros y escuelas  son los más bien equipados y a los buenos estudiantes se les envía a Laie en Hawai’ i o a  Salt Lake en Utah (Estados Unidos) para estudiar en la universidad. Este es un ejemplo de que en algunas ocasiones el samoano se muestra ferviente fiel para obtener beneficio propio, aunque en la mayoría de ocasiones uno se muestra creyente por la presión social que ejerce el fa’a Samoa . Se acude a misa cada domingo, aveces incluso tres veces y se reza cada noche, para mas tarde y a la mínima ocasión, saltarse todas aquellas reglas impuestas por la iglesia y códigos morales establecidos por la comunidad o aldea.

Texto & Fotografía  © Tangata O Te Moana Nui

 

Anuncios

Un comentario sobre “Osana Samoa!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s