Rain of the Children, desvelando el misterio de Puhi

In Spring One Plants Alone,  documental realizado a los veintiún años por el director  de Aotearoa Nueva Zelanda Vicent Ward en 1978 y aclamado internacionalmente, es un íntimo y desgarrador retrato de una mujer de māori de 80 años de la iwi  o tribu de los Tūhoe que en los remotas montañas de Urewera vivía junto  a Niki, su hijo esquizofrénico.  A Ward no le pasaron desapercibidos las lamentos y oraciones de aquella anciana que cuidaba con devoción a su hijo adulto enfermo. Transcurridos treinta años Rain of the Children nos desvela el misterio de Puhi que fue escogida por el profeta māori Rua Kenana para que se esposase con su  primogenito. Tuvo catorce hijos de los cuales, todos menos uno, murieron o le fueron arrebatados de sus manos. Puhi sobrevivió a la redada policial que tuvo lugar en 1916 en la comunidad de Maunga Pohatu. Entrevistando a historiadores y ancianos de las comunidades  māori de la región que aún hoy recuerdan a Puhi, incorporando fragmentos de In Spring One Plants Alone ,  material audiovisual de archivo y una  dramática recreación cinematográfica de aquellos tiempos, Ward  nos brinda un largometraje documental  de belleza lírica extraordinaria.

Rain of the Children está protagonizada por Miriana Rangi, Rena Owen, Temuera Morrison, Taungaroa Emile, Waihoroi Shortland y Toby Moreh ; quizás, de todos estos actores los más conocidos para el público europeo  sean   Rena Owen de la iwi  Ngati Hine y Temuera Morrison de los Te Arawa, protagonistas de Once We Were Warriors (1994). Morrison  trabajo también  en River Queen (2005). Vincent  Ward es director de Vigil (1984), The Navigator (1988) y Map of the Human Heart (1998) las primeras películas de un director de Nueva Zelanda seleccionadas por el Cannes Film Festival.

 

Noho Hewa, la injusta ocupación de Hawai’i

En la lengua hawaiiana  Noho significa ` ocupar´ y Hewa  `equivocado´.  Anne Keala Kelly muestra la otra cara de Hawai’i, aquella  ignorada y olvidada por  los miles de visitantes que cada año llegan  al archipiélago polinesio de Hawai’i:  maniobras militares y  explosiónes  de bombas en Makua y Pohakuloa;  profanación de enterramientos en Hokulia;  legítimos dueños de la tierra, los hawaiianos son  desposeídos de esta y  muchos viven  sin techo. Todo ello en contraposición a la construcción a gran escala de urbanizaciones de lujo blindadas y la resistencia al proyecto Akaka. Noho Hewa: The Wrongful Occupation of Hawai’i   (2008) refleja y ayuda a comprender como el  derrocamiento  de la monarquía hawaiiana en 1893   y la continua ocupación norteamericana  han afectado a cada aspecto de la vida de los nativos hawaiianos. Entrevistas con activistas y académicos polinesios  nos descubren a través de sus declaraciones, el sistemático desprecio y la constante  erosión de la cultura  de  Hawai’i por parte de la administración  de los Estados Unidos de América. .

Olohega, la cuarta estrella de Tokelau

La isla de Olosenga (en lengua samoana),  se encuentra enclavada  a 350 kilómetros al nornoroeste de Tutuila  en  Amerika Samoa. Actualmente esta isla polinesia  es de propiedad privada. Olohega como la llaman los  habitantes  de Tokelau,  legítimos propietarios  de esta tierra perdida en el océano, pertenece a los  Jennings y su acceso está gestionado a través del permiso concedido por  esta familia  americana  y la Marine & Wildlife Resourcers Officer con oficinas en  Fagatogo (Pago Pago). Olosenga es  en realidad un atolón de coral de 2 kilómetros de largo y 1,7 de ancho donde el punto más elevado alcanza seis metros sobre el nivel del mar. Las aguas de su laguna son salobres y no existe ningún acceso natural ni artificial a su interior.

Isla de Quirós  fue también llamada durante cierto tiempo,  ante la creencia de que había sido descubierta para  los europeos por el portugués Pedro Fernández de Quirós, al servicio de la Corona Española  el 2 de marzo de 1606. Quirós podría haberle dado  el nombre de Isla de la Gente Hermosa. El  capitán norteamericano  L. Hudson de la Exploring Expedition y al mando del  USS Peacock  navegó hasta  la isla y tras comprobar que la posición dada por Fernandez de Quirós no era la correcta,  bautizo al anillo coralino como   Swains  en honor y acreditando al americano  W.C. Swains,  del ballenero George Champlan,  como su descubridor en 1840.

Aprovechando sus buenas relaciones con los  americanos  en 1856  Eli Hutchinson Jennings,  casado con la samoana  Malia,  adquirió la isla   haciéndose cargo de las plantaciones de cocoteros y de aquellos que las trabajaban , polinesios originarios de Tokelau reunidos en una comunidad auto suficiente  dedicada a la pesca y la agricultura de subsistencia. Debido a sus afinidades culturales y su cercanía con  el archipiélago de  Tokelau, a una distancia aproximada de 175 kilómetros, fue incluida en el grupo insular de la Unión. En 1925  Olohega  sería  anexionada por los EE.UU. y pasaría    a estar bajo la administración de la Samoa Americana, sin que por aquel  motivo  la familia Jennings perdiese sus derechos de propiedad sobre el atolón.

En la década de los  años cincuenta  los  dueños  tradicionales de la tierra serían expulsados dejando tan solo a unas cuantas personas; Taulaga reúne una cuarentena de aldeanos  mientras que  el pueblo de Etena , donde los Jennings construyeron su residencia en 1800, permanece abandonado. La   expulsión de la comunidad polinesia causó gran conmoción, tristeza y enorme vergüenza-  dicen los exiliados –  ahora ya ancianos y residentes en una lejana aunque unida comunidad enclavada en ‘Oahu, en el archipiélago de Hawai’i.  Hoy , desde la añoranza, siguen reclamando su tierra bella y fértil  manteniendo la esperanza en el regreso

Te Vaka, popular  banda  de Aotearoa Nueva Zelanda, reconocida internacionalmente y cuyos miembros encuentran sus orígenes en Tokealu, Samoa, Tuvalu e Islas Cook,  han apoyado la causa de la devolución de Olohenga  al pueblo de Tokelau, con su bella  canción  Haloa Olohega (Nukuheke, 2002).

Dime el nombre de la isla
Tomada por Eli en 1856
Dijo que fue un regalo
Que le dio un inglés
Vio nativos comiendo cocos
Estaban de paso
No cultivaban nada
Por lo tanto, no era su casa
Tenemos que empezar a dialogar sobre Olohega
Lo que nos llevará a que nos la devuelvan Olohega
Olohega, Olohega
Pobre Olohega
De los crímenes que cometió Eli
Los esclavos y el esclavismo que el apoyó
Atesorando mientras los otros sufrían
Quedándose con la cuarta isla
Llamada Olohega
Una petición a la familia de Eli
Se cometieron muchos errores en el pasado
Que ya no podrán cambiarse
Pero algunos sí que pueden
Haciéndo lo que es correcto

Pobre Olohega (Te Vaka)

La Guerra de Jandamarra

La Guerra de Jandamarra   (2010) de Michelle Torres( Wawili Pitjas Pty Ltd – Electric)  es la historia de un  hombre que lideró una de las rebeliones más efectivas  en la historia de la resistencia de los Aborígenes australianos  frente  a la colonización europea. El viejo amigo de los propietarios blancos  de las estaciones ganaderas, Jandamarra,  es un guerrero Bunuba de West Kimberley  (Australia Occidental) que se  vuelve  en contra los pastores que invaden sus tierras ancestrales. Así, de esta manera,   defenderá  la destrucción de su territorio, cultura e identidad. Sus tácticas de  defensa y ataque,  le traerán la admiración de los suyos y  el castigo de los colonos. Su lucha armada y su muerte repentina ayudarán  a forjar la admiración de su persona entre  los Aborigenes y dando  a conocer al resto del  mundo su coraje. En las páginas de la Australia Blanca, aparecería  como uno de los forajidos más conocidos de aquel país.

El hombre fuerte de Fiji abandona las fuerzas armadas para dedicarse a la política

Durante la ceremonia de traspaso de mando ocurrida esta semana en Suva,  Bainimarama solicitó el apoyo de los militares para su sucesor e General de Brigada Mosese Tikoitoga. Al mismo tiempo anunció  oficialmente  su nueva dedicación a la política `en el comienzo de una nueva era para el Ejército de Fiji y Fiji´ El militar fijiano se presentará como candidato a las próximas elecciones que tendrán lugar en las Islas Fiji  el próximo mes de septiembre de 2014,  después de haber liderado  un golpe de estado  que lo llevó al poder en 2006.

El Comodoro Josaia Voreqe Bainimarama, asumió en 1999 el cargo de Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas y respaldó la elección de Mahendra Chaudry como primer ministro, el primero de origen indio en el país ocupando esta posición. La asunción de Chaudhry resultó de un cambio en la Constitución que propició que ciudadanos de otro origen distinto al fijiano melanesio pudieran ejercer como jefes de Gobierno. Un golpe civil más que militar, trató de re establecer la supremacía de los fijianos y aunque no tuvo éxito, Chaudhry fue depuesto de su cargo que más tarde ocuparía Laisenia Qarase. En 2006 tras meses de acusaciones y desentendimientos entre Bainimarama y el gobierno de Qarase, el  militar melanesio  lideró un golpe de estado con el cual se hizo con el poder. Qarase  fue  acusado  de corrupto y de  favorecer a la comunidad de origen fijiano y discriminar  al resto de la población.

El año pasado la Constitución de las Islas Fiji fue completamente reestructurada,  recogiendo el principio de un hombre un voto;  sin distinción de etnias, y reduciendo  a los 18 años la edad mínima para acudir a las urnas.  El 3 de abril de 2013, el ex primer ministro de Fiji Qarase, salió de la cárcel bajo libertad condicional tras cumplir ocho de los 12 meses de condena por abuso de poder. Según informaron entonces los  medios locales, el que fue sexto Primer Ministro de Fiji, abandonó la prisión estando aún pendiente de resolución su apelación contra la condena impuesta por el Tribunal Superior de Suva, capital del país, en agosto de 2012. Desde su independencia de Inglaterra el 11 de  Octubre de  1970, en el archipiélago fijiano  se han producido cuatro golpes de estado. Los medios de comunicación internacional,  suelen reducir la inestabilidad política aduciendo al reparto desigual del poder político entre la comunidad melanesia y aquella de origen indio que los británicos trasladaron  a Fiji para trabajar como mano de obra barata  en las plantaciones de caña de azúcar sin embargo,  la situación ha venido siendo mucho más compleja y debatiéndose en una lucha de poder entre  las jefaturas del este de extracción  polinesia y aquellas del oeste del archipiélago y   esencialmente melanesias.

Papúa Occidental, la historia de un olvido

Papúa Occidental, junto con las islas que hoy forman parte de Indonesia,  fue colonizada  por los Países Bajos en 1898. Cuando la República de Indonesia se convirtió en un estado independiente en 1949, Papúa Occidental se mantuvo bajo control holandés. A lo largo de la década de los años cincuenta,  el gobierno de Holanda comenzó a preparar a Papúa Occidental para alcanzar su propia independencia.

A finales de 1961 Papúa Occidental celebró un Congreso en el cual sus habitantes melanesios declararon la independencia e izaron su bandera nacional, la Morning Star o `Estrella de la Mañana´; aunque en cuestión de meses, aquel sueño se desvaneció, el ejército indonesio invadió Papúa Occidental y estalló el conflicto entre Holanda, Indonesia y la población melanesia original por el control del territorio. Intervino entonces los Estados Unidos que desarrollaron un acuerdo entre Indonesia y los Países Bajos, que en el año 1962 dio el control de Papúa Occidental a Naciones Unidas que un año más tarde transferiría  el control a Indonesia. Los papúes nunca fueron consultados. Sin embargo, el acuerdo les prometía el derecho de auto determinación , un derecho que está garantizado por la ONU a todos los pueblos del mundo.

En 1969 hubo una gran resistencia al régimen indonesio . El ejército , durante los siete años que llevaba ocupando el país, mató a miles de papúes  a pesar de todo,  fue en estas condiciones que se suponía que  el pueblo  pudieran  ejercer su derecho a la autodeterminación. Se convino en que la ONU debería  supervisar el plebiscito del pueblo de Papúa Occidental ,  planteándoles  dos opciones : seguir siendo parte de Indonesia o  convertirse en una nación independiente. Esta votación se  llamaría  Act of Free Choice o  Ley de Libre Elección  . Pero  era  una farsa. En lugar de supervisar unas elecciones libres y justas , las Naciones Unidas  no intervinieron mientras Indonesia  manipulo el voto . Declarando que los papúes eran demasiado `primitivos´ para enfrentarse a la democracia, Indonesia eligió a dedo  a 1026 `representantes´ papúes de entre una población de un millón. A continuación, tanto a estos como a sus familias,  los sobornó y  les amenazó de muerte  si votaban lo contrario a lo indicado. Tan fuerte fue la intimidación que a pesar de la amplia oposición a la dominación indonesia, las  1026 personas votaron a favor de seguir siendo parte de Indonesia. Los papúes llaman ahora a la Ley de Libre Elección, la Ley de No Elección

A pesar de las protestas de los papúes,  un informe crítico de un funcionario de Naciones Unidas y la condena de la votación en los medios de comunicación internacionales, la ONU  autorizó  vergonzosamente el resultado y Papúa occidental se ha mantenido bajo el control de Indonesia desde entonces.  Recientemente han  tenido lugar una serie de informes detallados que critican duramente las acciones de Indonesia, Naciones Unidas y sus estados miembros durante  aquellos momentos. Uno de  los objetivos de la llamada Free West Papua Campaign o Campaña por la Libertad de Papúa Occidental, es persuadir a Naciones Unidas para que revise su papel en aquel evento y permitir que los papúes participen en un verdadero acto de autodeterminación. Obligando a  un millón de personas a vivir bajo la  brutal ocupación  militar que  le siguió  y que representa  uno de los capítulos más vergonzosos de la historia de la ONU.

Desde los primeros días de la ocupación de indonesia , el pueblo  y la tierra de Papúa Occidental han estado bajo ataque implacable.  En un intento por controlar los papúes, y para reclamar la tierra para dar paso a la extracción de recursos, el ejército indonesio ha  asesinado,  violado y torturado sistemáticamente a los melanesios,  alcanzando unos índices  que podrían constituir un genocidio. Uno de os peores ejemplos es el desplazamiento y asesinato de miles de personas para dar paso  a la gigantesca mina británico americana de Freeport, la mayor mina de oro del mundo, lo que ha reducido una montaña sagrada a un cráter además de envenenar el sistema fluvial de la región.

Benny Wenda, líder papú, después de que las fuerzas de seguridad indonesias   abrieran fuego contra los mineros en huelga,  escribió en octubre de 2011  `… esta es la mina que beneficia a todo el mundo, a excepción de los propios habitantes de Papúa Occidental, que se ven obligados a trabajar allí   en condiciones de esclavitud …´

`… Se podría pensar que acogiendo la mina de oro más grande del mundo y enormes depósitos de gas natural, Papúa Occidental sería tierra de riquezas. Sin embrago, seguimos siendo la región más pobre y menos desarrollada de Indonesia´.

En un nuevo intento de erradicar la cultura de Papúa Occidental, en torno a un millón de indonesios  de los barrios de chabolas superpoblados  a lo largo y ancho de  Indonesia,  se han trasladado a  campamentos de ‘transmigración’  abiertos  en los bosques. La explotación de Papúa Occidental  bajo la continua ocupación militar indonesia, representa un  grave aalto  a gran escala de su medioambiente y  biodiversidad, todo ello llevado a cabo para beneficio de Indonesia, sus fuerzas militares y sus empresas con buenos contactos.

La explotación de Papúa Occidental continuamente bajo accupation militar de Indonesia representa un asalto grave, al por mayor en su medio ambiente y la biodiversidad, todos ellos llevados a cabo para el beneficio de Indonesia, sus fuerzas militares y las empresas con buenos contactos.

La resistencia a la ocupación indonesia comenzó a partir de los primeros días después de la invasión. Un grupo guerrillero armado denominado  Organisasi  Papua Merdeka (Movimiento Papúa Libre) se formó en 1970 , para resistir la colonización de Papúa Occidental.  El OPM  llevó a cabo una serie de ataques guerrilleros contra el ejército indonesio y las empresas multinacionales que se había apropiado de tierra  y recursos melanesios, incluyendo un intento de cerrar la mina de oro  y cobre de Freeport  que culminó en éxito. Principalmente armados con arcos y flechas, el reducido e irregular Movimiento Papúa Libre, luchó durante décadas  una guerra prácticamente desconocida contra   militares indonesios  bien armados y apoyados por Occidente.

Tras la caída del dictador,  el general Suharto, en 1998, brevemente se abrió  un espacio político en Papúa Occidental. La bandera Morning Star ondeo una vez más  y en el año 2000 tuvo lugar un gran congreso público con la participación de cientos de delegados llegados de todas las tribus a lo largo y ancho de Papúa Occidental. Se  rechazó el resultado de la Ley de Libre Elección que tuvo lugar en  1969 y reafirmó  a Papúa Occidental como una nación independiente; concediéndole al mismo tiempo poder al  recientemente formado  Papua Presidium Council (PDP) con la intención de  obtener el reconocimiento mundial por la independencia de Papúa Occidental. Las  esperanzas pronto se  desvanecieron. Ante el temor de la secesión, el ejército entró en huego , y cientos de personas fueron asesinadas y detenidas por  ondear   en público la bandera Estrella de la Mañana y participar en manifestaciones independentistas. En noviembre de 2001, el carismático presidente de la DPD, Theys  Eluay, fue asesinado por soldados indonesios.

Las aspiraciones independentistas continuaron  demostrándose  sobre el terreno  y públicamente. Al mismo tiempo, la policía  y los militares indonesios, respondiendo con violencia e intimidación. Fue considerada  como un fracaso por parte de los melanesios Indonesia entonces intentará acallar las aspiraciones de los melanesios aprobando leyes relacionadas con la autonomía especial de Papúa Occidental. La  nueva legislación, que  debía delegar cierto poder a los papúes, fue considerada  como un fracaso por parte de estos.

En los últimos años una nueva organización de la independencia, el KNPB (Comité Nacional de Papúa Occidental) se ha convertido en prominente. Liderandolas, Bajo  manifestaciones independentistas han tenido lugar  en todos los rincones de  Papúa Occidental , uniendo más que nunca y en una sola voz a los papúes.  Como resultado, muchos de sus  miembros han sido detenidos, torturados y asesinados. En 2012, Mako Tabuni, presidente del KNPB, fue asesinado a manos de la policía indonesia, mientras que muchos otros de sus integrantes  se enfrentan a penas de prisión de hasta 15 años, tan sólo por izar la bandera nacional papú. Hoy, la tragedia de Papúa Occidental continúa, llegando nuevos informes de aldeas incendiadas, detenidos, torturados y fusilados; y la hermosa naturaleza , devastada por la tala de árboles, la minería y los intereses agrícolas y  biocombustibles.

Los objetivos de ataque  dirigidos por personal  militar continúan. En uno de  varios ataques recientes , Blasius Sumaghai , el hijo del fallecido Abraham Sumaghai , quién  era  líder de la comunidad Awyu , fue golpeado por los oficiales de la Armada el 26 de enero de 2014. Tras el asalto inicial fue llevado a un puesto de la marina de guerra , donde ` lo golpearon en todo el cuerpo utilizando las culatas de sus fusiles y mangueras´ y  sufrió graves  lesiones . El 11 de febrero un tribunal de distrito cndenó a Oktavianus Warnares a tres años de prisión por izar la bandera  Morning Star.  Otras cuatro personas fueron  también condenadas por  el mismo `delito´ aunque por un período de tiempo más breve. Los jueces, en su consideración, declararon que sus actividades habían ‘ amenazado la existencia misma del Estado unitario de Indonesia´.  Los cinco fueron arrestados después de que la policía y los militares indonesios abrieran fuego  contra una multitud de personas reunidas para la ceremonia de izamiento de la bandera nacional en el 50 aniversario de la anexión por parte de Indonesia de Papúa Occidental.

`Cualquier persona que apoyó  a la población de Timor Leste (Timor Oriental)  en su lucha por la independencia debería  apoyara  Papúa Occidental ´ , ha dicho   el  activista y comediante Mark Thomas. A pesar de todo hay  buenas noticias con respecto a Papúa Occidental . La cuestión se está  trasladando a la agenda internacional a través de  grupos de campaña, los líderes en el exilio y personas interesadas  a lo largo y ancho del mundo,  que alertan a sus líderes políticos  de  la injusticia que está sucediendo en Papúa Occidental.

A pesar de la prohibición de periodistas extranjeros en Papúa Occidental (International Parliamentarians for West Papua / IPWP), los medios de comunicación están empezando a cubrir la historia y han expuesto   vídeos filtrados de papúes  siendo torturados.  Con la llegada de los Parlamentarios Internacionales para Papúa Occidental / IPWP (International Parliamentarians for West Papua / IPWP) y  Abogados Internacionales para Papúa Occidental / ILWP (International Lawyers for West Papua / ILWP) tanto políticos como abogados están comenzando a involucrarse en la causa.

Los Papúes occidentales  están al mismo tiempo estableciendo  vínculos internacionales a través de la Melanesian Spearhead Group (MSG) – algo que claramente alarma a  las autoridades indonesias. El 13 de enero de 2014, la policía indonesia arrestó a 47 activistas de Papúa Occidental que se reunieron en la oficina del Consejo Legislativo de Papúa (Papuan Legislative Council / DPRP)en Jayapura, centro administrativo de Papúa Occidental, para dar la bienvenida y apoyar a los representantes melanesios del MSG entre los que se incluían los ministros de asuntos exteriores de Papúa Nueva Guinea, Islas Salomón, Fiji y Kanaky Nueva Caledonia,  misión diplomática cuyo objetivo era evaluar  la situación en Papúa Occidental,  antes de tomar la decisión de permitir a Papúa Occidental pasar a ser mimbro del Melansesian Speahed Group.

El 4 de marzo del 2014 el  Primer Ministro de Vanuatu, Moana Carcassés, dio el  apoyo contundente  en el momento que hizo un llamamiento de acción internacional sobre Papúa Occidental en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Hunidas en Ginebra:

`… Desde  la controvertida Ley de  Libre Elección en 1969 , el pueblo melanesio de Papúa Occidental han sido objeto en curso  de  la violación  de derechos humanos cometidas por las fuerzas de seguridad indonesias . El mundo ha sido testigo de la larga lista de torturas, asesinatos, explotación , violaciones, asaltos militares , detenciones arbitrarias y de la división de la sociedad civil  a través de operaciones de inteligencia.  La Comisión Nacional de Derechos Humanos de Indonesia (KOMNAS  HAM ) llegó a la conclusión de que estos actos constituyen crímenes de lesa humanidad bajo la legislación de Indonesia N º 26/ 2000 ( KOMNAS HAM 2001,2004 ) . En este clima de miedo y represión de la disidencia política, y la negligencia flagrante por parte de  la comunidad internacional, incluida la ONU y de los poderosos países desarrollados , desde 1969 nosencontramos con esta raza olvidada que todavía se atreve a soñar con la igualdad y la justicia. Sin embargo, las naciones democráticas han guardado silencio …´

En conclusión, Moana Katokai Kalosil pidió al Consejo de Derechos Humanos,   establecer un mandato formal de la ONU en Papúa Occidental. `El mandato debe incluir la investigación de la presunta violación de los derechos humanos en Papúa Occidental y proporcionar recomendaciones sobre una solución política pacífica en Papúa Occidental

Las cosas se mueven, finalmente, en la dirección correcta – pero tienen que moverse más rápidamente si se quiere evitar  más derramamiento de sangre ,  y  el llamamiento por la libertad  del pueblo de Papúa Occidental  sea escuchado finalmente..

Este artículo  está basado  en la historia de Papúa Occidental y contiene más noticias recientes publicadas en el sitio web de Free West Papua Campaign

Acción: Firma la petición  Free West Papúa en  Avaaz Donación a Free West Papua Campaign

Enlaces de Interés:  Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Vanuatu hace un llamamiento a la acción internacional sobre Papúa Occidental

Oh! Samoa, nunca te olvidaré …

En Amerika Samoa los samoanos cantaban esta canción, Tofa my Feleni, tras el final de la Segunda Guerra Mundial, cuando los marineros de la US Navy destinados en las islas regresaban a su hogar:

Goodbye my feleni
O lea ou tea
Ae folau i le vasa
I le ali’i e pule i Meleke
Ne’e galo mai Samoa

Ae o tala e leele
Ae mamatua mai pea
le au gasese.

Oh! I never will forget you

Samoa e, le galo atu.
Oh! I never will forget you
Samoa e, le galo atu.

Adiós amigos míos,
os tenemos que dejar,
navegar a lo largo del océano

Americanos no olvidéis Samoa, nuestra tierra
pero tampoco nos olvidéis a nosotros,
sus habitantes.

Oh! Samoa, nunca te olvidaré.

… y pasan cocoteros que escriben cantos de amor… , Jacques Brel en las islas Marquesas

Jacques Brel, dernière ligne droite   (Francia, 2013)  es un documental escrito por Alain Gordon Gentil , que  presenta   a través de testimonios de familiares y archivos inéditos,  el descubrimiento de  Jaques Brel en los últimos años de su vida;  de su  profunda sensibilidad y generosidad…

Octubre de 1966 en el Olympia, Jacques Brel saluda a sus seguidores  por  última vez sobre el escenario;  se abre una nueva etapa  en la vida del cantautor belga,  definida por el  musical, el cine y  más tarde,  a la búsqueda de nuevos horizontes que le llevarán a surcar los mares a bordo del Askoy  hasta arribar a las   lejanas orillas  de las  islas Marquesas, archipiélago polinesio enclavado en la soledad del Océano Pacífico. Brel, viviendo en su velero , anclado en aguas de Hiva Oa en donde tan sólo tenía  intención de pasar dos semanas,  no tardará en  dejar seducirse por las isla  y aunque  tras las Marquesas,   Tahiti  debería haber sido  su siguiente destino,  decidirá que darse para siempre: `…  el país es bello, sus habitantes son  agradables, y  gracias a Dios no me conocen …´ Allí, lejos de todo, huyendo de la agresión mediática y de los  rumores y comentarios  sobre su estado de salud, Brel desea ser otra vez un hombre normal ‘como todo el mundo´.  Vivirá  junto a su compañera Maddly en  las cercanías de la pueblerina  Atuona,  convirtiéndose su refugio polinesio  en  el hogar de la amistad y la felicidad. Allí tendrán lugar  largas   y apasionadas  discusiones, acompañadas por la música de Mozart y Vivaldi ,  y con Brel rehaciendo  su mundo, un mundo ideal, generoso, un mundo de poesía …

Se encontrará a gusto entre los polinesios y estos le recibirán  acogedores y hospitalarios;  pilotando a Jojo, un avioneta bimotor que había bautizado en memoria del amigo perdido,  llevará de aquí allá  cartas y suministros  entre las Marquesas y Tahiti, llegando también a evacuar a los habitantes en caso de emergencias médicas.  A pesar de que los médicos insisten en que las islas no son el lugar más adecuado para sus problemas de salud, Brel no desea abandonarlas sin embargo,  deberá viajar a Europa donde finalmente le diagnosticarán cáncer de pulmón. Moriría en Francia el 9 de octubre de 1978 a la edad de 49 años, su cuerpo será  trasladado  de regreso a Polinesia descansando hoy  en  el pequeño Cimetière du Calvaire de Atuona,  no muy lejos de la tumba de Paulo, como así llamaba el artista belga a Paul Gauguin. Dejará  como testimonio musical de su idilio con las islas, la  extraordinaria y emotiva  canción Les Marquises.

Islas Marshall , de paraíso tropical a infierno radioactivo

Nuclear Savage:  The islands of Secret Project 4.1   (Estados Unidos, 2012)

Dirección  y Producción: Adam Jonas Horowitz  &  Primordial Soup Company.

Adam Jonas Horowitz  realizó su primer documental en la  República de las Islas Marshall en el año 1986 y  quedó  sorprendió  con lo que se encontró en aquellos atolones de coral de la Micronesia.: Cocos radioactivos,  fugas en los depósitos de residuos nucleares y asentamientos marginales densamente poblados  como Ebeye, en el atolón de Kwajalein,  y  una de las islas de tamaño reducido más pobladas del mundo;  todo ello resultado directo de 67 pruebas nucleares que vaporizaron los anillos coralinos y devastaron poblaciones enteras.

Veinte años más tarde Horowitz   regresa al archipiélago para filmar un documental de carácter político y cultural que desvela los efectos de la Guerra Fría en lo que antes era una apacible e idílico paraíso. Nuclear Save exhibido y galardonado en diferentes festivales internacionales,  se presenta como un retrato desgarrador e íntimo sobre  los habitantes de las Islas Marshall, quienes luchan por su dignidad y supervivencia tras décadas de haber sufrido la contaminación  radioactiva intencionada por parte del gobierno  de los Estados Unidos. Basándose en documentos desclasificados recientemente, testimonios desoladores de los supervivientes y sorprendentes archivos que no han visto la luz, el documental cuenta la verdad de una historia que hasta ahora no ha sido contada en su totalidad;  revelando como científicos de los Estados Unidos de América, convirtieron a unas islas paradisíacas del Océano Pacífico en un infierno radioactivo;  fue durante tres décadas y   sus habitantes fueron convertidos en conejillos de indias con la intención de  estudiar los efectos radioactivos sobre los seres humanos , teniendo como resultado consecuencias devastadoras.

El programa de pruebas nucleares en las Islas Marshall tuvo su inicio entre 1946 y 1958, y en el tomaron parte cientos de científicos y personal militar  al mismo tiempo, supuso la participación involuntaria de micronesios que fueron evacuados y desplazados una y otra vez y de una isla a otra, para acomodar los intereses de las explosiones nucleares. Los primeros en ser afectados fueron los habitantes del atolón de Bikini. En 1946 fueron informados de que los Estados Unidos de América iniciarían pruebas nucleares en su hogar “para el bien de toda la Humanidad y el final de las guerras mundiales”. En pocas semanas fueron evacuados y los militares se desplazaron hasta el atolón para poner en marcha un programa nuclear que recibió el nombre de “Operación Encrucijada” (Operation Crossroads). Una declaración de prensa de la US Navy declaró: “Los nativos están encantados y entusiasmados con la bomba atómica, la cual les ha reportado ya beneficios y la perspectiva de un futuro prometedor ”. La realidad era otra. Apenas dos meses después de su llegada al atolón de Rongerik las gentes de Bikini sufrían la escasez de alimentos y se sucedían las peticiones de regresar a su hogar ancestral. En 1948 los pobladores de Bikini eran evacuados una vez más desde entonces, la situación se repetiría varias veces. En 1979 se anunció que el atolón de Bikini no sería habitable hasta transcurridos treinta años. Las gentes de Bikini todavía andan a la búsqueda de un hogar donde vivir.

El ingenio nuclear Bravo pulverizo las islas de Bokbata, Bokloloaton , Boknejun y la barrera de coral que las rodeaba, desaparecieron convertidas en polvo radioactivo que los vientos llevaron a miles de kilómetros de distancia. Hasta en las costas de Japón dejaron sentir sus efectos. Uno de los científicos encargados, el médico David Bradley apuntó, “Nada ni nadie puede recuperarse de una cosa así.”

En Enewetak se produjo la explosión de cuarenta y tres bombas nucleares. Sus habitantes fueron deportados en 1947 a Ujelang, un atolón a 190 kilómetros, mucho más pequeño y de escasos recursos naturales para asegurar su correcta supervivencia. Durante un exilio de treinta y tres años, las gentes de Eniwetak afrontaron enormes dificultades en la obtención de agua y alimentos, permaneciendo sujetos a las visitas de los barcos que se los proporcionaban. Los norteamericanos se desplazaron a este lugar, casi un perfecto anillo circular porque, simplemente, las tierras de Bikini estaban demasiado contaminadas.

El 1 de noviembre de 1952 se explotó en el atolón la primera bomba de hidrógeno más potente del mundo, Mike, destrozando para siempre el grupo de islas Eniwetok, donde existe una inmensa laguna de mil kilómetros cuadrados rodeada por un gran cinturón de tierra de siete kilómetros. El artefacto nuclear pesaba setenta y cinco toneladas y su fuerza explosiva a 10.4 mega toneladas de TNT. La bola de fuego, de un tamaño de cinco kilómetros calcinó la laguna hasta secarla y lanzó cientos de millones de toneladas de agua y cal coralino a la estratosfera. A parte de Taklik, también se produjeron detonaciones en la islita de Ranuit; nueve de ellas muy cerca de la costa y ocho a una milla de esta.

Su fuerza se calculó en 110 veces más potente que Little Boy, la bomba lazada sobre Hiroshima. En los cuarenta y cuatro años transcurridos tan sólo ha desaparecido un milésima parte de la radiación y dentro de 240000 años todavía permanecerá el cincuenta por ciento.

En el año 1980 Estados Unidos completo la limpieza de Enewetak, hecho que duró tres años y costó aproximadamente seiscientos dieciocho millones de dólares. La basura nuclear fue dispuesta en un cráter producido por la explosión en Runit y sellado por una inmensa cúpula de cemento. La lápida del cementerio nuclear, de veinte metros de altura y 150 de diámetro, no tardó mucho en presentar grietas; produciendose filtraciones en la base del cráter. Ahora, a los pobladores de Eniwetok les está permitido habitar en las islas meridionales del atolón, aunque las dudas en cuanto a seguridad persisten. Runit permanecerá inhabitable 24.0000 años!

El 1 de marzo de 1954 estará siempre en la memoria del pueblo de Rongelap como el “día del doble amanecer”, el día en que las cenizas cayeron del cielo. Está, fue la fecha en que los Estados Unidos de América hicieron explotar en Bikini una bomba de hidrógeno de quince megatones a la que bautizaron como Bravo. Desde aquel fatídico momento, la vida de los habitantes de Rongelap no volvería a ser nunca más igual.

Bravo fue descrita por el departamento de prensa de la Marina Americana como “ una prueba nuclear rutinaria”. No hubo aplazamientos, como tampoco evacuación o medidas de precaución para proteger a la población; incluso teniendo el conocimiento de que los vientos soplaban en dirección a Rongelap hacía ya semanas. Bravo fue la bomba de mayores proporciones que los americanos habían hecho estallar hasta entonces, nada más ni nada menos que mil veces más potente que la lanzada sobre Hiroshima.

Poco tiempo después de la inmensa explosión, los isleños empezaron a sufrir los efectos de la radiación; vómitos, diarreas y quemaduras. Más tarde, fueron evacuados junto a otras de las víctimas por personal americano adecuadamente protegido. En 1957 Rongelap fue declarado seguro y sus habitantes regresaron. Las pruebas médicas realizadas en 1958 mostraron un rápido incremento de radiactividad en los cuerpos de las gentes del lugar. Los primeros tumores de tiroides aparecieron en 1963. Todos los niños que tenían diez años en el momento en que Bravo explotó han venido sufriendo anormalidades en el tiroides,otros han muerto por leucemia. El hongo nuclear alcanzó treinta y cinco kilómetros de altura, desprendiendo al cabo de cuatro y seis horas, 3.8 centímetros de finas cenizas blancas que volvieron al agua amarilla, contaminaron los alimentos y produjeron graves quemaduras a la población. Los niños jugaron con ella pensado que era nieve. Tras cuarenta y ocho horas de exposición fueron evacuados a Kwajalein.

En enero de 1957 oficiales norteamericanos decidieron devolver a las gentes al atolón, a pesar de los altos niveles de contaminación. En 1978 el Departamento de Energía descubrió que las islas septentrionales de Rongelap poseían indices de radiación mucho más elevados que Bikini, pero permitió el reasentamiento humano en la región meridional.

Cuando los habitantes de Rongelap tuvieron noticias de que el buque insignia del Greenpeace, el Rainbow Warrior, tenía intención de visitar las Islas Marshall, suplicaron ayuda a esta organización internacional. Deportados a otra isla, lejos de su hogar ancestral, y al borde del colapso por la falta de alimentos y la infraestructura mínima para garantizar su supervivencia. Unos meses más tarde, el Rainbow Warrior los traslado al lugar que ellos mismos habían elegido como nuevo hogar, la isla de Mejato.

Tristemente, las gentes de Rongelap fueron intencionadamente expuestas a la radiación. El destino les puso en manos de militares y científicos desalmados que consideraron que representaban el grupo perfecto de control para investigar los efectos de la radiación en los humanos! Fue en el marco del proyecto denominado 4.1.

Los pobladores de Rongelap jamás tuvieron acceso a sus propios informes médicos y todavía sufren las consecuencias de aquella catástrofe, en la forma de leucemia, cáncer de estómago y riñón. En 1978 médicos del Departamento de Energía de los Estados Unidos realizaron un estudio del atolón concluyendo, simple y alarmantemente, el no consumir pescado, cocos y otros productos de las islas septentrionales del atolón. El cesio 137 impregna el suelo del atolón y es absorbido por las plantas y por las personas que puedan consumir estas.

Los Estados Unidos aceptaron la responsabilidad de los daños causados (…) y destinó en 1995, un fondo fiduciario de cuarenta y cinco millones de dólares para ayudar a los nativos a restaurar y repoblar Rongelap. Sin embargo para los habitantes de las Marshall ningún dinero es capaz de aliviar todos los dolores sufridos. No tan solo se quedaron sin hogar sino que, también, tuvieron que abandonar a los suyos; a aquellos familiares ya fallecidos y nexo de unión con la tierra y, como consecuencia fuente de la identidad cultural. Muchas mujeres, no tan sólo de Rongelap, dieron luz a seres abominables; los niños medusa (jellyfish), criaturas sin cabeza, ojos y brazos. Se calcula que los efectos de las pruebas nucleares alcanzaran sus máximas consecuencias en la población durante el siglo XXI.

“ … who gives a damn for those Micronesians…” : ¿Quién da un duro por esos micronesios?. Estas  fueron las palabras que dijo Henry Kissinger cuando era Secretario de Estado, refiriendose a lo habitantes de  la actual República de las Islas Marshall. Con su actitud quedó definida de manera precisa el modo con que los Estados Unidos de América miraban a las islas; únicamente como parte de sus recursos estratégicos para su política en el continente asiático, por un lado, y como campo indefenso de pruebas para su armamento nuclear por otro.

Los micronesios de las islas han sufrido efectos irreversibles físicos y sociales, en la actualidad la cultura de los atolones de Majuro, Rongelap, Eniwetak, Bikini y Kwajalein ya no es viable… Los efectos psicosociales son traumáticos; las tasas de suicidio se sitúan entre las más elevadas del mundo. Los isleños parecen no encontrar significado a sus vidas porque, simplemente, han sido deliberadamente desposeídos, desarraigados de sus condiciones naturales de existencia. El gobierno de Washington prometió proteger los intereses, derechos y libertades fundamentales de los habitantes de Marshall; sin embargo hicieron todo lo contrario, dejando una herencia nuclear espeluznante representada por niños paralíticos que no hablan ni crecen.

Tuariki Huna

White Lies /Tuakiri Huna,  Aotearoa Nueva Zelanda (2013),  transcurre en la Nueva Zelanda rural de la década de los años veinte en  una sociedad  dominada por el racismo hacia la población māori ; filmada en los majestuosos paisajes de  Ruatahuna , en el corazón de la iwi  o tribu de los Tuhoe, en el Parque Nacional de Te Uruwera, la película  está    basada en la  novela  Medicine Woman (2013)  del  aclamado escritor māori  Witi Ihimaera y  autor de  The Whale Rider ( 1987) o  La leyenda de las Ballenas ;  de hecho su directora, la mejicana Dana Rotberg, ha comentado que viajó a Aotearoa Nueva Zelanda   después de  haber visto Whale Rider (2002) cuyo productor es  Johhn Barnett el mismo que el de este, su más reciente  largometraje interpretado en Te Reo Māori  o  lengua māori. y que desvela el choque de culturas  entre británicos y polinesios.  Rotberg es directora de cine, guionista, fotógrafo y profesora de música. A principios  de los  años ochenta, ingresó en el Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC)  de México  co dirigiendo años más tarde , junto a Ana Diez Días, el documental Elvira Luz Cruz, pena máxima ( Ariel y la Diosa de Plata al Mejor Cortometraje Documental y el premio Bochica de Oro en el Festival de Cartagena de Colombia).  Esta es la segunda vez que Aotearoa Nueva Zelanda está presente en un largometraje  para ser considerada  como Mejor Película Extranjera en la 86 edición de los Oscar 2014.

Paraiti es una comadrona māori a la que le está  prohibido hacer uso de la  medicina tradicional  o rongoā māori, bajo una ley  establecida en  1907 con la intención de suprimir el uso de las  prácticas sanadoras tradicionales  y otras funciones derivadas de  los líderes tribales. Habiendo   sido testigo de joven de  la muerte de su familia y  a los habitantes de su aldea a manos de los colonizadores europeos, vive  una existencia semi nómada en la remota región de Te Urewera, dedicándose  en secreto a cuidar y sanar a  la población māori . En una visita inusual a Auckland a Paraiti se le acercará Maraera una altiva ama de llaves  māori  al servicio de   Rebbecca Vickkers,  rica mujer blanca quién temerosa de las habladurías y cotilleos necesita de ayuda para interrumpir  su ya avanzado  embarazo  antes de que su esposo regrese al hogar,  tras un viaje de negocios a la lejana Europa.  En un principio, se negará a  complacer los deseos de la mujer  pākehā   sin embargo, cambiará de opinión cuando vea morir a una joven māori y su hijo no nacido a manos del personal insensible de un hospital : ` … Esta es mi manera de restaurar un poco de justicia…´  A pesar de que la señora de la casa  no disimula su desprecio hacia Paraiti y a  sus prácticas tradicionales  será  Maraera la que se mostrará como su mayor adversario. El ama de llaves se niega a hablar su lengua materna, dirigiéndose siempre en inglés a la comadrona y convirtiéndose en fiel reflejo de la traición a su propia cultura polinesia. Interpretada por la poderosa cantante māori , Whirimako Black, Paraiti reaccionará  a los desprecios con serenidad,  a la vez que irá  desvelando secretos celosamente escondidos en la opulenta  mansión de   Rebbeca  Vicckers.