La arquitectura samoana: Más allá del Mito de los Mares del Sur


Los fale o viviendas samoanas no son en absoluto una concesión pintoresca para reclamar la atención de los turistas a la búsqueda del exotismo de los Mares del Sur, la Polinesia soñada a través de la lectura de Stevenson o Rupert Brooke. En su arquitectura extraordinariamente bella y minuciosamente elaborada se define la cultura y la jerarquía de la sociedad samoana. Ademas, claro esta, el hogar y espacio intimo de las familias samoanas o ‘aiga (familias extendidas ) muy a pesar de la percepción del visitante, que ante la inexistencia de muros o paredes, parece inclinarse a profanar la privacidad de sus moradores con los disparos indiscriminados de su cámara digital.

Los nu’u o pueblos samoanos en su mayoría se encuentran enclavados junto al mar, situándose generalmente todos los fale alrededor del malae, centro de celebración de ceremonias y otros actos públicos como pueden ser el ritual de la ‘ava, bailes y cantos, partidos de kilikiti o cricket al estilo samoano y las llamadas malaga. En la malaga o visita formal que se hace de un poblado a otro, hay un intercambio de i’e toga o esteras trenzadas en pandano que  y donde los participantes se  regalan  mutuamente toda clase de alimentos, y los tulafale pronuncian discursos que suelen ser seguidos por una gran fiesta donde la comida se reparte según el rango social de cada individuo. La malaga se utiliza variablemente como excusa para celebrar la siva Samoa, danza femenina por excelencia y expresión máxima de la belleza polinesia  En muchos poblados el centro de todas las funciones tradicionales suele ser la taupou generalmente una jovencita, en algunos casos virgen e hija del jefe. Durante la malaga la muchacha baila para los visitantes, especialmente para los jóvenes. Se intercambian esterillas en su honor, costumbre que sólo volverá a repetirse el día de su boda.

La ‘ava, más conocida en el  Pacífico Sur con el nombre de kava, es una bebida derivada de la raíz de la planta de la pimienta (Piper methysticum) de efectos semi narcóticos. La ceremonia de su ingestión es todo un ritual en Samoa. cada reunión de matai o miembros del gobierno es siempre precedida por este ritual. En el pasado la taupou, hija de un ali’i sili, era la única encargada de su preparación y distribución. Hoy  los miembros masculinos de la ‘aumaga son especialmente activos en  su preparación y servicio. Actualmente la ‘ava es también ingerida en reuniones sociales informales. Los participantes de la ceremonia de la kava (‘ava usu ) se sientan sobre esterillas  en el interior del fale del ali’i sili; lo hacen con las piernas cruzadas, cada uno de ellos ocupando un lugar asignado que corresponde con su grado social.

Cada aldea cuenta con su propia iglesia o iglesias donde los fieles acuden cada domingo a misa, hasta dos y tres veces al día, y a la llamada Sunday School (escuelas dominicales) donde se lleva a cabo el estudio de la biblia por parte de los miembros mas jóvenes de la comunidad.

El fale carece de paredes y aquellos que lo habitan guardan su intimidad haciendo bajar las persianas de pandano (Pandanus species) o palma de cocotero de que disponen. Columnas de madera soportan un techo de palma o maderas los poutu enclavados en el área central, aguantan el peso de los fale tele. Algunas viviendas hacen una concesión a la modernidad adoptando láminas de hierro galvanizado. El suelo esta compuesto de guijarros de coral o pequeñas piedras de lava sobre las que se disponen ‘ie toga o esterillas. La arquitectura samoana prescinde de clavos, utilizando en su lugar resistentes cuerdas de fibra de coco llamadas ‘afa.

A diferencia de las viviendas de estilo occidentales (fale palagi), que incorporan todas las funciones en un mismo espacio dividido en habitaciones, los samoanos construyen sus fale separados, para ser empleados en diversas funciones. La casa principal esta destinada como lugar para recibir visitas, comer, dormir y realizar actividades relacionadas con la artesanía. Generalmente no dispone de muebles en su interior. La cocina ( fale umu) consiste en un pequeño habitáculo cercano a un bosquecillo de palmeras y situado a cierta distancia de la vivienda principal, para así evitar el humo, las moscas y  emplazarse cercano al área donde se avivan las hogueras y de las plantaciones de copra ( de la que se extrae el albumen seco de coco) o pequeños huertos donde se cultiva el talo (Colocasia sculenta) tubérculo fibroso que forma parte de la dieta básica de los samoanos.

El baño y la lavandería son actividades que se realizan en el exterior, generalmente en pequeños arroyos y pozas próximas al mar. Muchas aldeas cuentan con fale para huéspedes llegados de otros pueblos, e islas , lugares donde son alimentados y entretenidos especialmente durante la malaga.

Cada aldea cuenta con un fale talimalo donde se reúne el el consejo de jefes del poblado o fono, y en el que cada matai o cabeza de familia ocupa un lugar determinado de acuerdo con su rango social. Todo samoano sabe que lugar le corresponde dentro de sociedad, y como hemos comentado, es así como la jerarquía establece donde y cuando un individuo debe ocupar su espacio en el fale, de forma rigurosa en el fale talimalo. El fa’a Samoa, o el estilo samoano de hacer las cosas, define una sociedad muy jerarquizada y estricta en la que el papel de cada individuo esta perfectamente definido y depende sobre todo de su rango (suafa). La sao’fai es la ceremonia formal la cual permite reconocer el derecho de un individuo a ostentar un título; y que es seguida por el ritual de la kava o ‘ava o le sao’fai y el intercambio de bienes (fa’alavelave).

El fale afolau de estructura oblonga, es el fale talimalo que pertenece al tulafale orador y portavoz de los matai de mayor rango. El fale tele, de techado circular, es propiedad del ali’i sili (jefe de mayor rango). Allí beben ‘ava y se pueden encontrar tanto jefes de una aldea o de una isla en particular como al contrario, tener un nivel más elevado y reunir a matai que tratan de asuntos que conciernen a la nación entera y sus habitantes. Los jefes que ostentan los rangos más altos del fono de una serie de distritos en cuestión, se unen para constituir el llamado fono o Parlamento Nacional. Los fale talimalo de los jefes están construidos sobre tia o plataformas de piedra. Cuanto más elevadas son, más es el poder que ostentan sus dueños; igual ocurre con sus techados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s