Takatāpui, diversidad sexual en Aotearoa Nueva Zelanda

El termino māori takatāpui definía en el pasado a aquellas personas que compartían el amor y el sexo con su mismo género, fue recuperado en la década de los ochenta para definir a una persona māori no heterosexual. Takatāpui es una palabra definida en el  Diccionario de la Lengua  Māori compilado por el misionero William Williams (1844) como “un compañero íntimo del mismo sexo“. Actualmente identifica a la comunidad LGTB māori y posee variaciones distintas como takatāpui kaharua o bisexual, takatāpui wahine o lesbiana, takatāpui wahine ki tāne y takatāpui tāne ki wahine para los transexuales masculino y femenino respectivamente. La herencia puritana impuesta por las reglas y códigos religiosos de los colonizadores occidentales borro deliberadamente todo rastro de los takatāpui, la iglesia institucional se encargo de predicar a sus fieles la creencia de la inexistencia de la homosexualidad en  aquellas  sociedad polinesia y la práctica de esta como grave ofensa a su Dios. Hoy día algunas comunidades e iglesias conservadoras nativas que reducen la sexualidad humana a la reproducción dentro del matrimonio patriarcal, no aceptan la existencia de la homosexualidad en la tradición māori,  particularmente entre sus miembros masculinos a los que se les ha dotado desde siempre un carácter guerrero. A diferencia de los fa’afafine samoanos, por citar un ejemplo en Polinesia, los takatāpui  no ocupan una posición social definida dentro de la familia, comunidad y sociedad, sin embargo para comprender el significado real de lo que es ser fa’afafine o takatāpui hay que situarse en el plano cultural mucho más que en el sexual, sino todo esfuerzo es en vano.

La historia de Hinemoa y Tutanekai ,  es  una historia de amor glorificado por los colonos victorianos con todos los ingredientes de un  romance. Según la tradición māori  Hinemoa  nadó hasta Mokoia, en en lago Rotorua,  para estar con su verdadero amor. Antes de que se casarse Tutanekai tenía un compañero, Tiki. En un manuscrito del siglo XIX , del erudito Te Rangikāheke, Tutanekai dice a su padre:

Ka mate ahau i te aroha ki toku hoa, ki a Tiki.

Tūtānekai  amó a  Tiki,  y dijo a  Whakaue:

Estoy enfermo de amor por mi amigo, por Tiki.

Más tarde Tutanekai  se refiere a Tiki como `taku hoa takatāpui´ ‘.

Fotografía de  Knowing – New Zealand ( 1994)  realizada por  Albert Sword: La imagen muestra a dos jóvenes māori  mostrándose orgullosos de estar juntos. La kakahu o capa de plumas que envuelve sus cuerpos como si fueran una sola persona, simboliza al mismo tiempo su afinidad tribal y sugiere un futuro prometedor. Este cartel  fue diseñado para transmitir un mensaje educativo a  la población māori y homosexual de Aotearoa Nueva Zelanda.

El futuro de Tokelau

The Future of Tokelau: Decolonising Agendas: 1975 – 2006 (Judith Hubtsman & Kelihiano Kalolo ( Auckland University Press, 2007) es un libro imprescindible para todo historiador y amante de las Islas del Pacífico. Un fondo documental extraordinario y continuación de Tokelau: A Historical Ethnography publicado en 1997 por la Australian University Press) que recoge la historia de este diminuto y remoto territorio del Pacífico Sur desde la década de los setenta hasta el referendun que tuvo lugar en el 2006 y que concedió el deseo de sus habitantes de permanecer como dependencia de Nueva Zelanda.Sin lugar a dudas su lectura es fascinante, permitiendo analizar la vida social y política insular en el mundo contemporáneo y las diferentes visiones que tienen entre sí los ancianos de Tokelau, políticos y oficiales, un choque cultural que conduce a situaciones unas veces cómicas y otras extremadamente complicadas. Es también una crítica brillante a las Naciones Unidas y la manera en que toma sus decisiones.

Demanda millonaria en compensación por las pruebas nucleares que Francia llevó a cabo en el archipiélago de las Tuamotu

Moruroa

Según información emitida por  Radio New Zealand International, la Asamblea de Polinesia Francesa, con sede en Pape’ete (Tahiti), ha preparado una demanda de $ 930 millones  en compensación por las 193 pruebas nucleares realizadas por Francia en  Moruroa y Fangataufa, atones de coral enclavados en el archipiélago de las   Tuamotu, entre 1966 y 1996.  El partido Tahoeraa Huiraatira, que se opone a la independencia de Francia,  exigiendo a un mismo tiempo  una demanda adicional de $ 132 millones por la ocupación continuada de dos atolones utilizados para realizar ensayos nucleares, y que aún no han sido devueltos a esta Colectividad de Ultramar Francesa enclavada en el Pacífico Sur. + Info:  BBC News. 

Elecciones generales en las Islas Salomón, se inicia el recuento de votos

154814_463817271675_1024015_n

Las autoridades electorales de las Islas Salomón comenzaron hoy a contar los votos tras las elecciones generales realizadas la víspera y que fueron las primeras celebradas tras la retirada del contingente de Fuerzas de Paz liderado por Australia en 2013. El jefe de la Oficina Electoral de las Salomón, Polycarp Haununu, informó este jueves que sus funcionarios han retirado todas las urnas electorales de los 867 colegios electorales distribuidos en todo el territorio de este país insular del Pacífico Sur. Haununu agregó que los comicios se celebraron `con normalidad en todo el  archipiélago  y sin mayores incidentes que reportar´, según  Solomon Times.

El proceso para contar los votos demorará tres días tras estos comicios pacíficos, felicitados por Estados Unidos y Australia.Unos 447 candidatos, independientes y miembros de los 12 partidos políticos registrados, aspiran a los 50 asientos del Parlamento en liza.Según las últimas encuestas, se prevé que el actual primer ministro, Gordon Darcy Lilo, permanezca en el poder. Entre 1998 y 2003, más de 200 personas murieron y miles más fueron desplazadas a causa de las disputas étnicas entre grupos armados rivales que aterrorizaron a la población  de esta nación melanesia, la tercera  más poblada del Pacífico Sur después de Papúa Nueva Guinea y  Fiji →Un informe revela las verdaderas causas del cruento conflicto civil que tuvo lugar hace una década en el archipiélago de las Salomón.

Australia lideró la Misión de Asistencia Regional para las Islas Salomón (RAMSI), iniciada en 2003, para pacificar a esta nación mediante un operativo militar que duró diez años y que fue el de mayor duración realizado en el Pacífico Sur tras la Segunda Guerra Mundial.Las Islas Salomón, país oceánico  conformado unas  1.000 islas, cuenta con una población cercana a los 600.000 habitantes, la mayor parte de origen melanesio, aunque también hay poblaciones de origen  polinesio, micronesio y chino. La economía, sustentada en el sector minero y la explotación maderera, tiene una previsión de crecimiento de -1,5 por ciento para este año, debido al impacto de las recientes inundaciones, según indicó  el Banco de Desarrollo Asiático. → Honiara, capital de las Islas Salomón, devastada por graves inundaciones. 

Arte y Cultura de Melanesia, objetos de una colección, por Juan Carlos Rey

`Arte y Cultura de Melanesia, objetos de una colección´, acaba de ser publicado por  Doce Calles , editorial especializada en obras de arte. Su autor es Juan Carlos Rey,  quién fuera embajador de la Unión Europea en Papúa Nueva Guinea y las Islas Salomón. El libro, en una edición trilingüe (español, francés e inglés),  y presenta una muestra de 87 fotografías inéditas con la descripción y la catalogación de otros tantos objetos pertenecientes a la colección del autor y procedentes de Vanuatu, Papúa Nueva Guinea y las Islas Salomón.

Juan Carlos Rey  residió  en  Melanesia por más de cuatro años, hecho que le permitió  viajar extensamente por las Islas del Pacífico,  allí no  no pudo  escapar a la atracción provocada por la rica expresión artística y la diversidad cultural de esta vasta región oceánica  , donde visitó enclaves  remotos en los que pudo consolidar su colección de objetos de distinta naturaleza, concediéndole de esta manera un carácter inédito a esta cuidada publicación, con   espléndidas fotografías,  que introduce al lector en diferentes aspectos de las desconocidas y  fascinantes culturas desarrolladas en aquellos archipiélagos  del Pacífico Sur. Con la finalidad de ofrecer una más amplia documentación de carácter etnológico y comparativo el libro  incluye  al  mismo tiempo,   fotografías de época  tomadas en Melanesia a finales del siglo XIX y principios del XX, por las que se ponen de manifiesto que ciertos objetos ya empleados entonces siguen siendo de actualidad.

Por último el  diplomático español, en la introducción de la obra , deja patente que las primeras descripciones sobre costumbres y artefactos del Pacifico, más tarde conocido como arte oceánico, fueron hechas por navegantes españoles que durante los siglos XVI y XVII surcaron la casi totalidad del Océano Pacifico, es decir unos doscientos años antes de la llegada de las grandes expediciones de la época de la Ilustración, de las que, entre las más conocidas, se citan los viajes de los franceses Bouganville, La Pérouse, el británico Cook o el español  Alejandro Malaspina.

Portada de `Arte y Cultura de Melanesia´. Máscara de Iniciación procedente del río Sepik bajo (Papúa Nueva Guinea) elaborada  en madera, con conchas marinas, madreperla, pigmentos y fibras vegetales, datada finales del siglo XX.

`Arte y Cultura de Melanesia, objetos de una colección´. Throught the presentation and description, in three languages (Spanish,French and English), of 87 tribal art objects originating from Papua New Guinea, the Solomon Islands and Vanuatu, this catalog offers abroad overview of the rich artistic expression and cultural diversity of Melanesia, one of the least know regions of the South Pacific. The photographs and unpublished references will introduce the reader to the various aspects of the Melanesian culture, a fascinating yet unknow culture. Juan Carlos Rey holds a master degree in Marine Biology. He worked as oceanographer then as  European Union Ambassador to Papua New Guinea and the Solomon Islands . He combined his professional activities with his passion for the arts and culture of the South Pacific. His expereince and the four years he spent living in Melanesia offered him a unique opportunity to study the primitive cultures and tribal arts of this remote region. Author of travel literature, he is also of the Spanish Association for Pacific Studies and the Pacific Arts Association. + Info: docecalles@docecalles.com

`Arte y Cultura de Melanesia, objetos de una colección´. Par le biais de la présentation et la description, en trois langues (espagnol, franÇais et anglais), de 87 objets des arts tribaux provenat de la Papouasie-Nouvelle-Guinée,des îles Salomon et du Vanuatu, ce catalogue offre un large énchantillon de la richesse et dela diversité artistique et culturelle de la Mélanésie, l’une des régions les  mois connues du Pacifique Sud. Les photographies et les références inédites vont introduire le lecteur aux différents aspects de la culture mélanésienne, si fascinante que méconnue.  Juan Carlos Rey diplômé en biologie marine, a travaillé comme océanographe et puis comme Embassedeur de la Délégation de l’Union européenne en  Papouasie-Nouvelle-Guinée, et aux  Îles Salomon.  Il a combiné ses activités  professionnelles avec sa pasion pour les arts et la culture du Pacifique Sud. Son expérience et les quatre annnées passées en Mélanésie lui ont offert une opportunité unique pour se familiariser avec les cultures primitives et les arts tribaux de cette région lointaine. Auteur des récits de voyage, il est aussi membre de l’ Association Espagnole de Etudes du Pacifique et de l’Association des arts du Pacifique. + Info: docecalles@docecalles.com

Atolón de Swains, una de las últimas joyas del Pacífico

El documental `Swains Island: One of the Last Jewels of the Planet´ dirigido y narrado por Jean Michel Costeau muestra la belleza y los aspectos ecológicos y culturales únicos que representa el atolón de Swains u Olosega   y que forma parte del  National Marine Sanctuary of American Samoa, en el corazón de la Polinesia más remota. El documental ha sido producido y filmado por el submarinista y cámara Jim Knowlton durante el año pasado.

La isla de Olosenga  se encuentra enclavada  a 350 kilómetros al nornoroeste de Tutuila  en  Amerika Samoa. Actualmente esta isla polinesia  es de propiedad privada. Olohega como la llaman los  habitantes  de Tokelau,  legítimos propietarios  de esta tierra perdida en el océano, pertenece a los  Jennings y su acceso está gestionado a través del permiso concedido por  esta familia  americana  y la Marine & Wildlife Resourcers Officer con oficinas en  Fagatogo (Pago Pago). Olosenga es  en realidad un atolón de coral de 2 kilómetros de largo y 1,7 de ancho donde el punto más elevado alcanza seis metros sobre el nivel del mar. Las aguas de su laguna son salobres y no existe ningún acceso natural ni artificial a su interior.

Isla de Quirós  fue también llamada durante cierto tiempo,  ante la creencia de que había sido descubierta para  los europeos por el portugués Pedro Fernández de Quirós, al servicio de la Corona Española  el 2 de marzo de 1606. Quirós podría haberle dado  el nombre de Isla de la Gente Hermosa. El  capitán norteamericano  L. Hudson de la Exploring Expedition y al mando del  USS Peacock  navegó hasta  la isla y tras comprobar que la posición dada por Fernandez de Quirós no era la correcta,  bautizo al anillo coralino como   Swains  en honor y acreditando al americano  W.C. Swains,  del ballenero George Champlan,  como su descubridor en 1840.

Aprovechando sus buenas relaciones con los  americanos  en 1856  Eli Hutchinson Jennings,  casado con la samoana  Malia,  adquirió la isla   haciéndose cargo de las plantaciones de cocoteros y de aquellos que las trabajaban , polinesios originarios de Tokelau reunidos en una comunidad auto suficiente  dedicada a la pesca y la agricultura de subsistencia. Debido a sus afinidades culturales y su cercanía con  el archipiélago de  Tokelau, a una distancia aproximada de 175 kilómetros, fue incluida en el grupo insular de la Unión. En 1925  Olohega  sería  anexionada por los EE.UU. y pasaría    a estar bajo la administración de la Samoa Americana, sin que por aquel  motivo  la familia Jennings perdiese sus derechos de propiedad sobre el atolón.

En la década de los  años cincuenta  los  dueños  tradicionales de la tierra serían expulsados dejando tan solo a unas cuantas personas; Taulaga reúne una cuarentena de aldeanos  mientras que  el pueblo de Etena , donde los Jennings construyeron su residencia en 1800, permanece abandonado. La   expulsión de la comunidad polinesia causó gran conmoción, tristeza y enorme vergüenza-  dicen los exiliados –  ahora ya ancianos y residentes en una lejana aunque unida comunidad enclavada en ‘Oahu, en el archipiélago de Hawai’i.  Hoy , desde la añoranza, siguen reclamando su tierra bella y fértil  manteniendo la esperanza en el regreso