Manuel Bosch i Barret: Un catalán en los Mares del Sur

Nacido en Barcelona en 1895. Abogado y escritor. Presidente del Tribunal Internacional Mixto de las Nuevas Hébridas, hoy Vanuatu, de 1936 a 1939. Su misión era dirimir disputas entre los dos poderes coloniales en las islas: Francia e Inglaterra. Fue nombrado como tal en recuerdo a Pedro Fernández de Quirós. Su cargo fue ficticio y sin poder real pues evidentemente aquellos países europeos no deseaban que nadie interfiriese en sus tierras conquistadas. Manuel Bosch i Barret no contó con ningún apoyo de España, pues en el momento de su viaje hacia Melanesia, el país se precipitaba a la guerra civil.  Su estancia en Melanesia y la visita a otros archipiélagos del Pacífico Sur dieron lugar, a su regreso a la capital catalana , a la publicación de libros como Doña Isabel Barreto, Adelantada de las Islas Salomon (1943) una biografía de Doña Isabel Barreto, primera mujer almirante y adelantada de las Islas Solomon; Xavier o la isla de Iman (1944), Pensión Ultramar (1945) y Tres Años en las Nuevas Hébridas (1945) esta última obra sin lugar a dudas, la más interesante y valiosa como documento histórico para la tristemente olvidada presencia española en las Islas del Pacífico.

  ” … Llegó la canoa a bordo y, previas las presentaciones protocolarias, desembarqué, después de recorrer acaso treinta mil millas, en la tierra a la que el destino me había mandado para dirimir contiendas entre franceses y británicos. Curioso empleo en verdad, cargo concedido a un español sin duda por razones históricas, ya que fue el místico navegante Pedro Fernández de Quirós, el peregrino de Clemente VIII, el primero en poner pie en aquellas islas …”

 ” … Fuese por razones históricas o por conveniencias políticas, el caso es que, desde 1906 en que se constituyó el régimen condominial, es un español quién, dentro de la competencia del Tribunal Mixto, es el Juez Supremo que juzga y falla con su sentencia inapelable, en primera y única instancia …”

 ” … La situación del habitante de las Nuevas Hébridas es por consiguiente sumamente curiosa. la calle que pisa es francesa, si él es francés; es inglesa, si se trata de un súbdito de la Gran Bretaña. En todo aquello que no sea competencia del tribunal Mixto, la ley que impera es la del ofendido. Que un inglés matase a un francés, y lo habría matado en marsella; que el caso sea inverso, y el crimen habría tenido lugar en Liverpool. Mientras el tribunal Mixto no ha adjudicado un terreno, sólo el tiene competencia para juzgar de cuanto en él ocurra. Una vez adjudicada la tierra, el colono reside en Francia o en Inglaterra, según sea su nacionalidad y sus Tribunales son los de su país, excepto en el caso de que en el crimen o litigio intervenga algún indígena …” ” … La competencia del Tribunal Mixto es por consiguiente hacer observar el protocolo de 1914, que confirmó y perfeccionó la convención de 1906, castigar las infracciones a los Reglamentos especialmente en lo que concierne al reclutamiento de mano de obra y la venta a los indígenas de armas y bebidas alcohólicas y dar los títulos de propiedad de las plantaciones a los colonos que lo hubiesen solicitado …”

Manuel Bosch i Barret ~Tres Años en las Nuevas Hébridas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s