Rapa Nui, Mágica Fe

© Tangata O Te Moana Nui_Rapa Nui
Tercer viaje a Pascua. Tercer cuaderno de campo. Tapas rojas deshilachadas, mordisqueadas por una vida que se me va a chorros en esta insoportable búsqueda de la felicidad. Pero ha merecido la pena. La inútil búsqueda ha terminado. Ahora sé qué es la felicidad y dónde y cuándo encontrarla. Y los apuntes, en el diario de a bordo de mis cincuenta años, han quedado en suspenso.Abro el histórico manuscrito y leo:…Tercer encuentro en Rapa Nui, el “Ombligo del Mundo“. También exploro la felicidad. Y un familiar cosquilleo en el alma me avisa.

La nave nodriza acaba de anclar en los cielos de la isla. ¡Ojo…!Me reúno con el Norte. Me siento frente a la belleza da la playa de Anakena me dicta: … ¿Buscas la felicidad? Mírame.

El azul habita las aguas. Y permite al color blanco espumear la roca.El negro ha elegido la piedra. Y viste de luz. El rojo, altivo anida sobre el moai, ennobleciendo la escoria.El verde pinta el bosque contoneándose en el palmeral.Y el naranja, redondo, siempre el último, al perseguir al sol avisa -como tú- sólo somos una ilusión.Una ilusión llamada “Rapa Nui“.

¿Es la belleza felicidad? ¿Está la felicidad en la belleza? Si es así, acaba de borrarse. Y debo seguir explorando.Me reúno con el Sur:Escalo los islotes sagrados. Me siento sobre la eternidad del Motu Nui y los peñascos me dictan:…¿Buscas la felicidad? Míranos.Mas que eternos, somos reveladores. Hemos sido dibujados, labrados y derramados en un stop del vuelo de Dios.Y la mas -novia engalanada- le canta y nos canta horizontes.Aquí abajo, a tus pies, todos respiramos espuma.

Todos hablamos a media voz. Todos susurramos. No sea que Dios despierte y reemprenda el vuelo. ¿Es la eternidad felicidad? ¿Está la felicidad en la eternidad? Si es así acabo de espantarla. Y debo seguir explorando.Salto al Motu Iti. Me siento en la aguja de su poder y la roca me dicta:… ¿Buscas la felicidad? Mírame. Soy la fuerza marina.

Soy el inmóvil poder del basalto, asomado a la móvil explosión del azul. Somos la misma cosa. Dios omnipotente.
Una, femenina y cambiante, jugando a ir y venir.Otro, imperturbable, canoso de vientos.Y ambos te acogeremos graciosamente.Como un frágil suspiro de Dios. Como un hombre. ¿Es el poder la felicidad? ¿Está la felicidad en el poder? Si es así, desheredado de todo poder, debo seguir explorando.Me reúno con el este. Me siento en el libro por descifrar de la cantera Rano Raraku. Y cada página -cada moai- me dicta: … ¿Buscas la felicidad? Míranos. No somos estatuas. Somos tu impotencia. Somos la insolencia. Somos la imaginación.

Somos un aviso del silencio.Somos el anticipo del “no tiempo“. Impotente (tú) para arrancar nuestro secreto.Insolentes (nosotros) que ni miramos ni respondemos.Somos la imaginación pura, “radio-ayudas” del Dios misterio, que tiene en Pascua su torre de control

Torre de la “Mágica Fe“. ¿Es la imaginación la felicidad? Está la felicidad en la imaginación? Si es así, acabo de rozarla. Y debo seguir explorando. Me reúno con el oeste. Me siento en la cima de la soledad. Y el Maunga Terevaka, montaña vigía de la isla me dicta:… ¿Buscas la felicidad? Mírame. ¿Por qué me llamáis “Rosa Separada“? Solo puedo asomarme a la Luna, es cierto. Pero no estoy separada, Sólo preservada.Soy “ombligo” del corazón.Y un océano, guardián circular, me limpia, protege, ama y preserva. Siempre estuve aquí. Soy la negra-blanca alma de unos corazones que vinieron y jamás partieron. “Rosa Separada“, en todo caso, de un mundo sin alma.¿Es la soledad la felicidad? ¿Está la felicidad en la soledad?

Si es así, voy por el buen camino. Pero debo seguir explorando. Me reúno con el interior.Y me siento, por último, entre los hombre. Y lo hago -por deseo expreso de la Providencia- entre los “últimos de la fila“.

Y la nave nodriza, implacable, me dicta_… ¿Buscas la felicidad? Míralos. Papiano Ika, Joel Hereveri, Rafael Tuki y Napoleón. Leprosos Devorados por la enfermedad de Hansen. Lepra seca. Sin dedos y ríen. Sin rostros y ríen. Sin pies y ríen. ¿Cómo es posible reír desde la “nada“? Napoleón y Rafael (sin dedos) “trabajan” la madera. Y ríen sin cesar. Joel (sin dedos) “pinta“. Y ríe sin cesar.Papiano (ciego) “ve” crecer las flores. Y ríe sin cesar.

Y ahora pregúntales…

Y obedezco: ¿Conocen ustedes la felicidad? Sí -ríen-, pero viene poco por el leprosorio. Su sobrina, en cambio, doña Paz, no falta un solo día… ¿Es la paz la felicidad? ¿Está la felicidad en la paz? Si es así, acabo de encontrarla.Y cierro el cuaderno de campo. La búsqueda ha terminado.

J.J Benitez Mágica Fe

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s