Leyendas de Isla de Pascua por el Padre Sebastián Englert

Leyendas de Isla de Pascua. La más completa recopilación de leyendas sobre Isla de Pascua realizada por el Padre Sebastián Englert, un capuchino que se adentró en la cultura rapanui viviendo en la isla por más de 30 años hasta su muerte, ejerciendo tanto una labor eclesiástica como académica. Aprendió el idioma rapanui, lo cual le abrió las puertas a la tradición oral que atesoraban las distintas familias. En su larga estadía conoció a importantes informantes que aún conservaban valiosos conocimientos sobre leyendas y costumbres. Según sus propias palabras “se distinguen dos por su especial aptitud: Juan Tepano, descendiente de la tribu Tupahotu, hombre entrado en los setenta años, es uno de aquellos nativos que guardan los más detallados recuerdos de antiguas usanzas; pues, su madre tenía alrededor de cien años… era testigo ocular de antiguas, hoy en día fenecidas costumbres. De esta fuente ha sacado Juan Tepano sus recuerdos y nos ha podido suministrar valiosos detalles. Guardaremos para siempre sentimientos de afecto y gratitud para él y los demás nativos. Cada uno de los 9 capítulos en los cuales se halla dividida la obra están ilustrados por el artista rapanui Te Pou Huke quien nos entrega una visión más íntima de su  propia cultura.

L

La editorial Rapanui Press fue creada en Isla de Pascua en 1999, apoyada por el museo de la isla, MAPSE (Museo Antropológico Padre Sebastián Englert). Se define como una editorial patrimonial especializada en libros sobre Rapa Nui, principalmente en las áreas de arqueología, antropología, historia y leyendas, desarrollando tanto proyectos propios como de terceros. Es reconocida por la comunidad isleña y nacional como un aporte a la difusión de la cultura rapanui. La mayoría de  sus libros están editados en tres idiomas: español, inglés y francés. Su misión es el rescate de la cultura rapanui y su difusión hacia el público en general, por medio de libros con una alta calidad de contenidos y atractivo visual. Por ello pone especial énfasis, además de la calidad de los textos, en el diseño gráfico de cada edición con el fin de convertirla en una obra atractiva de leer y ver.

Legends of the Easter Island is a a full compilation of legends of Easter Island by the Capuchin friar Sebastian Englert, a researcher who had valuable informants. Illustrated by Te Pou Huke, Rapa Nui artist. ‘

`By continuously searching over the course of several months, we obtained descriptions of both present-day and especially ancient customs just as they continue to live in the memory of some natives, …two distinguished themselves through their special aptitude: Juan Rano Veriamo, known as Juan Tepano, and Mateo Veriveri. Juan Tepano, a man of around seventy years of age and a descendant of the Tupahotu tribe, is one of those natives who hold the most detailed memories of ancient customs. His mother, whopassed away in January of this year, was around one hundred years old… she was an eyewitness to ancient and today, extinct customs. We will always hold feelings of affection and gratitude for him and the other natives who, with kindness and true interest, have helped us in our study of the language and the collection of these texts.´Hangaroa, Easter Island, April 6th, 1936’ + Info  Rapanui Press

The Haumāna, rescatando los valores del antiguo Hawai’i

Jonny Kealoha, intrepretado por Tui Asau de origen polinesio y que pasó su infancia en lugares como Fiji, Samoa, Islas Cook y Hawaii),   es el protagonista de  esta película  que nos descubre la vida de un joven hawaiiano que  en Waikiki (Honolulu, Hawai’i),  canta en  un  lū`au  o ` espectáculo polinesio´ destinado  a los miles de   visitantes extranjeros  que cada año visitan el archipiélago  de las Hawai’i.  En un ambiente kistch aislado  de la verdadera esencia de  la cultura kānaka maoli, caricaturizada aquí  por la industria turística,  Kealoha  mujeriego y con problemas con el alcohol  es llamado por Aunty Margaret a su lecho de muerte. La que una vez fue su  Kumu Hula , amada y respetada maestra de hula,  cambiará su vida en el momento en que le pida que se haga cargo de sus  o haumāna o estudiantes en una escuela secundaria   con la intención de prepararlos para participar en un festival de danzas tradicionales.

`… Cuando bailamos hula, rendimos honor al  Dios que está  en cada uno de nosotros y en todas las cosas … ´

Jonny Kealoha

Intentando superar sus problemas con la bebida y enfrentarse a sus aptitudes para impartir clases  y  exigir la  disciplina necesaria para formar a los alumnos , se convertirá al  mismo tiempo en estudiante y profesor; descubriendo el carácter sagrado de la Hula Kahiko y la cultura polinesia de Hawai’i que había abandonado años atrás.  Las cosas no serán fáciles, los haumāna pondrán en duda sus conocimientos, creyendole tan  solo capaz de enseñar   su repertorio de danzas  pseudo hawaiianas de  Waikiki ; deberá enfrentarse  también con la oposición de Napua,  papel interpretado por la actriz Mary Pa’alani , quien  instruye  a las chicas y que durante años con esfuerzo y sacrificio  se ha formado como Kumu Hula.

A  largo del largometraje, dirigido  en 2014 por el hawaiiano Keo Woolford,   se descubren las vidas y personalidades de los  jóvenes bailarines entre los cuales  se incluye la de  uno que se muestra reticente a decirle a sus padres que  se dedica a la práctica de la  Hula Kahiko. Cuando finalmente les comunica su pasión  la reacción de la madre , de fuertes convicciones cristianas, es preguntarle   si es gay;  demostrando   el esfuerzo de los polinesios  contemporáneos  en procurar la reconciliación de los valores tradicionales del antiguo Hawai’ i con  las creencias cristinas y los valores  impuestos  por las influencias extranjeras.

The Haumāna  cuenta con una  excelente banda sonora   con  partitura compuesta por   George `Geebz´ Del Barrio y canciones del popular  Robert Cazimero,  de Lehua Kalima y el guitarrista Shawn Pimental.   En 2014  fue galardonada con  el  Best Compilation Album  en los prestigiosos  premios Nā Hōkū Hanohano . Con  coreografía y asesoramiento cultural de  Robert Cazimero, Lanakila Casupang, Maeli Loebenstein-Carter y  Kaipo Hale. Marlene Sai que interpreta  a Aunty Margaret es una de las cantantes más populares de las islas. Para visionar el tráiler de la película: The Haumāna

Belleza y colorído en el arte del croché de Tuvalu

10329255_795384820471828_8466238661863722019_n

El kolose, tejido en ganchillo o croché,  es una de las formas artísticas practicadas por las mujeres de Tuvalu  y aquellas originarias  del mismo archipiélago polinesio y residentes en  Aotearoa Nueva Zelanda .La exhibición Kolose: The art of Tuvalu crochet da a conocer   esta práctica artesanal que forma una parte importante dentro de la esfera  cultural  de estos  remotos atolones del Pacífico Sur. El kolose es utilizado  generalmente cuando las mujeres acuden a la iglesia o bailan; siendo ofrecidos en numerosas ocasiones como presente en ceremonias y ocasiones especiales. La muestra , comisariada por  Kolokesa U Māhina-Tuai &  Marama Papau se centra en una selección de estas hermosas y elaboradas prendas que  confeccionan el colectivo de mujeres  ‘Fafine Niutao i Aotearoa’ con base en Ranui y  cuyas componentes  son  mujeres de entre 16 y 72 años, originarias  de la isla de Niutao, en Tuvalu. + Info en Pimpi Knows Desde el domingo 18 de mayo al jueves 20 de junio de 2014  en el  Mangere Arts Centre – Ngā Tohu o Uenuku / Corner Orly Ave and Bader Drive, Mangere Town Centre (Auckland, Aotearoa Nueva Zelanda).  Entrada libre.

Islas Salomón, revitalizando la construcción de canoas de guerra tardicionales

Los próximos días 26 y 27 de Julio de 2014 tendrá lugar en Gizo, en las islas Salomón, el Aquilla Talasasa Cultural Festival, donde se podrán admirar las llamadas tomoko o canoas de guerra que las gentes de la provincia occidental de este país melanesio,  hacían navegar a fuerza de remo para desplazarse entre una isla a otra para llevar a cabo sus incursiones de conquista  antes de la llegada de los misioneros occidentales. A día de hoy,   estas embarcaciones tradicionales están  amenazadas de desaparición y el festival pretende revitalizar y mantener su construcción. Las celebraciones incluirá  a un mismo mismo tiempo, exhibiciones de tallaje tradicional en madera y piedra, tejido en fibras naturales y pintura;  además de danzas acompañadas por flautas de bambú.

La inquietud de un joven aborígen australiano por revivir la lengua de sus antepasados

Jack Buckskin  es un joven  australiano cuya misión es revivir su  lengua aborigen, la lengua kaurna originaria de las llanuras de Adelaida al sur de Australia  y enseñarsela durante su vida, a cuanta más gentes le sea posible. A través de su labor y la danza tradicional, anima a la gente que se encuentra a su alrededor, para que devuelva su mirada y reconecte su relación con la tierra y la cultura de sus antepasados.

Buckskin (Australia, 2013) documental producido por Chili films y dirigido por Dylan McDonal nos acerca a la figura de  Jack Buckskin, que como muchos otros jóvenes aborígenes australianos,  creció sin conocer su lengua y su cultura kauna y narrunga cuya última persona que la hablaba con fluidez  murió en la década de los años veinte.  Buckskin, es el director de un grupo de danza tradicional familiar, Kuma Karro ( Una Sangre) y profesor de danza en la escuela de Kaurna Plains;  la única persona de su edad  en dominar  el kaurna, en peligro de desaparición, y enseñárselo a su pueblo; actualmente lo hace  a los niños y directores de la  escuela y tiene la esperanza de que su hija Mahleaha sea la primera en décadas,  en hablar sin problemas la lengua de sus antepasados.  Jack fue nombrado en 2010 como el   Young South Australian of the Year,   y fue el finalista, reconociendo nuevamente  su labor,  para  el  Young Australian of the Year 2011.  El documental ha sido galardonado  en el Sydney Film Festival 2013,  una  historia sencilla, bella y apasionada;  de impresionante imaginería,  paisajes  sonoros  urbanos  y su interacción con el mundo natural.

La sociedad de los Arioi

Los arioi fueron  los mediadores entre los dioses y los hombres.  Eran artistas nómadas, guerreros que en tiempos de paz se abandonaban a la diversión y al disfrute compartido de la vida. Su presencia era requerida por todos y  especialmente por lo ari’i o jefes del más alto rango. Una vez en destino, venerados por las poblaciones enteras. Se desplazaban de un lugar al otro a bordo de canoas de doble casco cuidadosamente engalanadas y en muchas ocasiones, formando flotillas que podían superar fácilmente un número de ciento cincuenta. El llamado ari’i maro’ura dirigía las expediciones embarcado en una gran piragua de balancín adornada con la imagen de ‘Oro. Allí donde apareciesen, eran recibidos en olor  de multitudes;  colmados de presente,  favores y alojándose en las mejores estancias.

Los arioi ofrecían representaciones de escenas históricas y mitológicas como la creación del universo, expediciones marítimas e intrépidos navegantes, combates y victorias de jefes y guerreros, leyendas de héroes y dioses; también, luchas, cantos, danzas y fiestas en donde la ceremonia e indumentaria destacaba por su grandiosidad. La sociedad  estaba dividida en clases diferenciadas entre sí por sus vestimentas y más concretamente por sus perfectos, complejos y bellos tatuajes o tatau;   complementados por la explosión de color y sensualidad de las plumas, flores y plantas.

 

El  audiovisual E Arioi Vahine  escrito y dirigido por Virginie Tetoofa (Australia, 2008) consituye el sexto cortometraje de la joven cineasta tahitiana. En él se recoge la historia de Poeiti que a los diecisiete años de edad pasa a formar parte de la sociedad de los areoi. Estamos en Tahiti en el año 1668 y la muchacha de diecisiete años de edad,  quedándose embarazada por vez primera se enfrentará  a la dura decisión de elegir entre permanecer junto a los arioi o  dar luz a su hijo.

Existía una orden para hombres y una orden para mujeres a las cuales tenían acceso todas las personas; sin embargo, pertenecer a un rango superior y tener el favor directo de los dioses otorgaba privilegios muy especiales:  Los arioi fao nanoa tenían como única obligación bañarse en el río antes de la puesta de sol, adornarse con las perfumadas flores cortadas por sus sirvientes y abrir la boca para que estos mismos les diesen de comer. Los areoi no podían acceder al matrimonio y tener descendencia, al mismo tiempo, se sometían a una especie de noviciado que exigía una demostración de fidelidad total a las leyes establecida

Si alguno de sus miembros tenía un hijo lo mataban así como venía al mundo, pues de lo contrario eran expulsados o asesinados. Tan sólo le dejaban vivir una hora. Se cree que la causa principal de su rechazo a tener criaturas obedecía al ideal de disfrutar de absoluta libertad  y una vida desprovista de preocupaciones. Tras la muerte, les esperaba un lugar especial para ellos en el cielo, donde sus privilegios terrenales se multiplicaban y aumentaban en número.  Los areoi no estaban sujetos a relaciones sexuales reproductoras, sin embargo no por esta razón eran  estigmatizados, tampoco  la sexualidad era contemplada desde un plano reproductivo u  observado como una bendición a los hombres & mujeres.

Fue ‘Oro quién fundó esta privilegiada y respetada sociedad donde hombres y mujeres dedicaban su existencia a las fiestas y los placeres de la vida. El dios,  después de abandonar a su esposa por causa de su  mal genio, había visitado la tierra para hacer el amor con la bellísima Vairaumati, con la que tuvo un hijo. Sintiéndose ultrajados por esta conducta tan impía, los hermanos de ‘Oro descendieron por el arco iris para espiarles  pero, impresionados por la belleza de Vairaumati, decidieron presentarse ante la pareja con el regalo de un cerdo y un haz de plumas rojas. ‘Oro declaró entonces que aquéllos serían los símbolos de una nueva sociedad, que llevaría el nombre de areoi y cuyos miembros no tendrían descendencia y pasarían los días bailando, cantando y adorándole, su  primer líder sería el jefe Tomata de la isla sagrada de Ra’iatea. Fue desde  aquí donde partieron muchas de las expediciones marítimas a lo largo y ancho de Polinesia, estableciéndose relaciones económicas, sociales y culturales, especialmente a través de alianzas religiosas en donde los areoi constituyeron un factor de paz muy importante a la hora de establecer vínculos con otros distritos, islas e arhipiélagos. La relación entre Ra’iatea (Tahiti & sus Islas), isla desde las que partieron muchas expediciones marítimas, y los restantes archipiélagos de Polinesia, se mantuvo a través de  peregrinaciones religiosas; sin embargo los areoi constituyeron un factor de paz muy importante al establecer vínculos con diferentes distritos e islas

Very Wetr! fusionando la tradición melanesia con la danza contemporánea

Very Wetr! Se presentó en el  Festival d’Avignon, Cloître des Célestins, el pasado mes de julio de 2012, espectáculo de danza contemporánea y tradicional kanaka coreografiado por Régine Chopinot, quién fue directora del centro coreográfico nacional de la La Rochelle y  Umuissi Hnamano, coreógrafo melanesio de Wert, en la isla de Lifou en el archipiélago de las Lealtad. El documental  de 52 minutos presenta las diferentes etapas del proceso creativo en Kanaky Nueva Caledonia, en Paris con Jean-Paul Gaultier,  durante los ensayos de vestuario,  y en la inauguración en el Festival d’Avignon  2012.

Doce en escena, once artistas de Le Wert  originarios de la isla de Lifou y Régine Chopinot. Desde la infancia, cada componente de Le Wert aprende a bailar, cantar  y  acompañar sus danzas y cantos con instrumentos de percusión elaborados con vegetales y bambú que producen  profundas  y contenidas sonoridades.De acuerdo con la tradición melanesia es el de edad más avanzada el que canta, disponiéndose los más jóvenes al baile. Para la creación de  Very Wetr!, Régine Chopinot sugirió que el concepto tradicional  fuese modificado. Las danzas son siempre acompañadas por el golpear de los pies en el suelo que  acentúa el sentido de la fuerza y la precisión. El  movimiento físico es a la vez inteligente  y generoso,  potenciando libre y dinámicamente los campos de movimiento abiertos al cuerpo. Sus ojos se enfocan en orientaciones que se muestran complejas y complementarias a los movimientos de los bailarines. Las canciones interpretadas son polifónicas  y alegres;  las  voces entrelazadas alternando entre los modos mayor y menor;  utilizando la asonancia y la voz principal repitiendo al unísono una melodía simple en el que todas las voces armonizan. Las letras  se entremezclan entre el drehu y francés  Régine Chopinot  pidió a  Walles Kotra,  amigo durante mucho tiempo de Le Wetr y director, autor y periodista professional, que le ayudase a escribir un texto que ella misma recitaría durante la representación de Very Wetr! Jean –Paul Gaultier diseño  el vestuario, intentando encontrar  el equilibrio entre  los tutus de palma de cocotero  y  la ropa de ciudad;  trabajando al mismo tiempo con las pinturas corporales y subrayando  la arquitectura de los huesos y músculos de los cuerpos de los bailarines, como una suerte de paisajismo gráfico.